,

Nuevas aportaciones sobre el dolor en fibromialgia

XXXII Congreso de la Sociedad Española de Reumatología

Ningún tipo de trastornos afecta en conjunto a más personas que los relacionados con las enfermedades reumática. Son los responsables de la mayor incapacidad en países occidentales y su coste asistencial y social es más elevado que el de cualquier otro grupo de enfermedades. Sólo de la artritis reumatoide en España se calcula en torno a mil millones de euros al año. La Sociedad Española de Reumatología, que celebra su XXXII Congreso del 24 al 26 de mayo en Valencia, lleva varios años llamando la atención de autoridades y ciudadanos para detectar cuanto antes los problemas reumáticos y poder ser más efectivos con los tratamientos.
Prácticamente la mitad de la población acusa alguna enfermedad reumática aguda o crónica.

Estas enfermedades constituyen la primera causa de invalidez permanente y la tercera de incapacidad laboral transitoria.

“El 50% de las bajas por invalidez permanente originadas por enfermedades reumáticas corresponden a pacientes con artrosis”, señala el doctor Jesús Tornero, presidente de la Sociedad Española de Reumatología.
Las enfermedades reumáticas –se han descrito unas 250- están consideradas las de peor calidad de vida, más que las enfermedades pulmonares y las cardíacas y más frecuentes, incluso, que la hipertensión arterial. La mitad de las incapacidades laborales en nuestro país son achacables a problemas músculo-esqueléticos, y un 14,4% del total de las bajas laborales se deben a enfermedades reumáticas, ocupando el segundo lugar después de las afecciones respiratorias y el primer lugar por número de días de trabajo perdidos.

Artrosis, la más prevalente

La artrosis es la patología articular más prevalente, hasta el punto de que más del 70% de los mayores de 50 años tienen signos radiológicos de artrosis en alguna localización. Intervienen, según señala el doctor Pere Benito, del Servicio de Reumatología del Hospital del Mar de Barcelona, factores genéticos, de edad y sexo (más frecuente en las mujeres), pero también otros modificables: son de destacar la obesidad, la ocupación y actividad laboral, la práctica de deporte profesional, los trastornos de la alineación en las articulaciones, los traumatismos previos sobre las articulaciones, la densidad mineral ósea y la menopausia.

edad es un factor importante en la presentación de la artrosis

Aún así, y en relación con la edad, existen diferencias biológicas entre el cartílago envejecido y el cartílago artrósico. El cartílago envejecido presenta cambios morfológicos y estructurales distintos al cartílago artrósico, perdiendo los condrocitos su capacidad para mantener y reparar el tejido. “Estas diferencias, señala el doctor Pere Benito, son la demostración de que la edad es un factor importante en la presentación de la artrosis, pero no una variable única e independiente. No siempre las articulaciones se degeneran con la edad.”
El doctor Santiago Muñoz, reumatólogo del Hospital La Paz de Madrid, tratará sobre las implicaciones clínicas del sistema inmune en el anciano, y del concepto de inmunosenescencia: “Los cambios en el sistema inmune observados con el aumento de la edad tienen que ver más con una reestructuración que con un deterioro de las funciones del sistema inmune.”

la principal causa de dependencia en el anciano son los problemas reumáticos

Según el doctor Isidoro Ruipérez Cantera (Servicio de Geriatría, Hospital Central de la Cruz Roja, Madrid), la principal causa de dependencia en el anciano son los problemas reumáticos, especialmente la artrosis. Un diagnóstico precoz, así como programas de prevención de caídas en ancianos con osteoporosis, disminuiría la incidencia de éstas en un 20-30%, con la consiguiente reducción de fracturas, “aunque la mejor forma de hacer prevención terciaria de la dependencia en el anciano es tratando de forma precoz, correcta y completa sus enfermedades en fase aguda”. La dependencia casi siempre aparece pero también casi siempre se puede revertir total o parcialmente. Incluso en situaciones de enfermedades incapacitantes en sí mismas, es con frecuencia posible limitar el grado de dependencia y ayudar así al paciente y a sus cuidadores.

Lupus, hacia la enfermedad crónica

El lupus eritematoso sistémico (LES) es una enfermedad autoinmune, crónica, de origen desconocido Se caracteriza por la inflamación de distintos tejidos y órganos. La gravedad varía mucho en cada caso, dependiendo de la cantidad y variedad de anticuerpos y de los órganos afectados. Es una enfermedad poco conocida, pero no rara, ya que es más frecuente que la leucemia o la esclerosis múltiple.

Puede aparecer a cualquier edad, infancia, edad adulta y ancianos, aunque ocurre con más frecuencia entre los 17 y 35 años.

El 90% de los casos son mujeres y se calcula que cada año aparecen 7 nuevos casos por 100.000 habitantes. Hace unos 25 años la supervivencia de estos pacientes a los 5 años era del 50-60%, pero gracias a un mayor conocimiento de la enfermedad, a los tratamientos actuales y al diagnóstico precoz, el lupus puede considerarse en la actualidad una enfermedad camino de convertirse en crónica, ya que a los 10 años la supervivencia es mayor del 90%, señala el doctor Carreño, del servicio de Reumatología del hospital Gregorio Marañón de Madrid, que hablará sobre el tratamiento del lupus infantil. Un tratamiento que en cuanto a fármacos no difiere mucho del tratamiento del adulto, “pero tenemos que tener muy presente el tema del desarrollo; estos pacientes están inmunodeprimidos y hay que tener mucha precaución con ciertas vacunas”.

El lupus no afecta del mismo modo a todas las personas.

puede estar afectada sólo la piel, o varios órganos, como corazón, riñón, pulmón… Sin embargo, hay unos síntomas generales, como el cansancio, la pérdida de peso inexplicable y la fiebre prolongada. El tratamiento también dependerá de la gravedad de la enfermedad.

Vitamina D, vital para la función neuromuscular

La acción principal de la vitamina D en el organismo es participar en el control de los niveles en sangre de calcio y fósforo requeridos para la correcta mineralización del hueso. Sin embargo, en los últimos años se ha demostrado que tiene otros muchos efectos: inmunosupresor, antiproliferativo… y que es vital para la función neuromuscular, como señalará el doctor José Bernardino Díaz López, del hospital Universitario Central de Asturias.

Su deficiencia, indica, se ha relacionado no sólo con osteoporosis, sino también con enfermedades como la esclerosis múltiple, el LES, la artritis reumatoide, e incluso con tumores fundamentalmente del aparato digestivo.

múltiples efectos de la vitamina D

Incluso, las células del endotelio vascular expresan receptores nucleares de vitamina D, y se la ha relacionado con el control de la tensión arterial o de la diabetes. “Estos efectos beneficiosos respecto al riesgo cardiovascular se han puesto de manifiesto en especial en enfermos renales, observándose asociación entre empleo de metabolitos de la vitamina D y disminución de la mortalidad.” Añade este especialista que “pendientes de profundizar en el conocimiento de los múltiples efectos de la vitamina D, dada la alta prevalencia de su insuficiencia en nuestra población mayor y la descrita en personas que acuden a consulta reumatológica, parece prudente valorar la suplementación con vitamina D en muchos de nuestros pacientes”.

Nuevas aportaciones sobre el dolor en fibromialgia

El doctor Pedro Montoya (Departamento de Psicología e Instituto Universitario de Investigación en Ciencias de la Salud (IUNICS), Universitat de les Illes Balears, Palma) presentará datos experimentales que apoyan la idea de que los pacientes con fibromialgia realizan un procesamiento anómalo de la información relacionada con el dolor. Son mucho más sensibles a estímulos externos.
Según este especialistas, se ha comprobado que estos pacientes no sólo tienen umbrales más reducidos ante la presión mecánica, “sino que además la aplicación repetitiva de estímulos dolorosos desencadena en ellos una mayor sensibilidad que en los sujetos sanos”.

los pacientes con fibromialgia realizan un procesamiento anómalo de la información relacionada con el dolor

Este XXXII congreso la SER cuenta con la participación de otras sociedades reumatológicas, como el Colegio Mexicano de Reumatología, o la Sociedad Portuguesa de Reumatología, y con sociedades médicas como la Sociedad Española de Geriatría, además de una participación numerosa de enfermería.
Durante tres días, (Valencia, Palacio de Congresos, del 24 al 26 de mayo) la Sociedad Española de Reumatología tratará en su XXXII congreso los aspectos más relevantes de la especialidad, nuevos avances en terapias biológicas para enfermedades tan importantes como la artritis reumatoide, síndrome de Sjögren, además de los anti-TNF, los nuevos inhibidores de los linfocitos T, linfocitos B… o la gran utilidad demostrada de la ecografía en la evaluación de la actividad clínica de la artritis reumatoide, como señalará el doctor Dr. Mikkel Østergaar, de la Universidad de Copenhague.

genómica y la proteómica

El congreso tratará también de otros aspectos tan novedosos como la genómica y la proteómica, “pero sin olvidar los más cercanos a los pacientes: el abordaje del dolor, la prevención de la discapacidad, la calidad de vida o la economía de la salud, y la calidad asistencial”, señala el doctor Jesús Tornero.

Presentación de la Guía para pacientes con espondiloartritis

Espondiloartritis o Espondiloartropatías son un grupo de enfermedades reumáticas inflamatorias que afectan de forma prefente, aunque no exclusiva, a las articulaciones de la columna vertebral. Son enfermedades crónicas y de causa desconocida, en las que hoy por hoy no tenemos posibilidades de curación. Con mucha frecuencia, estas enfermedades afectan a personas jóvenes, menores de 40 años, que están en pleno periodo de formación o de responsabilidades familiares y laborales.
Las Espondiloartritis interfieren con todo ello, y por tanto pueden causar problemas, a veces muy severos, en la capacidad funcional de estas personas y en su calidad de vida, según señala el doctor Javier Ballina, coordinador de esta Guía.

enfermedades crónicas

Al tratarse de enfermedades crónicas, son muchas las necesidades de información que tienen estos pacientes, y que muchas veces no son fáciles de cumplir en el tiempo limitado de las consultas médicas. Esta “Guía para los pacientes con Espondiloartritis” aporta información actualizada, veraz y fiable, respaldada por una sociedad científica, como es la Sociedad Española de Reumatología.

los consejos del día a día

En ella, aparte de mostrar los conocimientos médicos que hoy tenemos sobre estas enfermedades, se explican los consejos que tienen que saber los pacientes para enfrentarse a la enfermedad en el día a día.
Así por ejemplo, como deben de ser los periodos de actividad y de descanso, el deporte, la vida sexual, conducir, trabajar, ejercicios…, todo ello sin olvidar, que se aporta información actualizada sobre los tratamientos clásicos y más modernos que han hecho que enfermedades, otrora invalidantes, sean controladas hoy con más facilidad.
La Guía, que se añade a las que ya ha editado previamente la Sociedad Española de Reumatología (Artrosis y Artritis Reumatoide), se completa con respuesta de los especialistas en Reumatología a preguntas reales de los enfermos, y con historias reales de los propios pacientes que cuentan, a sus compañeros de enfermedad, sus problemas con esta, y las soluciones que han podido encontrar por si mismos.

Print Friendly, PDF & Email
Valora la información

Valora esta información

Comparte
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.