, , ,

¿Por qué se responde de forma diferente a los fármacos en Fibromialgia y SFC/EM?

Es en la práctica general en el tratamiento del dolor, la sorprendente variabilidad en que los enfermos de fibromialgia y SFC/EM responde de forma muy diferente a la medicación.

La Dra. Trescott es ex Presidente de la Sociedad Estadounidense de Médicos Intervencionistas del Dolor. en este articulo apunta a desvelar causas de esta diferente respuesta a los fármacos.

Sabemos que muchas personas con fibromialgia y síndrome de fatiga crónica responden de manera muy diferente a los fármacos. Una droga que funciona bien para una persona puede no tener ningún efecto en otra persona o incluso enfermar aún más.

Cuando el paciente dice: “Esto no funciona” o “Soy demasiado sensible” o “Mi madre lo pasó mal con el medicamento X y he pasado malos momentos con el medicamento X”, eso realmente debería decir que es probable que haya un problema genético en estos caso. Dra. Trescott

Fármacos en Fibromialgia y SFC/EM

¿Por qué hay tal variabilidad? Durante mucho tiempo asumí que esto significaba que muchas personas diagnosticadas con SFC/EM  y FM en realidad tienen una enfermedad diferente, pero en una conferencia reciente presentada por Physician Partners of America sugirió que no es necesariamente cierto. Es posible que la genética subyacente o los cambios epigenéticos que afectan la forma en la forma que nuestro metabolismo descompone las sustancias esté desempeñando un papel oculto.

Cómo se responde a un medicamento en parte se reduce a los genes.

La raza humana es muy variable genéticamente.

Gran parte de esa variabilidad radica en pequeñas variaciones genéticas llamadas polimorfismos genéticos que pueden alterar la eficacia con que funciona ese gen. Estos polimorfismos pueden no tener ningún efecto o hacer que el gen funcione de manera menos efectiva.

La mayoría de las personas son normales: tienen dos copias “buenas” de un gen que les permite metabolizar las sustancias adecuadamente. Sin embargo, un número significativo de personas tiene copias “buenas” y “malas” de un gen que puede inhibir su capacidad de descomponer las drogas. Un número menor de personas (metabolizadores lentos) tienen dos copias malas de un gen: apenas disuelven algunas drogas.

Otros tienen copias múltiples de buenos genes (ultrametabolizadores) pueden descubrir que incluso las cantidades normales de un medicamento pueden enfermarlos, ya que metabolizan el medicamento en sustancias que causan daño. Los metabolizadores rápidos de oxicodona, por ejemplo, producirán altos niveles de oximorfona, que causa náuseas, sedación y otros síntomas.


El campo del dolor es un lugar perfecto para buscar anomalías genéticas al metabolizar los medicamentos.

Parte de esa complejidad radica en los genes que producen las enzimas que descomponen las drogas para el dolor.
La conferenciante, Dra. Andrea Trescott, conocida investigadora del dolor y médico, proporcionó el ejemplo sufrido por ella misma de los efectos que puede tener el polimorfismo en los genes. Su primera pista de que podría tener algunas vulnerabilidades genéticas ocultas surgió durante un procedimiento quirúrgico cuando estaba dando a luz cuando y le administraron Percocet. No tuvo ningún efecto en su dolor.

Ese proceso se repitió durante un procedimiento dental de emergencia cuando se le volvió a administrar Percocet, una, dos, tres veces, y no llegó el alivio, en absoluto, (ni experimentó ningún efecto secundario). Parecía que comía terrones de azúcar.

Una semana más tarde, volvió para otro procedimiento y pidió que le administran Darvocet, lo que le quitó los niveles de dolor. Posteriormente, descubrió que los polimorfismos genéticos en su gen CYPD26 (o 2D6) la dejaban incapacitada para metabolizar el Percocet. (El diez por ciento de los caucásicos tienen deficiencia 2D6).

Años más tarde, a su hijo, que también tenía deficiencia 2D6, se le retiraron las muelas del juicio. Pidió que no le administraran hidrocodona, cuyo estado genético sugiriera que metabolizaba mal,en efecto no funcionó. Su hijo obtuvo poco alivio con hidrocodona, volvió al cirujano quejándose de dolor, y fue etiquetado como un buscador de drogas.

Tomar codeína.

Por sí sola la codeína es inerte, no tiene efectos sobre el dolor y, como muchos analgésicos opioides, se metaboliza en morfina por la enzima CYP2D6 para que funcione. La morfina es luego metabolizada por otra enzima llamada UGT2B7 a M6G (morfina-6-glucurónido), que tiene propiedades analgésicas. Durante ese proceso metabólico, sin embargo, se liberan otros dos factores que en realidad pueden aumentar los niveles de dolor.

Si no estás metabolizando la codeína, obtendrás poco alivio de ella. Si eres un supermetabolizador que toma grandes cantidades de codeína, esto podría empeorar tu dolor.

Trescott relató la historia de un niño con cáncer testicular, con un dolor terrible con 1,000 mg de morfina, pero cuyo dolor estaba bajo control con solo 30 mg. Con 1,000 mg, el sistema del niño estaba siendo inundado con metabolitos que aumentan el dolor. Con 30 mg, su sistema recibía morfina y estaba funcionando.

La hidrocodona es similar.

Por sí misma, tiene muy poco efecto, pero cuando se metaboliza por CYP2D6 a hidromorfona o Dilaudid, alivia el dolor. Si descubre que la hidrocodona no funciona para usted, pero Diluadid, que no se metaboliza por el CYPD26, sí lo está, puede estar genéticamente diseñado para no descomponer muchos analgésicos opiáceos.

El tramadol, un opioide débil comúnmente utilizado en FM, también se metaboliza por CYP2D6, pero en un nuevo giro, la misma enzima también controla la excreción de tramadol. Si no se está preparado para metabolizar el tramadol, puedes terminar con un alivio del dolor escaso y muchos efectos secundarios debido a la escasa excreción.

Polimorfismos de genes

Pequeños cambios en los genes, llamados polimorfismos, a veces pueden alterar su funcionamiento.

Durante los últimos cinco años, las recetas de codeína para niños se han restringido debido a los efectos que los polimorfismos del CYPD26 pueden tener en los niños. La misma preocupación ha llevado a la FDA a lanzar recientemente una advertencia en caja para el uso de Tramadol en niños. (El problema probablemente solo sea relevante para niños con cierta características genéticas, pero en ellos los efectos pueden ser graves). Trescott relató la historia de un niño con metabolismo rápido de Tramadol que terminó en coma en el hospital.

(Tramadol es metabolizado por varias enzimas, y debido a que es un IRSN, es bueno para el dolor neuropático.Los polimorfismos genéticos o las mutaciones podrían incluso ser responsables de la eliminación de medicamentos del mercado que podrían haber sido útiles para muchos pero que perjudicaron a las personas que no pudieron metabolizarlas adecuadamente).

La metadona.

En el mejor de los casos, elimina el dolor neuropático y, a menudo, no causa efectos secundarios, una rareza en los analgésicos. Descomponer la metadona es un proceso complicado, sin embargo, sus pacientes tienen diferentes respuestas. Cuando funciona, sin embargo, realmente funciona.
Si su estado de CPYD26 significa que no obtendrá mucho alivio de los “odona” (hidrocodona, oxicodona), Tramadol o codeína, todavía hay esperanza. Puede que le vaya bien a la morfina que se metaboliza de manera diferente.

Antidepresivos

El mismo proceso que ocurre en los medicamentos para el dolor se aplica a los antidepresivos y otras drogas. La enzima CYP2D6 metaboliza aproximadamente una cuarta parte de los medicamentos de uso común, incluidos muchos antidepresivos.

Los polimorfismos genéticos han impactado tanto en la respuesta a los fármacos antidepresivos que un Consorcio de 2013 ha producido pautas para la dosificación de fármacos antidepresivos (amitriptilina y nortriptilina), dependiendo de las variaciones genéticas que estén presentes en dos genes (CYP2D6, CYP2C19).
Su bajo costo ha convertido a Amitriptilina en un medicamento popular, pero Trescott lo llamó una “droga sucia” con muchos efectos secundarios potenciales, en parte debido a los problemas que algunas personas tienen para metabolizarla.

Interacciones con la drogas

Las interacciones medicamentosas son otra forma realmente buena de afectar el metabolismo de los medicamentos. Trescott transmitió el resultado de un estudio en el que descubrió que si está tomando seis fármacos tiene un 94% de posibilidades de que se produzca una interacción con otros medicamentos; es decir, uno de esos medicamentos tendrá un impacto sobre cómo funciona al menos otro.

Debido a que Paxil, Prozac y Duloxetina inhiben la enzima CYPD26, tomarlos podría hacer que sus medicamentos para el dolor sean menos efectivos. Tomar esos medicamentos juntos podría efectivamente convertir un metabolizador CYP2D6 normal en uno pobre. (Celexa y Lexapro, por otro lado, no inhiben el metabolismo del analgésico opiáceo).

Si está tomando benzodiazepinas, antidepresivos tricíclicos, naloxona o diclofenaco, y morfina o sus derivados, ¡tenga cuidado porque cada uno de estos medicamentos mejora la descomposición de la morfina en metabolitos que aumentan los niveles de dolor! (Si está tomando opiáceos, dejar las benzodiazepinas podría ayudar a que funcione mejor).

Tenga en cuenta que la hierba de San Juan, una hierba que a veces se usa para la depresión, es un potente inhibidor de la CYPD26. Si está tomando hierba de San Juan y su dolor, los antidepresivos u otros medicamentos dejan de funcionar también, la hierba de San Juan puede ser la razón.

Incluso algo tan inocuo como la canela puede ser un problema.

Algunas drogas pueden alterar la forma en que se metabolizan otras drogas.

Todos los medicamentos para el estómago que no requieren receta. Tomar metadona y Rantidina juntos está bien, pero si toma Cimetidina y metadona puede terminar en el hospital porque la cimetidina inhibe el metabolismo de una enzima llamada 34A que descompone la metadona.
Debido a que los cannabinoides son probablemente inhibidores significativos de la enzima CYP2C19, que descompone Valium, Soma y varios antidepresivos, las personas que toman cannabánidos pueden notar cambios en la efectividad de esos medicamentos.

COMT, Fibromialgia y SFC/EM

El último relato de la Dra. Trescott involucró un gen llamado COMT cuyos polimorfismos se han asociado con un mayor riesgo de fibromialgia y síndrome de fatiga crónica ( SFC/EM). La investigación sobre COMT y FM es bastante amplia,el último estudio se publicará este año.

Un hombre de 48 años con trastorno por déficit de atención, apnea obstructiva del sueño, polimialgia, trastorno de estrés postraumático y dolor lumbar crónico declaró que no respondía bien a sus antidepresivos o su medicación ADD (metilfenidato) que bloquea la norepinefrina y la epinefrina. Un SSRI le dio terribles dolores de cabeza.
Las pruebas genéticas revelaron que estaba reducida la actividad COMT. Debido a que el COMT descompone la serotonina, la norepinefrina y la epinefrina, sus altos niveles de dolor son comprensibles.
Las pruebas también revelaron que estaba reducida la actividad de la enzima que convierte metilentetrahidrofolato a folato, y los niveles reducidos de folato, se asocian con respuestas reducidas a antidepresivos y analgésicos.

Al darle un refuerzo de folato (leucovorina 10 mg / mañana) y sulfato de zinc se produjo una disminución rápida en sus puntuaciones de dolor de 9-10 a 2-3 en una semana. Además, su depresión y ADD mejoraron.

Reacciones de hipersensibilidad en SFC/EM

Otros escenarios en los que las pruebas genéticas pueden ser útiles incluyen pacientes que han mostrado una respuesta deficiente a los medicamentos en el pasado, aquellos con antecedentes familiares de sensibilidad a los medicamentos … Argarwal et. Alabama.

Uno se pregunta si la hipersensibilidad a las drogas y reacciones extrañas a medicamentos que experimentan algunos pacientes con SFC/EM podría deberse a un problema genético o a una alteración epigenética del D26 u otros genes metabolizantes que ocurrieron cuando el paciente enfermó.

Yo, por ejemplo, me he vuelto extremadamente sensible a la cafeína. Solo unos sorbos de café o té pueden enviarme a volar. Eso no sucedía antes del SFC/EM. Los polimorfismos en dos genes (CYP1A2, N- acetiltransferasa 2) regulan principalmente el metabolismo de la cafeína . ¿Podría un cambio epigenético convertirme en un super metabolizador de cafeína?

Pruebas

La farmacogenética es un campo relativamente nuevo que utiliza pruebas genéticas para evaluar el riesgo de un paciente de tener una reacción adversa a un medicamento o la probabilidad de que responda muy bien.
Es demasiado nuevo para que la la mayoría de los médicos de atención primaria puedan conocer la farmacogenética, pero recientemente se publicó una guía que podría ayudar a guiar en el uso de analgésicos opiáceos.

Se ha estimado que más del 25% de los medicamentos comunes tienen algún tipo de información genética que podría ser útil.

Las pruebas genéticas pueden proporcionar algunas respuestas, pero desafortunadamente generalmente no están cubiertas por el seguro, un error, piensa el Dr. Trescott, dado los 2,2 millones de reacciones adversas a medicamentos en los EE. UU. Que causan 100,000 muertes y le cuestan al sistema médico miles de millones de dólares cada año.

Una variedad de paneles genéticos (CYP2C9, CYP2C19, CYP2D6 y VKOR1, OPRM1, COMT y ABCB1, así como también receptores de dopamina y transportadores, receptores de serotonina y transportadores) están disponibles, y hay más en camino. Trescott mencionó que Generex [SP] tiene un programa que combina los resultados de las pruebas genéticas con la ingesta de medicamentos para determinar qué medicamentos tienen más probabilidades de ayudar.

Un grupo de investigadores en gran parte estadounidenses ha creado un ” Puntaje de riesgo de adicción genética (GARS )”, que usa variaciones (polimorfismos / mutaciones) en diez genes para determinar el riesgo de tener problemas de dolor y / o un aumento en el consumo de drogas o alcohol. también han advertido sobre las empresas comerciales que ofrecen pruebas genéticas falsas, afirmando ser capaces de predecir la adicción. (Vease el extraño caso de Proove Biosciences) .
A medida que los costos de las pruebas genéticas continúan disminuyendo, las pruebas genéticas a un precio razonable estarán disponibles para todos.

Conclusión: ¡los médicos deberían escuchar a sus pacientes!

“Cuando dicen que no obtienen alivio de sus medicamentos, no obtienen alivio de sus medicamentos.”

La conclusión de la Dr. Trescott es que los médicos deben escuchar a sus pacientes.

Si un paciente no responde bien al dolor u otras drogas, si siente que necesita más medicamento para aliviarse (metabolizadores lentos), no necesariamente busca drogas. O si están recibiendo muchos efectos secundarios (metabolizadores rápidos), no necesariamente se quejan o son hipocondríacos.
La farmacogenética se está utilizando en enfermedades cardiovasculares, y extensamente en cáncer, pero todavía no en el dolor. Sin embargo, a medida que avance la investigación y se acumulen datos, jugará un papel clave en el tipo de medicina personalizada a la que nuestro sistema médico se está acercando lentamente lentamente.

Edición y traducción Fibromialgianoticias.com©

4.67/5 (3)

Valora esta información

, ,

El efecto nocebo de los medicamentos

¿Qué es el efecto nocebo de los medicamentos? Justo el contrario del efecto placebo, cuando se toma un fármaco y por sugestión se desarrollan efectos adversos del fármaco.
¿Lees los prospectos de los fármacos? ¿Tienes ante cualquier fármaco efectos secundarios? ¿Crees que eres alergico/a a ellos?
No es nada normal ser alérgico a un fármaco sí se toma sólo una vez.

Cuando se toma por segunda vez, entonces se puede desarrollar una alergía y sus consecuencias . La alergia medicamentosa es cuando el sistema inmunitario puede producir una sustancia (anticuerpo) contra ese fármaco. La próxima vez que se tome el fármaco, el anticuerpo “gobierna” a los glóbulos blancos y producen un químico llamado histamina.

Pero hablemos del efecto nocebo o cuando uno está predispuesto a tener efectos secundarios por la información que recibe del fármaco.

El efecto nocebo de los medicamentos

Acaba de salir un estudio en Science que ha probado el efecto nocebo. Para ello se cogió un grupo de voluntarios que probó una crema para la piel y a los que se dijo que podía causar un dolor transitorio ha sufrido este efecto secundario pese a que la crema no contenía ninguna sustancia activa capaz de causar dolor.

Frente al efecto placebo que existe en ciencia y es cuando en investigación se usan grupos placebos y mejoran si serles administrados ningún fármaco, está el efecto contrario el que mediante sólo por las expectativas que tiene el paciente en que le va a perjudicar aparece el efecto nocebo. Sí las expectativas son malas en un fármaco, las probabilidades de desarrollar efectos adversos son mayores.
Y esto es un gran dilema médico ya que por un lado, tienen la obligación de informar a los pacientes sobre los posibles riesgos de los tratamientos, sobre todo cuando pueden ser graves. Pero por otro, al ofrecer esta información, pueden estar perjudicando a los pacientes, ya que pueden inducir efectos secundarios por sugestión.

Alexandra Tinnermann, neurocientífica del hospital universitario de Hamburgo y primera autora de la investigación declaró

“Es importante que los médicos sean más conscientes de este efecto y que tengan en cuenta que el modo en que hablan a los pacientes de mejora, síntomas o efectos secundarios puede tener un impacto considerable”

La base  fisiológica del efecto nocebo

El efecto nocebo tiene una base fisiológica, según ha comprobado Tinnermann. Tras realizar pruebas de resonancia magnética del cerebro a los participantes en el estudio, ha observado cómo las personas que dijeron sentir dolor tras aplicarse la crema tenían activadas regiones del sistema nervioso relacionadas con la percepción del dolor.

Además, del mismo modo que el efecto placebo no se limita a aliviar el dolor, sino que se extiende a otros efectos de los fármacos, el nocebo también tiene consecuencias más allá del dolor.

Los médicos deberían poner énfasis en cuánta gente no sufre efectos secundarios, en lugar de poner énfasis en cuánta gente los sufre.

En los últimos años se ha registrado este efecto en ensayos clínicos de fármacos contra la hipertensión, el exceso de colesterol, la depresión, la migraña, la esclerosis múltiple y algunos cánceres, entre otras enfermedades. En todos estos estudios, los efectos adversos se han registrado en personas que tomaban productos con apariencia de fármaco pero que no contenían el fármaco (lo que permite evaluar cuál es el efecto real de un medicamento comparando lo que les ocurre a quienes lo toman y a quienes toman un producto de aspecto idéntico).

El efecto nocebo es un fenómeno extraordinariamente común-informa Tinnerman

Reacciones alérgicas e intolerancia a la lactosa

Un estudio publicado en The New England Journal of Medicine, un 24% de pacientes sufrieron una reacción alérgica después que les inyectaran una sustancia que no contenía ningún alérgeno. En otro estudio sobre intolerancia a la lactosa, un 35% de los participantes sufrieron síntomas de intolerancia pese a que no tomaron ningún producto con lactosa.

En una investigación sobre productos para la dermatitis atópica se informó  que algunas personas podían sentir dolor en la zona en que se aplicaba la crema.

Se ofreció una crema en dos envases distintos, uno especialmente diseñado con apariencia de gama alta y otro diseñado para parecer de bajo coste. A otro grupo de 66 voluntarios se les pidió que adivinaran el precio de los fármacos y opinaron –de media– que el tubo con el diseño más ­lujoso debía costar unos 13 euros y el tubo con el diseño “normal”, unos 10.

Involucrado el cerebro

La investigación descubre qué áreas del sistema nervioso intervienen en el efecto nocebo relacionado con el dolor. Tanto el córtex, como el tronco del encéfalo y la médula espinal están involucrados.

Según los resultados presentados en Science, la crema de apariencia cara tuvo un efecto nocebo significativamente más acusado que la de apariencia barata. “La explicación más probable es que los participantes en el estudio creyeran que la medicación cara es más potente y, por lo tanto, debe tener más efectos secundarios”, señala Alexandra Tinnermann. Esta relación entre el precio de un fármaco y sus efectos por sugestión ya se había descrito con el efecto placebo, pero no se había observado antes con el nocebo.

efecto nocebo de los medicamentos

Otra aportación novedosa de la investigación es que descubre qué áreas del sistema nervioso intervienen en el efecto nocebo relacionado con el dolor. En resonancias magnéticas se muestra que tanto el córtex como el tronco del encéfalo y la médula espinal están involucrados.

La subjetividad, la experiencia del paciente cuenta y por tanto “hay casos en que es imposible saber si un efecto adverso se produce por reacción a un fármaco o por efecto nocebo” argumenta Calvo del Hospital Clínic de Barcelona.

Ayudaría poner énfasis en cuánta gente no sufre efectos secundarios, en lugar de poner énfasis en cuánta gente los sufre

Efectos adversos en Fármacos

Siempre que sufras un efecto adverso a un fármaco,habla con tú médico y que quede plasmado en tu historial. Para mayor seguridad, como enfermo crónico puedes llevar un registro de que fármacos te han producido efectos adversos. Apunta el nombre del fármaco y cual has sufrido.

Una forma de asegurarte de que realmente es un efecto adverso es parar el tratamiento (según se deba en cada caso, hay fármacos que necesitan dejar de ser tomados poco a poco) y tomarlo por segunda vez. Sí aparece de nuevo tendrás una confirmación.

Según esta investigación, tomar un fármaco con miedo también podría llevar a sufrir a efectos adversos.

Si estás convencido de que has sufrido un efecto adverso a un fármaco puedes contribuir a que sea reconocido en un futuro en el prospecto del fármaco, después de haber sido estudiado según la seguridad que ha de ofrecer un fármaco puedes informar siguiendo las instrucciones del formulario Base de datos Europea de informes de presuntas reacciones adversas.

¿Es seguro dar experiencias personales en fármacos?

Según la ciencia esta libertad se acaba cuando se lee una experiencia a favor o en contra.

Nunca un enfermo después de haber leído experiencias con fármacos sabrá con subjetividad sí la experiencia con el fármaco vendrá por la verdadera reacción del fármaco o el condicionamiento de lo que ha leído.

El ensayo individual en uno mismo es lo que puede determinar la eficacia o no de un fármaco.

Un tratamiento para un enfermo crónico es algo demasiado serio y debe ser discutido con asesoramiento médico siempre presente.

Sí quieres realmente que efecto produce un fármaco para bien o para mal, cuanta menos información tengas mejor. Si no es una reacción adversa grave (muy rara) podrás evaluar con el paso de los días el beneficio o perjuicio que produce en tu organismo, y con un tiempo prudencial evaluar si realmente el tratamiento cumple las expectativas de aliviar en una enfermedad crónica.

Más información en titulares del efecto nocebo

Interactions between brain and spinal cord mediate value effects in nocebo hyperalgesia
 A. Tinnermann1,*, S. Geuter1,2, C. Sprenger1,3, J. Finsterbusch1, C. Büchel1

Science 06 Oct 2017:
 10.1126/science.aan1221
 http://science.sciencemag.org/content/358/6359/105
3.5/5 (2)

Valora esta información

plantas naturales que interactúan con analgésicos
,

Plantas naturales que interactúan con analgésicos

Plantas naturales que interactúan con analgésicos. Para tratar el dolor, el fármaco que se emplea es el analgésico, combinado con plantas naturales pueden dar lugar a reacciones adversas no deseadas.

Anlagésicos que actúan a nivel Sistema nervioso central

Plantas naturales que interactúan con analgésicos

Anestésicos

En un estudio hospitalario, entre pacientes estudiados y evaluados preoperatoriamente, más de la mitad de ellos consumían suplementos vitamínicos y hierbas medicinales, entre las que se encontraban ajo (Allium sativum), ginkgo (Ginkgo biloba), hipérico (Hypericum perforatum), efedra (Ephedra sinnica), equinácea (Echinacea purpurea) laxantes antraquinónicos y regaliz (Glycyrrhiza gylabra), que podrían interactuar con fármacos utilizados en anestesia54.

El efecto de las hierbas medicinales en la respuesta a los anestésicos no ha sido evaluada todavía, por lo que se recomienda suspender su administración dos o tres semanas antes del procedimiento quirúrgico55. Los pacientes tomando ginkgo (Ginkgo biloba), ginseng (Panax ginseng) y ajo (Allium sativum) deberían abandonar el tratamiento ante la posibilidad de problemas hemorrágicos, aunque el riesgo no está establecido.

También el hipérico (Hypericum perforatum) podría interaccionar con fármacos usados en anestesia y la efedra (Ephedra sinnica) puede incrementar la presión sanguínea y la frecuencia cardíaca56.

 

Asimismo, la medicina tradicional china debería tenerse en cuenta en pacientes que van a recibir medicación anestésica57.

Analgésicos

Pueden encontrarse salicilatos en varias plantas, como por ejemplo en la corteza del sauce (Salix spp.) y en la ulmaria (Filipendula ulmaria), aunque su potencial de toxicidad parece ser mucho menor que el de la aspirina.

Los salicilatos pueden interactuar con trombolitícos y antiagregantes y, aunque no se suele recomendar el ajuste de dosis, deberían hacerse las mismas consideraciones para las hierbas que contienen salicilatos58,59.

El tamarindo (Tamarindus indica) puede incrementar la absorción de aspirina60.

Existe una notificación de hemorragia en un paciente que recibía rofecoxib y ginkgo (Ginkgo biloba)61.

Psicolépticos (Ansiolíticos)

Las benzodiacepinas sustratos del P450 3A4 pueden ver inhibido su metabolismo por el hipérico (Hypericum perforatum)48-50.

Un paciente presentó coma por una posible interacción entre alprazolam y kava (Piper methisticum)62.

Psicolépticos (Antipsicóticos)

Se han descrito dos casos de crisis en pacientes que tomaban aceite de onagro (Oenothera biennis), que contiene ácido gamolénico, junto con flufenacina63, ya que ambos disminuyen el umbral convulsivo.

Muchas preparaciones de hierbas contienen polifenoles y taninos que podrían interaccionar con fenotiacinas, como en el caso de té y café64-66, disminuyendo los niveles plasmáticos y su acción antipsicótica.

Laxantes que contienen ispagula (Plantago ovata) o zaragatona (Plantago psyllium) podrían disminuir los niveles de litio por disminución de su absorción67.

Caso de toxicidad por litio con el uso concomitante de un compuesto diurético conteniendo junípero (Juniperus communis), buchu (Agathosma betulina) equiseto (Equisetum arvense), maíz (Zea mays), gayuba (Arctostaphylos uva-ursi), perejil (Petroselinum crispum), entre otros68.

Psicoanalépticos (Antidepresivos)

Potenciación del efecto serotoninérgico de los ISRS, por las propiedades serotoninérgicas del hipérico (Hypericum perforatum), habiéndose descrito casos de síndrome serotoninérgico con la planta medicinal sola o asociada a paroxetina, sertralina o nefazodona69,70.

Los alcaloides de la rauwolfia producen la liberación y deplección de los depósitos de noradrenalina, reduciendo la transmisión de las terminaciones nerviosas adrenérgicas, produciendo hipotensión y depresión.

Si el paciente estaba en tratamiento con inhibidores de la MAO puede haber una liberación súbita de noradrenalina y serotonina con estimulación excesiva de los receptores con hipertensión y estimulación central. Si es absolutamente necesario utilizar inhibidores de la MAO y alcaloides de la rauwolfia, éstos deben administrarse antes que los inhibidores de la MAO71.

Existen, al menos, dos casos de insomnio y cefalea por fenelzina junto con ginseng (Panax ginseng). El mecanismo es desconocido y debe tenerse en cuenta que los inhibidores de la MAO pueden producir estas reacciones por sí solos72.

Un caso de manía por fluoxetina al interaccionar con cannabis (Cannabis sativa), posiblemente debido al efecto inhibidor de la recaptación de serotonina del tetrahidrocanabinol73.

Un caso de coma por posible interacción entre trazodona (antidepresivo sedante) y ginkgo (Ginkgo biloba)74.

Se han descrito casos de disminución de las concentraciones de amitriptilina achacables al hipérico (Hypericum perforatum)75,76.

Existe una comunicación acerca de una interacción beneficiosa de reserpina (derivado de la rauwolfia) y tricíclicos como imipramina y desipramina77, reduciendo los síntomas depresivos.

En estudios clínicos, los antidepresivos tricíclicos pueden incrementar la sensibilidad sobre el sistema nervioso, central y autonómico, de la yohimbina (Pausinystalia yohimbe), con varios casos de hipertensión78-80.

Antiparkinsonianos

El efecto de la levodopa podría verse reducido por la administración de alcaloides de la rauwolfia (como la reserpina) que altera la liberación de neurotransmisores81.

La administración de kava (Piper methisticum) puede reducir la eficacia de la levodopa en el tratamiento del Parkinson por su efecto antagónico sobre la dopamina82.

Se ha observado interacción entre prociclidina y la nuez de la areca (Areca catechu), con aparición de un cuadro extrapiramidal en un paciente tratado con flufenacina83.

Antiepilépticos

Los aceites de onagro (Oenothera biennis) y de borraja (Borago officinalis) contienen ácido gamolénico que puede disminuir el umbral convulsivo. Si se administran con fármacos que también actúan en este sentido, como flufenacina, podrían interactuar63.

El hipérico (Hypericum perforatum), a través de su acción inductora del citocromo P450, podría interferir en el aclaramiento de algunos antiepilépticos, aunque existe un trabajo en el que no existe interferencia del aclaramiento de carbamacepina por el hipérico (Hypericum perforatum)84.

Plantas con propiedades sedantes como valeriana (Valeriana spp.), pasionaria (Passiflora spp.) y kava (Piper methysticum) podrían potenciar la medicación antiepiléptica85-88.

Los estimulantes que contienen cafeína podrían exacerbar la producción de crisis al disminuir el umbral convulsivo89.

Los aceites esenciales están presentes en muchas hierbas y especias y contienen compuestos epileptogénicos como cineol, canfor y fenchona90,91.

El ginkgo (Ginkgo biloba) puede reducir el umbral convulsivo92-95.

Actualización a 2018. Más documento de interés;

Las plantas naturales también tienen efectos secundarios

Información del Consejo general de Colegios oficiales de Farmacéuticos sobre plantas medcinales

Interacción entre fármacos y plantas medicinales

http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1137-66272006000300007
5/5 (2)

Valora esta información

,

Uso seguro de fármacos en dolor

El uso seguro de fármacos en dolor un gran handicap para el paciente de fibromialgia.

Claves para que pierdas el miedo al uso crónico de fármacos para el dolor, ayudándote a tomar decisiones que te ayuden a que uses y te beneficies de la toma de fármacos desde tu responsabilidad con la seguridad que necesitas tener y ser responsable con tu salud.

La lectura de este articulo te va a mostrar muchas dudas que te pueden surgir, dudas que se plantean muchos enfermos a lo largo de los tratamientos de una enfermedad crónica como fibromialgia.

Uso seguro de fármacos en dolor

Análisis y factores a tener en cuenta a la hora de tomar fármacos

Cuando se tienen una legislación de protección para el uso racional de los fármacos que protege al paciente y está más desprotegido que nunca, el acceso a la información puede ser un arma de doble filo y tomar decisiones equivocadas.
REAL DECRETO 1416/1994, DE 25 DE JUNIO, POR EL QUE SE REGULA LA PUBLICIDAD DE LOS MEDICAMENTOS DE USO HUMANO

Tomar fármacos para el dolor es una gran responsabilidad, conocer para que sirven, como tomarlos, en que te puede ayudar tú médicos es un primer paso para manejar la enfermedad sin dudas.

El primer paso en el mundo del dolor y los fármacos es familiarizarse con la escalera analgésica de la OMS, el tratamiento del dolor a lo largo de la vida siempre irá unido a este gráfico.

Familias de fármacos que son ampliamente usados para diferentes tipos de dolor, no sólo de fibromialgia, también enfermedades reumáticas o no, cursan con dolor crónico (neuralgia del trigémino, dolor del miembro fantasma, neuropatía diabética) afectando a una tercera parte de la población a lo largo de su vida.

escalera analgésica de la OMS

Conocerla te puede dar una amplia visión que fármacos te pueden prescribir en alguna etapa de la enfermedad. Esta escalera se avanza escalón por escalón. Según tú experiencia con el dolor en el momento de la consulta, mediante el interrogatorio de tú médico, según las caracteristicas del dolor (quemante, punzante, rampas) y la intensidad del dolor puede decantarse por un fármaco u otro.

Sí le informas que aumenta, aumentará dosis y/o escalón (siempre su decisión irá de acuerdo a muchas variables no sólo a la intensidad del dolor), y si disminuye el dolor considerará reducir dosis.

Los fármacos del segundo y tercer escalon son fármacos que atacan directamente a las señales que disparan el dolor, van directos a receptores que amplifican el dolor, van a intentar regularlos, por lo que se debe ser cauto y responsable en su toma. Igual que tú dolor lo consideras tan importante y limitante, debes saber que entonces el médico actuará con la necesidad que le comuniques.

Uso seguro de fármacos en dolor

Tu seguridad pasa:

-Por tomarlos con las pautas que te indican, debes respetar dosis y horarios.

-Si quieres ampliar dosis debes consultarlo, así como disminuirlas. Te informarán de como hacerlo sin que sufras efectos adversos.

-Comentar con tu médico todos los tratamientos que lleves para otras enfermedades. Tratamientos “naturales” también.

No subestimes las propiedades de lo natural, lo natural puede hacer que retroceda, no se consiga el efecto de los fármacos o combinados con ellos sean fuente de reacciones adversas.

Si quieres saber si es eficaz o no:

-No leas el prospecto, te asustará la mayoría de veces y no lo entenderás. Usa la lógica si empeoras de forma brusca actúa como te podría suceder con cualquier fármaco.

-Puede inducir a tener efectos secundarios que no esperabas, el cerebro lo graba todo te puede predisponer a tener los efectos secundarios que has leído (efecto placebo).

-Teniendo en cuenta esto y observandote de una forma cauta (sin obsesionarte) valora a medida que pasan los días si mejora o empeora tu estado en general, es la forma más eficaz de valorar los resultados en los fármacos. Ten en cuenta cambios tanto para mejor como para peor.

NUNCA tomes decisiones por tu cuenta, comentale a todo a tú médico, el valorará que hacer.

El dolor no es fácil de controlar por lo que sí usas la lógica su tratamiento farmacológico no es fácil, no podrás controlar muchas cosas que quieres saber, para hacer una combinación eficaz y personalizada hace falta años de estudio, imposible de resumir en una consulta.

Recuerda aunque se intente dar un tratamiento seguro con fármacos, según que niveles de dolor, se necesitaran grandes soluciones será tu responsabilidad como enfermo detectar cuanto antes un empeoramiento o una mejoría.

No te tomes los fármacos con prejuicios. Un fármaco tomado de forma segura con el asesoramiento de tú médico no tiene porque crear adicción, si haces un uso irresponsable del fármaco (saltarse tomas) tendrás probablemente consecuencias hasta que lo vuelvas a tomar.

Nunca debes de hacer:

Sí mejoras dejar el fármaco por tu cuenta (opioides, antidepresivos, benzodiacepinas) puede causar retrocesos, más dolor efectos secundarios desagradables. Si no te informó, pidele como hacerlo.

No te pongas tus dosis propias, si mejoras no te los tomes a tu voluntad según los síntomas del día, la mayoría hacen su función en el dolor de forma continuada, alterar la dosis puede llevarte a un empeoramiento o efectos indeseables. Esto no es adicción.

Procura no saltarte tomas (inténtalo pastilleros, alarmas de móvil, lo que te sea más cómodo) puedes empeorar.

No le pidas ayuda a otro enfermo, un enfermo nunca está preparado para aconsejar un fármaco, aunque sea con toda la buena voluntad de ayudarte. Tú médico hará en el tiempo de la consulta procesos cognitivos rápidos con todos sus conocimientos, tendrá en cuenta sensibilidades, enfermedades asociadas, interacciones entre fármacos que tomas intentará SIEMPRE aliviarte el dolor, múltiples variables que tendrá en TU HISTORIAL.

Si no lo consigue se sentirá tan frustrado como tú, pero no te lo demostrará, los tratamientos que te manda son bien planificados. Ten siempre presente el dolor no se puede eliminar cuando es crónico, el dolor crónico tratado con fármacos tiene el objetivo de bajar su intensidad.

  • ¿Cuál es el fármaco más seguro?
  • El fármaco más seguro es el que mayor seguridad te dé y beneficios en tu salud. siempre debes valorar las dos variables.

Valora el gran problema que tienes:

No deposites expectativas de soluciones en fármacos, alivian no eliminan. La farmacología busca reducir no eliminar cuando se habla de dolor crónico. Ajusta tu expectativas de mejoria según la magnitud del problema. Es un gran reto para la medicina

  • NO EXISTE UNA PASTILLA QUE LO ELIMINE

Nunca confíes en quien te diga palabra cura, detrás hay intereses económicos o una persona que no tenía la misma intensidad en los síntomas que tú, el dolor crónico por procesos que se desconocen pueden pasar por épocas de remisión…esto muchas veces en cuanto se vive, se expresa como cura. Muchos enfermos que han pasado por esta experiencia pasado un tiempo pueden volver a revivir los síntomas. El dolor crónico OSCILA.

Sé realista, pidele al médico lo que el médico puede hacer por tí. No le pidas que elimine tu dolor. No puede si sufres dolor crónico.

La información que encontrarás en el dolor, fibromialgia y fármacos

Puedes encontrar información médica con informes que te adviertan del peligro, como del beneficio del fármaco que estés usando o vayas a usar. Es tú responsabilidad el uso que haces en cada momento de la información que consumas, cualquier fundamento médico no puede ser interpretado por un enfermo. Habla siempre con franqueza con tu médico de la seguridad de tu tratamiento antes de decidir.

Puedes encontrar información como esta que te advierta y sea una situación que vele por la seguridad del enfermo, se advierte de una situación analizada, si hay un mal uso en prescripción. Esto no lo puedes valorar y extrapolar a tu situación:


O información como esta que podrá aclararte dudas como el uso seguro de los opioides  que debes valorar SIEMPRE con cautela y según tú situación.

¿Quieres saber qué experiencia tienes los enfermos con los fármacos?

Existen mucha experiencia y variada de los enfermos y su relación con los fármacos.

El enfermo que:

-Cree que no le hacen caso y lleva el último tratamiento

-Huye de la medicación y se la salta

-Le tiene miedo a la medicación y no la toma perpetuando su ciclo de dolor.

-Responsable que lleva muchos años de tratamiento y ha valorado que no le beneficia y lo deja a pesar de sentir dolor.

-Que no puede dejar de medicarse porque tiene otras enfermedades reumatológicas degenerativas.

-Fracasan con sus tratamientos porque combina con “tratamientos naturales” que le pueden crear efectos adversos con la mezcla y lo desconoce.

-Enfermo que no valora su grado de enfermedad y mezcla alcohol u otra droga que interactúa con el tratamiento

Como ves existen muchos tipos de enfermos y tú ¿qué tipo de enfermo quieres ser?

Este articulo tiene el fin de mostrarte diferentes realidades. Si has optado por el tratamiento con fármacos la información puede ayudarte con dudas que se te puedan plantear a lo largo del tratamiento. Este articulo recoge las  más comunes que se le plantean a los enfermos y no encuentran respuestas. En ningún momento se induce a el tratamiento con fármacos y este no recoge todas las vivencias con fármacos que pueden ser múltiples.

Redactado por Fibromialgianoticias.com©

Si quieres seguir informándote sobre el uso fármacos:

Información del uso de opioides en dolor

Antidepresivos en dolor crónico

Adicción, tolerancia y dependencia

Fármacos y conducción

 

4.7/5 (10)

Valora esta información

, ,

Tolerancia dependencia y adicción a fármacos

Es conveniente aclarar al paciente los conceptos de tolerancia dependencia y adicción y su relevancia ante el consumo de fármacos.

La tolerancia es la disminución de la respuesta a la dosis debido a su uso continuado por lo que se requieren dosis mayores para lograr la misma analgesia.

Tolerancia, dependencia y adicción

La dependencia física es la aparición de síndrome de abstinencia (sudoración, midriais, bostezos, molestias abdominales, ansiedad, rinorrea, lacrimeo, temblor, etc.) al suspender o reducir rápidamente la dosis.

Y la adicción es una reacción idiosincrásica en pacientes vulnerables (con problemas de personalidad, ansiedad, baja autoestima o antecedentes de abuso de otras sustancias) que hacen un uso descontrolado, compulsivo y continuado de los opioides.

El desarrollo de adicción se estima en un 3,27%, pero si no se tienen en cuenta los pacientes con historial de adicciones, baja a 0,19%

Tolerancia dependencia y adicción

Un sindrome de abstinencia a opiaceos presenta la siguiente evolución:

La abstinencia de opiáceos se caracteriza por un patrón de signos y síntomas contrarios a los efectos agonistas.
Los primeros de éstos son subjetivos y consisten en síntomas de ansiedad, inquietud y sensación de dolor que con frecuencia se localiza en la espalda y las piernas, acompañados de una necesidad irresistible de obtener opiáceos (craving) y un comportamiento de búsqueda del fármaco, además de irritabilidad y mayor sensibilidad al dolor.

Debe haber tres o más de los siguientes síntomas para establecer el diagnóstico de abstinencia a opiáceos. Humor disfórico, náuseas o vómitos, dolores musculares, lagrimeo o rinorrea, midriasis, piloerección o aumento de la sudoración, diarrea, bostezos, fiebre, insomnio, escalofríos, hipertensión arterial, taquicardia, palidez, taquipnea, conducta agitada, estrabismo, hiperglucemia, erección y eyaculación espontanea, hipermenorrea, salivación, temblores, rigidez, paresias y convulsiones clónico episódicas.

DOLOR CRÓNICO NO ONCOLÓGICO
 López M, Penide L, Portalo I, Rodríguez J, Sánchez N, Arroyo V*
 Servicio de Anestesiología, Reanimación y Terapéutica del Dolor.
 *Servicio de Farmacia. Gerencia de Atención Integrada. Talavera de la Reina (Toledo)
4.88/5 (8)

Valora esta información

,

Uso seguro de los opioides en dolor crónico

En fibromialgia el uso de fármacos opiodes está valorado para el tratamiento del dolor, conoce el uso seguro de los opioides en dolor crónico como fibromialgia

¿Cómo aliviar el dolor con opioides?

Cuando un medicamento no alivia el dolor de forma eficaz, puede que su médico recete una dosis mayor o le indique que tome el medicamento con mayor frecuencia.

No se debe tomar más por su cuenta.

Si tras cambiar la dosis no funciona, el médico podría recetar un medicamento diferente o agregar un nuevo medicamento al que está tomando.

Si su alivio contra el dolor no dura lo suficiente están  los medicamentos de liberación prolongada que se venden en forma de pastillas y parches. Éstos pueden controlar su dolor durante periodos de tiempo mayores.

Si su dolor está controlado la mayor parte del tiempo, pero algunas veces presenta dolor intercurrente, su médico podría recetarle una medicina de acción rápida o un opioide de liberación inmediata que le proporcionará alivio de forma más rápida y justo cuando lo necesite.

Cómo tomar los opioides en forma segura

Los médicos le observarán cuidadosamente y ajustarán las dosis de las medicinas para el dolor, para que no reciba demasiada cantidad. Es importante que solamente un médico recete sus medicamentos contra el dolor.

Asegurese de que todos sus médicos que le puedan prescribir medicación para el dolor sepan el tratamiento que lleva antes de que le prescriban más fámacos para el dolor.

Si se ingiere alcohol, o si toma tranquilizantes, pastillas para dormir, antidepresivos, antihistamínicos o cualquier otra medicina que cause sueño, el médico debe saaberlo. Tomar opioides mientras consume bebidas alcohólicas o toma tranquilizantes puede ser peligroso. Incluso las dosis pequeñas pueden causar problemas.

El uso de dichas combinaciones puede ocasionar sobredosis y síntomas tales como debilidad, dificultad para respirar, confusión, ansiedad, así como somnolencia o mareos más severos.

Uso seguro de los opioides en dolor crónico

Tolerancia a los opioides

Es posible que con el pasar del tiempo usted se dé cuenta que necesita mayores dosis de analgésicos.

Esto puede ser a que el dolor ha aumentado o ha desarrollado tolerancia al medicamento.

La tolerancia a los medicamentos ocurre cuando el cuerpo se acostumbra al opioide que usted está tomando y se requiere de más medicina para aliviar el dolor tan bien como solía hacerlo.Muchas personas no presentan tolerancia a los opioides.

Pero si se desarrolla tolerancia al medicamento, un pequeño aumento en la dosis o un cambio en el tipo de medicina generalmente aliviará el dolor

Cómo manejar los efectos secundarios de los opioides

No todas las personas tienen efectos secundarios debido a los opioides.

Los efectos secundarios más comunes usualmente son somnolencia, estreñimiento, náuseas y vómitos.

Algunas personas también podrían experimentar mareos, picazón, efectos mentales (por ejemplo: pesadillas, confusión, alucinaciones), respiración lenta o superficial, o dificultad para orinar.

Muchos de los efectos secundarios de las medicinas opiáceas contra el dolor pueden prevenirse.

Algunos efectos secundarios leves que sí ocurren con los opioides, tales como náuseas, picazón o mareos, a menudo desaparecen en unos días sin tratamiento, a medida que su cuerpo se adapta a la medicina. consulte a su médico  si tiene cualquier efecto secundario y solicíteles su ayuda para tratarlos.

Efectos secundarios más comunes:

somnolencia

Al tomar opioides por primera vez puede que le provoquen somnolencia (sueño), pero esto generalmente desaparece después de algunos días.

Si su dolor no le permite dormir, puede que duerma más durante varios días después de comenzar a tomar opioides y recupere el sueño perdido.

A medida que su cuerpo se va acostumbrando al medicamento, usted se sentirá menos somnoliento.

Informe a su médico si tiene demasiado sueño como para poder realizar sus actividades normales después de una semana.

No haga nada que requiera estar alerta (conducir estar en alturas) hasta que sepa cómo le afecta el medicamento.

Estreñimiento

Los opioides causan estreñimiento en la mayoría de las personas, puede ser controlado.

Náuseas y vómitos

Las náuseas y los vómitos causados por los opioides usualmente desaparecen varios días después.

El estreñimiento también puede empeorar las náuseas.

Alergias a los opioides

Las náuseas y los vómitos por sí solos usualmente no son reacciones alérgicas. Sí es una alergia un sarpullido junto con náuseas y vómitos. Si esto ocurre llame a su médico de inmediato.

Si se presenta inflamación en su garganta, urticaria (erupciones en la piel que generan picazón) o dificultad para respirar, necesitará atención médica inmediatamente.

Retirada de opioides

No se debe dejar de tomar opioides repentinamente.

Las personas que necesitan o quieren dejar de tomar opioides lo hacen gradualmente para disminuir la medicación de manera que el cuerpo se adapte a los cambios.

Si se deja de tomar opioides repentinamente y se tienen síntomas como sudor excesivo, diarrea o cualquier otra reacción inusual infórmelo a su médico.

Estos síntomas son tratables y tienden a desaparecer dentro de algunos días o varias semanas. De nuevo, hay que reducir lentamente la dosis de opioide.

Siempre se debe consultar al médico para dejar un opioide, le aconsejara cómo hacerlo poco a poco.¹

 ¹Redacción por Fibromialgia Noticias con las recomendaciones de American Cancer Society
4.91/5 (11)

Valora esta información

, , ,

Sindrome de abstinencia cuando

… se quiere decir síndrome de discontinuación. Muchos enfermos refieren síndrome de abstinencia estos síntomas se darán siempre que se retire de forma brusca una medicación.

¿Por qué es necesario hablar de sindrome de abstinencia?

Sí consumes un fármaco para el tratamiento de tú enfermedad y has llegado a este punto:

-Muchos enfermos se cansan de que el fármaco no les haga nada y deciden dejarlo ellos mismos sin pautas médicas sufrirán irremediablemente un síndrome de discontinuación.

-Mientras muchos enfermos hablan de síndrome de abstinencia sin haber sufrido realmente este síndrome muchos otros enfermos son tachados por su circulo más cercano de drogadictos.

-El enfermo casi siempre relaciona un sindrome de abstinencia con un antidepresivo o anticonvulsivo cuando realmente si se sufre debería ser con un analgésico opiáceo que es lo que puede crear adicción.

-Cuando el enfermo habla de adicción a fármacos nunca lo relaciona con una benzodiacepina que SI causan adicción siempre se habla de síndrome de abstinencia con antidepresivos, la mayoría de veces.

¿Qué es un sindrome de abstinencia?

sindrome de abstinencia

Los síntomas producidos por las diferentes drogas durante el síndrome de abstinencia no son los mismos, aunque sí se puede decir que existen ciertos trastornos que en mayor o menor medida se dan en todo tipo de drogas: ansiedad, irritabilidad, alteraciones del sueño y sobre todo ‘craving’ o el deseo de consumir la droga (síntoma psicológico).

¿Pero que es lo que sucede cuando dejas de golpe una medicación?

Aproximadamente un 20% de las personas que dejan de tomar bruscamente un antidepresivo refieren que durante unos días han presentado síntomas del tipo cefalea, mareo, sofocaciones, inquietud, náuseas, sensación como de acorchamiento en alguna extremidad (hormigueos como cuando se nos queda dormida una pierna), diarrea, etc.

A este conjunto de síntomas le llamamos síndrome de discontinuación

¿Por qué se llama sindrome de discontinuación en vez de síndrome de abstinencia?

Hablamos de antidepresivos

Hay una gran diferencia entre los dos y son dos palabras en el sindrome de discontinuación NO hay necesidad e impulso en el síndrome de abstinencia sí al dejar de tomarlos.

“Cuando un paciente deja de tomar un antidepresivo ISRS o IRSN, bien por finalizar el tratamiento, bien por abandono del mismo o bien por olvido, al cabo de dos o tres días puede tener sensación de mareo e inestabilidad.

También puede sentir algo así como calambres o parestesias en la cabeza, sensación gripal, malestar digestivo e incluso ansiedad. Los síntomas aparecen cuando ha habido un tratamiento prolongado y la interrupción es abrupta o el descenso demasiado rápido.

Si vuelve a tomar el antidepresivo los síntomas desaparecen, por lo que suele interpretarse lo sucedido como un síndrome de abstinencia idéntico al que ocurre en la dependencia de sustancias. Sin embargo, el paciente no asocia lo que le está ocurriendo con la interrupción del tratamiento, ya que no existe ninguna necesidad ni impulso para tomar el fármaco.

De hecho, muchos pacientes se olvidan dosis o las dejan de tomar voluntariamente al encontrarse mejor y no perciben ninguna querencia ni ansiedad por buscar el antidepresivo, aunque tengan síntomas de retirada.

Sin embargo, cuando se tiene dependencia de sustancias como el tabaco o el alcohol, o de fármacos ansiolíticos como las benzodiacepinas , o de drogas ilegales como la heroína, no hace ninguna falta explicarle al adicto porqué se encuentra mal: él sabe perfectamente lo que le falta y lo buscará denodadamente. Javier Ruiz Psiquiatra ²

Uso y consumo seguro de opiáceos, benzodiacepinas, anticonvulsivos y antidepresivos

Dale tanta importancia a la medicación como a el dolor:
-No aumentes ni disminuyas las dosis por tú cuenta, ante empeoramientos o mejoras SIEMPRE consultalo con tu médico.
-El aumento o disminución de dosis (salto de tomas) por iniciativa propia puede crear empeoramiento del estado general.
-Tómalo SIEMPRE como te lo han pautado.
-Después de un mes del inicio del tratamiento valora los beneficios o perjuicios que te está causando el nuevo tratamiento.
-No las dejes de golpe.
-Conoce y diferencia los fármacos que tomas, te ayudarán a conocer los mecanismos de acción y la complejidad del tratamiento del dolor.
-Lee los prospectos, ante empeoramientos del dolor o cambio de humor advierte a tú médico.
-No deposites todas tus expectativas en los fármacos para eliminar el dolor.
-SIEMPRE informa a otros especialistas de que medicaciones llevas pautadas para otra dolencias.
-Si consumes productos naturales, tenlos en cuenta como creadores de efectos secundarios, no sólo son consecuencias de las medicaciones.
-No los consumas para siempre si tu estado de salud mejora, plantéate junto con tú médico la opción de reducirlo o eliminarlo, según tu estado.

Hablamos de opiáceos

La medicina diagnostica como síndrome de abstinencia cuando se dan los siguientes criterios (si quieres saber si sufres un sindrome de abstinencia

Criterios para el diagnóstico de abstinencia de opiáceos (según DSM-IV)
A.Alguna de las siguientes posibilidades:(1)
-interrupción (o disminución) de un consumo abundante y prolongado (varias semanas o más) de opiáceos
-administración de un antagonista opiáceo después de un período de consumo de opiáceos
B/ Tres (o más) de los siguientes signos y síntomas, que aparecen de pocos minutos a varios días después del Criterio A:
(1) humor disfórico
(2) náuseas o vómitos
(3) dolores musculares
(4) lagrimeo o rinorrea
(5) dilatación pupilar,
piloerección o sudoración
(6) diarrea
(7) bostezos
(8) fiebre
(9) insomnio
B. Los síntomas del Criterio B provocan malestar clínicamente significativo o deterioro social, laboral o de otras áreas importantes de la actividad del individuo.
C. Los síntomas no son debidos a enfermedad médica ni se explican mejor por la presencia de otro trastorno mental.

Recuerda para sufrir un sindrome de abstinencia por opiáceos se debe dar un criterio del apartado A más tres síntomas del apartado B

Es más común sufrir más dolor después de una interrupción a un fármaco opiaceo por lo que el enfermo se encontrará peor y le llevará a la búsqueda de un nuevo análgesico por lo que muchos enfermos pasarán por un “sindrome de abstinencia” y no lo achacarán a la retirada brusca del fármaco. Cuando un enfermo refiere un “sindrome de abstinencia” siempre la mayoría de casos los refiere a un antidperesivo no lo relaciona con un analgésico opiaceo.

Después de diez años al frente de la divulgación y leer cientos de experiencias NUNCA he encontrado a ningún enfermo que haya tenido que pasar por un centro de desintoxicación por la necesidad imperativa de querer seguir tomando opiáceos y menos pedirle que aumente las dosis a sus médicos de forma deliberada.

Hablamos de Benzodiacepinas

El consumo indebido o el abuso de benzodiacepinas ocurren cuando una persona toma este medicamento en dosis diferentes a las prescritas por el facultativo, soliendo ser muy normal la automedicación, ya fuere subiéndose o quitándose la dosis.

Los enfermos adictos a las benzodiacepinas no deben nunca dejar de tomarlos por su cuenta. Los síntomas del síndrome de abstinencia de estas drogas pueden ser muy problemáticos y, en algunos casos, pueden hasta llegar a poner en peligro la vida del enfermo adicto. Resulta imperativo un tratamiento de desintoxicación y de rehabilitación apropiado, estando éste bajo supervisión médica y terapéutica.¹¹

A menudo, el abuso de barbitúricos y benzodiacepinas se produce conjuntamente con el abuso de otras drogas como el alcohol o la cocaína. En estos casos de abuso de varias drogas a la vez, el enfoque del tratamiento debe dirigirse a las diversas adicciones.

¿Contempla la medicina la adicción?

¿Te has sentido víctima de que la medicina te ha creado una adicción? si es así habrás pasado por otra enfermedad requeriendo un tratamiento médico y que está contemplado y regulado medicamente clasificandose dentro del Codigo Internacional de enfermedades como F10-19 Trastornos mentales y del comportamiento debidos al consumo de sustancias psicotropas.³

Veamos que contempla este código:

Trastornos cuya gravedad va desde la intoxicación no complicada y el consumo perjudicial hasta cuadros psicóticos y de demencia manifiestos. Todos ellos son secundarios al consumo de una o más sustancias psicotropas (aun cuando hayan sido prescritas por un médico).³

¿Cómo se diagnóstica médicamente una adicción?

Muchos de los que consumen sustancias psicotropas no se limitan a una sola. No obstante, la clasificación diagnóstica del trastorno debe hacerse, cuando sea posible, de acuerdo con las sustancias (o de la clase de sustancias) consumidas más importantes.

Por ello, en caso de duda, hay que tener en cuenta la sustancia o el tipo de sustancia que causa el trastorno presente en el momento y aquella que se consume con más frecuencia, en especial cuando se trata de un consumo continuo o cotidiano.

Únicamente en los casos en los que el consumo es errático e indiscriminado o en los que se recurre a una mezcla inseparable de diferentes sustancias, debería codificarse en F19, trastornos mentales y del comportamiento debidos al consumo de múltiples sustancias psicotropas o de otras sustancias psicotropas. Si se hubiera identificado el consumo de varias sustancias concretas, todas ellas deben ser codificadas.³

Fibromialgia Noticias no tiene intereses creados en ninguna farmacéutica, desde este espacio se divulga para dar a conocer la enfermedad y apoyar al paciente intentando que obtenga las máximas herramientas disponibles para manejar libremente su enfermedad.

¹http://www.forumclinic.org/depresi%C3%B3n/noticias/antidepresivos-y-s%C3%ADndrome-de-discontinuaci%C3%B3n

²http://www.medynet.com/usuarios/jraguilar/Manual%20de%20urgencias%20y%20Emergencias/mono.pdf

³http://www.psicomed.net/cie_10/cie10_F10-F19.html

¹¹http://www.helpadicciones.com/consecuencias-abuso-benzodiacepinas
5/5 (5)

Valora esta información