fibromialgia natación y ejercicio físico
, ,

Fibromialgia y natación. Una herramienta para aliviar el dolor

La fibromialgia y su principal síntoma el dolor pueden obtener alivio practicando ejercicio acuático.

Una reciente investigación, corrobora los resultados de una serie de investigaciones anteriores, la natación es una gran aliado en la fibromialgia.

El objetivo del estudio fué evaluar el efecto de la natación sobre el dolor, la capacidad funcional, la capacidad aeróbica y la calidad de vida en pacientes con fibromialgia.

Analizando los beneficios de Fibromialgia y natación

El estudio se basó la realización de 50 minutos de natación 3 veces por semana durante 12 semanas, con una frecuencia cardíaca de 11 latidos por debajo del umbral anaeróbico. El grupo de control realizó caminatas con una frecuencia cardíaca en el umbral anaeróbico, con la misma duración y frecuencia que el anterior grupo.

Una vez recogidos los datos se observó que los los pacientes de ambos grupos experimentaron mejoría en el dolor después de las 12 semanas, sin apenas diferencias entre los grupos (p = 0,658).
Se encontraron los mismos resultados con respecto a la capacidad funcional y la calidad de vida en el grupo que realizó como actividad física natación como caminar.

CAMINAR puede ser una opción tan válida como la natación

Resultados del estudio

En el estudio concluyó que nadar, como caminar, es un método efectivo para reducir el dolor y mejorar tanto la capacidad funcional como la calidad de vida en pacientes con fibromialgia.
A raíz de este estudio se ofrecen dos medidas adaptadas a diferentes intensidades de dolor, muy diferentes en los enfermos de fibromialgia.
Empezar cualquier tipo de ejercicio puede ser muy frustrante para cualquier enfermo de fibromialgia, ya que al no empezar el ejercicio adaptado al momento de la enfermedad que está viviendo puede llevar a desencadenar más dolor.
Effects of aquatic training and detraining on women with fibromyalgia: controlled randomized clinical trial (2018)

Natación en fibromialgia ¿La única opción?

La ventaja de la natación en la fibromialgia como en otras enfermedades crónicas, es el poder ejercitar toda la musculatura, cuando sea imposible realizar existen alternativas como el pilates o yoga que trabaja todas las zonas del cuerpo (siempre sin exigencias y adaptada) pueden ser más recursos.

Es siempre importante adaptar cada técnica a la situación actual de cada enfermo y evitar el dolor por sobre esfuerzos que llevarán a más dolor y abandonar cualquier actividad física. Aumentos en la intensidad inalcanzables o sobreesfuerzos son el gran freno hacía una continuidad en el ejercicio, si hay etapas de más dolor, disminuye la exigencia.

¿Cuándo se obtienen beneficios con el ejercicio?

Es necesario mantener una constancia, y se suelen obtener beneficios a medio/a largo plazo. Es necesario como mínimo realizar cualquier actividad entre 12 y 16 semanas al menos veinte minutos para obtener descenso en el dolor.

¿Qué se debe evitar? Personalizando el ejercicio a cada enfermo.

Cuando se sufre exceso de peso o lesiones de rodilla  los ejercicios más adecuados son los realizados en piscina

Realizar ejercicios repetitivos que empeoran la artrosis cervical.

Cuando se sufre bursitis trocantérica ( inflamación de la bolsa sinovial del trocánter mayor, el dolor más común localizado en la cadera) una buena opción es la bicicleta eliptica mejor que la estática.

El agua caliente alivia el dolor de las contracturas musculares ocasionadas por la tensión o las que permanecen después de una lesión.

En pacientes que padecen Síndrome de Hipermovilidad Articular y Síndrome Ehlers-Danlos Hiperlaxo es necesario adecuar el ejercicio a esta parte de pacientes

En fibromialgia la primera opción de tratamiento es el ejercicio adaptado a las características individuales de cada enfermo.

Otras alternativas en ejercicio

Existen estudios que avalan el uso del Tai chi y nuevos que combinan lo beneficios de una nueva modalidad el Ai chi, que conjuga los beneficios del primero con las propiedades del ejercicio en el agua.

Effects of aquatic training and detraining on women with fibromyalgia: controlled randomized clinical trial.
 Programa de ejercicios físico-terapéuticos para pacientes adolescentes con Síndrome de Hipermovilidad Articular y Síndrome Ehlers-Danlos hiperlaxo.
4.75/5 (36)

Valora esta información

,

La voz del paciente con fibromialgia

Entre tantos comentarios se pierden conversacionesde la voz del paciente con fibromialgia que muestran la realidad de la enfermedad de fibromialgia, cómo se es víctima de sus síntomas a muchos niveles, físicos y emocionales…sobre todo emocionales.
¿Quien mejor que vosotros para representar la voz de el ser humano que convive con fibromialgia?

La voz del paciente con fibromialgia

Esta es la primera de muchas conversaciones que muestran mitos y arraigadas ideas sobre la enfermedad: en esta se trata el mito de pertenecer a determinado estrato cultural, no es real. La enfermedad poco o nada tiene que ver con el nivel cultural.

La voz del paciente con fibromialgia

La voz del paciente con fibromialgia

Pilar Ruiz Oropesa
Últimamente en mi muro comparto articulos vuestros y absolutamente nadie de mi familia le pincha a un sencillo “me gusta”, ni una palabra de ánimo… He llegado a una conclusión, les importa un comino.

Gracias a Dios y a mi madre que esta en el cielo desde que yo tenía cuatro años, tengo una pareja que me entiende, un hijo que lo intenta y una amiga de las de verdad. Ahora imaginar vosotros, fibromialgia noticias y comentaristas, lo importantes que sois en mi vida. MUCHO 🙂

Keke Orueta
Cuánta razón tienes. Yo también comparto algunas cosas,. Porque todas sería “decir todo el tiempo que estás enferma y la gente no tiene por qué enterarse al decir de mi hermano,” solo tengo dos o tres me gusta de mis dos primas……los demas lo ignoran..mi marido si lo entiende, me ayuda.

Siempre hay que recordar las limitaciones aunque no se quiera

Pero no concibe que me equivoque y olvide en el trabajo soy secretaria ( es médico lo que es peor) administro mi casa, la de mi hijo, puedo hacerlo ya que lo hago por Internet que me facilita la tarea , pero si tengo algún error mínimo acostumbrado a otra Keke Orueta… enseguida protesta hasta que digo “estoy enferma y me hace mal .” En fin la lucha continua

Pilar Ruiz Oropesa
Te entiendo más que de sobra!!! Me he dedicado a maquetar revistas (diseño gráfico) durante 17 años y anteriormente a esto trabajé en Artes Gráficas 6 años, maquetando iguamente pero mediante códigos, pues no existían pantallas gráficas (si me equivocaba en un código se me caía el pelo).

Tanto una cosa como la otra requería de mucha concentración y precisión. Mi hijo tiene 30 años y es informático, de tal palo…

Hay veces que necesito de su ayuda para el ordenador y me dice: -Madre, no te entiendo, con lo que tu eras y eres una inutil, cómo no eres capaz de hacer esto, tú me enseñaste tantas cosas… ESTAS TONTA O QUÉ TE PASA!!!!- Contengo las lágrimas y callo.

Reproducción de la conversación

Este espacio ha pedido a sus autores la reproducción de la conversación, ser nombrados y reproducirla fielmente. Nunca se vulnera la intimidad de ningún participante de fibromialgianoticias.com y cualquier red social de este espacio.

Más sobre pacientes de fibromialgia

4.82/5 (11)

Valora esta información

,

Fibromialgia información y paciente activo

Muchos me conoceis de hace tiempo, algun@s, much@s de cuando comencé hace ya diez años.

Mi diagnostico llegó hace 22 años y por aquel entonces mi incursión en internet para informarme fué desastrosa.

Antes quiero contaros que cuando recibí mi diagnóstico lo comprobé con una segunda opinión, y la segunda opinión barajaba la idea de depresión, yo no me “sentia” deprimida pero si quería mejorar tendría que hacer caso de quien realmente sabe: el médico.  Cuando llegó el día de la segunda opinión yo en mi interior pensaba, pedía que fuera depresión, pero no, confirmó el anterior diagnóstico: Fibromialgia.

¿Por qué pedia que fuera depresión?

Creía que con la ayuda de profesionales, tratamiento y mi fuerza de voluntad en poco tiempo podría estar recuperada y retomar las riendas de mi vida todos mis sueños y proyectos.

Desgraciadamente me cayó un jarro de agua fria, sabía ya lo que eran los dolores extremos a pesar de haberla sufrido poco tiempo y ser diagnosticada muy rápido, nunca me hubiera imaginado que mi vida se vería condicionada desde tan joven con una enfermedad tan dolorosa y discapacitante, y con pocas expectativas de mejoría

consciente del peligro

(era totalmente consciente que sino bajaba el ritmo empeoraría drasticamente tal y como evolucionaban mis síntomas, sabía que estaba sometiendo mi cuerpo a un estrés totalmente contraproducente: pedirle más de lo q podia hacer)

Sin limitar las obligaciones del día a día, acababa de ser madre y no quería ni pensaba dejar en manos de nadie a mi hijo, quería vivir YO la experiencia y por supuesto después seguir con la profesión para la que me había preparado durante años (pero esa es otra historia) .

Una curiosidad

Años después me encontré con un articulo médico que analizaba este hecho, en medicina se estaban preguntando porque a pesar de ser diagnosticad@s con la enfermedad no la valorabamos como tal y bajabamos el ritmo.

Como much@s de vosotr@s entré en Internet, el panorama que ví fue desalentador, por aquel entonces tampoco había la cantidad de información que hay ahora. El volumen de información ha cambiado pero la forma de actuar del enfermo no, se sigue cayendo en las mismas actitudes, en las mismas controversias.

No podía creer lo que leía, sentirse tan culpable de tener una enfermedad, sentirse tan condicionado por lo que opinaran los demás…para mi es pura lógica se está enfermo, y sea la enfermedad que sea, nadie puede juzgarte, no podía leer tanto sufrimiento emocional. Con el tiempo y la experiencia adquirí el conocimiento de que cualquier enfermo crónico puede llegar a tener las misamas emociones ante la enfermedad, no era exclusivo de la fibromialgia.

¿Enfermo y a la vez juzgado?

Me parecía de lo más cruel que podía vivir una persona, sentirse sólo y vacio por padecer una enfermedad. Con el paso de los años también asomó una segunda actitud la de los familiares que abandonan por no querer ser responsables, pero ese tema ya lo he abordado muchas veces con articulos que han tenido mucha repercusión y habrán ayudado a más de una familia.

Viendo el panorama que había de caos de información, todo lleno de reivindicaciones (a veces inmaterializables e utopicas) me quedaba muy mal sabor de boca cuando leia sobre la enfermedad, no me sentía identificada, tenía que haber más personas que como yo que quisieran saber y no encontraban donde hacerlo.

No sólo era una enferma era mucho más, era una luchadora contra algo muy dificil de sobrellevar y no estaba dispuesta a que nadie me juzgara ni tachara de débil. Y evidenciar que como yo muchos pacientes también vivian la enfermedad con la misma actitud.

Fibromialgia información y paciente activo

Sín darme cuenta me convertí en una activista, en una paciente con paciencia, con ganas de saber, con ganas de aprender, y a la vez compartir, comunicar con responsabilidad lo que podría ayudar en la enfermedad.

Una paciente apoyada por pacientes y por profesionales de la salud. Transmitiendo información en ambas vias, de paciente a médico y de médico a paciente, un nexo de unión, de colaboración.

El activismo en fibromialgia

Activistas en nuestra enfermedad hay de muchas clases, los que luchan por los derechos como lo hacen profesionales de la abogacia con enfermos, voluntarios en las asociaciones que ayudan en muchos aspectos a los nuevos diagnósticados,  los veteranos en la enfermedad suelen formar parte de estas asociaciones, los médicos divulgadores y comprometidos con la enfermedad.

Con información fiable, y de mano de la medicina, ¿quién puede informar mejor que la medicina que nos pasa? articulo tras articulo empezaron a asomar aquellos que también querían saber y que sólo buscaban saber.

Fibromialgia información y paciente activo

y tú que eres ¿activista o alborotador?

¿Para qué? para manejar su enfermedad, para encontrar soluciones para ayudarse en su día a día, en definitiva a empezar a recorrer el camino del autocuidado, de la responsabilidad como enfermos tenemos ante nosotros mismos, tomar decisiones que nos ayuden a convivir con la enfermedad.

Paciente activo en Fibromialgia

Se empezaron a sentar las bases de un paciente activo, el responsable de su enfermedad, el que era capaz de tomar decisiones que le beneficiasen en su autocuidado con la gran herramienta que es la información en Internet.

Pero no cualquier información, la información de calidad. Insistiré en ello mil y una veces 😀 si llamarme pesada.

Pero así he podido ver y comprobar como personas totalmente derrumbadas entraban en el espacio y en meses eran totalmente diferentes. El duelo que se vive al recibir el diagnóstico, se ha de vivir un duelo obligatoriamente decir adiós al que eras y recibir a un nuevo yo, ese duelo se vivía en pocos meses con la información adecuada y podía obsevarlo, seguirlo en cada comentario realizado a lo largo de los días.

paciente activo

paciente activo

No era fácil enfrentarme a tanta responsabilidad, sabía que con lo que publicaba podía afectar a muchas personas y a sus familias, presión con la que convivo cada vez que publicó un articulo, porque en la difusión de información, no sólo cuenta la intención con la que publicas además está la interpretación del lector que siempre la leerá condicionad@ por su experiencia personal, cargad@ de emociones.

Y debemos aprender, yo lo aprendí en su tiempo, que cualquier información nos puede ayudar…si es peyorativa nos ayudará a comprender que hay actitudes negativas y por tanto alejarnos lo más rápido que podamos, buscar alternativas, soluciones que nos ayuden y no enredarnos en un circulo viciosos negativo.

Información responsable

Tanta responsabilidad vivida a solas, esa si que es soledad 🙂 , me causaba dudas. Dudas que se disiparon un día.

Un comentario de un médico que había empezado a divulgar sobre el dolor me tranquilizó, no recuerdo las palabras exactas, pero me dijo que abandonaba su espacio para dejarme paso a mí, ¿Para qué hacerlo dos personas?, hoy en día somos compañeros de divulgación mirando por los pacientes y el haciendo una gran labor también por y para los pacientes.

Activista, divulgando y con comentarios excepcionales que llegaban al espacio y construian, otros que querían saber más, y otros “negativos” que veía con el tiempo como cambiaban y encontrabas personas diferentes que sabian, que conocian, y miraban con otros ojos la enfermedad y sus circunstancias.

Pacientes y médicos comprometidos con la enfermedad

Un activismo comprometido con el lector y como en la medicina información personalizada e individualizada a cada comentario, el compromiso igual, contestando a aquel que necesitara ayuda, dando alternativas. Miles de cientos de horas de palabras escritas bajo la reflexión, algo a lo que me he entregado con los límites que tengo como paciente y siempre aportando seguridad al otro enferm@ mostrandole que alternativas y que si hay riesgos o beneficios con las terapias debe probarlos él, no dejar que le influyan terceras opiniones.

Porque nunca se sabe detrás de que tratamiento terapéutico basado en la medicina (por eso es individual y personalizada, que importantes palabras) puede dar con la mejoría, el arañar calidad de vida, recordar ensayo y error de la mano de profesionales, un largo camino para unos y para otros afortunadamente se resuelve en pocos meses.

Lo que yo traduciría en vivir en libertad la enfermedad para decidir, información objetiva, la medicina se basa en ensayo y error y nosotros como pacientes también debemos basarnos en lo mismo siempre asesorados y de la mano de un especialista.

El médico siempre ha de ser un cómplice, y muchos lo son, para lograr junto al pacienta la mejoria y el bienestar, pero la empatia debe ser ambas direcciones no sólo por parte del médico al paciente. Otro factor que interviene son los limites del conocimiento de la medicina y en ese aspecto ni el médico, ni el paciente pueden hacer mucho, y con tanta frustración lo viven el uno como el otro.

Y hasta aquí llega por hoy mi experiencia con la información en internet, queda más como el nacimiento de las redes sociales, ese es otro capitulo…de información y sobre todo de desinformación.

Carmen Martín para Fibromialgianoticias.com

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

4.8/5 (10)

Valora esta información

, , ,

Antidepresivos en dolor crónico ¿Por qué?

Cuando llega el diagnóstico de fibromiagia, después de por fin encontrar un nombre a tus problemas empiezas a encontrarte con más dudas. En este articulo Antidepresivos en dolor crónico Resolviendo dudas.

Fibromialgianoticias.com©

Llegas a casa, una vez comprado el tratamiento, empiezas a leer los prospectos para satisfacer tu curiosidad, te enfrentas a algo desconocido y quieres saber. Te encuentras que entre analgésicos, puede que algún antiinflamatorio aparece un antidepresivo, ¿te asustas? o ¿te indignas?

“yo tengo dolor no estoy deprimid@”-piensas. Mantienes una conversación contigo mism@ y te contestas:

“no me lo pienso tomar”-pero dudas y lees el prospecto y ahora definitivamente piensas:

“Y con esto que he leído menos”-te ratificas.

La complejidad del dolor y su tratamiento

Para tratar el dolor en medicina los fármacos se suministran según la experiencia del paciente con el dolor, ¿pero como lo puede identificar el médico? normalmente el médico utilizará la escala del dolor EVA para saber tu intensidad de tú dolor, en base a ello comenzará probablemente por el primer escalón de los fármacos que se utilizan para tratarlo.
antidepresivos en dolor

antidepresivos en dolor crónico

escala del dolor EVA

El escalón de estos fármacos se recoge en la escalera analgésica de la OMS,data de 1986 a partir de la creación de la  en Ginebra el documento denominado “Alivio del dolor en el cáncer” (Cancer Pain Relief recogido en 1998 en la revista Anesthesia & Analgesia- y creado por la OMS (organización mundial de la salud). Durante todos estos años esta escala internacional ha sufrido cambios y en 2006 se cumplió el vigesimo cumpleaños de su creación.

Sí eres recién diagnósticado te ayudará a familiarizarte con los tratamientos con fármacos que pueden ayudarte, si llevas años con dolor crónico seguramente muchos de ellos te sonarán.

Escalera analgésica de la OMS y coadyuvantes

escalera analgésica de la OMS

escalera analgésica de la OMS

Como ya te he comentado seguramente algunos términos ya te resultaran familiares, pero en este articulo nos vamos a centrar en los antidepresivos en dolor crónico. A simple vista diras ¿Donde están? No los veo

¿Te has fijado en la palabra Coadyuvantes? Está en los tres escalones, dolor leve, moderado o intenso. Ciñéndonos a una definición simple sería “ se denomina tratamiento coadyuvante a aquél que contribuye o ayuda a la solución del problema o enfermedad, de manera suplementaria”.

COADYUVANTE

El tratamiento de analgésicos+coadyuvantes está extendido en el tratamiento de dolor crónico ya que lo coadyuvantes según un documento recogido por la Sociedad Española de Oncología médica el COADYUVANTE es un fármaco sin acción analgésica propia, que no contribuye a aumentar la analgesia en sí misma, pero sí mejora la calidad de vida.

En ANALGESICOS COADYUVANTES EN EL TRATAMIENTO DEL DOLOR se recoge la siguiente información más exhaustiva que os ayude a comprender la función del fármaco coadyuvante en el tratamiento del dolor crónico:

“Los fármacos adyuvantes o coadyuvantes, ambos términos significan sustancias que ayudan, se emplean junto a los analgésicos primarios (opioides, AINES) en el tratamiento de diversas patologías y tipos de dolor, que responden de manera insuficiente a los analgésicos propiamente dichos. Aunque su finalidad es el tratamiento de otras patologías, complementan los analgésicos clásicos potenciando su acción e incrementando su eficacia clínica.
De hecho, en algunos tipos de dolor, como en el neuropático, son la indicación principal.
No debemos olvidarnos de su importancia y el papel que juegan en el tratamiento del dolor, tanto oncológico como no oncológico. En este sentido están incluidos en la ya clásica escalera analgésica de la OMS. Dentro de los fármacos coadyuvantes existen clases muy diversas, los que se utilizan con más frecuencia: antidepresivos, anticonvulsivantes, corticoides, etc..”

Los antidepresivos en dolor crónico

Los antidepresivos en dolor crónico son los fármacos psicotropos más ampliamente utilizados en su tratamiento (2).
Según sus propiedades farmacológicas en el tratamiento de la depresión se clasifican en: antidepresivos inhibidores de la recaptación y antidepresivos IMAO (inhibidores de la monoamino-oxidasa.). En el tratamiento del dolor crónico, los inhibidores de la recaptación son los más utilizados y dentro de este grupo los antidepresivos tricíclicos (ADT)(3).

El mecanismo de acción: inhiben la recaptación de monoaminas, principalmente serotonina y noradrenalina a nivel de las terminaciones nerviosas, haciéndolas más accesibles
al receptor postsináptico.

No tienen igual selectividad sobre los diferentes neurotransmisores, lo que puede tener importancia en sus aplicaciones clínicas. Así por ejemplo los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina ( fluoxetina, paroxetina, sertralina, citalopram,..) presentan un efecto antidepresivo adecuado pero carecen de efecto analgésico.

Otras posibles acciones que producen analgesia:

a) Inhibición de la inflamación neurógena por su actividad simpaticolítica, estimulando los receptores 1 centrales e inhibiendo a los 2.
b) Aumento de la sensibilidad de los receptores opiáceos, tanto a opioides endógenos como exógenos.
c) Bloqueo de los canales de Na+ dependientes, ejerciendo una actividad tipo anestésico local en el SNC y SNP.

d) Inhiben los receptores NMDA (N-metil-D-aspartato) en el tracto espinotalámico y en el asta posterior de la médula espinal.
e) Bloquean la recaptación de adenosina La acción analgésica: está comprobada en numerosos estudios, el trabajo clave fue realizado por Watson et al (4), en un estudio doble ciego administraron amitriptilina vs. placebo; incluyeron 24 pacientes con neuralgia postherpética, de los cuales sólo uno mostró respuesta satisfactoria al placebo, mientras que 16 tuvieron una respuesta buena/excelente a la amitriptilina.

Respecto a la Eficacia clínica:

se han estudiado en diferentes síndromes:

a) Neuropatía diabética:

revisiones basadas en la evidencia demuestran que amitriptilina, imipramina y desipramina son superiores en aliviar el dolor de la neuropatía diabética. La amitriptilina y desipramina son los fármacos de primera elección.
En un estudio comparativo entre amitriptilina, desipramina y fluoxetina (inhibidor específico de la serotonina), los dos primeros presentaban un efecto similar y el de la fluoxetina era similar a placebo. Se propuso que la inhibición de la recaptación de noradrenalina es requerida para el efecto analgésico y que es complementaria a la de serotonina.

b) Neuralgia postherpética (NPH):

En varios estudios controlados con placebo los antidepresivos tricíclicos han sido efectivos frente al dolor de la NPH. Nortriptilina ha demostrado proporcionar una analgesia similar a la
amitriptilina pero mejor tolerada, siendo una buena alternativa. La desipramina también presenta menos efectos secundarios.

c) Otras neuropatías:

se utilizan en la lumbociatalgia, dolor de origen central y lesiones de la médula espinal.

d) Uso tópico:

por el efecto de bloqueo de los canales del Na+, actúan como anestésicos locales, alcanzando altas concentraciones en el lugar de aplicación, prolongada analgesia y menores efectos secundarios sistémicos. La doxepina se ha mostrado efectiva en la reducción del dolor neuropático durante un tratamiento de 3 semanas(5).

En un reciente estudio la amitriptilina tópica produce analgesia cutánea en voluntarios sanos frente a placebo (6). Se necesitan estudios de larga duración evaluando la toxicidad.

Dosis y respuesta en dolor crónico

Las dosis analgésicas son inferiores a las empleadas como tratamiento antidepresivo, por regla general la dosis de amitriptilina (Tryptizol®) es de 75-150 mg/24h.

El tratamiento se inicia con dosis bajas (10-15 mg al día) para facilitar la tolerabilidad y se aumenta de forma progresiva en varias semanas hasta alcanzar la dosis de mantenimiento.
La respuesta terapéutica tampoco es inmediata, suele aparecer al caboo de una a cuatro semanas desde el inicio del tratamiento.
En la revisión de los numerosos estudios controlados con placebo se ha obtenido el número necesario a tratar(NNT). La definición del NNT es el número de pacientes
que se han de tratar para conseguir que un paciente obtenga el 50% de alivio de su dolor.

a) Neuropatía diabética: el NNT de los ADT es 1.4-2.4, inhibidores selectivos de la serotonina 6.7, carbamacepina 3.3, gabapentina 3.7, tramadol y levodopa 3.4,capsaicina 5.6 y mexiletina 10.
b) Neuralgia postherpética: el NNT de los ADT es 2.3,gabapentina 3.2, capsaicina 5.3
c) Lesiones nerviosas periféricas: el NNT de los ADT es 2.5, capsaicina 3.5
d) En dolor central: el NNT de los ADT es 2.5, carbamacepina3.4.

Antidepresivos en dolor crónico

Antidepresivos en dolor crónico

Nuevas formulaciones antidepresivos

Las nuevas formulaciones de antidepresivos en dolor crónico pueden aportar beneficios, como son:

Venlafaxina (Vandral®):

de estructura similar al Tramadol, presenta un efecto analgésico bimodal, mediado por opioides y la recaptación de serotonina y noradrenalina.
En estudios experimentales de modelos de dolor con humanos ha demostrado eficacia a dosis de 150 mg/24h. La presentación es en comp. De 37.5, 50 y 75 mg, también en caps retard de 75 y 150 mg.

Bupropion (Zyntabac):

en un estudio de 41 pacientes no deprimidos, doble ciego, controlado con placebo, 150 mg/24h del fármaco, mejoran el dolor neuropático en un 75% de la muestra. Los efectos secundarios fueron boca seca, insomnio, cefalea estreñimiento y temblores. La presentación es en comp. Retard de 150 mg.

Duloxetina: (Xeristar, Cymbalta) :

aprobado por la FDA para el tratamiento de la depresión mayor y la polineuropatía diabética. Inhibe la recaptación de serotoninay noradrenalina y en menor medida de dopamina. La administración de 60-120 mg/24h de duloxetina ha mostrado una diferencia estadísticamente significativa frente a placebo en la mejoría de pacientes con neuropatía diabética.

Se realizó un estudio multicéntrico, doble ciego, de 12 semanas de duración, en el que participaron 457 pacientes afectos de polineuropatía diabética y donde recibieron dosis de 20-60 y 120 mg/24h de duloxetina (7)
El inicio de acción es de una semana frente a las 4 semanas de la Venlafaxina y los ADT. Se presenta en comp. de 30 y 60 mg., uno de los efectos secundarios más frecuentes son las náuseas (21.9%), sequedad de boca (12.5%) y estreñimiento (10.3%).

La Venlafaxina, Duloxetina y el Bupropion pueden ser alternativas a los tricíclicos cuando no se toleren sus efectos secundarios, sobre todo en pacientes añosos.

En cuanto a los efectos secundarios:

se producen fundamentalmente por el bloqueo de receptores muscarínicos (colinérgicos) y noradrenérgicos, de ahí su tendencia a la hipotensión ortostática y la sedación. Entre los más frecuentes destacan:

boca seca, estreñimiento, somnolencia, retención urinaria (atención en pacientes prostáticos), congestión nasal, visión borrosa, íleo paralítico, glaucoma, sdr. anticolinérgico central (desorientación, delirios,alucinaciones), hipotensión postural, palpitaciones y taquicardia (atención en pacientes cardiópatas), aumento de peso, sudoración, sdr. de abstinencia con los inhibidores selectivos de la serotonina (fluoxetina, paroxetina).

Se deben retirar paulatinamente, sino producen ansiedad, palpitaciones, irritabilidad, trastornos del sueño.

Seguridad al tomar Antidepresivos (actualizado a 2018)

  1. Siempre recuerda al médico otras medicaciones que estés tomando
  2. Los antidepresivos pueden producir efectos indeseables los primeros días, al pasar un período de un mes pueden desaparecer.
  3. Tómalos siempre como se indican, no saltes tomas. No quites ni aumentes dosis según desciendan o desaparezca el dolor correras riesgos indeseables.
  4. No los uses de forma crónica, si después de unos meses tienes mejoras renegocia la medicación con tu médico.
  5. No los abandones por tu cuenta, te pueden producir efectos indeseables.
  6. Observate y que te observen si produce cambios de humor, estados de ánimo, no los dejes por tu cuenta consultalo con tu médico.
  7. No es un analgesico por lo qu sus efectos tardan en aparecer días, no esperes mejoras inmediatas.

El dolor crónico en fibromialgia cuando se instaura durante años es difícil de tratar, por ello el tratamiento tampoco es fácil para quien la padece.

Es necesario acompañar la medicación con ejercicio físico adaptado a la situación de cada enfermo.

Conclusión Antidepresivos en dolor crónico

Como verás el tratamiento del dolor incluye el antidepresivo y es común para cualquier enfermedad que curse con dolor y es pautado por el médico según la intensidad de tu dolor.

Sí en su prospecto no incluye para el tratamiento de fibromialgia, es por una figura usada en medicina con todos los fármacos y que recibe el nombre “off label”.

Prescripción de medicamentos “off label” es la práctica de prescripción de medicamentos en condiciones diferentes a las autorizadas, ya sea para un grupo de edad distinto, patologías, dosis o formas de administración diferentes a la indicación oficial que figura en el prospecto. El uso fuera de indicación es común en la práctica hospitalaria de «Revisión sobre el uso de medicamentos en condiciones no incluidas en su ficha técnica»

Por otra parte si estás empezando con la enfermedad, con el paso de los años por su condición crónica no subestimes el hecho de no pasar por una depresión, el dolor agota, cansa y hasta los más fuertes tienen sus momentos bajos que con ayuda de tú médico siempre podrás restablecer tú equilibrio personal. Cualquier enfermo crónico puede sufrir la fuerza interior no es infinita, eso desearían tod@s, poseer fuerza infinita.

Cualquier enfermo de fibromialgia puede padecer OTRAS ENFERMEDADES, no sólo fibromialgia, hay enfermos que tienen depresiones que pueden favorecer la aparición del dolor crónico y todos los síntomas de la fibromialgia, trastornos de ansiedad.

Enfermos que su única enfermedad sea fibromialgia y enfermos que con la cronicidad de la fibromialgia desarrollen una depresión por las consecuencias de vivir con dolor crónico.
En cada enfermo la indicación de antidepresivos será diferente y según con la situación en el momento en que visite al médico.

Según los síntomas que padezca el enfermo el médico lo reevaluará en cada momento, según los niveles de dolor y si lo considera necesario actuar en una depresión.

Cualquier enfermedad crónica puede debutar en una depresión, el enfermo crónico de cualquier enfermedad sufre y por ello en los protocolos de todas las enfermedades crónicas evidencia el apoyo de un psicólogo para no empeorar por el sufrimiento que conlleva cualquier enfermedad.

La depresión es una enfermedad crónica como la fibromialgia y un enfermo de fibromialgia y depresión, es un ENFERMO CRÓNICO, de muy difícil tratamiento para la medicina.

El tratamiento del dolor crónico es bajar la intensidad del dolor, cuando se instaura es muy difícil eliminar el dolor por completo.

Guardar

Guardar

Guardar

4.8/5 (70)

Valora esta información

, ,

Fibromialgia ¿por qué no me dicen que es grave?

Cada día surgen nuevas preguntas, una fuente inagotable de querer saber, una pregunta más, una duda más si tengo Fibromialgia ¿por qué no me dicen que es grave?

Sinceramente, para mí, son preguntas dificiles de contestar en cuatro palabras.

Entiendo y comprendo la magnitud de la pregunta, sufrir una enfermedad, “convivir” con una enfermedad que no sabes al día siguiente que te puede deparar, que rompe tu estabilidad personal es duro y dificil, muy dificil… es convivir, revivir un duelo diario, algo que no recogen los libros de psicología. Y es necesario más que cuatro palabras en una respuesta en cualquier red social para hacer comprender y entender lo correcto, lo necesario con la importancia que requiere hablar de salud.

Fibromialgia ¿por qué no me dicen que es grave?

grave expectativas de vida

Saber profesional y experiencia del enfermo

Explicarlo en cuatro frases para su comprensión no soluciona ni calma a quien lo pregunta porque hay matices que el enfermo vive de una forma y el médico ha aprendido y estudiado que es de otra. Chocando el saber profesional con la experiencia del enfermo.

Estamos acostumbrados a que la enfermedad es aceptación sufres unos síntomas, se controlan y sigues con tus limitaciones, pero cuando cada día puede aparecer un nuevo sintoma, al que adaptarte y tiempo después desaparecerá para tener que adaptarte a otro que irrumpirá para sorprenderte, es un vaiven emocional y que pone a rueba las fortalezas más férreas, poniendo a prueba todos los días la voluntad inagotable de los que la sufren.

Para quienes no la sufriís creo que hecha esta matización, podreís entender el porque de esta pregunta: Tengo fibromialgia ¿por qué no me dicen que es grave?

Aquí entra en juego un nuevo handicap entre médicos-pacientes y de la que tanto se habla la relación médico-paciente.

Durante muchos años he oido frases de los que la sufren, como sus profesionales de la salud les afirman: “No te preocupes, no es de morirte”. Una afirmación que lejos de tranquilizar aún sume en más dudas.

Con el paso del tiempo, la aparición de nuevos síntomas asociados a la enfermedad, que no se traducen sólo en dolor sino en confusión, vertigos, ruidos en tus oidos, alteraciones en la vista, problemas intestinales y un sinfin de alteraciones que para quien la sufre se hace infinito. Esa confusión de el porque todo va asociado a la enfermedad, ¿Por qué nunca se está bien? hace que retumbe en tus oidos ¿No es grave?

Fibromialgia ¿por qué no me dicen que es grave?

Como enfermo crónico para mi sí que es grave, grave porque no tengo ninguna estabilidad, porque no entiendo que pasa, yo quiero pero no puedo…

Y ante estas afirmaciones entra el verdadero problema la relación médico-paciente, las dos partes en multitud de situaciones pueden ser los desencadenantes de un clima de confusión: una por no querer o poder explicarse bien y la otra por no querer o poder comprender bien.

Chocamos con la jerga médica-convivencia del paciente con la enfermedad, algo como cuatro palabras que puede deshacer muchas dudas y no vivir en más dudas al caos que ya se vive con la enfermedad crónica.

Notareis que pocas veces digo Fibromialgia y sí utilizo enfermedad crónica, existe una razón: la convivencia con la enfermedad se dá igual en todas las enfermedades crónicas.

Se siente que uno está grave por la limitación y el sufrimiento que conlleva la enfermedad, para el enfermo crónico es grave, no para de sufrir, pero como dije antes es aquí donde viene el conflicto, un conflicto, que como la mayoría de los que surgen día a día se podrían deshacer dialogando.

Diferencias entre grave y discapacidad

Para el médico el término GRAVE se refiere a que tiene unas expectativas de vida limitadas, que la muerte puede aparecer en un lapso de tiempo, de ahí nace la frase “no te preocupes que no es GRAVE” “que no es de morirte” y algunas frases más que ahora no recuerdo.

Sí la relación médico-paciente fuera correcta el médico explicaría al enfermo lo mismo que vais a leer ahora y parte de lo que ya habeis leido: La gravedad en medicina no es un término de sufrimiento por los síntomas, es un término de expectativa de vida: Cuando el enfermo habla de grave, tú sientes que tú situación es grave, en medicina lo que tu consideras grave se traduce con el término de discapacidad, no te niegan que no sea grave para lo que tú comprendes o entiendes, ellos lo traducen como discapacitante.

Para ello usaran las herramientas para evaluar tu discapacidad, la calidad de vida que tienes día a día para defenderte sin necesidad de ayuda, lo que puedes o no puedes hacer  a diario insisto, lo que la enfermedad te ha obligado a dejar de hacer.

la discapacidad afecta a la caalidad de vida

la discapacidad afecta a la caalidad de vida

Discapacidad

¿Qué es discapacidad?

Según la OMS (Organización Mundial de la Salud)

Discapacidad es un término general que abarca las deficiencias, las limitaciones de la actividad y las restricciones de la participación. Las deficiencias son problemas que afectan a una estructura o función corporal; las limitaciones de la actividad son dificultades para ejecutar acciones o tareas, y las restricciones de la participación son problemas para participar en situaciones vitales.

Por consiguiente, la discapacidad es un fenómeno complejo que refleja una interacción entre las características del organismo humano y las características de la sociedad en la que vive.”

La discapacidad está totalmente regulada y existen documento realizados bajo el criterio de la OMS y que se reune en Clasificación Internacional del Funcionamiento, de la Discapacidad y de la Salud (CIF)

Aquí está una fuente de sufrimiento emocional: el enfermo crónico cierra la puerta de la consulta afligido porque no se siente comprendido. Siente que se le quita, resta importancia a su lucha contra la enfermedad y todo es una situación subrealista, el enfermo crónico habla en unos términos y el médico en otro.

A juicio del lector sea médico o paciente dejo el criterio para solventar esta situación, en cada situación vivida será el responsable una figura diferente, unas el médico y otras el paciente.

Y ahora hazte una reflexión como enfermo crónico, ¿no crees que es necesario informarte, tomar las riendas de tu enfermedad con información válida? ¿Cuantos sufrimientos te ahorraría?

Se ha de dar pasos en ambas direcciones del médico al paciente, y del paciente al médico para evitar todas estas situaciones que serían totalmente vitables.

Carmen Martín para Fibromialgianoticias.com©

Guardar

Guardar

Guardar

4.78/5 (65)

Valora esta información

,

El dolor y la humanidad

No existe peor relación que el dolor y la Humanidad.

El ser humano como instinto de supervivencia huye del dolor, cuando no quiere sentir daño huye, corre…

Es ese ser humano irracional, el que no sabe empatizar, el que está por encima del bien y del mal. Tod@s sufrimos, el sufrimiento dicen que es opcional pero si hablamos de dolor, dolor en mayúsculas, el dolor crónico que llega y no se vá hablamos de supervivencia.

NADIE está preparado para vivir con dolor las 24 horas del día, a nadie le gusta depender de fármacos, a nadie le gusta que le quiten su libertad…y el dolor aísla, la sociedad no quiere dolor, la sociedad huye del dolor.

He leído centenares miles de historias de abandono, de rechazo, de crueldad de como familiares aíslan, atormentan y abandonan.

Historias que marcan y elevas un grito hasta el infinito, nunca tiene respuesta ¿Por qué?

Vivimos en una sociedad que preserva los derechos de los más débiles, las grandes organizaciones humanitarias las redactan…son letras que dejan constancia de una gran problemática.

¿Pero y las soluciones?

¿Quien tiende una mano a quien sufre dolor?

Mientras existan médicos que escriben sobre el dolor, acerca del dolor, médicos empáticos que visibilizan la gran problemática que ceden sus horas y mantienen un compromiso, ciudadanos de a pie que forman parte de asociaciones o sólos luchan por visibilizar el gran problema del dolor no está todo perdido.

Pero el gran problema del dolor es el paciente y su entorno más cercano; el no entender, comprender, empatizar y saber que todas sus vidas han cambiado. Que el dolor viene y va, que cuando ríes es un problema y cuando lloras también.

El paciente que vive con un dedo acusador su enfermedad…

El dolor y la humanidad

el hombre y el dolor

¿Cuando un paciente acude a una consulta se le pregunta sí su entorno más cercano le ayuda?

Una pregunta que evitaría colgar más sintomatología, ansiedad, depresiones y cambiarlo en los informes médicos por “paciente abandonado por su familia”. “Su entorno no empatiza ni quiere involucrarse con la enfermedad”

No es humano para quien día a día lucha contra el dolor hacerlo responsable de la actitud de terceros, de la falta de humanidad de quien provenga.

Si algo demuestra un paciente de dolor crónico cuando acepta su enfermedad y lucha contra sus limitaciones es que la humanidad está a salvo con personas que en teoría son débiles y se les niega darles su lugar, personas con gran fortaleza y grandes ganas de vivir.

No es necesario sufrirlo, sólo acercarse y comprender, por mucho que duela, más duele y peor se vive cuando no creces como ser humano dando la espalda a todo lo que te permite crecer.

Y el dolor ayuda a crecer.

El dolor ese dolor del que lo sufre, y el que huye del dolor sin sufrirlo  por que no quiere caer en las cadenas del dolor, otro tipo de dolor.

Escrito por Fibromialgia noticias

Guardar

Guardar

4.75/5 (12)

Valora esta información

, ,

Fibromialgia comunicación: hablar sobre la enfermedad

Sí algo se recoge muy a menudo entre los espacios divulgativos sobre la enfermedad, es la fibromialgia y comunicación, hablar con naturalidad de la enfermedad. Hablar con la familia, con los amigos, no aislarse.

Fibromialgia hablar, dialogar

Sí algo se lee en muchos circulos informativos, hasta en decálogos, creados por inexpertos hasta por Sociedades cientificas es que el enfermo hable con naturalidad de la enfermedad y la necesidad de no aislarse.

El enfermo lo intenta pero se encuentra con trabas, problemas que no llega verbalizar con su médico por inseguridades, por miedos que puede que surjan hasta de un maltrato psicológico.

El Enfermo quiere hablar

Habla y se encuentra con vacios transformados en silencios, con respuestas que quiere escuchar y sólo encuentra silencios que le causan gran dolor, se dá cuenta que encuentra un gran problema: la indiferencia.

Estas situaciones se pueden dar en las amistades pero donde más duele es en la familia, familia en la cual cada uno tiene sus tiempos de duelo y que estas situaciones se viven ya con años de curso de evolución de la enfermedad.

El enfermo ha comprendido y asimilado su enfermedad, la ha verbalizado y está ante un gran handicap en el que no tiene el control, los demás no quieren saber, y quizás el enfermo no necesita que lo demás sepan…pero ante lo no se puede evitar vivir con gran dolor es la INDIFERENCIA en situaciones que se alargan en el tiempo durante años.

 

fibromialgia y comunicación

fibromialgia y comunicación

Al enfermo

No se le puede negar que sienta tristeza ante esta dolorosa realidad, los seres en los que siempre ha confiado y más quiere ahora lo miren como “un enfermo qe nada más que se queja”

¿Pero que he he hecho? se pregunta el enfermo. He intentado que me comprendan dialogando y me encuentro esta respuesta. Encuentro el vacio y hasta reproches.

Piensa “Sí soy el mism@ de siempre, con la diferencia que me he tenido que adaptar a mis limitaciones” “Cuando he empezado a decir que no me encuentro con vacios e indiferencias” “¿Tan mal me he portado para encontrar esta soledad?”

El aislamiento

Ese aislamiento que tanto tratan las guias médicas y dicen al enfermo “No se aisle” y el enfermo las lee y piensa en voz baja y piensa:_”No lo he hecho y ahora estoy más sólo que nunca cuando más lo necesito”

¿Cómo se lo digo a mi médico? Lo primero que va a pensar es que seguramente es responsabilidad mia.

La enfermedad crónica y el entorno

Es algo imprevisible enfermar tanto como el comportamiento que puede tener el entorno de un enfermo crónico, forma parte de la supervivencia humana más inconsciente el no hacerse cargo de los problemas de los demás, y responsabilizarse de por vida, comprometerse de por vida, insisto, a convivir con un enfermo crónico tiene mucho que ver con la condición del alma humana, con sentimientos de generosidad, empatia y compromiso hacía los más débiles.

La humanidad en la enfermedad

Podría tratar, contar, relatar cientos de anécdotas que rayan o son maltrato psicológico hacia un enfermo que no entiende nada, que ha visto como en unos años su vida se ha destruido por su enfermedad y el comportamiento de su entorno más próximo.

Y No, no es cuestión de hablar, ni de aislamiento por parte del enfermo crónico, es que no le dejan hablar y si habla se encuentra con reproches que jamás hubiera pensado escuchar de sus seres más queridos.

La crueldad más extrema del más debil, la soledad del enfermo por parte de su entorno por no responsabilizarse de él.

Cómo bien dicen “ojos que no ven corazón que no siente”. Aquí el único que vé la realidad y sufre es el enfermo crónico mientras los demás siguen con su vida.

Le han oblligado a bajarse de un tren del que no quería bajarse y se ha quedado sólo en un anden en el que no sabe a quien pedir ayuda para coger otro tren, su tren nuevo hacia la vida.

 

Cuantas veces habré usado estas palabras “yo soy responsable de mis palabras no de lo que tú interpretes” y en las que cientos, miles de personas lleguen a asentir con su cabeza cuando las lean.

©Escrito por Fibromialgia Noticias

 

4.75/5 (48)

Valora esta información

, ,

La relación médico paciente

La relación médico paciente es fundamental para cualquier enfermedad crónica, la información mal usada o gestionada por ambas vias en una consulta puede abrir grandes cismas por ambas partes.  Para solventar estas rupturas es necesario que en una consulta cada uno adopte su papel y que el dialógo que permita el tiempo de consulta sea en ambas direcciones, sólo así se solventará la gran problemática del manejo de las enfermedades crónicas.

Internet ha jugado un papel clave en la desconfianza del paciente hacía el médico, seguir bulos, no leer en canales apropiados, la relación entre pacientes desinformados en continua comunicación a través de redes sociales está poniendo en serio aprieto a los profesionales de la salud en el manejo de cualquier enfermedad crónica. Una sola enfermedad con la rápidez en la que se mueve la información en investigación médica en Internet, hace inasumible para el profesional estar a la última de toda la información sobre todas las patologias que ha de tratar, para ellos es una sobrecarga extenuante.

Para cualquier profesional de la salud y más especialista, el manejo de la información sobre todas las enfermedades que trata es un problema muy dificil de gestionar por la saturación de sus departamentos, la necesidad imperativa del paciente de saberlo todo, en una consulta es muy dificil gestionar todo el proceso de una enfermedad crónica.

La comunicación ha de ser desde el lado de cada uno asumir que el médico quiere ayudar y colaborar con el paciente y el paciente dejarse ayudar, confiar y saber que aunque tenga acceso a información en internet nunca podrá gestionarla como un profesional de la salud.

Todos debemos colaborar desde nuestros lugares y establecer empatia en ambas vias, sólo así la relación médico-paciente podrá ser viable ante la saturación de información médica en Internet, información buena y mala que ha de saberse gestionar para ayudar al paciente a comprender su enfermedad y que busca realmente comprender para gestionar su calidad de vida con una enfermedad crónica y que el trabajo en una red social puede ayudar a conciliar ambas vias.

Redacción Fibromialgia Noticias

Por la Dra. Paloma García de la Peña
Articulo redactado en Octubre de 2015
y publicado en el portal del Dr. Bartolomé Beltrán
Pacientes en buenas manos

medico paciente

La fibromialgia es un motivo frecuente de consulta en Reumatología, pero hasta dar con la especialidad que les puede atender muchos de los pacientes sienten maltratados porque van de un especialista a otro o son etiquetados de pacientes puramente psiquiátricos.

“El paciente no puede ir de un especialista a otro sin recibir respuesta y siendo tratado como un paciente puramente psiquiátrico”, afirma la doctora Paloma García de la Peña, Jefa del Servicio de Reumatología de HM Hospitales, quien advierte de que “para abordar la fibromialgia es fundamental una atención multidisciplinar”.

En otras ocasiones, hay personas que saben que el diagnóstico de esta enfermedad es clínico y fingen padecerla buscando un fin rentista, lo que ha dado mala fama a una patología real. Por eso, también es importante que el manejo de la misma sea multidisciplinar.  Actualización a 2016 por fibromialgianoticias.com el paciente rentista se elimina con los Nuevos criterios para el tratamiento de la fibromialgia

“Se trata enfermedad de causa desconocida de curso crónico que se caracteriza porque las personas que la padecen presentan dolor crónico difuso localizado principalmente en articulaciones y músculos que, en ocasiones, se puede acompañar de sensación de rigidez en dichas localizaciones”, explica.

Además del dolor, en la mayoría de los casos aparecen otros síntomas como el cansancio intenso, alteraciones del sueño, dolor de cabeza, colon irritable, fenómeno de Raynaud y alteraciones del estado de ánimo que pueden ir desde la ansiedad, irritabilidad, cambios de humor hasta cuadros depresivos severos.

Si bien la causa de la fibromialgia es desconocida, se sabe que hay un trastorno de la modulación del dolor, que afecta preferente a mujeres de entre 30 y 50 años, puede darse en los hombres y también en los niños.

García de la Peña declara que “es frecuente que cuando hacemos la historia clínica en la primera consulta, encontremos que antes del inicio de los síntomas, la persona haya atravesado una situación estresante y/o traumática que puede haber contribuido a desarrollar el cuadro o sido el desencadenante del mismo”. Actualización a 2016 por fibromialgianoticias.com la fibromialgia tiene predisposición genética y puede estar “dormida” hasta que aparece un factor desencadenate como una alteración hormonal (embarazos), accidentes de tráfico (latigazos cervicales), estrés como mobbing laboral, divorcios, maltrato infantil o violencia de género entre muchos pueden ser los desencadenantes o empeoramientos en el transcurso de la enfermedad, factores que pueden agravar los sintomas.

¿CÓMO SE DIAGNÓSTICA LA FIBROMIALGIA?

La experta añade que hay que tener en cuenta que el diagnóstico de fibromialgia es exclusivamente clínico y se basa en la presencia del dolor generalizado crónico que debe estar presente al menos 3 meses seguidos, los demás síntomas ya mencionados y la presencia en la exploración clínica de dolor intenso de unos puntos anatómicos llamados ‘puntos gatillo’, localizados en las inserciones tendinosas.

Para poder diagnosticar a un paciente de fibromialgia debe haber al menos dolor a la presión de 11 de los 18 puntos: Inserción de los músculos suboccipitales; por debajo del músculo esternocleidomastoideo; el punto medio del borde superior del trapecio; el origen del músculo supraespinoso, por encima de la espina escapular, cerca del borde medio; la segunda costilla, en el borde lateral de la unión condrocostal; dos centímetros por debajo del epicóndilo lateral; el cuadrante superior externo del glúteo; la parte posterior de la prominencia trocantérea mayor; la parte medial de la almohadilla de grasa proximal a la línea articular de la rodilla.

Actualizacion a 2016 por fibromialgianoticias.com la forma de diagnosticar la fibromialgia desde el año 2010 son los Nuevos criterios diagnósticos

“Cuando estudiamos a los pacientes en la mayoría de los casos no encontramos una causa asociada a la cual atribuir la enfermedad, pero en otras ocasiones la fibromialgia se asocia a otras enfermedades reumatológicas inflamatorias, como son la artritis reumatoide y las espondiloartropatías; conectivopatías como el lupus eritematoso sistémico, enfermedad de Sjógren; patología tiroidea; enfermedad celiaca y sensibilidad al gluten”, añade.

Aclaración para pacientes actualización a 2016 por fibromialgianoticias.com por ello se está trabajando en investigación en una subdivisión por grupos según enfermedades asociadas, como leeis bien claro la Dra. Paloma García de la Peña la fibromialgia se asocia a otras enfermedades reumatológicas inflamatorias, como son la artritis reumatoide y las espondiloartropatías; conectivopatías como el lupus eritematoso sistémico, enfermedad de Sjógren; patología tiroidea; enfermedad celiaca y sensibilidad al gluten

La experta recuerda que se deben destacar dos aspectos fundamentales en el manejo del tratamiento; por un lado, hay que complementar la terapia farmacológica con hábitos de vida saludables; y, por otro, el tratamiento debe ser multidisciplinar.

Es importante dormir bien, realizar ejercicio aeróbico y, en caso de ser necesario. Hay que evitar la cafeína, el tabaco y el alcohol, además recomiendan técnicas de relajación; se recomienda realizar ejercicios para el fortalecimiento muscular y la flexibilidad, así deportes como la natación, yoga, Pilates o bicicleta son muy apropiados.

La experta recuerda que no existe un tratamiento curativo como tal, y cada paciente es tratado de forma personalizada con analgésicos, antiinflamatorios, ansiolíticos, antidepresivos, etc.

Finalmente, como explica, la fibromialgia tiene que ser tratada de forma conjunta por rehabilitadores, fisioterapeutas, reumatólogos, especialistas en dolor, psicólogos y psiquiatras.

Como se puede comprobar a continuación la Dra. Paloma Garcia de la Peña es una gran especialista reumatologa en el campo de la artritis reumatoide, aparte de desarrollar su trabajo como Jefa del Servicio de Reumatología de HM Hospitales asiste a actos en los que se concilia la relación médico paciente en el campo de la artritis reumatoide.

medico-paciente1

4.43/5 (7)

Valora esta información

, ,

El dolor sufrido por un médico

“El roce de las sábanas me producía un dolor insoportable”.

Testimonio del Dr. Andrés Huete, médico de Dispositivo de Cuidados Críticos y Emergencias Sanitarias en Jaén, y al mismo tiempo, paciente con Dolor por Neuropatía Diabética.

– La Neuropatía Diabética, la complicación más frecuente de la diabetes, es una afectación del sistema nervioso que, en uno de cada tres casos, produce un dolor crónico de gran intensidad1

– Los médicos de Atención Primaria juegan un papel fundamental en la prevención y detección de esta complicación de la diabetes. Para ayudarles en su labor, la OMC y Lilly han editado la ‘Guía de Buena Práctica Clínica en Dolor Neuropático en el paciente diabético’

Dr. Andrés Huete El dolor sufrido por un médico

“Hace treinta y un años que soy diabético y quince que sufro dolor por Neuropatía Diabética. Comencé a notar una especie de entumecimiento, que se conoce como parestesias, en las piernas. Era un hormigueo en las pantorrillas y en los pies, que se fue transformando en sensación de calambres y, más tarde, en dolor ante el más mínimo roce. Sólo el contacto con las sábanas me producía un dolor insoportable. Soy médico, así que mi diabetes combinada con este intenso dolor me hizo pensar que había desarrollado una Neuropatía Diabética. Acerté”.

De este modo, el Dr. Andrés Huete, médico del Dispositivo de Cuidados Críticos y Emergencias Sanitarias en Jaén, explica cómo le cambió la vida esta afección del sistema nervioso que sufren el 50% de los pacientes diabéticos y que provoca un dolor crónico de gran intensidad en uno de cada tres casos1.

El dolor sufrido por un médico

Los médicos también padecen dolor crónico y las dificultades del tratamiento

Dificultad para diagnosticar el dolor

Si bien se trata de la complicación más frecuente de la diabetes y el paciente suele consultar con su médico por el fuerte dolor, el diagnóstico no es fácil. “Se trata de una enfermedad que durante cierto tiempo pasa desapercibida, en primer lugar, por ciertas barreras del sistema sanitario, como el tiempo de atención al paciente; la desinformación de algunos de mis colegas de profesión en esta área; así como la edad de los pacientes, que hace que se piense antes en problemas osteoarticulares relacionados con su edad que en una neuropatía” enumera el Dr. Huete.

Precisamente, para facilitar la labor de los médicos de Atención Primaria y ayudar a diagnosticar esta complicación derivada de la diabetes, se ha editado la “Guía de Buena Práctica Clínica en Dolor Neuropático en el paciente diabético”, editada por la Organización Médica Colegial (OMC) y Lilly, y cuyos contenidos están avalados por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

Entre otras cosas, esta Guía ayuda a los profesionales sanitarios a detectar ciertos síntomas de alarma y a llevar a cabo una serie de pruebas que determinarán el diagnóstico: la entrevista clínica, para conocer los antecedentes personales del paciente, así como las características de los síntomas referidos, etc; la exploración física, para buscar alteraciones sensoriales (test del filamento) y motoras; así como otras pruebas complementarias (analíticas, estudios de conducción nerviosa, etc.). Además de esta Guía, Lilly ha desarrollado un material formativo destinado a al sector de la enfermería y otro educativo dirigido a pacientes.

Limitaciones que obligan a cambiar de vida

“Empecé a ver cómo la enfermedad limitaba mis actividades cotidianas. En esa época, yo daba paseos diarios, pero el dolor en los pies y en las piernas me obligaba a parar continuamente. Del mismo modo que tuve que renunciar a otra de las aficiones que compartía con mi pareja: los bailes de salón. En el plano profesional la enfermedad también me limitaba. Soy médico del Dispositivo de Urgencias y no poder realizar mi trabajo con normalidad me desesperaba”, relata el Dr. Huete, un ejemplo de por qué la Neuropatía Diabética Dolorosa se asocia a una peor calidad de vida.

“Como médico, haber desarrollado un complicación como la Neuropatía Diabética Dolorosa fue desesperanzador. Aún así, por mi carácter, al principio intenté aceptarlo de forma positiva, pero con el tiempo se me hizo más difícil de superar” recuerda el Dr. Huete. De hecho, no es fácil asumir las limitaciones en actividades cotidianas, de ahí que sea frecuente que estos pacientes también presenten depresión, ansiedad y alternaciones del sueño.

Enfoque multidisciplinar

La Neuropatía Diabética Periférica (NDP), sea o no dolorosa, no puede entenderse como algo aislado sino que requiere un enfoque integral y multidisciplinar, en cuanto a prevención (control de la hiperglucemia, monitorización de los factores de riesgo cardiovascular, evitar la aparición del pie diabético tomando ciertas medidas de higiene, y tratamiento de la comorbilidad asociada) así como en cuanto al tratamiento fisiopatológico y al alivio sintomático.

En este sentido, “el futuro es esperanzador, ya que los fármacos mejoran la calidad de los pacientes que sufrimos esta enfermedad” explica el Dr. Huete refiriéndose a los tratamientos sintomáticos, como la duloxetina (antidepresivo), que reducen la intensidad del dolor.

 

Referencias:

1. Álvarez-Guisasola, F; Blanco Tarrio, E. et al. Guía Buena Práctica Clínica en Dolor Neuropático en el paciente diabético. Pág. 34

Noticiasmedicas.es

4.75/5 (20)

Valora esta información

, ,

Dolor ¿problema con solución?

Cuando se enferma de Fibromialgia el dolor es el gran handicap al que se enfrentan muchos pacientes, el Dolor ¿problema con solución?: -En la sociedad actual se cree que el dolor es un síntoma fácil de tratar, el problema surge cuando no es un síntoma sino se convierte en una enfermedad en sí misma. El control del dolor como enfermedad es un gran problema de salud pública no sólo en fibromialgia sino en otras muchas más enfermedades que cursan con dolor crónico.

Redacción Fibromialgia noticias.com

El dolor sigue siendo un problema mal manejado

  • El 20% de la población mundial sufre algún grado de dolor crónico
    El 43% de los que sufren dolor como consecuencia de un cáncer no hallan alivio
    Los expertos recomiendan revisar los tratamientos y realizar nuevos estudios

Millones de personas sufren dolor y muchas de ellas no consiguen controlarlo.

A pesar de la evolución en los tratamientos y en el conocimiento de la génesis de este síntoma, los médicos no pueden aliviar el sufrimiento de todos estos pacientes. Una serie de artículos publicados en ‘The Lancet’ analiza en qué situación se encuentra el manejo del dolor.
Las cifras hablan claro: el 20% de la población mundial sufre algún grado de dolor crónico y rara vez dan con el remedio adecuado para controlarlo, hasta un 75% de los pacientes quirúrgicos de EEUU no recibe la terapia adecuada para aliviar este síntoma así como el 43% de los que sufren dolor como consecuencia de un cáncer.

Datos que ‘dan que pensar’

“Para la mayor parte de los afectados, la presencia de dolor crónico compromete todos los aspectos de su vida y de las vidas de sus seres queridos”, explica uno de los artículos. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el 20% de la población mundial sufre este problema.
Aunque se trata de un trastorno muy común, las personas que lo padecen “continuarán sufriendo en un futuro inmediato algún grado de dolor independientemente de los tratamientos que reciban”, subrayan los autores, procedentes del Departamento de Anestesiología y Medicina del Dolor de la Universidad de Washington (EEUU).

dolor ¿problema con solución?

Dolor ¿problema con solución?

En su estudio, analizan las opciones terapéuticas más populares para el manejo del dolor crónico y concluyen que, “por sí misma, ninguna de ellas es suficiente para eliminar el dolor y para tener un efecto notable en la función física y emocional de los pacientes”.
“Los resultados presentados dan que pensar”, insisten. “Existe una gran necesidad de ir más allá de si una terapia es eficaz y preguntarse qué tratamientos son útiles, para qué pacientes, con qué resultados y en qué circunstancias”.

Dolor que compromete la recuperación

Otra de las formas más frecuentes de dolor es el que aparece después de una intervención quirúrgica. Muchas operaciones frecuentes, como las mastectomías, toracotomías, la reparación de hernias o las cirugías cardiacas causan lo que se conoce como dolor postoperatorio persistente en un 30% de los pacientes.
“A pesar de la introducción de nuevas guías y principios terapéuticos y de los esfuerzos educativos, los datos recogidos por todo el mundo sugieren que el dolor postoperatorio sigue estando mal abordado”, señala otro de los artículos de la serie, elaborado por expertos de la Universidad Johns Hopkins (EEUU).
La falta de progresos en el manejo de este problema se debe, según los autores, a diversas causas. Aunque han surgido varias alternativas que parecen dar buenos resultados, especialmente la analgesia regional (como la epidural), asociadas con menor dolor, movilidad temprana y hospitalizaciones más cortas.

Un sufrimiento innecesario

Una de las muchas adversidades a las que se enfrentan los pacientes oncológicos es el dolor. La presencia de este síntoma varía en función del tipo de cáncer y la extensión, además de otros factores, y oscila entre el 15% y el 75% en los tumores sólidos.
En estos pacientes, “el dolor es rara vez un problema aislado”, destaca el último trabajo. Y por este motivo su abordaje no se debe realizar sin tener en cuenta la fotografía general.
“Los esfuerzos para mitigar el dolor son bienvenidos, pero no mejorarán adecuadamente la calidad de vida o reducirán el sufrimiento si se aplican ignorando todas las preocupaciones del paciente asociadas con una enfermedad grave que amenaza su vida”, señala el autor, procedente del Centro Médico Beth Israel (EEUU).

La solución sería, según el artículo, introducir los cuidados paliativos -tradicionalmente utilizados en los últimos momentos de la vida- en el manejo del paciente oncológico desde el momento del diagnóstico. Con ellos, concluye, “existe una creciente esperanza de que estos enfermos puedan vivir el cáncer con el mínimo sufrimiento”.

Guardar

Guardar

Guardar

4/5 (3)

Valora esta información