,

Malla vaginal y el riesgo de padecer fibromialgia

Malla vaginal y el riesgo de padecer fibromialgia una cifra que va en aumento.

El prolapso genital y la incontinencia urinaria

El prolapso genital ocurre cuando descienden las paredes vaginales y con ello las vísceras que están en la zona pélvica:el útero, la vejiga o el recto, según la zona de la pared vaginal afectada.
Los principales factores de riesgo son el embarazo y el parto –tanto el normal como la cesárea- estos ejercen presión sobre todos los elementos de sostén de la pelvis y sus órganos.

Otro factor de riesgo para desarrollar prolapso genital es la edad, pues con la menopausia disminuye el estrógeno, hormona que fortalece los tejidos.

Levantar objetos pesados, la obesidad, la tos y constipación crónica, que aumentan la presión intra abdominal, favorece esta problemática.

Enfermedades, como el lupus, esclerosis múltiple, alteran la producción de colágeno o generan alteraciones neurológicas y afectan el funcionamiento de los músculos y los elementos de sostén.
Los síntomas más incapacitantes del prolapso genital implican incontinencia urinaria o anal. Por lo que puede derivar en cirugía para frenar y hacer desaparecer estos síntomas. La cirugía se realiza insertando una malla según la zona afectada.

Malla vaginal y el riesgo de padecer Fibromialgia en cifras

En el reino Unido se creó en 2015 el grupo Sling The Mesh para apoyar a los pacientes dañados por implantes de malla. En 2017 tiene casi 3.000 miembros.
Este grupo realizó una encuesta que reveló que 54 de cada 187 personas desarrollaron fibromialgia diagnosticada después de un implante de plástico de polipropileno el 29 por ciento, mientras que las cifras oficiales de incidencia de fibromialgia en el reino unido es del 4,7 por ciento y un estudio en el BMJ marca cifras del 5,4 por ciento.

Por lo que la incidencia de la fibromialgia en pacientes con malla es seis veces mayor de lo que cabría esperar en la población en general.

Además frente a esta cifra del 29 por ciento otros 51 dijeron que tenían muchos de los síntomas y aún no habían recibido un diagnóstico, esto representa el 27,2 por ciento. Y además, 40 personas han desarrollado artritis inflamatoria, una de cada cinco personas.
Esta realidad se enfrenta a un informe publicado por un cirujano estadounidense que negó que los implantes de plástico pueden desencadenar enfermedades autoinmunes.

Bilal Chughtai, autor principal del estudio de mayo de 2017, dijo: “No encontramos relación entre las exposiciones a la malla vaginal y el posterior desarrollo de Enfermedades Sistémicas Inflamatorias y Autoinmunes (SAID)

Malla vaginal y el riesgo de padecer fibromialgia

Estudios contradictorios

Mientras estudios en animales han demostrado que la malla causa inflamación, reacciona a cuerpos extraños y fibrosis y los grupos de apoyo al paciente están reportando trastornos autoinmunes como lupus, fibromialgia y artritis reumatoide.

Sin embargo, negó una teoría de que la respuesta crónica de cuerpos extraños conduce a la oxidación que causa la degradación del polipropileno como se escribe en un estudio de malla explantada dirigida por el profesor Iakovlev.

Una gran problemática

La evidencia de la experiencia de los grupos de apoyo muestra como la fibromialgia empieza a ser una enfermedad prevalente, con muy altas tasas de incidencia, superiores a la población normal, entre quienes se ven obligados a ser sometidos a cirugías de mallas de polipropileno por sufrir enfermedades que las necesitan.

EEUU prohíbe el uso de la malla vaginal para corregir el prolapso pélvico (Actualidad a 2019)

La Agencia Estadounidense del Medicamento (FDA, por sus siglas en inglés) ha ordenado este martes a los fabricantes de todos los productos de malla quirúrgica que dejen de vender y distribuir de manera “inmediata” sus productos en los EEUU.

Una de cada tres pacientes sometidos cirugía desarrollan fibromialgia
Print Friendly, PDF & Email
4.75/5 (4)

Valora esta información

Comparte
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.