Para poder entender muchos comportamientos como la desesperanza y tristeza en medicina hay que ponerse en el otro lado y mirar desde otra perspectiva, entonces es cuando se comprende que nos hace actuar determinar de determinadas maneras y como actuar frente a ellas.

En este caso nos vamos a poner en el lado de la medicina. Cuanta más perspectivas tengas más herramientas para manejar la enfermedad crónica.

Desesperanza y tristeza en medicina

Encuentra tu solución

Una enfermedad crónica trae muchas, demasiadas consecuencias, golpea con gran impacto en toda la esfera de quien lo sufre. Desde la salud se suele ser muy críticos hacía ciertos comportamientos de los enfermos crónicos, cuando los enfermos crónicos reclaman, la sociedad muchas veces injusta lee «Otra vez se está quejando», cuando en realidad se están abriendo caminos, nuevos caminos de sensibilización hacia problemáticas que desde quien vive con salud son imperceptibles.
Todos somos susceptibles de sufrir enfermedades, TODOS, y el alejarnos de la realidad y la problemáticas de ellas dice mucho de nosotr@s, por ejemplo el primer planteamiento:  el día de mañana será un nefasto enfermo crónico y le costará demasiado obtener pautas para tener calidad de vida.
Las expectativas de vivir vidas más largas también tienen una consecuencia: sufrir enfermedades crónicas.

En las enfermedades crónicas la deseperanza y la tristeza

Desesperanza y tristeza son dos sentimientos muy comunes cuando se adquiere una enfermedad crónica, forman parte del duelo. El duelo que nos transforma en nuevos YO, ni mejores ni peores, diferentes.
Es un proceso adaptativo, el enfermo vivía en una zona de confort, lo tenía todo seguro y se vé obligado a salir de esa zona de confort que tanto le había costado crear.
Adaptarse a la enfermedad crónica es un largo camino, un camino de supervivencia, quienes lo consiguen salen fortalecidos, salen más seguros de su propio YO. Tienen la constancia de una lucha frente a frente, cuerpo a cuerpo contra el mismo y sus propias circunstancias, ha medido sus fuerzas contra él mismo.

El entorno

Enfermar es discapacidad, y aunque esté regulado, el enfermo se dá cuenta que ese derecho de discapacitado de poco le sirve para su práctica diaria.
La medicina de familia sabe y mucho y se enfrenta cada día a problemáticas de deseperanza y tristeza, de enfermos crónicos que verbalizan: «NO puedo seguir así»- y no es porque no se acepte, no es porque no se quiera es porque las barreras con su entorno son insalvables.
-La desidia de familiares,
-Las problemáticas laborales,
-Las pérdidas económicas,
-Los procesos de invalideces,
-Los problemas de comunicación, lo que quieren expresar y lo que se le devuelve prejuzgado por falta de empatia.
y muchos más factores que hacen caer al enfermo en tristeza y desesperanza.
Desesperanza y tristeza en medicina

¿Qué puede hacer el médico?

Realmente ante todas estas problemáticas de la enfermedad crónica el médico de familia lo tiene muy complicado, si se ciñe a su papel de médico y actúa como tal siempre debe de medicalizar un problema que tiene el enfermo, como un «trastorno adaptativo»…si se verbaliza tengo ansiedad no puedo continuar con esta situación…un ansiolitico será la pauta a seguir.

El médico sabe que no es la solución y el enfermo sabe que tampoco lo es, sale frustrado de la consulta: su tristeza y desesperanza sale con una «etiqueta» otro problema que debe asumir a conflictos que no puede resolver o que necesitan tiempo para resolverse.
El médico es consciente de que la cronicidad es fuente de mucha problemática en el entorno del enfermo, ¿pero puede resolverlo todo?

No, no puede resolverlo todo…es imposible. No puede llegar a la familia, no puede llegar al terreno laboral, no puede hacer comprender al entorno del enfermo sus limitaciones.En definitiva no puede luchar con la problemática de la enfermedades crónicas.

Conoce más sobre la desesperanza y la tristeza en las enfermedades crónicas, no sólo en Fibromialgia se viven estas situaciones, se viven en TODAS las enfermedades crónicas, recuerdálo. Redactado por Fibromialgia Noticias©

Ante cada problemática el enfermo debe buscar los canales adecuados, asociaciones, psicológos, abogados laboralistas, sindicatos e insisto asociaciones un gran colchon en atención primaria y enfermedades crónicas, entidades muy necesarias para continuar la labor de la gestión de la salud de los enfermos, que si están bien preparadas y cuentan con las ayudas necesarias serán capaces de ayudarte.

¿Te ha ayudado?sigue leyendo la entrada de @DoctorCasado aún comprenderá y te ayudará más

5/5 (1)

Valora esta información

Sí tengo fibromialgia cinco minutos por favor.
Sólo quiero cinco minutos tuyos y te prometo dejarte libre el resto de tu vida.

Disfrutar de la libertad que yo no tengo.

Fibromialgia cinco minutos

No creas todo lo que lees, no lo creas, yo me aferro a la vida con uñas y dientes, como miles de millones de afectados. Me aferro porque quiero a la vida, la disfruto y la uso para hacer todo lo mejor que sé, en cada cosa que hago.

Como tú, me gusta vivir…y te envidio…envidio tu salud, tu fortaleza física, tu caminar.

Recuerdo el olor del césped recién cortado, lo recuerdo porque ahora soy incapaz de sentirlo. Revivo el bienestar de los rayos del sol cuando jugaba con mi cara y yo les huía, y ellos me encontraban.
Sentir el agua del mar pasando entre mis pies, o las olas abrazándome, dejándome querer.
O la alegría de ver a toda la familia reunida y sentir paz.

Recuerdo tantas cosas

Recuerdo tantas cosas buenas y de esas cosas me alimento cada día. Me alimento porque no las vivo, no las puedo vivir tanto como desearía.
El dolor crónico se ha apoderado de mí y de todos mis sentidos, sentir, perseguir, anhelar bienestar todo es ya una utopía…muy lejana, demasiado lejana pero aún soy capaz de revivir una y otra vez en mi memoria.

Te explico: no es tristeza, no es cansancio, no es no querer. Es dejar de sentir y nada tiene que ver con las emociones.

El dolor crónico es capaz de anular literalmente a la persona que lo sufre, afecta a sus sentidos, a sus emociones y es una lucha titánica…crear en ruinas, la ruina fisica del dolor crónico es ya de por sí un gran acto de entereza. Continuar, proseguir día a día..

El dolor crónico se instaura y es una sombra alargada, el dolor transforma tu cerebro y es capaz de anular tus sentidos, el olor, el tacto, el ruido, la visión, se dejan de recibir los estímulos con lo que tu disfrutas día a día y el dolor anula.
Yo para poder sentirlos debo recurrir a mis recuerdos…revivir mis recuerdos para tener emociones, para bañar mi corazón de paz y tranquilidad entre tanto ir y venir con el dolor crónico.

Tengo emociones positivas, muchas, demasiadas, sólo pienso en construir. Pienso en el hoy y en lo que puedo hacer en este momento y a eso le sumo otro momento del ayer y del futuro y veo todo lo que he logrado.

La velocidad de la vida nos separa

Vivo a una velocidad en mi cerebro con la que a tí te gustaría perseguirme con tus piernas. Y no podrías.
Mis sueños, mis metas para ti son inalcanzables porque andas. Yo vuelo, vuelo con mi imaginación y tenacidad y consigo darle la vuelta a todo, a pesar del dolor, a pesar de que no entiendas.

Tan sólo hace un par de días, escuche: «Me asombra…aún no has terminado de crear cuando ya estás pensando en crear más.»

Así es, mi cuerpo me ha negado la capacidad de correr, pero mi mente vuela, se ilusiona, coopera, crea y como para mi para muchos, desgraciadamente hace falta escuchar, hace falta que nos cedas esos cinco minutos de tu vida para escuchar.

Escrito por Fibromialgia Noticias©

Escuchar y no prejuzgar porque como todo en la vida una cosa es lo que se quiere y otro lo que se consigue, y el dolor crónico es capaz de enseñar que aunque no se tengan piernas se tiene voluntad…y la voluntad y perseverancia dan fruto a pequeñas cosas que tú ya no valoras, la inmediatez de la vida, el YA te ha llevado a no escucharlas o sentirlas.
Tus piernas te hacen ir demasiado deprisa y te han quitado la capacidad de escuchar.
Recuerda siempre…sólo cinco minutos pueden cambiar tu vida. A tí o a alguien que quieras y estés perdiendo en estos momentos. Y es tan sencillo, escuchar y creer con los ojos cerrados.
Te invito a conocer nuestro mundo a escuchar y disfrutar de lo maravilloso del día a día, de esas pequeñas cosas que inundan la memoria con recuerdos felices.

Y cómo creamos, tan fácil como tejer una tela de araña infinita con esperanzas y sueños que con perseverancia ven la luz. La máxima expresión de la fortaleza, vivir cuando se tiene mucho en contra, cuando se limitan libertades básicas a consecuencia del dolor físico.

(Actualizado a 2018)

La voz del paciente

4.93/5 (28)

Valora esta información

Diagnostico en fibromialgia. El diagnostico en fibromialgia para muchos se hace esperar pero ¿sabes que hay otras enfermedades que también pasan por años de diagnóstico y no es fibromialgia? Sí lo que realmente quieres saber es cómo se diagnostica la fibromialgia encontrarás toda la información. Sí no entiendes porque se demora tanto el diagnostico en fibromialgia puedes seguir leyendo.

Hoy salía este titular, vale, vale, cuando lo leas dirás ¿Y a mi qué? a mi me interesa mi enfermedad, lo que me ha pasado a mi.

Es cierto nos duele lo nuestro, pero tenemos que ser conscientes que la salud es muy compleja, y que no sólo en fibromialgia no es la enfermedad que no se «hace caso» porque es psicológico. Tenemos que saber que no, que es más complejo y separar tardar en diagnóstico en no nos hacen caso.

Este articulo está escrito para solventar dudas de porque en fibromialgia puede llegar a tardar tanto el diagnostico y como en otras enfermedades más «normalizadas» puede ocurrir lo mismo. No tiene nada que ver con esta enfermedad. Es común a muchas enfermedades.

Años de diagnóstico y no es fibromialgia

¿Ves como otras enfermedades pasan por la misma incertidumbre? Y ahora que razón tiene el afirmar no nos hacen caso porque es psicológica.

Años de diagnostico y no es fibromialgia

Perpetuando el estigma de la fibromialgia

Hay que ser prudentes y mucho, opinamos, queremos que se oiga nuestra voz…pero estamos perpetuando un discurso que puede llevar a muchas consecuencias que no podemos ver desde nuestra propia y única perspectiva.
Estamos perpetuando la «marginalidad» la mujer o el hombre, sí el hombre al que puede abandonar su familia por su propia incapacidad, cuando su mente está muy bien amueblada pero su físico está agotado, extenuado por el dolor porque la ciencia ya empieza a tener datos claros y como se adelantó hay tantos hombre como mujeres que padecen fibromialgia, un articulo confirmado por una excelente doctora española en investigación y podreis acceder Mujeres y hombres con fibromialgia.

O el sólo me dan medicamentos y nada más….no me encuentro mejor…¿Estará en mi cabeza? es que dan antidepresivos y yo no estoy deprimida….mira al gran error que te puede llevar tu ` planteamiento. Este es el tratamiento de una enferma de endometriosis (que nada se atribuye a lo psicológico).

Endometriosis nada con lo psicológico

La endometriosis es una enfermedad muy dolorosa y que sus pacientes también pueden llevar asociada una fibromialgia. ¿Escalofriante no? ¿Donde queda lo psicológico en esta enfermedad? ¿No te suenan ciertos tratamientos?

Recuerda respira, aliviate quitate esa presión…huye de los tópicos encasillados de la fibromialgia. La enfermedad es complicada, cualquiera y desgraciadamente no existen soluciones mágicas.

Algo que si te puede ayudar es vivirla sin tabúes, sin misterios, sin marginalidades ni exclusión social.

Redacción Fibromialgianoticias.com©

La fibromialgia duele pero puede doler en ciertos aspectos hasta donde tú quieras. Y en eso el control nada más que lo tienes tú, la información te ayudará a comprender y mucho, el dolor destruye sobretodo sino se sabe a que nos enfentamos y en fibromialgia las invetsigaciones desde hace 20 años dicen que un paciente bien informado puede comprender y evitar enfermedades paralelaspor el catatrofismo del dolor, recuerda el dolor destruye.

No dejes que lo haga contigo, no caigas en el abismo de la depresión que se puede sufrir por el continuo dolor, en fibromialgia y en cualquier enfermedad crónica…todos los enfermos crónicos son psicosomáticos no sólo en la fibromialgia.

Eso ya te lo explicaré otro día. Recuerda Información huye, escapa del catatrofismo.

diagnostico y no es Fibromialgia
¿Quieres leer lo que sufre un paciente con espondiloartritis? Seguro que mucho lo has vivido

4.8/5 (5)

Valora esta información

Así es ya dentro de poco es el 12 de mayo y yo después de 23 años sigo atrapada en una bestia llamada dolor.

Una bestia porque desde que apareció ha ido enterrando mi proyectos de futuro…pero, hay un pero, de momento no vence y son 23 años a cuestas…y muchos embates, y muchos momentos sin disfrutar que he perdido, pero he conseguido saciar con otros.

INFELIZ, insatisfecha ¿Quién consigue la felicidad sano o enfermo? Ahí lo dejo…hacer cada cual vuestra reflexión interna.

No caigais en que no hay luz

Hace 23 años, la mitad de mi vida…no se sabía nada o bien poco…el dolor era un gran desconocido (sigue siendolo) …pero la explosión en investigación acaba de empezar llevamos cinco años vertiginosos, teorias, investigaciones, fármacos, psicología…una explosión en la que me encuentro inmersa y la verdad estoy fascinada ante tanta investigación…el dolor es un GRAN PROTAGONISTA de la ciencia.

Lo siento…pero no lo perdono

Hay algo que no perdono y contra lo que no soy tolerante, y que lo recoja quien se sienta aludido, en la actualidad no puedo con la manipulación que se está haciendo del colectivo…realmente no lo entiendo y me parece cruel, muy cruel no decirle al enfermo recién diagnósticado «esto es lo que tienes…hasta aqui se puede llegar y hasta aqui no» (siempre caso por caso, NUNCA hay que generalizar).

Como no se puede encontrar la verdad de la enfermedad (que nadie la sabe) leyendo dos articulos y perpetuando tu historia sobre el resto hay que ser muy cautos, tú eres tú, y el enfermo de al lado es el enfermedo de al lado…unidos por un diagnóstico pero no por una misma evolución, ni por los mismos tratamientos (pueden ser similares sólo con cambiar una dosis ya son diferentes).

¿Por qué dije bestia? porque lo es cuando empecé a leer sobre ella hace ya 23 años realmente prefería quedarme con la depresión, no sé creo que la «voluntad» hubiera sido un punto a mi favor para poder «controlar» lo que hay de «controlabre» en cualquier enfermedad crónica. Pero no se puede elegir la enfermedad se impone no pide permiso.

Upss….voy  a hacer un inciso…siempre me gusta contároslo todo, de todo se aprende…todo lo que está sucediendo con un personaje mediático fué como a mi me debutó, por lo que leo parece ser lo mismo…en mi caso y durante muchos años he insistido en operarme y mis médicos me lo han desaconsejado…ya sé que hice bien en hacerles caso, hace años que desparecieron esos dolores para aparecer otros…lo dicho es una bestia y no para. Ella está pagando algo que en su día a mi me salió gratis, gracias a los profesionales excelentes anónimos que me persuadieron de no hacerlo. Y que hace muy poquito os traduje un reciente estudio que parece demostrarlo y muestro sin opinión desde la imparcialidad de la investigación a como es real síndrome de espalda fallida en Fibromialgia

Siempre aprender es la salida

He dicho de todo se aprende…y como digo aprendemos porque yo aprendo mucho de vosotros a traves de vuestros comentarios de facebook, que a su vez me ayudan a comprender más y a ayudar a nuevos diagnósticados…es una retroalimentación en la que la experiencia de pacientes de muchos años diagnosticados ayudan a los recién, y muchos, os puedo decir que muchos se benefician de cada palabra dicha…no permitiría jamás que tanto sufrimiento cayera en saco roto, le damos la vuelta de tuerca lo negativo lo convertimos en positivo.

Sí es el mismo caso la ciencia, ya lo sabía, si en efecto lo sabía, esa ciencia de la que tanto nos quejamos y que no nos ayuda…¡OJO! A veces, por no decir muchas como pacientes queremos controlar lo que la ciencia no puede controlar y no sabemos leer entre lineas, en esta enfermedad existe muy mucho de no, no, no…mejor me lo callo, pero deberiamos ser más prudentes, mucho más y confiar, no dejarnos llevar por las conductas «no profesionales y poco éticas» y saber en cada momento valorar quien nos está echando una mano.

Y porque una bestia llamada dolor…porque es así…es un huracán de destrucción y hay que tener un temple y una fortaleza para no conseguir que arrase donde va tocando. Muchos ya sabeis de ello ¿Para que explicarlo?

Siempre gracias a la ciencia, se la acabareis dando con el tiempo

Sí algo me ha ayudado es la CIENCIA y a ello estoy inmensamente agradecida, no he tenido que pagar, me he beneficiado siempre de nuestro bienestar social.

Y he ayudado como paciente a todo mi colectivo, poniendome en manos de la ciencia, he seguido todos sus tratamientos y eso ayudará a la experiencia del médico con otros futuros pacientes, los que se beneficiaran de mi experiencia y de la del médico.

Siempre he sabido que mi lugar estaba ahí y es como mejor he podido ayudar a otros enfermos, mi experiencia como paciente, ensayo/error las noches y días de dolor, los cambios de tratamiento, las enfermedades asociadas…ahí esta todo mi historial clínico y que con la nueva revolución de los datos entrará a formar parte de metanálisis que ayudarán a ayudar a otros pacientes.

O la experiencia de mis médicos que transmitiran a otros médicos, esto ya lleva años sucediendo ya que soy una paciente que cree en la ciencia no en milagros, ni en homeopatia, ni en soluciones milagrosas…soy una paciente que sufre el ir y venir, y que tiene muy claro cada vez más que ha elegido el mejor camino.

No haber cura no significa no haber alternativas en la ciencia

No conozco ni un caso de cura documentado de la enfermedad y llevo diez años divulgando, leyendo, contestando, ayudando, meditando cientos de problemas. La ciencia sigue teniendo grandes handicaps en tratamientos efectivos y paliativos del dolor y esa es la bestia que nos sacude a todos, en mayor o menor medida como pacientes de una crisis al año o como grandes crónicos que necesitamos pasar por decenas de tratamientos para encontrar una calidad de vida para subsistir.

Una bestia llamada dolor, no dejes que te arrastre, ten paciencia…confía en la ciencia un gran problema como el dolor crónico no se soluciona entres días…tu experiencia con la ciencia ayudaraá a otros pacientes…aunque no lo sepas ver..todos formamos parte de una maquinaria muy compleja que siempre tiene un fín…ayudar al conocimiento a otros pacientes.

Y ojo no quiero ser crónica…quiero ser «sana» y si la psicología, la revolución de la psicología del dolor me puede ayudar, también pasaré por ella y formaré parte de esa «experiencia» que ayudará a otros pacientes.

Sí de acuerdo, has renunciado a mucho, pero también se pueden encontrar alternativas a ser feliz y disfrutar, sólo hay que buscar un poquito. A mí me funcionó, dejé sueños enterrados que resucité y ahora estoy aquí disfrutando y haciendo lo que me gusta…COMUNICAR.

Y ya que estamos atrapados en manos de una bestia porque no darle la vuelta y sentirnos como en la imagen (lo siento por el género masculino, no no me olvido)…siempre hay momento para una sonrisa desde la ironia.

 

A todos mis compañeros de camino…sobretodo a los que llevamos tanto años juntos ellos entenderán todas estas palabras. Si tú no las entiendes..dale tiempo al tiempo…acabarás entediendolas. El tiempo, la reflexión y la paciencia son las mejores consejeras que te ayudarán a «sobrevivir».

 

Fibromialgia Noticias©

 

5/5 (3)

Valora esta información

Sí deja de sufrir, deja de sentirte «invisible». El dolor crónico tiene nombre en fibromialgia y en otras muchas más enfermedades.

Y lleva tú nombre y tus apellidos, y tus circunstancias y tus vivencias. Y tus ganas de superación y de lucha.

No existe fracaso, existe mucha superación, ganas de seguir. Una voluntad férrea que encara cada nuevo día con la certeza de tenerlo todo perdido por el dolor físico, con las ganas el empeño en seguir adelante.

Cada tras nuevo embate de la enfermedad. Cada tras nueva crisis y guerra intima con tu cuerpo, con sus gritos que no te dejan descansar, hay un nuevo despertar.

Un nuevo resurgir, los enfermos de dolor crónico nos reinventamos día a día y luchamos contra el sentimiento más duro el de la incertidumbre continúa.

Tras comenzar cada nuevo sueño, cada nuevo proyecto nunca sabremos sí lo podremos acabar, nunca sabremos cuando tendremos que vernos obligados a claudicar al capricho del dolor crónico. Y mientras sufrimos la crueldad del dolor físico, el dolor emocional de ver como se va quedando atrás otro nuevo proyecto inconcluso.

Un tren que continuamente queremos coger

y continuamente nos vemos obligados a abandonarlo. No podemos aunque queramos seguir el ritmo de esta sociedad. No podemos subirnos al tren de la civilización.

Queremos apretarnos y subir a un vagón, compartir los retos de la sociedad, luchar por nuestras vidas, como el resto de seres humanos, pero sencillamente el dolor crónico nos arrastra y nos deja continuamente en el andén.

Un andén lleno de proyectos inconclusos, volcando miles de ilusiones y esperanzas. No sólo sufrimos dolor. También somos capaces de construir cosas bellas, hermosas.

No sólo nos vestimos de desesperanza, también de ilusiones, lucha y mucha, mucha voluntad…muchos silencios porque aceptamos nuestras «debilidades» y luchamos ante ellas y no hacemos responsables a nadie.

Somos muchos, somos legión…somos un gran silencio que lucha con dignidad contra una enfermedad cruel, demasiado cruel llamada dolor crónico.

Preguntate como es vivir con dolor crónico

¿Estarías dispuesto a levantarte y luchar contra el dolor físico? ¿Estarías dispuesto a levantarte una y otra vez después de perder lo que estabas haciendo por un nuevo ataque de dolor?
¿Cuántos días, semanas, meses, años estarías dispuesto a vivir en un continuo recomenzar, en un nuevo reinventarte?
¿Aguantarías el dolor crónico y perder tus proyectos de vida una vez detrás de otra?

¿Estarías dispuesto a convivir con las exigencias de tu entorno pidiéndote que pongas cara de felicidad, cuando simplemente no puedes? El dolor crónico deja mella en muchas partes del cuerpo, pero la más evidente es el semblante de tu cara. El sufrimiento físico se manifiesta en un rostro cansado…agotado. Y tu cerebro sigue creando proyectando ilusiones.

Demasiado contradictorio, demasiado complicado para una sociedad que sólo está preparada a juzgar por la apariencia física. No tenemos tiempo para profundizar, para ver más allá. No se entiende como una persona puede verbalizar sueño e ilusión y su cara mostrar todo lo contrario.

Esto es una vivencia común entre todos los que sufren dolor crónico, no sólo en fibromialgia, existen muchas, demasiadas enfermedades que llevan asociadas el dolor crónico.

¿Luchadores, héroes? Simplemente personas

Se busca famosos para que muestren lo que es el dolor crónico, para que aleccione, para que ayuden. Los famosos siempre tendrán a su acceso a médicos que les impartirán drogas a demanda para seguir su ritmo de vida, un infierno en el que se ven envueltos ante la necesidad de mantener su cara «limpia» el marketing no perdona a famosos con «debilidades».
El dolor crónico tiene nombre
Drogas estimulantes cuando necesitan «acción» o «relajantes» cuando pueden permitírselo. Ese fué el caso de Kennedy, Prince o el propio Michael Jackson el poder del dinero da el acceso a las drogas a capricho y demanda según se necesite, analgésicos, estimulantes que esconden el dolor crónico, y que muchos mueren por el uso inapropiado de ellas esclavos de sus obligaciones.
Ese cambio de «estilo de vida» que pide el médico, que te conciencia que no puedes con todo que eres un enfermo crónico.
Que hay que bajar, reducir el pie del acelerador.El dolor crónico necesita sus tiempos, sus ausencias. Y cuando golpea te exige su espacio.

Ahora aparece Lady Gaga y su sufrimiento no es menor del que vive cualquiera…cuando el dolor aparece no hay soluciones fáciles, no las hay aunque la impotencia y el sufrimiento ciegue y no se vea que lo que se vive en carnes propias, el descontrol del dolor es igual para todos con medios y sin medios. Ser feliz con dolor es muy difícil y la felicidad para todos se trunca en este camino. La felicidad no tiene precio, no se compra.

Tú nombre. El dolor crónico tiene nombre

El dolor crónico está formado por millones de personas que se levantan cada día, como tú.

Tú nombre construyes tu vida llena de una infinita superación

La/El que se levanta sin poder , empieza cientos de veces tras los caprichos de la enfermedad. No deja de soñar que algún día en ese vagón atestado de gente al que se sube cientos de veces, cuando se vea otra vez obligada a bajar por el dolor crónico…entonces esa vez…esa saldrán todas las manos de alrededor tendiendole ayuda y por fin no verse obligada a esperar en el andén con sus maletas llenas de sueños.

Si de algo se nos puede acusar es de tejedores de esperanzas y de ilusiones, de soñadores eternos. No se renuncia a ser feliz.

Actualizado a 20/09/2017 después del anuncio de Lady Gaga conviene recordar que también tiene tú nombre. Dos realidades que coexisten y una se retroalimenta de la otra.

Lady gaga sabe de TU sufrimiento porque lo vive y sabe de su poder para difundir y concienciar. Muchos lo ocultarán para no mostrar sus debilidades cuando se enferma, el miedo al que dirán y la lucha contra la enfermedad no les deja fuerza para más- Siempre recuerda pueden existir muchas realidades juntas y vivir en beneficio de ambas.

Sí tú no hubieras mostrado tu sufrimiento y realidad, las reivindicaciones de Lady Gaga de poco servirían. Se complementan se alimentan una de la otra.

Actualización a 2018. No «adaptarse», sufrir lo insufrible dentro del dolor crónico tiene altos costes en el dolor, víctimas de él, una más  La sociedad del rendimiento, la explotación de uno mismo y el imperativo de matar la señal o cuando adaptarse es sinónimo de superación.

Fibromialgia noticias©

 

4.86/5 (22)

Valora esta información

Siempre os he inculcado lo mismo INFORMACION (ojo no cualquiera driscriminar), la discriminación continua del enfermo existe es real, el maltrato psicológico cuando necesitas ayuda es REAL.

Enfermar aunque vivamos en un estado de «sociedad de Bienestar» deja mucho que desear, desde la medicina los propios profesionales de la salud piden HUMANIZACION, y hay una gran corriente luchando por ello.
Por humanizar la enfermedad.

Desde que enfermé sabía que no iba a ser fácil, para nada, mi lado humanista desde que tengo uso de conciencia siempre ha sido muy crítica ante la injusticia y el maltrato al débil.
Enfermar para muchos se traduce en debilidad, transformandole desde la salud en una posición de privilegio, de poder. Inconscientemente, traducen, está enfermo…eres débil.
Son conductas muy retrográdas, que dicen mucho del interlocutor que tienes enfrente, de las pocas habilidades sociales y empatia hacía el sufrimiento.

Pero esto no sólo lo vivimos en esta enfermedad.

Son discriminaciones habituales, demasiado habituales

¿Cuántas veces habremos oído a un familiar de un diabético gruñirle porque le ha subido el azúcar?, en la diabetes hay factores que son controlables otros que no, el estrés puede llevarte a una subida de azúcar por muy disciplinado que seas en tu enfermedad, con la hipertensión sucede lo mismo a pesar de llevar una vida san,a una crisis hipertensa se puede desarrollar por factores estresantes…y así sucede con todas las enfermedades.

Así de sencillo, hay partes que se pueden controlar y partes que no.
Y cuando se enferma, el débil siempre siente un dedo amenazador porque toda recaida es culpa de él…así de simplista es lo que nos rodea.

Siempre con los prejuicios a cuestas

Enfermar para muchos aun quiere decir que algo estás haciendo mal…para los reduccionistas de la vida que no saben ir más allá es así de sencillo. El enfermo es enfermo porque quiere, y no mejora porque no quiere.
La medicina afortunadamente tiene otra perspectiva, para una parte de ella que busca HUMANIZAR la salud, su lucha es contra el desagravio al enfermo. Afortunadamente hay muchos, no son todos los que necesitamos pero los hay que luchan desde dentro para cambiar estas situaciones de desigualdad.

¿Pero como luchar contra un prejuicio?

Hay una palabra mágica INFORMACION, sí como enfermo conoces tu enfermedad podrás entender, comprender, saber que necesitas, donde acudir, no dar pasos en falso (esos que nos cuesta tanto dar) o tomar ciertos comentarios como «personales»…cuando uno conoce, y ya sabe los comentarios tóxicos los relativiza…sabe que no son por su forma de actuar, sino que nacen de prejuicios tóxicos (sí me repito, insisto tóxico).

La discriminación continua del enfermo

INFOTOXICACION

Tenía que pasar la revisión de discapacidad, trámites que no son nada fáciles para ninguno, es cuando más presente tenemos nuestras límitaciones y realmente estamos especialmente sensibles.
Es cuando se cuantifica en un número el alcance de tus limitaciones y no es nada grato…aceptar una y otra vez a lo largo del tiempo que tu vida se va limitando…pero hay q aceptarlo y seguir con las herramientas que nos queden, siempre hay soluciones sólo hay que buscar un poquito más.

Llevaba ya varios días con los informes recogidos de especialistas, sinceramente nada grato, para nada…ver tu salud en tantas hojas de papel no es nada fácil de digerir…se resumen muchas horas de incertidumbre, de salvar obstáculos, de soledades que no quieres compartir…porque es tu intimidad y si no puedes, no puedes.

La entrevista con el profesional de turno fué decepcionante, fluía una dejadez y una parsimonia, el estar allí porque tenia que estar ( y lo siento si lo está leyendo o sí algún día lo leyera, era su actitud…lo que reflejaba) y esto no es un prejuicio es una realidad constatable, todo su cuerpo y su forma de expresarse lo reflejaba.
Ya llevaba tiempo sentada esperando…la tortura del dolor, que te deja extenuada y cuando tienes que reaccionar ya no te quedan fuerzas.

A pesar de llevar nuevos diagnósticos, en un principio sólo se fijo en el diagnóstico de fibromialgia algo que ya tenia valorado hace años en la discapacidad y que no era el motivo de la revisión.

Su primera frase

«Ah veo que tienes fibromialgia esa enfermedad que os quejais que sólo os vé el médico de cabecera»

No sé como tuve fuerzas, sinceramente estaba agotada del dolor, y mis palabras no nacieron desde el reproche…nacieron desde la seguridad de lo vivido, de la información.
Con absoluta calma, ha llegado un punto en mi vida que la frustración es cero en este sentido, puedo decir que desde el inicio de la enfermedad ya lo viví así, no he dejado que me afectaran los prejuicios.

«Sinceramente este no es el motivo de la revisión, vengo por otros diagnósticos nuevos y soy muy consciente de que la medicina ha hecho todo lo que ha podido por mi y no me quejo, lo puede ver en los informes, otra cosa es que pueda hacer más»

No sé lo que sintió, ni me importa…sinceramente creo que la infotoxicación le jugó una mala pasada, muy mala…y la escala de sus valores morales otra peor (sabéis lo que se está viviendo en redes sociales, he llegado a leer titulares de como es el final de la vida con fibromialgia y realmente me parece espeluznate cómo se está jugando con los enfermos y sus miedos)

La continua discriminación del enfermo por juicios de valor

Lo que sí tengo claro es la continua discriminación del enfermo, lleve el nombre que lleve por parte de sanitarios, familia o amigos somos un colectivo especialmente vulnerable al maltrato psicológico y físico, hay muchos estudios que lo comprueban que en discapacidad las cifras de maltrato psicológico y físico se multiplican hasta por tres…y eso sólo tiene un nombre una parte de la sociedad, desde la salud está completamente deshumanizada y nada tiene que ver con el comportamiento del enfermo.

Agradecer a todos los que desde la salud y por empatía luchan porque este mundo sea justo para todos. Los hay y muchos, tenemos que aprender a verlos y la gran labor que hacen desde una invisibilidad.

Recordar INFORMACION os ayudará a manejar la enfermedad y quizás con un poco de suerte un poco más allá. La infotoxicación un gran problema que tenemos que afrontar, el precio por la libertad de opinión que tanto se clama en las redes sociales y que yo como enferma tengo que pagar las consecuencias de la libertad de expresión de los demás.

Redacción Fibromialgia Noticias o Carmen Martín Pérez porque es mi opinión y la opinión, jamás debe esconderse detrás del anónimato…hay que saber usar la libertad de expresión y la información.

4.88/5 (8)

Valora esta información

En efecto el estrés es enemigo de la fibromialgia y no, no tiene nada que ver con las emociones negativas o positivas.
Vamos a ver el porque el estrés cuando la enfermedad  y no responde a tratamientos es un gran «enemigo».

Dando un paso hacia el conocimiento del dolor

El estrés enemigo de la fibromialgia

Esta imagen a la que muchos les traerá muchos recuerdos, ahora ya cada vez más inusual en centros médicos:

El estrés enemigo de la fibromialgia
Esto es lo que se ve (o veía) cuando se acudía a una consulta o se estaba en una estancia hospitalaria, hay enfermos, se solicita silencio. Tod@s hemos sufrido una u otra vez estar esperando una consulta, muertos de dolor por cualquier causa, como nos molestaba enormemente el bullicio de todos.
Sí algo nos enseña nuestro cuerpo cuando «le escuchamos» es que cuando no necesita algo o cuando algo sienta mal, inconscientemente, rehuimos de él.

Y ni más ni menos sucede cuando se padece fibromialgia junto con la amalgama de síntomas que van unidos a la enfermedad.
Nada que ver con lo psicológico, nada que ver con lo emocional…el estrés AUMENTA EL DOLOR.

El dolor el protagonista

Estar en situaciones que no se soportan porque el dolor está en su pico más alto o cuando se lleva con una larga temporada de dolor, hace que el dolor aumente, hace que el enfermo huya de esa situación tan estresante e inaguantable para él.
No tiene porque ser una situación negativa, una discusión, puede ser una reunión familiar, o tomar café con unos amigos…una cena informal. El bullicio aumenta el dolor.

El silencio cuando se está con dolor es tan necesario como el agua…Aislarse y descansar.
¿Y cómo seguir una vida social cuando se está afectado de dolor crónico? ¿Cómo soportar el dolor crónico cuando hasta los estímulos placenteros se convierten en fuentes de estrés que impiden disfrutar?

Al contrario se convierten en un castigo. ¿Es el dolor crónico la fuente del aislamiento del enfermo?

Ten en cuenta que:

Cuando estés ante un enfermo de dolor crónico como fibromialgia, si estás intentando que se quede, a que esté contigo y te pone mil excusas que no entiendes, no es que no quiera: es que NECESITA salir corriendo relajarse y sufrir su dolor en silencio, más actividad le amplifica el dolor a niveles insoportables, le estás sometiendo a un sufrimiento gratuito.

¿Quieres saber el origen del dolor de la fibromialgia?

Escrito por Fibromialgia Noticias©

4.82/5 (66)

Valora esta información

Estar enfermo no te coloca ya la prudencia de ser solidario, si existen enfermos que discriminan a enfermos.

Rizar el rizo entre la enfermedad y la incomprensión.
Puede que sea la feroz y la que más duele, la que un semejante que sufre igual que tú no sea capaz de entender, bueno más que entender, respetar tus vivencias, porque cuando llevas muchos años de enfermedad te das cuenta que la comprensión es un lujo.

La presión del entorno te puede doblegar

Un lujo que se tiene cuando claudicas y haces y asientes sin ser critico, cuando te doblegas a la voluntad de los demás que procuran por tu salud, por tu bienestar y creen tener la llave del candado hacia tu mejoría.
Este lujo de comprensión, le llamaría yo el enfermo comprendido sometido.

Pero este no es el tema.

El tema sobrepasa lo irracional cuando la incomprensión es entre los enfermos.

La incomprensión de enfermo a enfermo

Existen varios modelos de enfermos que discriminan.

Los enfermos que huyen de la tristeza

El modelo de enfermo que no tiene una enfermedad psicológica, la depresión es un factor asociado irremediable en una enfermedad crónica, tarde o temprano cuando se sufre una enfermedad crónica la depresión hará mella, no estamos hechos para sufrir y menos una enfermedad crónica, El SER FUERTE O GUERRER@ son términos que deberían desaparecer de la enfermedad.

Hacen mucho daño a una parte de enfermos que llevan luchando décadas contra una enfermedad que les tiene extenuado y miran hacia atrás con melancolía sus épocas de fibrowarriors, término que ahora está tan de moda.

Muchas veces cuando lean ciertos comentarios se les escapará una sonrisa y pensarán que siempre aquella época pasada fue mejor, mejor más que nada por las fuerzas físicas que tenían para llevarlo todo adelante, ahora seguro se les habrá añadido más enfermedades que conllevan el paso de la edad.

La discriminación por sexo

Existe otra discriminación, la que enfermos varones sufren al oír comentarios despectivos de «tú eres hombre, no puedes tener fibromialgia» ¿horrible verdad? hecha por otra enfermas, pues sí existen hombres que la han sufrido pero no lo confesaran en abierto, quizás puede que sea la discriminación más aberrante que hayan oído.

enfermos que discriminan

La discriminación de la mejoría

Y la discriminación de la mejoría, quizás la más implacable y dañina, por donde pasa arrasa (no hay forma de ponerle freno ni hacer entrar en razón).
Esta discriminación de la mejoría va unida con sentimientos de voy a cambiar el mundo de la enfermedad, y nace desde el terrible desconocimiento de esta.
Hay que sumergirse y bajar hasta el fondo para comprender y no herir.
La discriminación de la mejoría, llega cuando se consiguen niveles de vida aceptables y entonces uno enarbola la bandera de la solución. Todo el mundo cree tener la solución y no hay sólo una, hay muchas.

La discriminación de no sigas con eso lo que a mi realmente me mejoró…(cuando en realidad a la otra persona SI le funciona) esta es realmente peligrosa, no escucha, esta llena de fanatismo, cree que tiene la llave que soluciona el misterio.
Y cuando se le muestra que es posible que no le funcione a otros enfermos, su discurso acaba: «no quiero estar entre personas fracasadas, que sólo lloran»

Este ímpetu si canalizara sus energías podría ayudar a otros niveles, sus fuerzas serían de mucha ayuda…tan sólo con escuchar.
El espíritu libre del «YO HE MEJORADO CON ESTO» es un ego sumado al cuadrado que pretende dar lecciones a enfermos que llevan años luchando y que antes que le funcionara a ella o él, ya lo habrían probado.

Pero la sapiencia y la serenidad que da la enfermedad bien llevada los detecta muy rápido y sabe ya de sobras que se es imposible dialogar, mostrar que ya se probó hace años y no funcionó.

Que tras un enfermo que no funciona nada, no quiere decir que no haya probado, se haya levantado y caído una y mil veces y muchas con lo que le están «aconsejando-imponiendo».

Ese enfermo sensato cauto, que lo ha probado TODO y no ha funcionado NADA, o ha ido adquiriendo calidad de vida con cientos de pequeñas soluciones quizás la mejorías más estables, las que no se rinden al dolor tan fácilmente, porque nacen de cientos de ensayos/error y un total conocimiento del cuerpo de uno mism@.
El verdadero camino de un enfermo crónico.

Escuchar y comprender

Escuchar y no prejuzgar, comprender son las mejores herramientas para conocer el amplio mundo de una enfermedad crónica y la complicada red de búsquedas hacia la mejoría de una calidad de vida.

Detrás de un comentario en una red social con cinco palabras nunca se puede dar por sabido cual es la trayectoria de esa persona con la enfermedad, y si de verdad se quiere ayudar hay que hacer como en la vida real, intentar conocerla y saber lo que necesita, eso es ayudar.
Imponer ayudas es sumergir más al enfermo en la incomprensión y son muchos los enfermos que lo hacen con otros enfermos.
Recuerda, imponer sin escuchar no es ayudar es someter y eso es incomprensión.

El «yo me mejoré, he encontrado la solución y si ayudo a cuatro enfermos es suficiente, no quiero estar donde se oyen nada más que lamentos» es la frase más terrible de la más absoluta discriminación, es el enfermo que no tolera que hay miles de enfermos como él que han probado, luchado y no lo han conseguido.

¿Aún crees que un enfermo crónico no ha de solventar barreras?

Realmente es una carrera continua de salto de obstáculos y para

sobrevivir ha de estar pletórico de resiliencia, es la única forma.

Es la gran lucha que no se ve.

¿Quieres ayudar? Simplemente escucha y no prejuzgues…estarás en el camino de una ayuda activa.

Redacción Fibromialgia Noticias©

4.85/5 (13)

Valora esta información

La historia interminable del dolor y el miedo a los fármacos

Detrás de cada historia que viene de Estados Unidos, pais en el que existe una epidemia de drogadicción con drogas legales e ilegales contagia a miles de pacientes con dolor crónico el miedo a los fármacos para tratar el dolor. España es un pais que tiene una fuerte seguridad en la prescripción al enfermo.

España un pais de contradicciones

España es pais en el que el acceso a fármacos para tratar el dolor crónico no ha tenido, hasta relativamente hace poco tiempo, una cultura de facilitar el acceso a los pacientes. A lo largo de estos años ha habido un esfuerzo por parte de un colectivo de médicos presionando y facilitando el acceso a estos fármacos para mejorar la vida de los pacientes de dolor crónico (algo que demandaban miles de afectados y que no encontraban este tipo de soluciones que a hoy en día está practicamente al alcance de todos).

El acceso a los enfermos de estos fármacos gracias a la popularización de unidades especialistas en dolor (impensable hace escasos cinco años), sus efectos adversos, el no saber retirarlos, el no saber que mecanismos de acción contra el dolor tienen, los prospectos con largos textos de efectos secundarios (precisamente creados para la seguridad del enfermo) junto con la desinformación ha creado un halo de miedo repulsivo, apoyado además en los rumores de las muertes de varías personalidades del mundo del espectáculo teñidas de tragedia y «pintadas» como adicción a fármacos del saber popular.

España y la seguridad en fármacos potentes contra el dolor

En España gracias a una red de seguridad en Fármacos, de su venta y distribución hace realmente imposible que un enfermo con la dosis pautadas por médicos creen una adicción, estos fármacos estan regulados firmemente no pudiendo el enfermo conseguir más dosis conscientemente que la prescrita por el médico. Quien quiera consumir fármacos para el dolor deberá busacr una estrategia de busqueda en canales no accesibles facilmente.

La información de titulares sensacionalistas sobre estas muertes ha contribuido a satanizar a los fármacos contra el dolor y posibles alternativas a un padecimiento tan devastador como el dolor crónico, la muerte de Prince fué uno de los sucesos que ha contribuido a fomentar todo este halo de misterio y gracias a la Sociedad del dolor Andaluza nos encontramos ante como desde el conocimiento y la divulgación del conocimiento médico se puede llegar a saber la verdad huyendo de los «amarillismos» en la prensa.

¿Qué le paso a Prince?

Adicción o efecto adverso

En el trasfondo de este fatídico resultado se esconden dos circunstancias muy peculiares, una de carácter general y otra muy particular: de una parte la compulsión de la sociedad norteamericana al consumo de drogas lícitas e ilegales (cada año mueren 15.000 personas a causa de una sobredosis en USA, siendo 4.000 las que fallecen por heroína y cocaína, pero la mayoría la causa es por analgésicos que precisan recetas oficiales).

La verdadera historia

Pero por otro lado está el componente individual.

Prince padecía fuertes dolores de cadera y llevaba tiempo consumiendo de forma aberrante y desordenada cantidades notables de analgésicos. De hecho fue hospitalizado por una sobredosis de Percocet (compuesto de acetaminofeno y oxicodona) seis días antes de su deceso y días antes del fatal desenlace, el entorno del cantante solicitó ayuda a un afamado médico especialista en tratamiento de adicción quién pretendía deshabituarlo con Buprenorfina.

Dolor y el miedo a los fármacos

Por tanto no estamos ante el fallecimiento de un paciente por un efecto adverso de un fármaco, sino ante un caso de adicción a distintos fármacos, entre ellos distintos opioides potentes, entendiendo por adicción la instauración de una conducta de uso compulsivo; implicación excesiva y repetitiva en la búsqueda y administración (“craving” o avidez) de la sustancia de abuso; uso continuado, pese a ser consciente el sujeto del daño sanitario, laboral, social, familiar y abandono de sus obligaciones que le procura la droga.

Decía Theophrastus Bombart von Hohenheim (Paracelso) “ Nada es veneno, todo es veneno: la diferencia está en la dosis.” Un cuchillo es un utensilio necesario en distintos órdenes de la vida, el hecho de que alguien lo utilice con fines criminales no debe redundar en rechazo a su uso ni en satanizar su empleo. Es un elemento indiscutiblemente útil que alguien ha utilizado desviando su empleo primigenio para obtener fines no deseados.»

La inquietud divulgativa médica

Ahora y gracias a los contenidos informativos y divulgativos de los especialista en dolor podemos saber el verdadero alcance de noticias que lleva a demonizar el uso de los fármacos lo que conlleva a crear grandes inseguridades entre los afectados de dolor crónico que pueden estar tomandolos con el miedo de sucumbir a sus efectos secundarios o a la drogadicción.

Si te interesa tu salud y quieres saber más tienes el articulo completo en ¿ efectos secundarios o drogadicción ?


Recuerda por tu seguridad si empiezas con un nuevo fármaco y tienes efectos secundarios, altera tu estado de humor SIEMPRE comunicaselo a tu médico, es TU seguridad. Padeces dolor crónico y la medicación siempre irá pautada a la intensidad con la que informastes al médico en tu última visita intentando aliviar el dolor que sufrias en aquel momento.

Siempre debes ingerir el fármaco como te lo indicaron y ante cualquier nueva necesidad toma decisiones con la guia de tú médico, te evitará caer en errores y efectos indeseables que no conocias.

Redactado por Fibromialgia Noticias©

4.94/5 (16)

Valora esta información

Fibromialgia y estrés laboral o como vive el enfermo crónico de dolor, tratado desde la amplia perspectiva y la gran problemática del dolor y no  como una causa más de la fibromialgia, sino mucho más compleja, una amplia visión que no se llega a tener.

Y es que el dolor crónico es una fuente de problemas para quien lo sufre, y si estoy hablando de dolor crónico no de Fibromialgia. El enfermo de fibromialgia vive inmerso en una problemática que afecta a todos los enfermos de dolor crónico, ya sea artritis, artrosis, hernias discales o lumbalgias, existen muchas patologias que cursan con dolor y que se ven afectados en su vida laboral.

Fibromialgia o el enfermo de dolor crónico

La fibromialgia es la enfermedad del dolor crónico eterno, se pueden tener muchos síntomas, pero cada síntoma nuevo que aparece y desaparece sólo apoya el dolor ya existente (el dolor generalizado que se sufre día a día unido al cansancio), dolores localizados como la costocondritis la endometriosis o el dolor orofacial entre tantos.

Como enfermos de dolor crónico según la intensidad del dolor y la respuesta a las terapias farmacológicas, unido a las cirscuntancias personales de cada uno la evolución será diferente sino te encuentras identificado con la entrada obviala, pero ten en cuenta que es una posibilidad lo que vas a leer, sólo es cuestión para much@s de tiempo.

El dolor crónico en la actualidad

El dolor crónico es ya una de los temas que preocupan más en salud, grandes médicos, cientificos investigadores están detrás de la clave del dolor, pero para todos ellos que estudian el dolor algo que no les deja indiferente es el alto coste emocional que les causa al enfermo y que no tienen problemas en divulgar.

Para mostraros que es verdad quiero mostraros que un gran médico acaba de poner a la venta un libro con el particular nombre «Permiso para quejarse» del Dr. Jordi Montero Homs sé que a much@s les asombrará y respirarán con mucha libertad.

fibromialgia y estrés laboral
Hecha esta pequeña introducción vamos a centrarnos en el gran problema, uno de tantos al verte obligado a convivir con el dolor crónico.

Fibromialgia y estrés laboral

Recordar estamos hablando de estrés laboral como una consecuencia del dolor, algo de lo que no estais acostumbrados a hablar y que sólo lo asociais como una causa de más dolor, pero no como una CONSECUENCIA DEL DOLOR.

El médico de cabecera está muy acostumbrado, ve a cientos de pacientes con dolor, miles a lo largo de su vida y sabe, conoce de los grandes riesgos que tiene un enfermo de dolor crónico, la fragilidad con la que está atado a la familia, a los amigos, al trabajo.

Durante los años de experiencia acumula las vivencias de sus pacientes y sabe de la gran fortaleza necesaria para convivir con el dolor crónico, otra cosa es que lo verbalice, y os insisto hablamos de dolor crónico no de Fibromialgia.

Sí tú acudes a tu médico de cabecera y en una consulta le muestras que ya tienes dudas de poder seguir, dudas de lo mucho que está interfiriendo el dolor en tu trabajo. Tú médico ya detecta el principio de un gran problema el dolor y el trabajo como compaginarlo.

El dolor y el trabajo, un gran iceberg en el mundo de muchos enfermos de dolor crónico. Y el médico ¿Cómo te puede ayudar? Desde la psicologia o psiquiatria, sabe que es el principio de una gran consecuencia una depresión por la presión laboral (por aguantar, por acoso, porque la familia no entienda que está pasando en tu trabajo y tu dolor, hay muchos por…tantos como enfermos de dolor crónico).

¿Qué pondrá el médico cuando lo detecte? «Estrés laboral» tú no entenderás nada, saldrás decepcionado de que no te han escuchado y sin embargo te están ayudando.

¿Qué está fallando? la comunicación

La comunicación que el paciente necesita en las consultas y la comunicación que el médico no puede atender por falta de tiempo.

La comunicación, la empatia sería la clave para el manejo del dolor, para dar pasos en firme, para dshacer nudos con su paciente, mirar a los ojos y decir lo sé y esto te puede ayudar.

Esta es la clave la diferencia para un enfermo crónico salir de una consulta y no cargar con más presiones del tipo «la fibromialgia no es psicológica» o «no está en mi cabeza yo lo siento y lo sufro».

O ¿cómo le explico que mi problema es el dolor? ¿qué no es el trabajo? que necesito que me quite el dolor para seguir en mi trabajo.

La comunicación una gran clave que puede llevar al enfermo a luchar con las herramientas que tiene a su alcance que le ofrece la medicina o el enfermo eterno que dá circulos y que no consigue beneficios de la medicina por falta de comprensión, por falta de tiempos, por (rellenar con lo que os encontreis más identificados).

La comunicación clave, una vez más, para que el enfermo se beneficie de una «adherencia terapeutica» término con el que la medicina quiere conseguir que el enfermo siga los pasos de sus tratamientos, pero que cada vez se dan más cuenta de que sin comunicación y empatia esta falla estrepitosamente.

En esta y todas las enfermedades la adherencia terapeutica cada vez falla más porque el enfermo quiere decidir sobre su salud.

Espero que una gran problemática cuando veias en un informe o en una hoja de interconsulta para psiquiatria o psicologia «estrés laboral» entendais todo el trasfondo, todo lo que no se explica y todo lo que como enfermos «deberiamos» saber y no se nos cuenta.

Otra cosa es como el psiquiatra o psicólogo evalue tú estado y te ofrezca como tratamiento, es algo que tendrás la libertad de aceptar o no, pero recuerda siempre hay que leer entre lineas por nuestra salud y no tomar decisiones que nos puedan perjudicar.

4.58/5 (12)

Valora esta información