¿Qué causa la fibromialgia?

cerebro en fibromialgia

La enfermedad de fibromialgia se caracteriza por dolor y diferentes síntomas, unido a fatiga, problemas para dormir y falta de concentración.

Los expertos aún tienen mucho trabajo por delante para saber la verdadera causa de la enfermedad. Aunque los científicos apuntan la evidencia hacia a un posible sospechoso: La neuroinflamación o inflamación en el cerebro.

“Todavía no entendemos completamente qué causa la fibromialgia. Pero los escáneres cerebrales en pacientes con fibromialgia muestran esta neuroinflamación ”, dice el Dr. Benjamin Abraham, experto en el tratamiento del dolor. “Hemos visto inflamación e irritación en los nervios que transmiten el  dolor”.

La búsqueda del dolor en lugares equivocados

El dolor muscular es uno de los síntomas clave de la fibromialgia. Al principio, en la investigación de fibromialgia, los científicos buscaban evidencias inflamatorias en los músculos, dice el Dr. Abraham.

La investigación actual sugiere que estaban buscando en el lugar equivocado. Cada vez más, la investigación apunta a que el problema radica en los sistemas de procesamiento del dolor dentro del cerebro.

Las personas con un diagnóstico de fibromialgia parecen tener el sistema de detección del dolor fuera de control. Tienen una reacción más grande de lo normal a las sensaciones dolorosas.

Y a menudo sienten dolor en respuesta a sensaciones (como calor o frío) que otras personas no encuentran dolorosas en absoluto.
“Estamos comenzando a comprender que es una enfermedad del procesamiento del dolor”, dice el Dr. Abraham.

Neuroinflamación y cambios cerebrales.

Los científicos usando tomografia por emisión de positrones en los cerebros de personas con fibromialgia hallaron neuroinflamación cerebral. Otros investigadores estudiaron el líquido cefalorraquídeo y descubrieron proteínas vinculadas a la neuroinflamación.

Sin embargo, los hallazgos en las células cerebrales no son el único culpable. “Es más complicado no se puede atribuir todo a la neuroinflamación”, dice el Dr. Abraham.

“Parece haber también un cambio en el tamaño y forma de ciertas áreas del cerebro”. Los científicos descubrieron algunas regiones del cerebro más pequeñas de lo que se esperaba.

También hay evidencia en diferencias de las conexiones cerebrales

Las áreas del cerebro involucradas en el procesamiento del dolor están en comunicación constante.

En personas con fibromialgia, puede existir pausas en esta comunicación. “Si un área tiene problemas para comunicarse con otra, puede procesar como dolorosas sensaciones como frío, la presión o el ejercicio”.

¿Nuevas pistas en el tratamiento de la fibromialgia?

La fibromialgia es una enfermedad compleja, y probablemente no haya una sola causa, dice el Dr. Abraham. Aún así, la mayoría de los expertos en fibromialgia están de acuerdo en que la neuroinflamación y los cambios cerebrales relacionados son factores importantes en la enfermedad.

Aún en la actualidad a las personas con fibromialgia todavía se les dice que todo está en su cabeza. La evidencia inflamatoria muestra que eso es cierto a medias: la respuesta podría estar en el cerebro de los pacientes, pero no en su imaginación.

Los nuevos hallazgos en la investigación también podrían apuntar hacia nuevos tratamientos: algunas personas con fibromialgia han visto mejorar sus síntomas después de tomar medicamentos que atacan la neuroinflamación, dice el Dr. Abraham.

Hay que ser optimistas y la investigación conducirá a mejores terapias. “La Ciencia progresa constantemente”, dice. “Hay  grandes esperanzas para esta enfermedad”.

 Neurogenic inflammation in fibromyalgia
 Littlejohn, G. & Guymer, E. Semin Immunopathol (2018) 40: 291. https://doi.org/10.1007/s00281-018-0672-2
 Evidence of both systemic inflammation and neuroinflammation in fibromyalgia patients, as assessed by a multiplex protein panel applied to the cerebrospinal fluid and to plasma
 1Pain and Rehabilitation Center, Department of Medical and Health Sciences, Linköping University, Linköping, Sweden
 2Department of R&D in Mental Health, Akershus University Hospital, Lørenskog, Norway
 3Department of Surgical Sciences
 4Department of Medical Sciences, Uppsala University, Uppsala, Sweden
 Correspondence: Emmanuel Bäckryd, Pain and Rehabilitation Centre, University Hospital, SE-581 85 Linköping, Sweden, Tel +46 10 103 3661, Fax +46 10 103 3682, Email es.dnaltogretsonoiger@dyrkcab.leunamme
 *These authors contributed equally to this work
 J Pain Res. 2017; 10: 515–525.
 Published online 2017 Mar 3. doi: 10.2147/JPR.S128508
Print Friendly, PDF & Email
4.61/5 (23)

Valora esta información

Comparte
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.