medicamentos que pueden causar dolor

Imagine vivir con dolor durante años y descubrir que uno de sus medicamentos es la razón por la que siente dolor. Se supone que los medicamentos ayudan a aliviar el dolor, ¿verdad?

Desafortunadamente, algunos medicamentos que pueden causar dolor son de uso común, incluso los que no necesitan receta. Unos puede ser la causa del dolor de cabeza, otros pueden causar dolor de pies. Detrás del dolor, la causa podría ser un medicamento.

Dos de los cinco principales medicamentos que pueden causan dolor están disponibles sin receta médica, y por tanto sin orientación por parte de médicos. Es posible que no sepa que el dolor podría estar relacionado con estos medicamentos.

Medicamentos que contienen cafeína

Si tiene dolor de cabeza y está usando un medicamento que contiene cafeína más de dos o tres veces por semana, el dolor de cabeza podría ser causado ​​por el uso de estos de medicamentos de venta libre. Pueden causar «dolores de cabeza de rebote» porque el cerebro pide más a gritos cuando los efectos del medicamento desaparecen.

Entonces, lo que alguna vez cuando era joven fue un episodio de dolor de cabeza, podría acabar en dolor crónico de cabeza causado por el uso rutinario. Limite su uso y hable con su médico si tiene dolor de cabeza y usa con regularidad este tipo de fármacos.

Medicamentos antiinflamatorios no esteroideos

Estos medicamentos antiinflamatorios de venta libre también son medicamentos que pueden causar dolor (entre ellos ibuprofeno). Si usa estas medicaciones de manera rutinaria y/o en dosis altas, podría correr el riesgo no solo de dolor de estómago, sino también de una hemorragia de estómago. Hable con su médico si está usando AINE y también sufre molestias o dolor de estómago.

Estos tres medicamentos que pueden causar dolor solo están disponibles bajo receta médica, pero esto no significa necesariamente que su médico se dé cuenta de que su dolor podría estar relacionado con uno de estos fármacos.

Quimioterapia

Los médicos que prescriben quimioterapia saben que son medicamentos que pueden causar dolor. Pueden causar daño a los nervios en forma de neuropatía periférica. De hecho, la aparición de la neuropatía periférica puede ser el principal factor que limite la cantidad y duración de la quimioterapia.

La quimioterapia puede salvar la vida, pero no es fácil vivir con una neuropatía dolorosa. Lo mejor que puede hacer es para prevenir la neuropatía: tomar Acetil-L-Carnitina (1000 mg tres veces al día) que puede proteger sus nervios mientras usa estos medicamentos (siempre consultando con el médico). Si desarrolla neuropatía dolorosa se trata con una variedad de medicamentos que pueden tener un conjunto de efectos secundarios no deseados.

Medicamentos para el colesterol

Miles de personas toman medicamentos para reducir los niveles de colesterol. Una parte de estas personas también vivirá una vida con dolor crónico como resultado de estos medicamentos. Es bien sabido que el dolor y la debilidad muscular son un efecto secundario resultante de los medicamentos para reducir el colesterol, pero se pueden confundir fácilmente con otras causas como la fibromialgia sin que nadie se dé cuenta de que es el fármaco la causa del dolor.

Si recientemente comenzó a usar uno de estos medicamentos y en el último año o dos, de repente comienza a sentir dolor, hable con su médico sobre la posibilidad de que estos fármacos sean la causa de su dolor.

Opioides

Sí, los medicamentos que se usan en el tratamiento del dolor también pueden causar dolor. Si está usando medicamentos opioides durante años y el dolor sigue empeorando, el círculo vicioso de dolor podría ser el resultado de una hiperalgesia inducida por opioides. Debido a que los opioides desactivan su sistema natural del alivio del dolor, el cuerpo se queda sin suficientes químicos en el sistema, ya que el efecto del fármaco desaparece cada cuatro a seis horas.

Este ciclo provoca una montaña rusa frecuente de altibajos que sensibiliza el sistema nervioso hasta el punto de sentir más dolor. No solo se siente más dolor, aparece la ansiedad, y aparecen problemas para dormir. Si esto le es familiar, entonces es hora de encontrar una estrategia para salir de la montaña rusa de los opioides.

Todos estos medicamentos de uso común pueden llevar a las personas a un camino erróneo en el dolor crónico. Ser consciente del peligro de que algunos de los medicamentos que está usando también puedan estar causando su dolor es un paso importante para conseguir alivio en el dolor crónico. No querrás ser el último en saber que tus medicamentos pueden estar causando tu dolor.

Dr. Christina Lasich 
J Neurol. 2002 Jan;249(1):9-17
Singapore Med J. 2012 May;53(5):357-60
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *