que duele más del dolor crónico

¿Qué duele más del dolor crónico? Como médico que ve de primera mano el daño que el dolor crónico crea en la vida de las personas, creo que mejorar la forma en que tratamos el dolor es el gran desafío de salud pública más importante al que nos enfrentamos, pero no debido a la crisis de opioides o los $ 600 mil millones que se invierten cada año, en el tratamiento del dolor y la pérdida de productividad. 

Desde mi perspectiva, el efecto más devastador del dolor crónico, oculto justo debajo de la superficie de todas las historias trágicas, es el impacto en nuestra necesidad central más esencial: el amor.

Una necesidad básica el amor

Junto con la comida, el agua y el oxígeno, nuestra necesidad humana más básica es el amor. Desde el momento en que nacemos, llevamos con nosotros una necesidad innata de sentirnos amados. Y para sentirnos verdaderamente realizados en la vida, necesitamos poder expresar amor hacia los demás. 

Las emociones como la compasión y la empatía son buenas tanto para nuestra alma como para nuestra salud.

¿Qué duele más del dolor crónico?

Pero la experiencia del dolor, especialmente el dolor crónico, tiene el potencial de despojar de forma drámatica el amor de nuestras vidas de muchas maneras. 

Sabemos que el dolor puede conducir a cambios en los centros de procesamiento emocional en nuestro cerebro, creando cambios de humor y una gran cantidad de cambios de humor que incluyen depresión, ansiedad, ataques de pánico, así como ira e incluso comportamiento agresivo. 

Tales alteraciones pueden interferir dramáticamente con nuestra capacidad para comunicarnos con los demás y fragmentar las relaciones. 

El dolor puede conducir rápidamente al aislamiento social y al deseo de evitar estar cerca de otras personas. Lo que alguna vez fueron interacciones positivas o de apoyo, se pueden volver negativas y conflictivas, o simplemente desaparecer por completo.

El impacto físico del dolor también puede reducir importantes vínculos sociales. 

Por ejemplo, el dolor de espalda es una de las principales causas de días perdidos laborales, lo que puede llevar no solo a perder un trabajo, sino también a perder las conexiones con compañeros de trabajo que anteriormente le habían servido como una valiosa red de apoyo. 

Las limitaciones funcionales, como los problemas para andar o conducir, también pueden limitar nuestra capacidad para hacer actividades con nuestra familia y amigos, todo lo cual nos priva de interacciones satisfactorias. Los lazos sociales fuertes y el apoyo de la pareja positivo también parecen correlacionarse con una mejor salud y una vida más larga, mientras que la soledad desemboca en todo lo contrario.

Las pérdidas del dolor ¿Cómo evitarlas?

Sume todo, y la consecuencia más trágica del dolor para millones es la pérdida y, en particular, la pérdida del amor en su vida diaria. Las relaciones fracturadas o rotas y el aislamiento son las víctimas silenciosas de una vida con dolor.

Esto es precisamente lo que necesita más atención cuando se trata de cómo tratar el dolor. Puede comenzar este cambio hoy mismo dirigiendo la narrativa sobre el manejo del dolor hacia formas de traer más amor a su vida. Hágales saber a sus médicos que esto es importante para usted y es un área que le gustaría que trataran.

Para poner en marcha un programa que le pueda ayudar, hable con sus médicos sobre cómo obtener ayuda en estas áreas:

  • Comunicar : aprender formas efectivas de comunicarse e interactuar con personas importantes en su vida cuando no se siente bien es un gran paso. Solicite una derivación a un psicólogo o terapeuta que pueda ayudarlo a perfeccionar o reforzar estas habilidades.
  • Estar presente– Puede que no sea capaz de llegar a todos sus compromisos, pero hacer compromisos con uno mismo para estar más presente en los eventos o reuniones. Mantener el ritmo, y (además) tener un plan para poder irse cuando sienta que necesita hacerlo en el momento adecuado.
  • Trabaje su estado de ánimo: buscar las formas de calmar los cambios de humor mediante técnicas como la meditación, la atención plena y los ejercicios de respiración. Un psicólogo del dolor puede ayudarlo a aprender herramientas útiles.
  • Centrese en las cosas buenas logradas : al final de cada día, escriba una lista rápida de las cosas que hizo que demostraron su compromiso hacia los demás, recordar las cosas buenas.
  • Ser voluntario : encuentrar una organización o actividad que tenga significado y done un poco de su tiempo cada semana.
  • Apoye a otros : encontrar el grupo de apoyo adecuado puede ser complicado, pero vale la pena intentarlo. Busque grupos que participen en actividades saludables y trate de alentar a sus miembros, reforzar el grupo de forma positiva .

Prueba esta estrategia centrada en el amor. Después de todo, nadie puede avanzar con un corazón vacio.

Un articulo del Dr. Abaci. El Dr. Abaci está certificado en anestesia y manejo del dolor 
por la Junta Estadounidense de Anestesiología. 
El Dr. Abaci recibió su educación de pregrado en UC San Diego, 
donde se graduó Magna Cum Laude y asistió a la escuela de medicina en la Universidad del Sur de California. 
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *