enfermedades están relacionadas con fibromialgia

La fibromialgia es una enfermedad que se caracteriza por dolor generalizado y crónico, fatiga, trastornos del sueño, problemas cognitivos y de memoria. A menudo es comórbido con uno o más trastornos mentales, como depresión, ansiedad, trastorno de la personalidad, trastorno obsesivo compulsivo o trastorno de estrés postraumático.

Dada la similitud de los síntomas con otras enfermedades que causan dolor, la fibromialgia a menudo se diagnostica erróneamente.

De acuerdo con los criterios de 2010 del American College of Rheumatology, los médicos a veces diagnostican la fibromialgia excluyendo otras enfermedades que pueden ser las responsables del dolor y otros síntomas.

Diagnóstico diferencial de fibromialgia

El dolor crónico generalizado y la fatiga son síntomas comunes de muchas enfermedades, incluidos los trastornos reumáticos, inflamatorios y endocrinos. Por lo tanto, la presencia de estos síntomas puede inducir a error al diagnóstico clínico de fibromialgia.

Los diagnósticos diferenciales comunes de la fibromialgia incluyen hipotiroidismo, enfermedades reumáticas, síndrome de dolor miofascial y síndrome de fatiga crónica. Se deben excluir otras posibles causas de los síntomas del paciente antes de diagnosticar la fibrialgia.

Hipotiroidismo

Las personas con hipotiroidismo pueden presentar síntomas de fibromialgia, como fatiga, depresión y dolor muscular o articular. La tiroiditis de Hashimoto es una enfermedad autoinmune y es la causa más común de hipotiroidismo. La fibromialgia es frecuente entre el 30 y el 40% entre las personas con tiroiditis de Hashimoto.

La prevalencia de hipotiroidismo primario y secundario entre pacientes con fibromialgia es de 10 a 44% y 44%, respectivamente. Los estudios han encontrado que la presencia de autoanticuerpos contra la tiroglobulina y la peroxidasa tiroidea es dos veces mayor en pacientes con fibromialgia que en individuos sanos. Curiosamente, los pacientes con fibromialgia con la glándula tiroides completamente funcional también tienen un mayor nivel de autoanticuerpos de peroxidasa tiroidea en la sangre. Esta observación sugiere que la patogénesis de la fibromialgia puede estar respaldada por la autoinmunidad tiroidea.

Otra conexión entre el hipotiroidismo y la fibromialgia

Es que las características del dolor experimentado por los pacientes con fibromialgia se correlacionan positiva y negativamente con el hipotiroidismo y el nivel intracelular de T3, respectivamente. Además, el nivel reducido de T3 induce a las neuronas aferentes nociceptivas a secretar más sustancia P, que es un neuropéptido responsable de la señalización del dolor y, a menudo, asociado con el dolor de la fibromialgia.

Con respecto a la angustia emocional asociada con la fibromialgia, se presume científicamente que la ansiedad y la depresión relacionadas con la fibromialgia pueden alterar significativamente el nivel de cortisol en la sangre, disminuir la absorción de T4 celular y reducir la conversión de T4 a T3.

Enfermedades reumáticas

La prevalencia de fibromialgia en pacientes con diversas enfermedades reumáticas (artritis reumatoide, lupus, espondilitis anquilosante, síndrome de Sjögren y polimialgia reumática, artritis psoriásica) es mayor que en la población general.

Los síntomas más comunes entre la fibromialgia y las enfermedades reumáticas son el dolor y la fatiga de larga duración. Aunque el dolor reumático es generalmente nociceptivo y causado por articulaciones inflamadas, con el tiempo puede volverse centralizado o generalizado, lo que lleva al desarrollo de síntomas similares a la fibromialgia.

Se cree que el aumento de la actividad de las enfermedades reumáticas es uno de los factores desencadenantes del dolor generalizado, la limitación física y la fatiga en la fibromialgia. Los estudios han encontrado que las puntuaciones de actividad de la enfermedad para pacientes con enfermedades reumáticas son significativamente más altas entre los pacientes con fibromialgia. Por lo tanto, al diagnosticar la fibromialgia, los médicos deben considerar la incidencia de enfermedades reumáticas para obtener mejores resultados clínicos.

¿Qué enfermedades están relacionadas con fibromialgia?

La asociación de la fibromialgia con diversas enfermedades reumáticas es la siguiente:

Fibromialgia y artritis reumática:

Se cree que el dolor periférico agudo relacionado con la artritis reumática se convierte en el dolor centralizado crónico relacionado con la fibromialgia. El desencadenante principal es la exposición duradera a la inflamación y el dolor. Las personas que están expuestas a un aumento de la inflamación sistémica durante mucho tiempo generalmente tienen un umbral de dolor más bajo. Sin embargo, la conexión entre la inflamación y la amplificación del dolor aun no se comprende.

Aunque la artritis reumática y la fibromialgia a menudo coexisten, los marcadores inflamatorios agudos (velocidad de sedimentación globular, proteína C reactiva y recuento de articulaciones inflamadas), que se utilizan en la evaluación de la artritis reumática, no son anormales en el diagnóstico de fibromialgia.

En contraste, el dolor moderado a severo asociado con la condición reumática puede ser el protagonista principal de la sensibilización del dolor en el sistema nervioso central, lo que lleva a la aparición de fibromialgia.

Fibromialgia y lupus eritematoso sistémico (LES)

La incidencia de fibromialgia es mayor entre los pacientes con lupus eritematoso sistémico comparado con la población general. Los síntomas más comunes entre la fibromialgia y el lupus eritematoso sistémico son dolor musculoesquelético, fatiga y rigidez, vasoespasmo inducido por el frío, problemas cognitivos y depresión. Una posible conexión entre estas dos condiciones es la presencia de autoanticuerpos contra los receptores de N-metil-d-aspartato (NMDA) (subunidades NR2A y NR2B) en el suero y el líquido cefalorraquídeo de pacientes con LES. Debido a la densa presencia de receptores NMDA en los sistemas nerviosos central y periférico, estos autoanticuerpos pueden alterar varias funciones importantes, incluidas la sensación de dolor, la cognición y los comportamientos emocionales.

Diferencias fibromialgia y Lupus

A pesar de ser una condición confusa, la fibromialgia no está asociada con el daño a los órganos y la actividad de la enfermedad relacionada con el lupus eritematoso sistémico. Sin embargo, se cree que los pacientes con fibromialgia con autoanticuerpos positivos tienen un mayor riesgo de desarrollar lupus eritematoso sistémico.

Los pacientes con lupus eritematoso sistémico que reciben terapia con esteroides a largo plazo generalmente presentan un aumento de la sensibilidad en los puntos sensibles, y la retirada de la terapia con esteroides a menudo imita síntomas similares a la fibromialgia. Por lo tanto, es importante que el médico investigue a fondo el historial médico de un paciente al diagnosticar fibromialgia.

Síndrome de fibromialgia y síndrome de Sjögren

La prevalencia de fibromialgia es de aproximadamente el 15% en pacientes con síndrome de Sjögren primario. Los pacientes que sufren de fibromialgia y síndrome de Sjögren muestran una mayor intensidad de síntomas y actividad de síndrome de Sjögren. Los estudios han encontrado que la fibromialgia se asocia con una mayor intensidad de ciertos síntomas (sequedad, dolor en las extremidades y fatiga). Así como depresión más severa en pacientes con síndrome de Sjögren primario.

Fibromialgia y espondilitis anquilosante

La prevalencia promedio de fibromialgia entre los pacientes con espondilitis anquilosante es del 13% (rango: 4 – 25%). Los estudios han encontrado que la fibromialgia se correlaciona significativamente con una mayor actividad de la enfermedad de espondilitis anquilosante. Los síntomas más comunes entre la fibromialgia y la espondilitis anquilosante son fatiga y problemas para dormir. Aunque el dolor se experimenta en ambas enfermedades, la naturaleza y el origen del dolor son diferentes.

Diagnóstico de espondilitis anquilosante

El diagnóstico de espondilitis anquilosante se confirma principalmente por la inflamación de la articulación sacroilíaca, el aumento de la velocidad de sedimentación globular, la prueba positiva de HLA-B27 y la inflamación del ojo (uveítis). Además, los pacientes con espondilitis anquilosante en su mayoría tienen dolor en las articulaciones sacroilíacas, de cadera y hombro. En general, los médicos sospechan la presencia de fibromialgia si los pacientes con espondilitis anquilosante tienen dolor más allá de la columna vertebral que afecta las rodillas, los muslos, los codos y los hombros.

Fibromialgia y polimialgia reumática (PR)

Ya que ambas enfermedades están asociadas con el dolor muscular, la polimialgia reumática a menudo se puede diagnosticar de forma errónea por fibromialgia. Sin embargo, hay diferencias entre la fibromialgia y las polimialgia reumática. El dolor y la rigidez asociados con la polimialgia reumática generalmente se localizan en los músculos del cuello, los hombros y las áreas de la cadera. El dolor no es de naturaleza crónica y generalmente dura alrededor de 2 años. Las pruebas de laboratorio pueden indicar anormalidades en pacientes con polimialgia reumática pero no en los pacientes de fibromialgia.

El dolor de la fibromialgia se distribuye por todo el cuerpo y generalmente es duradero (crónico).

Síndrome de dolor miofascial

El Síndrome de dolor miofascial a menudo se diagnostica de forma errónea como fibromialgia, ya que ambas enfermedades están asociadas con el dolor crónico. Sin embargo, la naturaleza del dolor difiere entre fibromialgia y Síndrome de dolor miofascial.

Diferencias fibromialgia y Síndrome de dolor miofascial

El Síndrome de dolor miofascial está relacionada con el dolor muscular que surge de puntos gatillo / dolor localizados (áreas dolorosas de fibras tensas formadas dentro de un músculo), el dolor de fibromialgia es difuso, migra e involucra músculos y articulaciones.

Además, otros síntomas comunes de la fibromialgia, como la fatiga extrema, los trastornos del sueño y el síndrome del intestino irritable, no se asocia con el Síndrome de dolor miofascial.

Síndrome de fatiga crónica:

Aunque la fibromialgia y el SFC son enfermedades interrelacionadas, existen algunas diferencias. Los síntomas más comunes entre estas dos enfermedades incluyen dolor, fatiga, trastornos del sueño, mareos, problemas de memoria, problemas digestivos, ansiedad y depresión.

Diferencias Fibromialgia y síndrome de fatiga crónica

La principal diferencia entre estas dos enfermedades es que el dolor es el síntoma predominante en la fibromialgia, mientras que la fatiga es predominante en el síndrome de fatiga crónica. El dolor crónico, generalizado de la fibromialgia debe estar presente durante al menos 6 meses para ser diagnosticado como fibromialgia.

Por el contrario, el criterio principal para diagnosticar el síndrome de fatiga crónica es la presencia de fatiga durante más de 6 meses junto con dolor de garganta, ganglios linfáticos agrandados, dolor muscular o articular y otros síntomas de trastornos sistémicos.

Fibromialgia y otras enfermedades relacionadas

La fibromialgia está relacionada con muchas enfermedades y son entidades clínicamente distintas. Entre ellas:

Fibromialgia y diabetes mellitus:

Ambas enfermedades están interrelacionadas. La probabilidad de desarrollar fibromialgia es mayor en pacientes con diabetes mellitus cuando los niveles de glucosa no se consiguen controlar. Los estudios han encontrado que los pacientes que sufren de fibromialgia y diabetes mellitus tienen niveles significativamente más altos de HbA (1c), lo que indica un control deficiente del nivel de glucosa en sangre. Dichos pacientes también tienen un mayor número de puntos sensibles y una mayor sensación de dolor, trastornos del sueño, fatiga y dolor de cabeza que aquellos sin fibromialgia.

Fibromialgia y obesidad

La prevalencia de obesidad y sobrepeso es mayor entre los pacientes con fibromialgia. Los factores predisponentes relacionados con la obesidad en fibromialgia es el deterioro de la actividad física, el problema cognitivo, los trastornos del sueño, la ansiedad y la depresión, el mal funcionamiento de la glándula tiroides, la señalización deteriorada de la hormona del crecimiento / factor de crecimiento similar a la insulina 1 y la interrupción del sistema opioide endógeno.

Fibromialgia y síndrome del túnel carpiano

Los datos epidemiológicos han demostrado que la prevalencia de síndrome del túnel carpiano es alta entre los pacientes con fibromialgia. Los síntomas más prevalentes de síndrome del túnel carpiano en pacientes con fibromialgia son parestesias en las manos y déficit sensoriales y motores.

Los estudios han encontrado que la gravedad del síndrome del túnel carpiano está altamente correlacionada con el deterioro funcional en pacientes con fibromialgia, y el síndrome del túnel carpiano moderado es la forma más común en pacientes con fibromialgia.

Fibromialgia y trastorno temporomandibular

Aunque son entidades clínicamente distintas, la prevalencia del trastorno temporomandibular es mayor en pacientes con fibromialgia. Los síntomas más comunes entre estas dos condiciones son dolor, trastornos del sueño, falta de atención, sonidos articulares y limitación de movimiento.

En contraste con el dolor centralizado en la fibromialgia, el trastorno temporomandibular se asocia con dolores orofaciales en los músculos masticatorios, que se origina en los puntos sensibles. El dolor a menudo migra hacia las áreas del cuello y los hombros.

www.rheumatology.org/.../2010_Preliminary_Diagnostic_Criteria.pdf
www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27296946
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26575317
Choi BY., et al. (2016). Prevalence and clinical impact of fibromyalgia in patients with primary Sjögren's syndrome. Clin Exp Rheumatolhttps://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26315451
Arthritis.org. Difference Between Fibromyalgia and Polymyalgia. www.arthritis.org/.../polymyalgia-fibromyalgia.php
Creakyjoints.org. Ankylosing spondylitis vs. fibromyalgia. Could you be misdiagnosed? 2019. creakyjoints.org/diagnosis/ankylosing-spondylitis-vs-fibromyalgia/
Spondylitis.org. Comorbid Fibromyalgia in Ankylosing Spondylitis, Axial SpA, Psoriatic Arthritis, and Rheumatoid Arthritis. 2019. www.spondylitis.org/.../comorbid-fibromyalgia-in-ankylosing-spondylitis-axial-spa-psoriatic-arthritis-and-rheumatoid-arthritis
Arthritis.org. Chronic fatigue syndrome and fibromyalgia. www.arthritis.org/.../chronic-fatigue-syndrome-fibromyalgia.php
Ursini F., et al. (2011). Fibromyalgia and obesity: the hidden link. Rheumatol Inthttps://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21476098
Fraga BP., et al. (2010). Fibromyalgia and temporomandibular dysfunction: a literature review. RSBO. https://pdfs.semanticscholar.org/1d7e/fb02cc58a1b5e6b9a5e05e89353ad3d5d80b.pdf
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *