Las enfermedades que causan más dolor

¿Qué enfermedades causan más dolor?

El servicio de Salud del Reino Unido (NHS) ha elaborado una lista con 18 enfermedades en el que el dolor es su síntoma común. El objetivo de esta clasificación es mostrar que enfermedades del dolor son las más difíciles de soportar.
Cualquier persona que esté pasando por estas enfermedades merecen respeto y apoyo, todas son importantes.

Las personas que viven con enfermedades del dolor conviven con dudas internas, a menudo se preguntan si su dolor es fruto de su mente, suelen compara su dolor con el de los demás. Dudan si tienen menos capacidad de afrontar el dolor que las personas de su entorno. Es una duda que les mortifica.

Hacer frente a todas esas dudas y convivir con cualquiera de estas enfermedades del dolor es un gran esfuerzo diario.

Y si dudas y lleva a superarte, estás haciendo un gran esfuerzo especialmente si el servicio de Salud del Reino Unido muestra que estas conviviendo con una de las enfermedades más dolorosas.

El servicio de Salud del Reino Unido ha enumerado 20 problemas de salud que causan un dolor tan incapacitante que pueden interferir en cualquier tarea diaria.

A continuación, se recogen estas dolencias. Algunas pueden parecer obvias, pero otras pueden llegar a sorprender:

1 – Dolores de cabeza en racimo

Los dolores de cabeza en racimo son ataques insoportables de dolor en un lado de la cabeza, que a menudo se sienten alrededor del ojo.

‘Casi nadie’ ha oído hablar de este gran problema de salud, según la Organización de cefaleas en racimos del Reino Unido. A pesar del hecho de que se estima que en el Reino Unido hay el mismo número de pacientes con cefalea en racimos que pacientes con Esclerosis Múltiple.

La mayoría de las personas diagnosticadas con esta enfermedad «devastadora» luchan solas y aisladas con su dolor.

2 – Culebrilla ¿Has oído hablar del herpes zóster?

La infección se conoce mejor como herpes zóster.

Es una infección de un nervio y la piel que lo rodea que generalmente afecta un área particular en un lado del cuerpo.

El síntoma principal es una erupción dolorosa que se convierte en ampollas con picazón que contienen partículas del virus.

Un ataque de herpes zóster por lo general dura entre dos y cuatro semanas, pero el 20 por ciento de los pacientes desarrollan dolor neuropático en el área afectada de la piel.  Este dolor puede ser intenso y durar varios meses o incluso más.

La culebrilla puede ocurrir a cualquier edad, pero es más común en personas mayores de 70 años.

Es mucho menos común en niños.

3 – Hombro congelado

El hombro congelado significa que su hombro está dolorido y rígido durante meses, a veces años.

El servicio de Salud del Reino Unido explica que la articulación puede volverse tan rígida que es prácticamente imposible realizar movimientos simples, como levantar el brazo. Las actividades diarias pueden convertirse en un calvario.

No está clara la causa el hombro congelado, puede ocurrir después de una lesión en el hombro o el brazo, y es más común en personas con diabetes.

4 – Ataque cardíaco

Un ataque al corazón pone en peligro la vida y priva al músculo cardíaco de sangre rica en oxígeno.

La mayoría de los ataques cardíacos son causados cuando las arterias se estrechan y se llenan de materiales grasos e impiden correctamente que la sangre fluya.

Fumar y vivir un estilo de vida poco saludable son los principales factores que contribuyen a los ataques cardíacos, por lo que el ejercicio regular y el mantenimiento de una buena dieta son vitales.

Pero por causas ajenas a su voluntad, algunas personas son más propensas a tenerlas ya que las enfermedades cardíacas pueden ser hereditarias.

Los signos más comunes de un ataque cardíaco son:

Dolor en el pecho: opresión, pesadez, dolor o sensación de ardor en el pecho
Dolor en los brazos, el cuello, la mandíbula, la espalda o el estómago: para algunas personas, el dolor u opresión es intenso, mientras que otras personas simplemente se sienten incómodas
Transpiración
Sentirse mareado
Quedarse sin aliento
Sensación de náuseas o vómitos.
Sociedad Española del Corazón

5 – Fracturas oseas

Suena obvio, pero si se rompe un hueso, duele.

Las fracturas oseas pueden sanar por sí mismas, pero es posible que deban alinearse y fijarse en posición para que se fijen correctamente.

Como regla general, cuanto más edad se tenga y más grande sea el hueso que ha sufrido la fractura, más tardará en curar.

6 – Síndrome de dolor regional complejo (SDRC)

Como en el caso de los dolores de cabeza en racimo, muchas personas no habrán oído hablar de síndrome de dolor regional complejo.

El sitio web del NHS lo describe como una «condición con escasa comprensión y conocimiento» en la que una persona experimenta un dolor persistente intenso y debilitante.

Aunque la mayoría de los casos de síndrome de dolor regional complejo son provocados por una lesión, el dolor resultante es mucho más severo y duradero de lo normal.

El dolor generalmente se limita a una extremidad, pero a veces puede extenderse a otras partes del cuerpo.

La piel de la parte del cuerpo afectada puede volverse tan sensible que solo un ligero toque, golpe o incluso un cambio de temperatura puede provocar un dolor intenso.

Las áreas afectadas también pueden hincharse, ponerse rígidas o sufrir cambios fluctuantes de color o temperatura.

Muchos casos de síndrome de dolor regional complejo mejoran con el tiempo gradualmente  con el tiempo.

Sin embargo, algunos casos de síndrome de dolor regional complejo nunca desaparecen, y la persona afectada experimentará dolor durante muchos años.

7 – Hernia discal

El sitio web del NHS explica que una de las causas más comunes de dolor de espalda es la hernia de disco.

A menudo es la consecuencia de una lesión por torsión o elevación. Uno de los discos de la columna se rompe y el gel del interior se escapa.

La mayoría de las personas con hernia discal experimentan dolor de espalda repentino y severo.

Las caracteristicas del dolor por lo general, se alivia al acostarse, y a menudo empeora al mover la espalda, toser o estornudar. Una hernia discal también puede causar dolor en las piernas.

8 – Enfermedad de células falciformes

La enfermedad de células falciformes es el nombre de un grupo de enfermedades hereditarias que afectan a los glóbulos rojos.

Un episodio repentino de dolor, conocido como crisis de dolor, es uno de los síntomas más comunes en la enfermedad de células falciformes.

El dolor, generalmente, ocurre en los huesos y en las articulaciones, puede variar de leve a intenso y durar hasta siete días.

Algunas personas pueden tener un episodio cada pocas semanas, mientras que otras pueden tener  uno al año.

9 – Artritis

Las personas con artritis sufren dolores articulares constantes y a menudo incapacitantes, generalmente en las caderas, rodillas, muñecas o dedos.

El dolor puede aparecer repentinamente o con el tiempo, y a menudo está relacionado con dolores musculares y rigidez en las articulaciones.

10 – Migraña

Más que “solo un dolor de cabeza”: la migraña es un trastorno neurológico incapacitante y complejo.

Para muchas personas, la  principal característica es un dolor de cabeza limitante. Otros síntomas incluyen visión alterada, sensibilidad a la luz, el sonido y los olores, sentirse enfermo y nauseas.

«Los ataques de migraña pueden ser desgastantes y necesitar quedarse quieto durante varias horas».

«Los síntomas variarán de persona a persona y las personas pueden tener síntomas diferentes durante los diferentes ataques.

«Los ataques pueden variar en duración y frecuencia. Los ataques de migraña generalmente duran de 4 a 72 horas y la mayoría de las personas no presentan síntomas entre cada ataque de migraña.

«La migraña puede tener un enorme impacto en el trabajo, familia y vida social».

11 – Ciática

La ciática es un problema de espalda que afecta el nervio ciático.

El nervio ciático es el nervio más largo del cuerpo y se extiende desde detrás de la pelvis hasta los pies.

La ciática ocurre si se irrita o comprime de alguna manera, lo que generalmente implica que se ejerza presión sobre el nervio por una  hernia discal, por ejemplo, y el dolor básicamente seguirá el camino del nervio, se describe que comienza en la parte baja de la espalda y avanza hasta la pierna.

Otros síntomas pueden incluir sensaciones de hormigueo,  alfileres y agujas en la pierna, calambres y dolor punzante que comienza en la región de los glúteos y viaja rápidamente hacia el pie.

El dolor de la ciática puede variar de leve a extremadamente doloroso, hasta el punto de que en casos severos es imposible poner peso sobre la pierna afectada.

La ciática puede afectar a casi cualquier persona, pero es menos probable en personas jóvenes.

12 – Cálculos renales

Un cálculo renal es tener un dolor repentino, agudo y con calambres en la parte baja de la espalda o en el costado del abdomen, u ocasionalmente en la ingle.

El dolor puede durar minutos u horas, con pausas en el dolor.

El dolor a menudo comienza a mitad de la noche y puede ser tan intenso que quienes lo experimentan pueden sentir la necesidad de acudir a los servicios de urgencia.

La mayoría de los cálculos renales son lo suficientemente pequeños como ser expulsado por la orina, y el dolor desaparece una vez que se expulsa el cálculo.

13 – Endometriosis

La endometriosis es una afección ginecológica donde el tejido similar al revestimiento del útero crece en otras áreas del cuerpo, más comúnmente en la región pélvica.

Este tejido responde a las hormonas de la misma manera que el revestimiento del útero, puede causar inflamación, cicatrices y adherencias, lo que provoca dolor intenso y muchos otros síntomas.

Los síntomas clásicos de la endometriosis son dolor intenso durante o entre períodos; períodos muy largos, pesados ​​e irregulares; deposiciones dolorosas; dolor en la vejiga y dolor durante o después del sexo.

La fatiga extrema es muy común y la fertilidad también puede verse afectada.

Aparentemente le cuesta a la economía del Reino Unido £ 8,2 mil millones cada año en tiempo perdido de trabajo y costos de atención médica y afecta a 1,5 millones de mujeres en el Reino Unido.

Pero se estima que la endometriosis tarda 7,5 años en diagnosticarse.

No existe cura para la endometriosis, pero la condición es manejable y el diagnóstico oportuno podría salvar a las mujeres de muchos años de vivir con dolor constante.

No existe una causa definitiva para la endometriosis y la única forma concluyente de determinar si una mujer tiene endometriosis es a través de una laparoscopia, generalmente realizada bajo anestesia general.

14 – Gota

La gota,  conocida desde hace 2.000 años, es una enfermedad reumática dolorosa que causa la inflamación de las articulaciones y a menudo comienza en los pies o los dedos de los pies: para el 70% de los pacientes, la articulación del dedo gordo es la primera en verse afectada .

El ácido úrico se acumula y cristaliza en la articulación, causando hinchazón y calor, y la piel a veces se vuelve rojo púrpura.

La gota, que afecta principalmente a hombres de entre 40 y 60 años, causa ataques agudos, intermitentes y dolorosos de artritis en las articulaciones del pie, rodilla, tobillo, mano y muñeca.

Se trata con fármacos o un cambio radical en el estilo de vida.

15 – Pancreatitis aguda

La pancreatitis aguda es la inflamación del páncreas, órgano del tamaño de un plátano que forma parte del sistema digestivo.

El síntoma más común es el dolor abdominal intenso que aparece repentinamente.

Este dolor sordo a menudo empeora constantemente y puede recorrer la espalda o debajo del omóplato izquierdo.

Comer o beber, especialmente alimentos grasos, también puede hacer sentir dolor más rápido.

Inclinarse hacia adelante o acurrucarse en una pelota puede ayudar a aliviar el dolor, pero acostarse boca arriba a menudo lo aumenta.

16 – Úlcera estomacal

Una úlcera estomacal, o úlcera péptica, como a veces se las conoce, es una llaga abierta en el revestimiento del estómago o el intestino delgado.

La causa principal de estas úlceras son las bacterias, son responsables de hasta el 90 por ciento de los casos.

La segunda causa más común es el uso excesivo de medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE), incluida la aspirina y el ibuprofeno comúnmente utilizados, que pueden irritar el revestimiento del estómago.

Fumar en exceso o abusar del alcohol también puede aumentar las posibilidades de desarrollar la enfermedad.

Otra causa importante de úlceras es el estrés. El estrés crónico puede aumentar las posibilidades de desarrollar una úlcera estomacal y esto, combinado con los malos hábitos en los que muchos de nosotros caemos, como los patrones de comidas irregulares y generalmente comer en movimiento, puede ser un factor importante.

Las personas que padecen una úlcera estomacal a menudo describen sus síntomas como similares a la indigestión, la acidez estomacal y los dolores de hambre: una sensación de ardor o dolor en la parte superior del abdomen que puede viajar hasta el cuello o hacia abajo hasta el ombligo.

Sin embargo, es el dolor abdominal que distingue una úlcera de estómago de la acidez estomacal y la indigestión, a menudo unido a hinchazón y plenitud abdominal.

En algunos pacientes, comer puede aliviar el dolor, mientras que otros describen que empeora el dolor.

La mayoría de las personas encuentran que los alimentos grasos, las bebidas cítricas y los alimentos picantes irritan la úlcera.

Es importante evitar este tipo de alimentos para reducir las posibilidades de un brote.

17- Fibromialgia

Fibromyalgia Action UK explica que la enfermedad crónica causa «dolor generalizado y fatiga profunda».

Explica: «El dolor tiende a sentirse como dolor o ardor difuso, a menudo descrito como de pies a cabeza. Puede ser peor en algunas ocasiones que en otras. También puede cambiar de ubicación, usualmente volviéndose más severo en las partes del cuerpo que más se usan.

“La fatiga varía desde sentirse cansado hasta el agotamiento de una enfermedad similar a la gripe. Puede ir y venir y las personas pueden de repente sentirse sin energía, como si alguien simplemente se «desconectara».

18 – Dolor postquirúrgico.

Es común tener algo de dolor después de la cirugía, aunque la intensidad del dolor variará según el tipo de operación.

Pero demasiado dolor después de la cirugía no es deseable, explica el sitio web del NHS, y nunca debe sentir que tiene que «resistirlo».

5/5 (7)

Valora esta información

Cualquier nuevo diagnóstico ante una enfermedad crónica puede generar un gran estrés, la fibromialgia como aceptación de una enfermedad crónica es una fuente de estrés para el enfermo que debe lidiar con sus síntomas y la comprensión del entorno.

Cuando llega el diagnóstico

Recibir, por fin, un diagnóstico lleva a el alivio. Para la mayoría de enfermos suele pasar años antes de recibirlo, la necesidad de descartar patologías que la simulan puede llevar a mucha incertidumbre.

Por fin alguien te dice que puedes hacer algo por encontrarte mejor. Manejar el estrés en este momento de tranquilidad y de alivio no es prioritario para quien acaba de recibir el diagnóstico, suele ser un momento de tranquilidad, por fin tiene nombre.

A medida que la imprevisibilidad de la enfermedad y la realidad del entorno se van uniendo el estrés aumenta.

Cuando el estrés aparece por las reacciones del entorno.

A medida que el enfermo se esfuerza por dar sentido a su diagnóstico de fibromialgia, los amigos y la familia a menudo no parecen entender al ritmo que el enfermo acepta su enfermedad.

Y probablemente no sea tan sorprendente.

Todavía hay mucha información contradictoria y confusa sobre la fibromialgia. La mayoría refleja opiniones y no se ajusta a la objetividad científica: Opiniones como es una enfermedad falsa, probablemente no estás enfermo, las malas lecturas del «todo en tu cabeza».

Esto entorpece cuando el enfermo tiene asimilado que hay pruebas contundentes y  fuentes acreditadas muestran que la enfermedad tiene raíces biológicas legítimas.

Estas informaciones que «distraen» de los verdaderos objetivos de la información, consiguen que el cónyuge, hijos, amigos y compañeros de trabajo se desanimen a informarse, y conseguir que se involucren resulta complicado, sobretodo cuando es una enfermedad en que la apariencia física, en los primeros años de la enfermedad no se ve alterada.

Todo esto crea más estrés además de lo que ya se experimenta al vivir con una enfermedad difícil y dolorosa.

Como manejar las dudas de los demás sin que te hagan daño.

Ponte en primer lugar

Entrar en un ciclo un ciclo estresante.

A menudo, el dolor, fatiga y problemas de memoria hacen que sea imposible hacer lo que las demás personas esperan de tí. Entonces aparece la culpa de no mantener la actividad y las obligaciones que llevabas antes de la enfermedad, esto lleva a un sentimiento de indefensión y cada vez más estrés y ansiedad.

Las malas noticias con la enfermedad de fibromialgia, dice el Dr. Daniel Clauw reumatólogo y director ejecutivo del Centro de Investigación de Dolor y Fatiga Crónica de la Universidad de Michigan, es que estos «sentimientos negativos» activan el sistema nervioso simpático del cuerpo, y pueden causar dolor, fatiga y problemas de memoria incluso si no tiene fibromialgia!

Con consecuencias que lleva a quien lo padece de caer en una espiral descendente de inactividad y depresión. Pedir o hacer más allá de una actitud realista en cada momento empeora a cualquier enfermo.

Demasiado concentrados en simplemente sobrevivir

Según el Dr. Clauw, no es raro que las personas con enfermedades crónicas como la fibromialgia dejen de hacer cosas que disfrutan porque están demasiado concentradas en simplemente sobrevivir. Agregue a esto el estrés asociado con tener personas a su alrededor que no creen en su enfermedad, o sentir que no hay nada que pueda hacer para controlar su vida y claramente puede comenzar a sentirse aún peor.

Entonces, ¿cómo se puede ganar algo de control?

El Dr. Clauw sugiere usar estos cuatro pasos:

1. Conocer la conexión del dolor. Saber que cualquier tipo de estrés (emocional o físico, como en cualquier enfermedad) puede ser capaz de desencadenar o empeorar los síntomas.

2. Ajustar las expectativas. Establecer objetivos realistas, según cómo se sienta en ese momento, y evitar hacer más de lo que puede manejar física o emocionalmente.

3. Actúa de forma diferente. «No es lo externo lo que es estresante, sino se percibe», dice el Dr. Clauw. Elegir de forma deliberada no molestarse demasiado ni darle demasiada importancia cuando las cosas no salen como esperabas, puede marcar una gran diferencia en encontrarse mejor.

4. Conocer la enfermedad, saber que esperar. Obtener información puede ofrecer una «sensación de control». Así que lee un libro, hable con su médico personalmente o únase a un grupo de apoyo que encuentre cerca; también es una gran manera de conocer a otras personas que «realmente» sienten su dolor.

Ayúdalos a Ayudarte

El mejor camino para ayudar a comprender a quienes te rodean, es llevarlos a una reunión de grupo de apoyo o una conferencia educativa. En muchos casos, las personas que le rodean simplemente no saben lo que deberían (o podrían) hacer para apoyarlo, y pueden sentir que están «solos» cuando intentan ofrecer ayuda.

Llevar a amigos o familiares a reuniones puede ayudar a saber de la necesidad que tienes de emplear tus tiempos en el autocuidado de la enfermedad, como: en el manejo de la enfermedad es importante seguir una actividad física adecuada a tus enfermedad/des, o necesitas tiempos para asimilar lo que a tí también te pasa.

La experiencia de los demás puede ayudar a tener un mejor control y conocimiento de la enfermedad. Compartir, muchas veces, es también un alivio para todos.

Afrontar los cambios de la enfermedad

Una enfermedad crónica es complicada para el enfermo y comprender los cambios que suceden a lo largo de la enfermedad es un continuo aprendizaje que necesita de un continuo autocontrol y disciplina, esto lleva al enfermo a continuos cambios para adaptarse. Normalmente en los momentos de crisis de aprendizaje no pueda verbalizar a su entorno la dificultad de los cambios a los que se está enfrentando.

Conociendo las circunstancias a las que un enfermo debe de adaptarse, acercarse a grupos de apoyo, el entorno estará preparado para ayudar cuando el enfermo esté en las horas más bajas y comprender y cubrir las necesidades que el enfermo necesita.

Comprender un esfuerzo en todas las direcciones.

Ser paciente y reconocer como enfermo que hubo una época en el que todo era un caos y era imposible comprender que pasaba, ayudará a comprender que para el entorno también es complicado conocer y comprender. El entorno también se ve «obligado» a cambios ante la llegada de una enfermedad crónica y los procesos de aprendizaje y adaptación son diferentes en cada miembro involucrado.

Acompañar y no dudar, suele ser la forma más efectiva de ayuda.

Por el Dr. Daniel Clauw  

Fibromialgia Noticias ©

4.91/5 (53)

Valora esta información

Así empieza una entrevista «Todos somos seres humanos, pero no todos somos iguales» sobre la actualidad en dolor, como hoy se debe entender el dolor.

Fibromialgia Noticias©

Cada persona experimenta el dolor de manera diferente, tanto desde el punto de vista emocional como físico, y responde al dolor de manera diferente. Eso significa que los médicos como yo necesitamos evaluar a los pacientes de forma individual y encontrar la mejor manera de tratar su dolor.

Hoy, sin embargo, los médicos están bajo presión para limitar los costos y prescribir tratamientos basados ​​en pautas estandarizadas. Existe una gran brecha entre la experiencia de dolor del paciente y el tratamiento limitado «estandarizado» que los médicos podemos ofrecer.

Las preocupaciones sobre la epidemia de opioides empeoran el problema.

Los opiáceos, incluida la heroína y el fentanilo, han causado la muerte de más de 42,000 personas en los EE. UU.
En 2016,  Cuatro de cada 10 de estas muertes tomaba analgésicos recetados como la hidrocodona y la oxicodona. Los médicos son cada vez más reacios a prescribir opioides para el dolor, por temor al escrutinio del gobierno o demandas por negligencia médica.

¿Dónde deja esto al paciente cuya experiencia de dolor está fuera de lo conocido o «estipulado»? ¿Cómo pueden los médicos de todas las especialidades identificar a estos pacientes y hacer todo lo posible para controlar su dolor, incluso cuando sus necesidades no coinciden con nuestras expectativas o experiencia?

Diferencias de dolor

Algo de dolor forma parte natural de la curación. Pero ese dolor puede variar según quién lo esté experimentando.

Comencemos con una pregunta que durante años dejó perplejos a los médicos que se especializan en anestesiología: ¿Las pelirrojas requieren más anestesia que otros pacientes? Anecdóticamente, muchos anestesiólogos pensaron que sí, pero pocos tomaron la pregunta en serio.

Finalmente, un estudio examinó a las mujeres con cabello rojo natural en comparación con las mujeres con cabello naturalmente oscuro cuando estaban bajo anestesia general estándar. Efectivamente, la mayoría de las mujeres pelirrojas requirieron significativamente más anestesia antes de que no reaccionan en respuesta a una descarga eléctrica inofensiva pero desagradable. El análisis de ADN muestra que casi todas las pelirrojas tienen distintas mutaciones en el gen del receptor de melanocortina-1, qué es la fuente probable de la diferencia en las experiencias de dolor.

Las normas culturales también pueden determinar cómo los diferentes grupos de personas reaccionan ante el dolor.

En EE. UU., por ejemplo, los niños que practican deportes y los hombres jóvenes en entrenamiento militar, tradicionalmente son animados a actuar estoicamente y «sacudirse» cuando están heridos, mientras que el dolor ha sido aceptado socialmente entre las niñas y las mujeres y que reaccionan emocionalmente en circunstancias similares.

Como resultado, el médico puede tomar las «experiencias masculinas dolorosas» de manera subconsciente más forma más sería, asumiendo que un hombre debe tener un dolor severo si se queja.

Muchas personas creen que el dolor de las mujeres no recibe tratamiento suficiente, y a menudo se les atribuye a las «hormonas» o a los «nervios». Las mujeres sufren fibromialgia, enfermedades autoinmunes como el lupus y la artritis inflamatoria, y migrañas, entre otras condiciones dolorosas que pueden ser difíciles de controlar.

Controlar el dolor

Recientemente, la investigación ha identificado explicaciones genéticas de por qué estas afecciones afectan más a las mujeres que a los hombres.

Las mujeres tuvieron al menos una receta más que hombres para opiáceos en 2016.
Aunque es menos probable que las mujeres mueran por sobredosis de opioides, pueden volverse dependientes de forma más rápida a los opiáceos recetados.

Entender el dolor

La raza y la etnia también pueden desempeñar un papel en la experiencia del dolor.

El tratamiento desigual del dolor, incluso del dolor relacionado con el cáncer, entre pacientes minoritarios es parte del trágico legado de discriminación racial en los Estados Unidos. En 2009, un importante artículo de revisión concluyó que «disparidades raciales y étnicas en dolor agudo, dolor crónico de cáncer y la atención del dolor paliativo continúa persistiendo».
Por ejemplo, los pacientes minoritarios que se presentaron en los departamentos de urgencias con dolor abdominal tienen entre un 22 y un 30 por ciento menos de probabilidades de recibir medicamentos analgésicos que los pacientes blancos con quejas similares.

A pesar de las investigaciones que muestran que los pacientes blancos no hispanos muestran menos sensibilidad al dolor que los pacientes negros y los de ascendencia hispana, estas inequidades persisten. El estereotipo del «estoico paciente del norte de Europa» puede tener una base en la genética más que en la personalidad. Los pacientes de etnias minoritarias demostraron un umbral más bajo para experimentar dolor y una tolerancia menor para el dolor agudo, lo que sugiere que necesitan más medicación para un alivio adecuado del dolor.

La esperanza de la investigación genética

Mi suposición es que las próximas décadas traerá una explosión en la investigación que iluminará los mecanismos genéticos detrás de las experiencias de dolor. Las diferencias genéticas pueden ayudar a explicar por qué algunos pacientes desarrollan ciertas enfermedades, mientras que otros, expuestos a los mismos factores ambientales, nunca lo hacen. Sin duda, algunos pacientes son más sensibles al dolor desde el principio que otros, basándose en factores genéticos que la comunidad médica aún no comprende.

En UCLA, donde trabajo, el Institute for Precision Health obtiene una muestra de sangre de casi todos los pacientes quirúrgicos. Al analizar los datos genéticos de cada paciente, esperamos explicar por qué los pacientes a menudo responden de forma diferente después del mismo tipo de cirugía, lesión o enfermedad.

Canadá y los EE. UU.

Han visto aumentos alarmantes en la prescripción de opiáceos y en las muertes por sobredosis relacionadas con opiáceos.
La trágica muerte relacionada con los opiáceos de Prince destaca aún más este problema internacional de salud pública.

De hecho, el espectro -y la realidad- de los límites de opioides han enviado mensajes de choque a través de partes de las comunidades que conviven con el dolor crónico. La gran mayoría de los individuos a los que se prescriben opiáceos los toman de manera responsable, pero ahora están sujetos a leyes creadas para prevenir el uso ilícito de opiáceos.

Los grupos de pacientes

Los grupos de defensa de los pacientes han denunciado en voz alta la atención médica injusta para el dolor crónico. Según ellos, limitar los opiáceos puede evitar algunas muertes por sobredosis de opioides, pero ¿qué pasa con el sufrimiento indecible – y los suicidios – que pueden ocurrir cuando los pacientes no pueden tolerar el dolor agudo continuo? Las vidas de las personas con dolor crónico también son importantes y deben tratarse como pacientes, no como adictos.

El debate sobre los opiáceos genera fuertes emociones para ambas partes: el acceso a los opioides frente a los límites que se deben imponer. ¿Es realmente un juego, un grupo debe sufrir para que el otro grupo pueda sobrevivir?

Incluso cuando los opiáceos se toman exactamente como lo prescriben, los pacientes modélicos, presentan una gama de riesgos para la salud que incluyen la muerte por sobredosis. ¿Cómo abordamos la necesidad de reducir los riesgos para la salud mientras tratamos el dolor crónico?

¿Los opioides ayudan a algunas personas con dolor crónico?

Absolutamente. Por este motivo, los prescriptores deben tener la discreción de prescribirles, al tiempo que recuerda que será para una minoría de pacientes. Los opiáceos pueden ayudar, pero no pueden ser la base de toa la enfermedad.

No tenemos datos óptimos para demostrar que la persona promedio que toma opiáceos a largo plazo mejora en términos de dolor o su función. Algunas personas lo hacen, pero los estudios muestran que la mayoría no.
Sin embargo, tenemos datos para mostrar que la mayoría de las personas tienen efectos secundarios que no son triviales.

Efectos secundarios

Algunos efectos secundarios de los opiáceos incluyen empeoramiento del dolor, un aumento de las dosis de opiáceos debido al aumento de la sensibilidad al dolor o tolerancia al medicamento, hormonas alteradas, estreñimiento y, a veces, una sobredosis mortal.

El problema es que no contamos con sistemas nacionales para tratar el dolor crónico de otra manera.

Este es el gran problema que simplemente debe abordarse. Es hora de que los gobiernos nacionales pongan dinero, inviertan y se concentren en iniciativas importantes de investigación del dolor y programas de tratamiento integrales que nos permitirán tratar mejor el dolor.

Sabemos que los opioides solos tampoco son una gran estrategia de tratamiento del dolor crónico.

Los estudios demuestran que los pacientes mejoran con un tratamiento combinado que incluye un aumento gradual de la actividad y al mismo tiempo utilizan otras habilidades clave de autocontrol.

Todo el dolor físico se procesa en el sistema nervioso (cerebro y médula espinal). Las personas con dolor crónico pueden usar regularmente habilidades simples para amortiguar el procesamiento del dolor en su propio sistema nervioso. Pueden reducir su propio sufrimiento, dolor y necesidad y uso de opioides.

¿Curará el dolor? No.

¿Ayudará a reducir la necesidad de medicamentos? A menudo, sí.

¿Reducirá el sufrimiento? Absolutamente.

Las restricciones

Como psicólogo del dolor, comparto las preocupaciones de los pacientes sobre la limitación de los opiáceos y no proporcionar acceso a alternativas. En sí mismo, limitar los opioides no es un plan para cuidar y tratar del dolor. Actualmente, Canadá y Estados Unidos tienen la tarea de proporcionar rápidamente a sus ciudadanos acceso a alternativas a los opiáceos para el dolor crónico.

El cuidado ético del dolor debe enfatizar primero los programas e iniciativas que empoderan a las personas para controlar mejor su propio dolor. Cuando las personas están equipadas para ayudarse a sí mismas a sentirse mejor, necesitan menos médicos y tratamientos.

Existen excelentes programas de autocontrol del dolor crónico.

Es hora de que se financien programas de empoderamiento de los pacientes; al hacerlo, les dará a los médicos y otros prescriptores los recursos necesarios para tratar mejor el dolor crónico.

La esperanza de la investigación genética

Mi suposición es que las próximas décadas traerán una explosión en la investigación, mostrando los mecanismos genéticos que hay detrás de las experiencias del dolor. Las diferencias genéticas pueden ayudar a explicar por qué algunos pacientes desarrollan ciertas enfermedades, mientras que otros, expuestos a los mismos factores ambientales, nunca lo hacen. Sin duda, algunos pacientes son más sensibles al dolor desde el principio que otros, basándose en factores genéticos que la comunidad médica aún no comprende.

En UCLA, donde trabajo, el Institute for Precision Health se obtiene una muestra de sangre de casi todos los pacientes quirúrgicos. Al analizar los datos genéticos de cada paciente, esperamos explicar por qué los pacientes a menudo responden de manera diferente después del mismo tipo de cirugía, lesión o enfermedad.

Expresión génica

Además, el dolor crónico se asocia con cambios duraderos en la expresión génica en el sistema nervioso central.

En pocas palabras, la experiencia del dolor cambia el sistema nervioso de un paciente a nivel molecular. Estos cambios están relacionados con las expresiones conductuales del dolor. Los factores emocionales, que incluyen antecedentes de estrés traumático o depresión anteriores, aumentan las posibilidades de que un paciente dependa de los opioides después de experimentar dolor.

Lo mejor que pueden hacer los médicos a corto plazo es respetar lo que los pacientes nos dicen y tratar de obtener información,  nuestros propios sesgos podrían llevarnos a subestimar la experiencia de dolor del paciente.

Why it’s so hard for doctors to understand your pain
 April 25, 2018
 https://theconversation.com/why-its-so-hard-for-doctors-to-understand-your-pain-93526
4.2/5 (5)

Valora esta información

Fibromialgia menopausia y dolor. ¿Qué relación tienen? La fibromialgia una enfermedad mayoritaria en mujeres entre 40 y 50 años, su posible relación con la menopausia y alteraciones hormonales.
Un estudio muestra el impacto del dolor en la franja de edad relacionada con la menopausia.

La menopausia podría estar involucrada en la patogénesis de dolores musculares y articulares en mujeres de mediana edad

Fondo

Dolores musculares y articulares se observan con frecuencia entre las mujeres menopáusicas. Estos afectan la calidad de vida y son una carga para el sistema de salud.

Objetivo

Analizar la relación entre Dolores musculares y articulares y varias variables relacionadas con la menopausia.

Métodos

En este estudio transversal, 8373 mujeres sanas de entre 40 y 59 años, que acompañaban a pacientes a centros de salud en 18 ciudades de 12 países latinoamericanos, debiendo completar la Escala de Evaluación de la Menopausia y un cuestionario que contenía datos personales.

Resultados

La edad promedio de la muestra total fue de 49.1 ± 5.7 años, el 48.6% fueron posmenopáusicas y el 14.7% usaron terapia hormonal (TH).
Un 63.0% de ellos presentaron dolores musculares y articulares, con un 15.6% puntuado como severo a muy severo según el MRS (puntajes 3 o 4). El modelo de regresión logística determinó que los síntomas vasomotores (OR: 6,16; IC del 95%, 5,25-7,24), la menopausia prematura (OR: 1,58; IC del 95%, 1,02-2,45), estado posmenopáusico (OR: 1,43; IC del 95%, 1,20- 1.69), la consulta psiquiátrica (OR: 1.93, IC 95%, 1.60-2.32) y el uso de drogas psicotrópicas (OR: 1.35, IC 95%, 1.08-1.69) se relacionaron significativamente con la presencia de dolores musculares y articulares grave-muy grave.

fibromialgia menopausia y dolor

Otras variables significativas incluyen: edad, consumo de tabaco y educación inferior. Autopercepción de la salubridad (OR: 0,49, IC 95%, 0,41-0,59), acceso a servicios de salud privados (OR: 0,77, IC 95%, 0,67-0,88) y uso de terapia hormonal (OR: 0,75; IC del 95%, 0,62-0,91) se relacionaron significativamente con un menor riesgo de presencia de dolores musculares y articulares grave-muy grave.

Conclusión

En esta gran muestra de mediana edad, la prevalencia de dolores musculares y articulares fue alta, lo que se asoció significativamente con variables de la menopausia, especialmente los síntomas vasomotores. Esta asociación puede sugerir un posible papel de los cambios hormonales femeninos en la mitad de la vida en la patogénesis de los dolores musculares y articulares.

Fibromialgia, menopausia y dolor.

En fibromialgia la proporción de mujeres casi el 90% (cifras aportadas por la Sociedad Española de reumatología) que padecen fibromialgia está entre las edades de 40-50 años, en el anterior estudio se muestra como los cambios hormonales proporcionan un mayor problema de problemas vasomotores.
En el grupo de mujeres que sólo padecen fibromialgia y que el debut de la enfermedad está entre las edades mencionadas anteriormente el ejercicio físico (adaptada a cada paciente)puede ser un gran aliado para el tratamiento de la enfermedad.
La fibromialgia está conformada por subgrupos de pacientes y que según cada paciente necesitará un tratamiento personalizado para la enfermedad y/o enfermedades asociadas que puedan empeorar su estado de salud general.

Menopause could be involved in the pathogenesis of muscle and joint aches in mid-aged women

Juan E. Blümel, Peter Chedraui'Correspondence information about the author Peter ChedrauiEmail the author Peter ChedrauiEmail the author Peter Chedraui, German Baron, Emma Belzares, Ascanio Bencosme, Andres Calle, Luis Danckers, Maria T. Espinoza, Daniel Flores, Gustavo Gomez, Jose A. Hernandez-Bueno, Humberto Izaguirre, Patricia Leon-Leon, Selva Lima, Edward Mezones-Holguin, Alvaro Monterrosa, Desiree Mostajo, Daysi Navarro, Eliana Ojeda, William Onatra, Monique Royer, Edwin Soto, Konstantinos Tserotas, Maria S. Vallejo
 PlumX Metrics
 DOI: https://doi.org/10.1016/j.maturitas.2013.02.012

http://www.medicosypacientes.com/articulo/el-90-de-los-casos-de-fibromialgia-se-dan-en-mujeres-de-mediana-edad-y-su-deteccion-es-cada
4.62/5 (13)

Valora esta información

La estimulación eléctrica craneal (CES) es un tratamiento cada vez más popular, aunque el beneficio no está suficientemente claro.

Revisión sistemática: Beneficios y daños de la Estimulación eléctrica craneal en enfermedades crónicas del dolor, depresión, ansiedad e insomnio.

En esta revisión sistemática se analiza la evidencia sobre los beneficios y daños de la estimulación eléctrica craneal en pacientes adultos en enfermedades crónicas del dolor, depresión, ansiedad e insomnio.

Fuentes de datos:

Varias bases de datos desde el inicio hasta el 10 de octubre de 2017 y sin restricciones de idioma, referencias de expertos, revisiones anteriores y fabricantes.

Selección de estudios:

Ensayos controlado aleatorios de CES versus atención habitual o CES simulada que informaron dolor, depresión, ansiedad o resultados del sueño en cualquier idioma.

Extracción de datos:

Extraído por un solo revisor, verificada por otro; evaluación de calidad dual e independiente; calificación de la fuerza de la evidencia por el primer autor con posterior debate grupal.

Síntesis de Datos:

De Veintiocho artículos de 26 Ensayos controlado aleatorios cumplieron los criterios de elegibilidad. Los 2 ensayos que compararon CES con la atención habitual fueron pequeños, y ninguno reporta un beneficio estadísticamente significativo en los resultados de dolor o ansiedad en pacientes de fibromialgia o ansiedad, respectivamente.

Catorce ensayos incluyeron a pacientes con condiciones dolorosas, como dolor de cabeza, dolor neuromuscular o dolor musculoesquelético, estos obtuvieron resultados contradictorios. Cuatro ensayos realizados hace más de 40 años y uno a partir de 2014 proporciona pruebas de baja intensidad con un posible beneficio modesto en comparación con tratamientos simulados en pacientes con ansiedad y depresión.

Los ensayos en pacientes con insomnio (n = 2), insomnio y ansiedad (n = 1) o depresión (n = 3) no obtuvieron resultados concluyentes o fueron contradictorios. Existe baja evidencia que sugiera que no cause efectos secundarios graves.

Estimulación eléctrica craneal

Limitación:

La mayoría de los ensayos tenían tamaños de muestra pequeños y por cortos espacio de tiempo; todos tenían un alto riesgo de sesgo.

Conclusión:

Insuficiente evidencia para que la estimulación eléctrica craneal tenga efectos clínicos importantes sobre la fibromialgia, el dolor de cabeza, el dolor neuro musculoesquelético, el dolor articular degenerativo, la depresión o el insomnio; existe baja evidencia que sugiere un modesto beneficio en pacientes con ansiedad y depresión.

Articulo facilitado por @jtorresmacho traducido por fibromialgia Noticias
Fuente principal de financiación:
 Iniciativa de investigación de mejora de la calidad de Veterans Affairs. (PROSPERO: CRD42016023951)
Shekelle PG, Cook IA, Miake-Lye IM, Booth MS, Beroes JM, Mak S. 
Benefits and Harms of Cranial Electrical Stimulation for Chronic Painful Conditions, Depression, Anxiety, and Insomnia: A Systematic Review.
Ann Intern Med. [Epub ahead of print 13 February 2018] doi: 10.7326/M17-1970

En 2014 cochrane editó un amplio articulo sobre las tecnicas de estimulacion craneal. Acceso a el articulo publicado por el Equipo de cuidados de dolor y paliativos.
Estimulación eléctrica craneal

Redactado por Fibromialgia Noticias

Estimulación eléctrica craneal. Una preocupante situación en Estados Unidos.

En estados Unidos la FDA aprobó el uso de estos aparatos para tratar la depresión. El alto coste de ellos junto con la baja evidencia de resultados en el tratamiento ha llevado a médicos a posicionarse para que el enfermo crónico no invierta en dispositivos que no le aportan más que un gran esfuerzo económico.

Odiaría decir que los fabricantes de estos dispositivos están aprovechando a aquellos con enfermedades mentales y tratando de venderles algo que no pueden pagar con poca evidencia de utilidad, pero uno podría llegar a esa conclusión. Las personas que conozco con trastorno depresivo mayor grave ciertamente no podrían permitirse tal dispositivo y si compraran uno, sería con grandes dificultades.

Por esa razón, creo que es importante saber que existe falta de evidencia científica. Todo lo que puedo decir de este dispositivo es advertir: comprador, tenga cuidado.

Del articulo Terapia de electroestimulación craneal en la depresión: evidencia, o falta de ella, en la última década

5/5 (3)

Valora esta información

La punción seca para fibromialgia podría ser una alternativa para un grupo de pacientes. Tesis doctoral elaborada por  el fisioterapeuta Juan Vicente Mampel Directores: Francisco de Asís Ros Bernal Isabel Salvat Salvat

Tesis doctoral Eficacia analgésica del tratamiento invasivo miofascial (punción seca) en fibromialgia.

Resultados obtenidos en Punción seca para fibromialgia

A continuación se resumen las principales conclusiones derivadas del presente estudio:
PRIMERA: Los pacientes sometidos a la técnica de punción seca mostraron una disminución de la hiperalgesia local a las 24 horas de la intervención en relación al grupo Placebo y al No intervención. Este efecto no se encontró en la valoración realizada inmediatamente después del tratamiento.
SEGUNDA: Los pacientes sometidos a la técnica de punción seca no mostraron efecto superior al grupo Placebo ni grupo Tratamiento en las mediciones de algometría general realizadas mediatamente después del tratamiento. Respecto a la medición de la algometría general post 24 horas, esta medición demostró cambios entre grupos a favor del grupo Tratamiento.
TERCERA: Los efectos positivos del tratamiento con punción seca, en cuanto la disminución de la algometría local post 24 horas, no se asociaron con los niveles de catastrofismo. En cambio la medición de la algometría general obtenida postratamiento estaba influida por el catastrofismo.
CUARTA: La punción seca no mostró unos resultados concluyentes en cuanto a su efecto simpaticolítico. Aun así, sí se observaron efectos positivos a favor de esta técnica, mostrando una reducción de la actividad del componente simpático en la medición post tratamiento.
QUINTA: La técnica de punción seca no es más dolorosa que la técnica placebo o la no intervención, al no existir correlación entre la escala analógica visual y la variabilidad de la frecuencia cardíaca.
La percepción del dolor derivada de la punción seca y el dolor muscular generado por la intervención no es superior, comparado con el resto de los grupos. El catastrofismo se correlacionó con mayor dolor muscular tras la técnica placebo, por ende, el valor de catastrofismo se muestra independiente del nivel dolor que general la técnica de punción seca.

Conclusiones del estudio

La consideración de las conclusiones obtenidas nos permite afirmar que, en parte, se confirma la hipótesis de la que parte el estudio: la punción seca aplicada a los Puntos Gatillo Miofasciales del músculo infraespinoso en pacientes con fibromialgia consigue una disminución de la hiperalgesia generalizada de estos pacientes cuando ésta es valorada a las 24 horas de la intervención. Sin embargo, este efecto no se modifica en sujetos con altos valores de catastrofismo.

Teniendo en cuenta que el efecto analgésico de la punción seca en esta tesis ha sido estudiado a corto plazo y con una muestra pequeña, su autor considera que la técnica de la punción seca debería ser introducida dentro del tratamiento multidisciplinar llevado a cabo para la fibromialgia, ya que se obtuvieron unos resultados positivos en cuanto a la analgesia conseguida, aunque se realizó una única sesión y sólo se trató un músculo perteneciente a un miotoma mucho más extenso.

Los resultados de este ensayo no pueden extenderse a pacientes con severas alteraciones tales como enfermedades neoplásicas o psiquiátricas severas porque la existencia de estas patologías, asociadas a la FM, resultaba motivo de exclusión del presente estudio.

¿Qué es la punción seca?

La Punción Seca consiste en el empleo del estímulo mecánico de una aguja como agente físico para el tratamiento del síndrome de dolor miofascial (SDM).
El SDM se define como el conjunto de signos y síntomas causados por los puntos gatillo miofasciales , que incluyen dolor referido, es decir, experimentado fuera de la zona donde se encuentra el punto gatillo miofascial responsable debilidad muscular, restricción de movilidad, descoordinación, fatigabilidad muscular, retardo en la relajación y en la recuperación de los músculos después de su actividad, así como espasmo muscular.
Se usa el adjetivo «seca», no solo por ser fieles al término inglés original (dry needling), sino también para enfatizar el hecho de que no se emplea ningún agente químico y, así, distinguirla inequívocamente de otras técnicas invasivas en las que se infiltra alguna sustancia, como anestésicos locales, agua estéril, suero salino isotónico, antiinflamatorios no esteroideos o toxina botulínica.
El uso de la Punción Seca se encuadra principalmente en la primera fase del tratamiento del Síndrome miofascial, es decir, en la fase en la que se intentan eliminar los Puntos Gatillo Miofasciales causantes de los síntomas del paciente.

El profesional que debe realizar esta técnica es un fisioterapeuta.

Tesis doctoral Ciencias de la salud (UP de medicina)
 Eficacia analgésica del tratamiento invasivo miofascial (punción seca) en fibromialgia.
 Influencia del catastrofismo en cuanto al éxito de la intervención.
 Autor: Juan Vicente Mampel
 Directores: Francisco de Asís Ros Bernal
 Isabel Salvat Salvat
4.83/5 (6)

Valora esta información

Las respuestas al dolor crónico en pacientes con fibromialgia podría encontrarse no en la clínica médica, sino en el laboratorio de física.

Un nuevo estudio postula que la hiperactividad en las redes cerebrales de los pacientes con fibromialgia es la culpable del dolor crónico en esta enfermedad crónica. La investigación muestra, que la hiperactividad hace que las redes cerebrales reaccionen de manera importante a cambios menores, fenómeno conocido como «sincronización explosiva».

Sincronización explosiva y dolor crónico en fibromialgia

Este fenómeno es común en la naturaleza, y hasta hace poco ha sido considerada del dominio de los físicos, no de los médicos, subrayan los autores. Se caracteriza por reacciones «abruptas, explosivas» a los estímulos en toda una red, «cuando un pequeño estímulo conduce a un corte de energía importante».

«La sincronización explosiva está detrás de patologías como la epilepsia, un desorden neurológico que se manifiesta mediante crisis. Algunas neuronas pasan bruscamente de un estado de activación bajo a otro alto y desatan las crisis, una auténtica “tormenta” en el cerebro.»

Para estudiar los posibles vínculos entre la sincronización explosiva y el dolor crónico en la fibromialgia, los investigadores de la Universidad de Michigan y la Universidad de Ciencia y Tecnología de Pohang, en Corea del Sur, han estudiado la actividad eléctrica en el cerebro de 10 pacientes con fibromialgia.

Las lecturas de electroencefalograma (EEG) muestran al inicio del estudio la hipersensibilidad en los cerebros de los pacientes , y el grado de sincronización explosiva es correlacionado con la intensidad del dolor crónico que informan los participantes del estudio.

Luego, los investigadores usaron modelos de los cerebros de los pacientes en computadora  para comparar las respuestas de las redes cerebrales de pacientes con fibromialgia y los que no respondieron a los estímulos. Los autores del estudio encontraron que los modelos cerebrales de pacientes con fibromialgia demostró ser mucho más sensible.

Entonces, si la física ayuda a explicar la causa del dolor crónico en la fibromialgia,

¿la física también puede ayudar a resolver el problema de la enfermedad de fibromialgia?

«Sí», dijo Cheol Lee, físico y profesor asistente de anestesiología en la Universidad de Michigan, y el primer autor del estudio.

«Recientemente los físicos proporcionaron una respuesta teórica sobre cómo convertir el estado de sincronización explosivo (o hipersensible) en el estado de sincronización no explosivo (es decir, menos sensible), y viceversa», dijo Lee. «Sin embargo, al aplicar la teoría a un cerebro con fibromialgia y controlarla, es un problema más complejo porque tenemos que considerar la dinámica compleja y la estructura de red del cerebro humano».

El estudio no solo señala el camino al alivio potencial de la hipersensibilidad en las redes cerebrales, sino que también muestra el poder de los modelos informáticos del cerebro, lo que podría tener implicaciones hacía una medicina personalizada, podría permitir a los médicos ver cómo podría resultar una terapia antes de intentarlo con un paciente en particular.
Sincronización explosiva y dolor crónico

Escrito por Fibromialgia Noticias©

El hallazgo también pueden extenderse más allá de la fibromialgia, según el coautor principal del estudio, Richard Harris, PhD, profesor asociado de anestesiología de la Universidad de Michigan y parte del Centro de Investigación del Dolor Crónico y la Fatiga de la universidad.

«Nuestro grupo y otros sugieren que el cerebro hipersensible visto en pacientes con fibromialgia es probable que esté presente en muchas otras condiciones con dolor», dijo. «Por ejemplo, el aumento de la conectividad neuronal funcional, resultado que puede estar relacionado con la sincronización explosiva, entre la corteza sensorial y otras redes cerebrales puede trascender a múltiples diagnósticos de dolor».

Harris dijo:-» La conectividad cerebral alterada se muestra también en el dolor pélvico, el dolor de la enfermedad de anemia de células falciformes y el dolor lumbar crónico.»

Functional Brain Network Mechanism of Hypersensitivity in Chronic Pain
 UnCheol Lee, Minkyung Kim, KyoungEun Lee, Chelsea M. Kaplan, Daniel J. Clauw, Seunghwan Kim, George A. Mashour & Richard E. Harris
 Scientific Reports 8, Article number: 243 (2018)
 doi:10.1038/s41598-017-18657-4 Published online: 10 January 2018
4.7/5 (10)

Valora esta información

La actualidad en noticias cada vez lo remarcan más, encontrar soluciones al dolor en muchos casos es demasiado complicado y la búsqueda hacía soluciones es una pérdida de años y calidad de vida de muchos pacientes.
Estas pérdidas no sólo se reflejan en Fibromialgia, igual de perdidos se encuentran enfermos de dolor crónico en mayúsculas…las neuralgias del trigémino o la enfermedad del suicidio nombrados por algunos por sus devastadores dolores.
Y al final todo se traduce en cifras de discapacidad que anula al enfermo a tener una vida plena, para algunos esa discapacidad puede ser un 10% y para otros del 80% y nada tiene que ver con el «aguante» personal del dolor ni con las fuerzas que uno dedique a superarlo.
El dolor es crónico y su falta de tratamiento tiene severas consecuencias para la salud de muchos enfermos, salud que acaba perjudicando en todas las esferas de la vida y para quien no lo sufre es difícil de comprender.
En la actualidad, cubre muchos artículos de información periodistica la crisis de opioides que vive Estados Unidos, una consecuencia de vivir con dolor crónico y no perder la continuidad en la vida. No abandonar proyectos, no reconducir la vida cuando se padece dolor crónico es el alto precio que pagan muchos.

¿Por qué afecta de forma tan grave en Estados Unidos? la abundancia en un país rico

 

Sí, ¿Pero en la enfermedad de fibromialgia que está pasando?

Una reciente publicación ha recogido lo los resultados de aplicar los criterios de tratamiento elaborados en Canadá en 2012. En ellos los resultados después de aplicar unos criterios de protocolo los «fallos» que una parte de los enfermos están sufriendo, una complicada convivencia con la enfermedad.

Cómo el «tratamiento dela enfermedad» dista de ser para muchos el idóneo.


En él también se recoge como los problemas de convivencia con la enfermedad e integrarse en un mundo lleva a sufrir unas consecuencias, más discapacidad. Los problemas que para un 33% sufre con las limitaciones del dolor son problemas añadidos que se derivan del sufrimiento del dolor crónico…la adaptación al entorno de un enfermo puede llevarle a sufrir una depresión.

Adaptarse a un puesto de trabajo como maestra, policía, camarera, médicos, psicólogos…y un largo etcétera de profesiones muestra como no discrimina entre quienes la padecen, entre «estilos de vida», y trabajar con dolor crónico es una fuente continua de sufrimiento, que acaba con el bienestar emocional de cualquier enfermo.

La falta de adaptación al trabajo, las ausencias por dolor en los trabajos, unidos a una serie de consecuencias laborales y sociales que ocurre en cascada a un enfermo hace que los médicos, lejos de sus competencias vean que estos costes personales del dolor crónico los califiquen como problemas psicosociales.

Sin apoyos médicos demasiados

A todo esto se suma la falta de empatía y con ello la imposibilidad de comunicar sus problemáticas de salud a quienes les pueden ayudar: Los médicos. Los enfermos están cansados de luchar contra una enfermedad sin apoyo, el más necesario el del médico, que le resuelva sus dudas.

Y la propia medicina especializada en Fibromialgia ha mostrado su «inquietud», se ha manifestado ante la soledad al que el paciente una vez diagnosticado se encuentra: la incertidumbre de no tener apoyo médico, de estar viviendo una enfermedad para una parte cruel y no encontrar un colchón de un mínimo bienestar…por ello han decidido manifestarse apoyando al paciente y mostrar que el camino que se sigue no es el adecuado.

El enfermo de fibromialgia no acaba con su «angustia» cuando se le diagnostica, entonces comienzan otras …y sufrimientos, para una parte luchar contra el dolor crónico y amoldarse a una vida que cada vez le exige más y la enfermedad le pide más espacios sino frena a tiempo.

Para muchos el autocuidado para no caer en la desesperación es abandonar sus proyectos de vida, sus trabajos y aquí comienza otra fuente de sufrimiento.

Y Lady Gaga lo muestra

Llegó para quedarse…en efecto, en cada show que protagoniza antes emite el documental en el que muestra la convivencia con la enfermedad. Se está subiendo a un escenario, como muchos enfermos en sus primeros años luchan por sus puestos de trabajo…veremos en el tiempo y con el transcurso de los años, las idas y venidas. Aparecer y desaparecer para encontrar el equilibrio que muchos buscan, hasta desfallecer.

Hasta que el cuerpo aguante…y no es síntoma de debilidad. Es la lucha titánica que millones de pacientes llevan día a día a pesar de etiquetarles de mil maneras.
Nadie dijo que vivir con dolor crónico fuera fácil, y si tienes al lado un paciente de dolor crónico como fibromialgia, pregunta, seguramente te mostrará como es aferrarse a la vida con una fuerzas infinitas.

Este articulo este redactado basado en otros articulos que te pueden ayudar a ver la complejidad de una enfermedad como Encuesta a los reumatologos canadienses,  Joanne o lo que nadie quiere ver y Fibromialgia o empatía: un camino hacía el bienestar 

Un articulo escrito por Fibromialgia Noticias©

5/5 (4)

Valora esta información

La mayoría de los reumatólogos canadienses siguen las recomendaciones de la guía de 2012 para el manejo de la fibromialgia, aunque pocos creen que sean efectivas, lo que indica que es necesaria una actualización, según los resultados publicados en el Journal of Clinical Rheumatology.

Además, los investigadores encontraron que los reumatólogos en Canadá, en general, no brindan atención primaria para la fibromialgia.

«La fibromialgia es una enfermedad que desafía a los pacientes y a sus médicos, y su tratamiento, a menudo, es muy variable«, Dijo Jason W. Busse, DC, PhD, de la Universidad McMaster, en Hamilton, Ontario, Canadá. «Conocedores de ello, las asociaciones de profesionales han publicado guías de práctica clínica. Sin embargo, el grado en que la atención es consistente y eficaz con las recomendaciones no es nada certero, al igual que la impresiones que tienen los médicos sobre la efectividad de la atención que se recomienda en la guía de consenso de tratamiento de fibromialgia».

Guía de criterios canadienses 2012 «2012 Canadian Guidelines for the diagnosis and management of fibromyalgia syndrome: Executive summary»

Resultados después de la aplicación de los criterios canadienses de 2012

Para determinar actitudes y estrategias de manejo de los reumatólogos canadienses hacia la fibromialgia, y cómo se relacionan con las Guías canadienses de 2012, los investigadores elaboraron una encuesta transversal de 17 ítems con la ayuda de epidemiólogos, otros reumatólogos y estudios previos. La encuesta midió las actitudes de los encuestados y su concordancia con las recomendaciones de la guía.

Utilizando la información de contacto de la base de datos  de los miembros de la Canadian Rheumatology Association, así como el directorio del American College of Rheumatology, los investigadores distribuyeron la encuesta a las oficinas de 331 reumatólogos canadienses de julio a octubre de 2016. De ellos, 140 respondieron la encuesta .

Según los investigadores, el 80% de los encuestados cree que la fibromialgia es un diagnóstico clínico útil. Sin embargo, solo el 54% dijo que la fibromialgia se definió objetivamente, mientras que el 30% cree que es una afección psicosocial.

Entre los encuestados, el 37% dijo que la fibromialgia podría derivar en una incapacidad para trabajar.

Además, el 61% de los encuestados creen que los puntos sensibles son útiles para diagnosticar la fibromialgia. Los investigadores encontraron que solo el 42% está de acuerdo en que los tratamientos sean efectivos en el tratamiento de la enfermedad.

Más del 89% de los reumatólogos que realizó la encuesta están de acuerdo con la recomendaciones de las guías, la fibromialgia debe tratarse con educación, terapia con ejercicios, antidepresivos y analgésicos no narcóticos.

Aún así, la confianza en estos tratamientos y su efectividad varió del 9% al 47%.

Según los investigadores, un análisis de la guía descubrió  limitaciones.

«Nuestra evaluación de las Guías canadienses de 2012 sugiere que este documento posee varias limitaciones para cumplir  los estándares de una guía confiable», dijo Busse.

Añadió que son «necesarias urgentemente»  las actualizaciones de la directrices  y debe incluir evidencia recientes y actualizadas de las mejores prácticas para su tratamiento.

«Los reumatólogos canadienses consideran que el tratamiento de la fibromialgia es un desafío, a pesar de la buena aceptación en las recomendaciones de la guía canadiense de 2012, que se debe proporcionar terapia cognitivo-conductual», dijo.
«La provisión limitada de terapia cognitivo-conductual puede reflejar un problema de recursos, que debe ser implementado por las políticas de sanidad. No se puede esperar que los reumatólogos lleven a cabo recomendaciones para tratamientos que no están disponibles.»

Actualidad en el tratamiento fibromialgia 2017

Attitudes Toward and Management of Fibromyalgia: A National Survey of Canadian Rheumatologists and Critical Appraisal of Guidelines
 Agarwal Arnav BHSC; Oparin, Yvgeniy BHSc; Glick, Lauren BSc; Fitzcharles, Mary-Ann MD; Adachi, Jonathan D. MD; Cooper, Matthew D. MD; Gallo, Lucas; Wong, Laura BHSc; Busse, Jason W. DC, PhD
 JCR: Journal of Clinical Rheumatology: Post Author Corrections: December 27, 2017
 doi: 10.1097/RHU.0000000000000679
5/5 (3)

Valora esta información

¿Por qué los pacientes con fibromialgia no cumplen sus tratamientos?
El Dr. Jack Cush informa un problema generalizado con el cumplimiento de los tratamientos farmacológicos en fibromialgia.

Investigación del cumplimiento del tratamiento en Fibromialgia

Se demostró que el cumplimiento y la adherencia eran bastante pobres en los pacientes con fibromialgia (FM), con altas tasas de interrupción del tratamiento y más del 60% mostraba baja adherencia.

El estudio muestra claramente que en la población israelí de pacientes con FM, la persistencia y adherencia a la terapia FM en el año posterior al diagnóstico es notablemente baja.

En este estudio, utilizando datos de reclamaciones hechas a una Aseguradora de Salud israelí , los investigadores evaluaron a 3.922 pacientes con FM desde 2008 hasta 2011, y analizaron específicamente los siguientes agentes usados para el tratamiento durante un período de 12 meses: pregabalina, antidepresivos [inhibidor selectivo de la recaptación de serotonina (SSRI) , inhibidor de la recaptación de serotonina / norepinefrina (IRSN)] y antidepresivos tricíclicos (ATC).

La proporción de días cubiertos (PDC) se utilizó como valor para medir la adherencia al fármaco. Un proporción de días cubiertos <20% se consideró baja adherencia y un PDC ≥ 80% se consideró de alta adherencia.
El 56.1% de los pacientes retiraron una receta lo que muestra, que el 45.0% recibió al menos un medicamento en el año siguiente al diagnóstico, y sólo el 28.8% recibió las recetas dos veces durante el primer año desde el diagnóstico.

Altas tasas de abandono

La tasa de abandono del fármaco a 1 año fue más alta para antidepresivos tricíclicos (91,0%) y más baja para los antidepresivos ISRS / IRSN (73,7%).
De estas cifras se arroja que más de la mitad de los pacientes (60.5%) tuvieron menos del 20% de los días cubiertos por  medicamentos durante el año, y de ese ese 20% solo el 9.3% fueron muy adherentes (PDC ≥ 80%).

El cumplimiento y la adherencia demostraron ser bastante pobres en pacientes con fibromialgia (FM), con altas tasas de interrupción del tratamiento y más del 60% demostraron baja adherencia.

 pacientes con fibromialgia no cumplen sus tratamientos farmacológicos
El manejo de la enfermedad de fibromialgia puede complicarse por altas interrupciones de medicamentos y la baja adherencia.
Jack Cush, MD, es el director de reumatología clínica del Instituto de Investigación Baylor  y profesor de medicina y reumatología en el Centro Universitario Médico Baylor  en Dallas. Él es el editor ejecutivo de RheumNow.com. Una versión de este artículo apareció por primera vez en RheumNow, un sitio de noticias, información y comentarios dedicado al campo de la reumatología.

Adherence and Persistence with Drug Therapy among Fibromyalgia Patients: Data from a Large Health Maintenance Organization

Dana Ben-Ami Shor, Dahlia Weitzman, Shani Dahan, Omer Gendelman, Yael Bar-On, Daniela Amital, Varda Shalev, Gabriel Chodick and Howard Amital
 The Journal of Rheumatology October 2017, 44 (10) 1499-1506; DOI: https://doi.org/10.3899/jrheum.170098
4.25/5 (12)

Valora esta información