polimialgia y fibromialgia

¿Cuál es la diferencia entre polimialgia y fibromialgia?

Hacia el conocimiento de las dos enfermedades ¿Qué diferencias hay entre polimialgia y fibromialgia?

Sentir dolor, rigidez y fatiga en los músculos es común en muchas enfermedades. Sí sospecha que puede tener una de estas dos enfermedades hable con su médico. Solo un médico puede proporcionar un diagnóstico. Pero ¿Cómo diferenciar dos enfermedades que tienen síntomas similares?

Similitud de síntomas entre polimialgia reumática y fibromialgia

La polimialgia reumática y la fibromialgia son enfermedades musculoesqueléticas con síntomas difíciles de diferenciar por la similitud en los síntomas. En la polimialgia reumática, se siente dolor y rigidez en los músculos de los hombros y la parte superior de los brazos (cintura escapular) y caderas (cintura pélvica). El dolor y la rigidez a menudo se presenta después de pasar tiempo sin actividad y se intensifica al despertar.

La fibromialgia también puede causar dolor muscular en las mismas zonas del cuerpo. Pero está más extendido y el dolor es más intenso. Las personas con fibromialgia también tienden a experimentar otros síntomas, que incluyen:

  • cansancio
  • problemas para dormir
  • problemas de memoria
  • problemas intestinales y de vejiga

¿Cuándo se recibe cada diagnóstico?

No siempre es fácil diferenciar quién tiene una mayor probabilidad de desarrollar cualquiera de estas enfermedades. Sin embargo, algunos factores de riesgo pueden proporcionar algunas pistas. Los adultos mayores, generalmente mayores de 65 años, tienen más probabilidades de ser diagnosticados con polimialgia reumática. Es raro en personas menores de 50 años.

Por otro lado, cualquiera puede desarrollar fibromialgia. Pero tiende a ser más común en mujeres que en hombres y puede ocurrir a cualquier edad.

Causas

La polimialgia reumática se diagnostica con mayor frecuencia en temporadas especificas. Esto puede llevar a que algo en el medio ambiente, como un virus, puede influir.

Algunas enfermedades como la artritis reumatoide (AR) y otros trastornos autoinmunitarios se asocian con una mayor incidencia de fibromialgia. El trastorno de estrés postraumático y otros traumas emocionales o físicos también se han relacionado con la fibromialgia.

¿Que relación hay entre dolor crónico y estrés postraumático?

¿Cómo se diagnostica cada enfermedad?

¿Cómo se puede diferenciar entre estas dos enfermedades? Los síntomas que pueda describir pueden llevar al médico a realizar una serie de pruebas para hacer el diagnóstico de polimialgia reumática, entre ellas se incluyen:

  • análisis de sangre que buscan marcadores inflamatorios
  • pruebas de imagen como radiografías o ultrasonido
  • biopsia para detectar y descartar una enfermedad llamada arteritis de células gigantes

Sin embargo, el diagnóstico de fibromialgia puede ser más complejo de obtener. No existe ninguna prueba de laboratorio o de diagnóstico que pueda confirmar con precisión el diagnóstico. El médico puede intentar descartar primero enfermedades con síntomas similares mediante análisis de sangre.

¿Qué medicamentos estan indicados en polimialgia y fibromialgia?

La polimialgia reumática se diagnostica principalmente por los síntomas de dolor y rigidez de hombros y caderas y análisis de sangre inflamatorios (VSG) altos . El tratamiento de primera línea suele incluir corticosteroides como prednisona para lograr el alivio rápido de los síntomas.

Los tratamientos para la fibromialgia buscan un enfoque combinado para combatir la fatiga y el dolor. Su médico puede recomendarle opciones como paracetamol. También puede sugerir medicamentos antidepresivos para controlar el dolor y ayudar con los problemas del sueño. Otros medicamentos especificos para el tratamiento de la fibromialgia:

  • Cymbalta
  • Lyrica
  • Savella

Sin embargo, la investigación ha demostrado que el ejercicio es el enfoque más beneficioso para el tratamiento de la fibromialgia.

¿Cómo adaptarse a las enfermedades?

Los medicamentos pueden ser una opción que el médico indique para combatir el malestar de la polimialgia reumática y la fibromialgia, pero no es lo único que puede servir de ayuda. Una dieta antiinflamatoria, ejercicio regular y buenos hábitos de sueño pueden marcar la gran diferencia en el manejo de los síntomas.

En la polimialgia reumática, también se pueden tomar medidas para que las tareas diarias sean más fáciles. Por ejemplo, usar maletas con ruedas cuando se viaja y evita usar tacones altos para evitar caídas. Las personas con fibromialgia pueden obtener mejor calidad de vida si practican buenos hábitos de sueño y controlan el ritmo de las actividades diarias.

El autoconocimiento la clave

Vivir con los síntomas de enfermedades como la polimialgia y fibromialgia puede llegar ser frustante y un gran desafio. Las personas con polimialgia reumática suelen tener que tomar medicación diaria para reducir el dolor y la rigidez.

Además de lidiar con el dolor y la fatiga, las personas con fibromialgia a veces también pueden sentirse incomprendidas por otras personas que no tienen la enfermedad.

Usar lo que sabe sobre su enfermedad puede ayudarle a encontrar puntos de apoyo entre familiares, amigos, compañeros de trabajo y el médico. Tomar medidas y mantener una cierta disciplina puede ayudar a controlar sus síntomas y obtener una sensación de control y alivio. El autoconocimiento clave para el control de las enfermedades.

¿Qué diagnósticos diferenciales hay que tener en cuenta para diagnosticar fibromialgia?

¿Se pueden confundir los diagnósticos de polimialgia y fibromialgia?
https://espanol.arthritis.org/espanol/la-artritis/preguntas-frecuentes/diferencia-polimialgia-fibromialgia/

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *