neuropatía periférica


El sistema nervioso periférico se refiere a las partes que están fuera del sistema nervioso central como el encéfalo o la médula espinal. El sistema nervioso periférico envía señales de diferentes zonas del cuerpo al cerebro. El trabajo de estos nervios es enviar señales sobre sensaciones físicas a su cerebro. Las zonas desde las que se envían estas señales:

  • brazos
  • manos
  • pies
  • piernas
  • órganos internos
  • boca
  • cara

La neuropatía periférica es la consecuencia del mal funcionamiento de los nervios. Cuando hay un problema en su funcionamiento,es posible que envíen señales de dolor cuando no hay nada que lo cause, o puede ser posible que no envíen señal de dolor si existe un daño. Entre sus causas pueden estar:

  • una herida
  • enfermedad sistémica
  • una infección
  • un trastorno hereditario

Este trastorno es incómodo, pero existen tratamientos que ayudan. Lo más importante para determinar es si la neuropatía periférica es el resultado de una afección subyacente grave.

¿Cuáles son los tipos de neuropatía periférica?

Existen más de 100 tipos diferentes de neuropatía periférica. Cada tipo tiene sus propios síntomas y opciones de tratamiento específicas. Las neuropatías periféricas se clasifican además por el tipo de daño nervioso involucrado. En la mononeuropatía solo está dañado un nervio. Las polineuropatías, que son más comunes, ocurren cuando se dañan varios nervios.

Existen tres tipos de nervios periféricos:

  • nervios sensoriales, que se conectan a la piel
  • nervios motores, que se conectan a los músculos
  • nervios autónomos, que se conectan a los órganos internos

La neuropatía periférica puede afectar un grupo de nervios o los tres.

Síntomas de la neuropatía periférica

Entre los síntomas de la neuropatía periférica se incluyen:

  • hormigueo en las manos o los pies
  • sensación de usar guantes o calcetín ajustado
  • dolores agudos y punzantes
  • entumecimiento en las manos o los pies
  • una sensación de debilidad y pesadez en los brazos y las piernas, que a veces puede parecer que vaya a sufrir un bloqueo de piernas o brazos
  • soltar regularmente cosas de tus manos
  • adelgazamiento de la piel
  • caída en la presión arterial
  • disfunción sexual, especialmente en hombres
  • estreñimiento
  • dificultades digestivas
  • Diarreas
  • sudoración excesiva

Estos síntomas también pueden indicar otros problemas médicos. Informe a su médico sobre todos sus síntomas.

¿Cuáles son las causas de la neuropatía periférica?

Las personas que tienen antecedentes familiares de neuropatía periférica tienen más probabilidades de desarrollar el trastorno. Sin embargo, existen una variedad de factores y condiciones subyacentes que también pueden causar esta condición.

El daño causado por la diabetes a los nervios es una de las formas más comunes de neuropatía. Esto provoca entumecimiento, dolor y pérdida de sensibilidad en las extremidades.

El riesgo de neuropatía aumenta en personas que:

  • tienen sobrepeso
  • tiene presión arterial alta
  • tiene más de 40 años
  • tiene diabetes

Según el Centro de Neuropatía Periférica de la Universidad de Chicago, casi el 60 por ciento de las personas con diabetes tienen algún tipo de daño nervioso. Este daño a menudo se debe a niveles altos de azúcar en sangre.

Existen enfermedades crónicas y/o problemáticas que pueden causar daño a los nervios entre ellos:

Enfermedades crónicas

  • trastornos renales en los que se acumula una gran cantidad de toxinas en el cuerpo y dañan el tejido nervioso
  • hipotiroidismo, ocurre cuando el cuerpo no produce suficiente hormona tiroidea, lo que provoca retención de líquidos y presión alrededor de los tejidos nerviosos
  • enfermedades que causan inflamación crónica y pueden extenderse a los nervios o dañar el tejido conectivo que rodea los nervios
  • deficiencias de vitaminas E, B-1, B-6 y B-12, que son esenciales para la salud y el funcionamiento de los nervios

El trauma físico es la causa más común de lesión de los nervio

  • Esto puede incluir accidentes automovilísticos, caídas o fracturas. La inactividad, o permanecer quieto demasiado tiempo en una posición, también puede causar neuropatía. El aumento de la presión sobre el nervio mediano, un nervio en la muñeca que proporciona sensación y movimiento a la mano, es la causa más común del síndrome del túnel carpiano. Este es un tipo común de neuropatía periférica.

Alcohol y toxinas

El alcohol tiene un efecto tóxico sobre el tejido nervioso, lo que lleva a las personas con alcoholismo a tener mayor riesgo de neuropatía periférica.

La exposición a sustancias químicas tóxicas como pegamento, solventes o insecticidas, ya sea por abuso de sustancias químicas o en el lugar de trabajo, también puede llegar a causar daños. Además, la exposición a metales pesados ​​como el plomo y el mercurio también puede causar esta condición.

Infecciones y trastornos autoinmunes

Ciertos virus y bacterias atacan directamente el tejido nervioso.

Los virus como el herpes simple, el virus de la varicela-zóster, que causa la varicela y el herpes zóster, y el virus de Epstein-Barr, dañan los nervios y provocan episodios intensos de dolor.

Las infecciones bacterianas como la enfermedad de Lyme también pueden causar daños y dolor en los nervios si no reciben tratamiento. Las personas con VIH o SIDA también pueden desarrollar neuropatía periférica.

Las enfermedades autoinmunes como la artritis reumatoide y el lupus afectan el sistema nervioso periférico de varias maneras: debido a la inflamación crónica puede llegar a dañar a los tejidos de todo el cuerpo. O por la presión causada por la inflamación, puede provocar un dolor neuropático severo en las extremidades.

Medicamentos

Ciertos medicamentos también pueden causar neuropatía. Entre ellos:

  • anticonvulsivos
  • medicamentos para combatir infecciones bacterianas
  • algunos medicamentos para la presión arterial
  • medicamentos utilizados para tratar el cáncer
  • Las estatinas, una clase de medicamentos que se usan para reducir el colesterol y prevenir enfermedades cardiovasculares, también pueden causar daño a los nervios y aumentar el riesgo de neuropatía.

¿Cómo se diagnostica la neuropatía periférica?

Primero, el médico realizará un examen físico y le puede hacer preguntas sobre antecedentes médicos. Si esto no es suficiente y según los síntomas no puede establecer una conexión con la neuropatía periférica, puede realizar otras pruebas, entre ellas:

  • Análisis de sangre con el objetivo de medir los niveles de vitamina y azúcar en sangre y determinar si su tiroides está funcionando correctamente.
  • Su médico también puede ordenar una tomografía computarizada o una resonancia magnética con el fin de indagar si algo está presionando un nervio, como podría ser el caso de una hernia de disco o un tumor.
  • En última instancia, su médico puede determinar que sea necesaria una biopsia de nervio. Es una cirugía menor que consiste en extraer una pequeña cantidad de tejido nervioso para hacer un exámen con un microscopio.

Electromiografía

La electromiografía puede indicar alteraciones de las señales nerviosas llegan hacia sus músculos. En esta prueba, su médico colocará una pequeña aguja en su músculo. Luego, le pedirá que mueva el músculo suavemente. Las sondas de la aguja medirán la cantidad de electricidad que se mueve a través de su músculo. En esta prueba notará como si le estuvieran inyectando. A veces, en el área puede persistir dolor durante días después.

Estudio de conducción nerviosa

En un estudio de conducción nerviosa, el médico coloca electrodos en su piel. Luego pulsan pequeñas cantidades de electricidad a través de los nervios, con ello se comprueba que existe una transmisión de señal correcta. Puede resultar doloroso mientras se realiza, pero no debería alargarse en el tiempo.

¿Cuáles son las opciones de tratamiento para la neuropatía periférica?

El tratamiento se basa en tratar el trastorno subyacente. Si la causa es la diabetes, es importante asegurarse de controlar los niveles de glucosa en sangre. Si es una deficiencia de vitaminas la causa del problema, corregir la deficiencia será la base del tratamiento. Muchos tratamientos pueden ayudar a aliviar el dolor y restablecer sus actividades habituales. A veces, una combinación de tratamientos pueden ser la mejor opción.

Medicamentos para el dolor

Los analgésicos de venta libre como paracetamol y antiinflamatorios no esteroides, como el ibuprofeno, resultan muy útiles en el control del dolor moderado. Si se excede en su uso, estos medicamentos pueden afectar la función del hígado o estómago. Es importante evitar el uso durante un período prolongado, especialmente si se toma alcohol de forma regular.

Medicamentos con receta

Muchos analgésicos con receta también pueden ofrecer el control del dolor. Estos incluyen analgésicos opioides, medicamentos antiepilépticos y algunos antidepresivos. Otros medicamentos con receta:

  • inhibidores de la ciclooxigenasa-2
  • tramadol
  • inyecciones de corticosteroides
  • medicamentos para las convulsiones, como gabapentina o pregabalina
  • antidepresivos, como amitriptilina
  • Cymbalta, inhibidor de la recaptación de serotonina y norepinefrina

Otras opciones de tratamientos médicos

El médico puede utilizar varios tratamientos médicos para controlar los síntomas de la neuropatía periférica.

Plasmaféresis

La plasmaféresis es una transfusión de sangre que elimina los anticuerpos potencialmente irritantes del torrente sanguíneo. .

Bloqueo de nervios periféricos

Mediante bloqueo nervioso, su médico le inyectará un anestésico directamente en sus nervios.

Estimulación nerviosa eléctrica transcutánea (TENS)

La estimulación nerviosa eléctrica transcutánea (TENS) no garantiza resultados por igual para todos, pero es una terapia elegida por muchos porque no se toman fármacos. Los electrodos que se colocan en la piel envían pequeñas cantidades de electricidad a través de ella. El objetivo de este tratamiento es impedir que los nervios transmitan señales de dolor al cerebro.

Férulas ergonómicas

  • pies
  • piernas
  • brazos
  • manos

Su función es dar apoyo a la parte del cuerpo en la que se sienten molestias. Esto puede llegar a aliviar el dolor. Por ejemplo, una férula que mantiene las muñecas en una posición adecuada mientras duerme puede llegar a aliviar la incomodidad del síndrome del túnel carpiano.

Otros tratamientos

Además de los analgésicos de venta libre, muchas personas encuentran alivio para la neuropatía periférica a través de:

  • masaje
  • meditación
  • yoga
  • Ejercicio regular y moderado.

Si bebe alcohol o fuma, considere reducir o dejar de hacerlo. Tanto el alcohol como el tabaco agravan el dolor de la neuropatia y pueden dañarlos cuando el usan ha sido durante períodos prolongados.

Tomar precauciones en casa

Si tiene neuropatía periférica, tiene un riesgo potencial mayor de accidentes en el hogar. Estas medidas pueden ayudar a reforzar la seguridad:

  • Usar siempre zapatos para proteger los pies.
  • Mantenga la casa libre de cosas con las que pueda tropezar.
  • Verificar la temperatura del baño o lavavajillas con el codo, no con la mano o el pie.
  • Instalar pasamanos en su bañera o ducha.
  • Usar alfombras de baño que puedan evitar resbalones.
  • No permanecer en una posición por mucho tiempo. Levántese y muévase un par de veces cada hora. Es especialmente importante cuando el trabajo implica estar sentado durante largos períodos de tiempo en un escritorio.

¿Cómo puedo prevenir la neuropatía periférica?

Incluso si el trastorno es causado por antecedentes familiares, puede ser de ayuda en su prevención teniendo en cuenta los siguientes puntos:

  • evitar el alcohol o beber con moderación
  • evitar fumar o dejar de fumar si fuma
  • comer una dieta saludable
  • hacer ejercicio regular y moderado

Puede reducir su riesgo de neuropatía periférica al:

  • saber a qué toxinas podría estar expuesto en el trabajo o la escuela
  • proteger sus pies durante los deportes, especialmente en aquellos que se producen patadas
  • nunca inhalar toxinas como pegamento
  • Si tiene diabetes, tenga especial cuidado con los pies. Lavar e inspeccionar los pies todos los días y mantener la piel húmeda con cremas hidratantes.

¿Cuál es la perspectiva a largo plazo?

La neuropatía se debe a una enfermedad tratable, es posible que se pueda detener la neuropatía periférica tratando la enfermedad. Sin embargo, si no es el caso, se pueden controlar con éxito los síntomas de la neuropatía periférica. Encontrar un médico para determinar el mejor tratamiento médico y, además, explorar opciones alternativas y de autocuidado pueden complementar el tratamiento médico.

National Institute of Neurological Disorders and Stroke. (2014). Peripheral neuropathy fact sheet [Fact sheet].
ninds.nih.gov/disorders/peripheralneuropathy/detail_peripheralneuropathy.htm
Diabetic neuropathy. (2010).
peripheralneuropathycenter.uchicago.edu/learnaboutpn/typesofpn/diabetes/diabetes.shtml
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *