Cuando leí el titulo, no lo pensé dos veces, fibromialgia sueños rotos….Gala me confió sus esperanzas; Esperanzas de dar a conocer, de mostrar todo lo que había percibido a través de los años con el sufrimiento de su madre.

Fibromialgia sueños rotos

A través de la obra de Gala he visto mi propia experiencia, la mia y la de cientos de afectados que no saben poner palabras, mostrar su sufrimiento…encerrados en una enfermedad/es tan compleja/s que día a día ven como todos sus sueños se convierten en «sueños rotos»

Gracias Gala por poner imágenes y sentimientos al caos de estas enfermedades en Fibromialgia «sueños rotos».

Estas tres enfermedades fibromialgia, sindrome de fatiga crónica y sensibilidad química múltiple
son enfermedades multisistemicas, quien padece una de ellas con el tiempo puede llegar a padecer una más de una o las tres.

Comparten muchos sintomas, y sólo un especialista en ellas puede elaborar un diagnóstico fiable; por ello el futuro de estas enfermedades pasa a ser agrupadas en Síndromes de sensibilidad central.
Toda la información que se facilita a continuación está escrita para “acercar” estas enfermedades a un conocimiento colectivo, las tres son enfermedades muy complicadas por ser enfermedades multisistemicas ; suponen un continuo reto para el colectivo sociosanitario por lo que los tres escritos carecen de valor médico pero si ofrecen un valor divulgativo para la comprensión de ellas a quien esté interesado en conocer y comprender a grandes rasgos que son;

-Fibromialgia, -Síndrome de fatiga crónica,-Sensibilidad quimica multiple

Fibromialgia

La fibromialgia es una enfermedad que posee una larga historia…desde principio de siglo esta enfermedad es sufrida mayoritariamente por mujeres, ya que la posibilidad de padecerla entre 10 personas en ocho serán mujeres y en dos la padecerán los hombres. Por ello se cree que está implicado el sistema hormonal.

En la enfermedad el síntoma que prevalece es el dolor continuo, constante díficil de tratar ; va acompañada de otros síntomas que puede ir apareciendo desde un principio o declararse a lo largo de la enfermedad. La fibromialgia es crónica y puede llegar a ser incapacitante unda a otras enfermedades asociadas.

Síntomas

El síntoma que prevalece sobre todos es el dolor, dolor que no cesa acompañado de fátiga.
El despertar del afectado se produce con rigidez, siente todo su cuerpo engarrotado acompañado de las sensación de no haber descansado en toda la noche, a ello se une la falta de concentración; la llamada fibroniebla que impide en ocasiones pensar con claridad incapacidad de resolver dos situaciones al mismo tiempo o en una conversación no encontrar las palabras, por lo que produce un desgaste psíquico extenuante y puede que ello le lleve inconscientemente a aislarse en la comunicación por el sobre esfuerzo que ha de realizar.

En cuanto al sueño, también hay afectados que pueden experimentar insomnio; ya sea por esta situación o por la rigidez; al despertarse el afectado no consigue alcanzar el estado en el que el sueño sea reparador.

Son frecuentes las infecciones de orina, la incontinencia urinaria…la inflamación de la pared de la vejiga conocida como cistitis instersticial. Los ciclos mesntruales se pueden vivir con mayor dolor, y las relaciones sexuales pueden llegar a ser dolorosas.
Es común que la fibromialgia vaya asociada al síndrome del colon irritable alternando deposiciones blandas con estreñimiento y meteorismo y/o dificultad para tragar.

El dolor en la pared torácica también es otro de los síntomas comunes.

Se puede padecer hormigueos en las piernas o en las manos que se denominan parestesias.
El sindrome de piernas inquietas va unido a esta enfermedad en múltiples ocasiones y se trata de un movimiento involutario en las piernas cuando se está acostado, sintoma que puede llegar a molestar muchisimo al paciente y a su propia pareja.

El desequilibrio también es otro de los sintomas asociados; molestar la luz, no tolerar los ruidos o/y olores son otros de los sintomas desencadenados por una hipervigilancia del sistema nervioso, reacciones alergicas como estornudos, rinitis, sarpullidos síntomas alérgicos que luego en las analiticas no refleja el sistema inmune alterado.
Hinchazon en las manos, sensación que no es real y que no se asemeja a otras condiciones inflamatorias como la artritis y cuyo origen es desconocido.

La depresión y la ansiedad han sido siempre las eternas condiciones discutidas por el paciente y al cual el médico normalmente achaca todos los anteriores síntomas…condiciones que han sido demostradas cientificamente que no son el origen de la enfermedad y que en caso de que aparezcan si deben ser debidamente tratadas.

Por todos estos síntomas existe una discusión científica sobre el origen de la enfermedad ; su origen en el sistema nervioso central, en el sistema hormonal, la influencia de los factores genéticos hereditarios. Todo ello lleva a la comunidad científica a considerar la fibromialgia
como una enfermedad compleja y en la que se requiere tratamiento formado por un equipo multidisciplinar.

Tratamiento

La fibromialgia NO TIENE CURA. Todo el tratamiento va dirigido a conseguir una mejor calidad de vida y dependerá de los sintomas que tenga el paciente.Es una enfermedad oscilante en el tiempo se alternan etapas de mejoría con etapas de empeoramiento.

Lo primero que debe a aprender el paciente es que le causa dolor en que momentos se desencadena por sistema, conduciendo, levantando peso, entonces observando estas situaciones y evitandolas tendrá mayor posibilidad de sufrir menos, ha de ser consciente que deberá cambiar su estilo de vida eliminando todas aquellas situaciones que desencadenen crisis de dolor, esto unido a bajar el ritmo e intentar hacer una vida alternando pausas para poder controlar la enfermedad.

El tratamiento con fármacos

fármacos antidepresivos dados para intentar regular el desequilibrio neurológico que existe y crear un efecto de analgesia, esto unido a analgésicos para el dolor, que pueden oscilar desde el paracetamol hasta los morficos y por último los relajantes musculares. El tramadol junto al paracetamol es unos de los más “efectivos” que consigue mejores resultados.

Medicamentos antiepilepticos como Lyrica y otros, en un tanto por ciento bajo de afectados se consigue con los efectos analgésicos de estos fármacos paliar el dolor.

Hay que tener en cuenta que estos tratamientos deben ir unido a técnicas rehabilitadoras lo más personalizadas posibles ya que hay afectados que con estiramientos encuentran mejoría y otros empeoran, al igual que sucede con la hidroterapia, es necesaria la personalización del ejercicio fisico para lograr el éxito en el tratamiento rehabilitador. El agua por debajo de 36º debe ser descartada.

Aun así hay pacientes que empeoran, no encuentran mejoria ni con el tratamiento farmacológico ni con el rehabilitador, cuando la medicina ha agotado todas sus posibilidades entonces en cuando el afectado vive la enfermedad con la máxima crueldad la que otorga el dolor díario.

Tratamientos alternativos

no existe ninguna evidencia cientifica demostrada de que sean efectivos para la enfermedad de fibromialgia.La experiencia de los pacientes con este tipo de tratamientos es muy variada y no existe ninguna que ofrezca una significativa ayuda en la mejoría de calidad de vida del paciente.

Dentro de el tratamiento y un factor muy importante es que el afectado sea comprendido por su entorno más próximo, el apoyo de la familia es primordial para sobrellevar la enfermedad día a día…el síntoma que mas duele al colectivo de afectados de fibromialgia es la incomprensión de sus seres más cercanos.

Por ser una enfermedad que alterna la mejoria con la recaida en días o incluso a lo largo del día es una enfermedad en el que se sufre con mayor virulencia el despido laboral y es objeto de acoso, dejando a los afectados completamente desprotegidos. Por Fibromialgia Noticias

Claudia Florentín, Argentina, Diciembre 5, 2006

Se dice que fue la más grande catástrofe de este tipo, pero a diario la contaminación por plaguicidas va envenenando el agua, la tierra y matando de enfermedades terribles y demasiadas veces silenciosas a los seres humanos y los animales.

El mundo ya no es el mismo desde que se impuso la agricultura modelo revolución verde (monocultivos y agro tóxicos), y más desde las semillas transgénicas o modificadas por ingeniería genética, que toleran la acción de herbicidas (como la soja «Roundup Ready-RR de Monsanto resistente al herbicida glifosato) o productoras ellas mismas de su propio insecticida (como las variedades Bt que producen la toxina del Bacillus thuringiensis para el control de algunos insectos plaga).
Estos cultivos transgénicos contribuyen cada vez más al crecimiento de intoxicaciones y muertes en el campo, a la destrucción de la biodiversidad y a la contaminación ambiental y de los alimentos que consumimos.

Hace unos meses en Argentina, ante el avance de esta realidad, se inició la campaña «PAREN DE FUMIGAR» que tiene como objetivo contactar a personas preocupadas y/o afectadas por el uso indiscriminado de agro tóxicos en áreas urbanas que provocan daños en la salud y el medio ambiente.

La creciente expansión de la soja RR ha barrido con los cinturones verdes productivos que oficiaban como barreras frente a los impactos de la agricultura que rodea a los pueblos. Estos corredores estaban constituidos por montes nativos, frutales o de leña, criaderos de animales pequeños, tambos y chacras de pequeños agricultores.

Los testimonios de los pueblos evidencian la poca información y conciencia de los productores y las instituciones gubernamentales en los problemas generados por la apuesta a un cultivo “rentable” en desmedro de la protección del medio ambiente y de la salud humana. En la actualidad, la Argentina posee 15,5 millones de hectáreas sembradas con soja transgénica y consume 160 millones de litros de glifosato por año

Ahora los monocultivos de soja, con su fuertes precios en el mercado oriental, sobre todo, son una irresistible tentación y sus hojas llegan a las calles de las pueblos semirurales o a las orillas de las rutas, mientras las fumigaciones aéreas impactan en forma directa sobre las poblaciones. Las máquinas fumigadoras se guardan y se lavan dentro de las zonas urbanas y los venenos contaminan el agua y sus capas subterráneas.

Los aviones fumigadores son un tema aparte, ya que son utilizados por los medianos y grandes productores, quienes les hacen cruzar zonas pobladas chorreando veneno cuando se dirigen o cuando retornan de sus objetivos.

En la Provincia de Santa Fe, en el litoral argentino, los niños son utilizados como banderilleros-portando banderines en sus brazos, mientras se mantienen quietos en sus lugares- para indicar a las avionetas dónde deben derramar sus tóxicos. Que futuro pueden esperar estos niños y niñas bañados en pesticidas por pocos pesos?

Qué alimentos estamos consumiendo? Qué de las reservas de aguas que son contaminadas día a día? Qué de la desertización y el daño a la tierra que produce la no rotación de cultivos? Quién puede devolver los montes nativos, reserva y fuente de vida para la diversidad de nuestras tierras?

La alternativa viable es la agricultura basada en prácticas ecológicas y ancestrales, que requiere menos consumo de agua y energía y no usa agroquímicos, entre otras ventajas. Es una alternativa real para satisfacer las necesidades de alimentación a nivel global sin necesidad de convertir hábitats naturales a la agricultura y ofrece a pequeños productores y productoras una alternativa de producción, no solo de alimentos sino de cultura y vida digna. Se convierte así en la mejor garantía para alcanzar la Soberanía Alimentaria de los Pueblos, dicen quienes luchan por la vida desde esta trinchera.

Fuentes: ADITAL y Renace

http://www.alcnoticias.org /articulo.asp?artCode=5273 &lanCode=2

Leire Pajín presenta el primer documento de consenso sobre Sensibilidad Química Múltiple realizado en Europa (SQM)

  • El texto recoge toda la evidencia científica disponible sobre este síndrome
    El objetivo principal de este documento es contribuir a un mayor conocimiento de la SQM y facilitar a las y los profesionales sanitarios la toma de decisiones sobre la prevención, el diagnóstico y el abordaje terapéutico de esta dolencia
    La Sensibilidad Química Múltiple es la denominación más utilizada para describir un síndrome complejo que se presenta como un conjunto de síntomas vinculados con una amplia variedad de agentes y componentes que se encuentran en el medio ambiente
    El documento ha sido coordinado por la Agencia de Calidad del Sistema Nacional de Salud y en su elaboración han participado la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria, la Asociación Española de Toxicología y distintos expertos en la materia

Primer documento de consenso sobre Sensibilidad Química Múltiple realizado en Europa

La ministra de Sanidad, Política Social e Igualdad, Leire Pajín, ha presentado hoy el primer documento de consenso realizado en Europa sobre el síndrome de Sensibilidad Química Múltiple (SQM). La ministra ha presentado este documento pionero (tan solo existe una experiencia similar en Australia) en una reunión con el grupo de expertos que ha elaborado el documento y la representación de la Plataforma de las asociaciones de personas afectadas por el síndrome de Sensibilidad Química Múltiple.

El documento recoge toda la evidencia científica disponible hasta el momento sobre este síndrome complejo, que afecta mayoritariamente a mujeres, y que está caracterizado por un conjunto de síntomas heterogéneos vinculados a una amplia variedad de agentes y componentes químicos presentes en el medio ambiente.

Son muchas las lagunas existentes sobre las causas de la SQM, su origen y mecanismos de acción, lo que ha dificultado el desarrollo de una base clínica científica que permita su diagnóstico y tratamiento. Estas dificultades han motivado que las personas afectadas por SQM a menudo se enfrenten a situaciones en las que sus síntomas son confundidos siendo derivadas a diferentes especialistas con el consecuente retraso en el diagnóstico, lo que unido a la no existencia, en la actualidad, de un tratamiento adecuado tiene consecuencias físicas, psicológicas y sociales tanto para las personas afectadas por SQM como para sus familias.

documento de consenso sobre Sensibilidad Química Múltiple

documento de consenso sobre Sensibilidad Química Múltiple

Contribuir a un mayor conocimiento de la Sensibilidad Química Múltiple

Por todo ello, el objetivo de este primer documento es contribuir a un mayor conocimiento de la SQM basado en la mejor evidencia científica disponible y en el consenso entre personas expertas para ayudar al personal sanitario en la toma de decisiones sobre el diagnóstico, abordaje terapéutico, prevención y otros aspectos relacionados con la SQM. Del mismo modo, el documento quiere servir para proporcionar a las y los profesionales sanitarios unas pautas comunes de actuación, de cara a ofrecer una atención integral y multidisciplinar a las personas afectadas y favorecer la sensibilización de la sociedad en general ante este problema de salud.

DOCUMENTO ESTRUCTURADO EN TRES PARTES

El documento presentado hoy ha sido coordinado por el Observatorio de Salud de las Mujeres de la Agencia de Calidad del Sistema Nacional de Salud y en su elaboración han participado, además, de otros departamentos del Ministerio, distintos expertos en la materia, así como la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria, la Asociación Española de Toxicología y la Agencia de Evaluación de Tecnologías Sanitarias del Instituto de Salud Carlos III y Guía Salud.

El documento se estructura en tres partes:

1. Descripción del documento: se recogen sus objetivos y metodología de elaboración, búsqueda y revisión de la evidencia, así como herramientas y método para el consenso.
2. Análisis de situación y descripción de la SQM: analiza las características de este síndrome (síntomas, etiopatogenia, comportamiento epidemiológico, manifestaciones y abordaje clínico y terapéutico, etc.) basándose en el mejor conocimiento científico disponible, a nivel nacional e internacional.
3. Conclusiones y recomendaciones: se recogen las conclusiones del documento y recomendaciones al SNS han sido consensuadas respecto al diagnóstico, tratamiento e investigación en esta materia, y relativas también a la formación de profesionales y sistemas de información sanitaria.

PRINCIPALES CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES

El documento establece por primera vez de forma consensuada la definición de caso de SQM y los criterios diagnósticos. Así, se define caso como la persona que con la exposición a agentes químicos ambientales diversos a bajos niveles presenta síntomas reproducibles y recurrentes que implican a varios órganos y sistemas, pudiendo mejorar su estado cuando los supuestos agentes causantes son eliminados o se evita la exposición a ellos.
El texto también establece recomendaciones para ayudar en el diagnóstico (anamnesis, explotación física, pruebas complementarias y herramientas de apoyo), así como para el abordaje terapéutico. No obstante, existe un consenso acerca de que la SQM no tiene un tratamiento específico pues se desconoce su etiopatogenia (aunque se sugiere un origen multifactorial) y no existe evidencia científica sobre la eficacia de los distintos tratamientos farmacológicos y no farmacológicos.

En este sentido, el documento, -que puede consultarse en la página web del Ministerio (enlace al final de la nota de prensa)-, considera como la medida más eficaz evitar la exposición a las situaciones advertidas como desencadenantes del cuadro clínico. Al no existir por ahora tratamiento curativo, las intervenciones terapéuticas deben encaminarse a mejorar la sintomatología y mejorar la calidad de vida.

Características especiales que exige el manejo de pacientes con SQM y su entorno

Además, de cara a mejorar la atención sanitaria se resalta la importancia que tiene que el personal de medicina, enfermería, trabajo social y el resto de personal de los servicios sanitarios (auxiliares, personal de limpieza, etc.) conozca las características especiales que exige el manejo de pacientes con SQM y su entorno. Al respecto el documento también ofrece un algoritmo de actuación sanitaria.

Asimismo se establecen recomendaciones generales en promoción de la salud, formación de profesionales, en los sistemas de información sanitaria, en la investigación, en el acceso a información de calidad y en la coordinación multisectorial.
El DOCUMENTO DE CONSENSO sobre Sensibilidad Química Múltiple 2011 se puede consultar en la página del Ministerio, en el apartado del Plan de Calidad, dentro del espacio del Observatorio de Salud de las mujeres:
documento de consenso sobre Sensibilidad Química Múltiple
Fuente | Asquifyde

«Determinados compuestos de los perfumes provocan cambios en el equilibrio hormonal del organismo»
NICOLÁS OLEA CATEDRÁTICO DE MEDICINA DE LA UNIVERSIDAD DE GRANADA C. JIMÉNEZ

El cáncer de mama y factores ambientales su relación

Nicolás Olea es uno de los puntales de la medicina ambiental en España. Ha estudiado mucho sobre los efectos de determinados compuestos químicos en enfermedades como el cáncer de mama. Y sabe del peso que tantas sustancias contaminantes que imitan a las hormonas pueden tener sobre la enfermedad. Cuando habla no deja indiferente a nadie. La exposición a sustancias contenidas en pesticidas, plásticos y cosméticos son tres los factores que él asocia al incremento de esta patología.

Cancer de mama y factores ambientales

Cancer de mama y factores ambientales

-¿Qué es lo que lleva a un médico a analizar los factores ambientales que intervienen en el cáncer de mama?

-En el 82 me fui a Boston para estudiar el cáncer de próstata. Tenía que hacer un test y no me salía una prueba bien. Fue un fracaso completo, creían que había contaminado el laboratorio y el problema era que los tubos de plástico donde guardaba los sueros de los enfermos se estrogenizaban. Empezamos a tirar del hilo y vi que el plástico era el que estaba interfiriendo en mi trabajo.

-¿Qué efecto tiene la exposición a esas sustancias sobre la salud humana?

-Lo que se presentó inicialmente como una hipótesis curiosa cada vez está más consolidada y es que la exposición química ambiental de la población normal es muy importante en cuanto a cantidad de compuestos químicos, variedad y frecuencia. Muchos de esos compuestos, clasificados durante años como inertes, pueden actuar de forma combinada y tener un efecto hormonal.

-¿Qué compuestos son?

-Son muy diversos: pesticidas antiguos, componentes de los plásticos, cosméticos… Una exposición prolongada y en bajas dosis pueden provocar un efecto «cóctel» sobre la salud humana.

-¿Qué evidencias hay?

-En especies animales es llamativo y abrumador: el cambio de sexo en los peces del río Ebro y el desarrollo de pena en las hembras de moluscos de las rías gallegas. Cuando esas alteraciones ambientales hormonales pasan a la especie humana se relaciona con problemas en el desarrollo de los niños: cada vez vemos más casos de cáncer testicular, que era uno de los menos frecuentes. En la mujer toda la atención está en cáncer de mama y cómo la exposición química ambiental contribuye, junto con otros factores, a elevar las cifras de incidencia. Los talatos, por ejemplo, sin disruptores endocrinos, actúan cambiando el equilibrio hormonal del organismo.

-¿Dónde está el peligro?

-No es una cuestión de exponerse a uno o dos compuestos muy tóxicos sino que ahora es la exposición generalizada de la población a niveles bajos. Se considera que desde el año 1900 hasta ahora la sociedad industrial ha desarrollado unos 114.000 compuestos químicos; eso en el censo más cauto. Esos compuestos no tenían parangón en la naturaleza y la actividad hormonal ligada a ellos es de unos 600. Es una pieza más en el desarrollo el cáncer de mama.

Cancer de mama y factores ambientales

síntomas cancer de mama

-¿Alguna recomendación?

-La adherencia de los perfumes a la piel está basada en los talatos, que se absorben y se incorporan al organismo. Es igual que cuando una mujer embarazada se echa crema por la barriga: alguien le va a tener que decir algo alguna vez. En esos momentos la susceptibilidad hormonal del organismo es altísima. En protectores solares hay que buscar cremas basadas en minerales, son más feas porque dejan una capa blanca sobre la piel pero no tienen química. Sobre todo, hay que incidir durante el embarazo dando consejos y mensajes muy sencillos.

-¿Se puede evitar la exposición a esos compuestos?

-Los grandes factores de protección contra el cáncer de mama en la serie estudiada en la Universidad de Granada es parir antes de los 19 años, tener más de cuatro hijos y acumular 36 meses de lactancia, que es el perfil de las abuelas de ahora. Pero no vamos a aconsejar que se cambien los patrones de la vida moderna en salud reproductiva. Lo que sí está claro es que el primer factor de riesgo prevenible es la exposición química ambiental.

-¿Qué me dice de los pesticidas y de los plásticos?

– Hay gente que ha optado por la agricultura ecológica. No hay evidencias de que ofrezca mejores productos pero sí es cierto que supone una menor exposición porque no ha habido un tratamiento químico. El uso de plásticos alimentarios también representa un porcentaje importante de exposición a compuestos químicos. El compuesto más frecuente en la sangre del americano medio en los años 60 fue el DDT (dicloro difenil tricloroetano) Hoy el más abundante son los plásticos de las sartenes de tefal. Todo ese invento de incorporación de plásticos a nuestras vidas tiene un precio.

-¿Cuándo va a actuar la Administración?

-Nunca. Probablemente no tiene capacidad, pero tampoco tiene valor para hacerlo público, creen que todo esto es alarma socia. La Administración no es un árbitro en salud humana, debe estar siempre de parte de quien representa y debe ser valedora de la salud de la gente, además de ser completamente cauta y anticipadora.

-¿Qué propone?

-La Administración cree que controla, ha centrado todo el gasto en el diagnóstico precoz y en el tratamiento pero al final hay que empezar a incorporar el discurso de la prevención en la medicina. Hasta ahora la evaluación de riesgos se ha basado en la demostración del daño, esto es, que alguien tiene que fastidiarse antes para alguien decida. Dice la Unión Europea que las decisiones deberían estar basadas en el principio de precaución o cautela.

Nicolás Olea

Es catedrático de Medicina Interna en la Universidad de Granada y coordinador de Investigación del Hospital Clínico de Granada. Su especialidad es la radiología y la oncología. Terminó la carrera de Medicina en 1977 y lleva 33 años en el ejercicio de la profesión, 14 de ellos como catedrático universitario. Trabaja en investigación en el cáncer de mama. En 1982 se fue a estudiar a Bruselas para profundizar en este campo. De allí dio el salto a EE UU y comenzó a investigar en Boston sobre cáncer de próstata.

Un estudio de laboratorio fallido le llevó a estudiar los efectos que tiene sobre la salud humana la exposición continuada a diferentes sustancias químicas. Anteayer participó en el curso de formación organizado por la unidad de mama Bruno Salvadori del Hospital de Cabueñes a para hablar sobre «Xenoestrógenos y cáncer de mama»

Como comer las frutas y verduras sin pesticidas.

Guía sencilla para comer sin pesticidas

Hoy en día, es difícil determinar cuáles productos son realmente sanos para la salud. Aunque nos hayamos comprometido a comer más verduras y frutas, aún podemos estar poniendo en riesgo nuestra salud, en este caso por causa de pesticidas.

Los pesticidas son químicos tóxicos diseñados para matar pestes y plagas incluyendo insectos, hongos, y maleza. El uso de pesticidas ha aumentado significativamente en últimas décadas para aumentar la producción de alimentos. Sin embargo, los pesticidas vienen con un alto costo.

Se reconoce que los niños son más vulnerables a los efectos de los pesticidas debido a que sus cuerpos son más pequeños y están en proceso de crecimiento. En algunos casos, la exposición infantil a los pesticidas puede causar graves daños a la salud.

Un análisis reciente en la revista Pediatrics concluyó que la exposición a niveles elevados de pesticidas comunes puede aumentar las probabilidades de trastornos de atención en los niños.

Y mientras el gobierno dice que comer pesticidas en cantidades pequeñas no nos hace daño, hay que reconocer que estos químicos están diseñ;ados para matar pestes y como tales pueden tener impactos a la salud.

La exposición a pesticidas también puede aumentar el riesgo de ciertos tipos de cáncer, así como abortos espontáneos y defectos de nacimiento. Los niños son particularmente susceptibles a esas sustancias químicas dañinas.

frutas y verduras sin pesticidas

Hay alternativas.Como comer frutas y verduras sin pesticidas

Productos orgánicos: ¿valen la pena?

Los alimentos orgánicos protegen los terrenos y la salud. Sin embargo, como requieren más trabajo manual para controlar las pestes, en vez de solo aplicar pesticidas, a veces son más costosos.

Sencillamente, no es necesario comprar todo orgánico. En vez, es mejor aprender cuáles frutas o vegetales son los que más absorben pesticidas y solo comprar orgánicos aquellas frutas y verduras.

Otra alternativa es hacer huertas en los patios de nuestras casas, esto nos da control para producir nuestros vegetales y frutas de una forma natural y más sana y además ayuda a reducir el costo.

El grupo Environmental Working Group determinó que al evitar las 12 frutas y verduras más contaminadas con pesticidas puedes reducir la cantidad de pesticidas que ingieres casi un 80 por ciento si optas por la versión orgánica de estos.

Apio (Celery)
Fresas (Strawberries)
Arándanos (Blueberries)
Espinaca (Spinach)
Col rizada (Kale)
Cerezas (Cherries)
Uvas (Grapes)
Melocotones (Peaches)
Manzanas (Apples)
Nectarinas (Nectarines
Pimentones, morrones (Sweet bell peppers)
Col silvestre (Collard greens)
Papas (Potatoes)
Lechuga (Lettuce)

Las siguientes frutas y verduras no contienen altos niveles de pesticidas. Por lo tanto, no es tan importante comprar la versión orgánica:

Cebolla (Onions)
Maíz dulce (Sweet corn)
Mango
Guisantes dulces (Sweet peas)
Kiwi
Berenjena (Eggplant)
Sandia (Watermelon)
Batata, boniato (Sweet potatoes)
Aguacate, palta (Avocado)
Piña (Pineapple)
Arvejas (Peas)
Esparragos (Asparagus)
Repollo (Cabbage)
Melón (Cantaloupe)
Toronja, pomelo (Grapefruit)
Cebolla blanca (Sweet onions)

¿Lavar los alimentos remueve los pesticidas?

Todas las frutas y verduras, orgánicas o no, deben ser lavadas antes de comer. Sin embargo, lavar frutas y verduras cultivadas con pesticidas no necesariamente te ayudarán. Incluso, en el análisis en el cual se basa esta lista, las pruebas de plaguicidas fueron realizadas después de que la comida había sido lavada por el USDA. Además, aunque algunos plaguicidas se encuentran en la superficie de los alimentos, otros plaguicidas pueden ser absorbidas a través de las raíces y en la planta y no se puede eliminar.

Pelar algunos alimentos o cocinarlos a veces ayuda a eliminar algunos pesticidas.

Guia por NRDC es una organización nacional sin ánimo de lucro de científicos, abogados y especialistas dedicados a la protección de la salud pública y el medio ambiente. NRDC tiene más de 1.3 millón de miembros y activistas en Internet. La Onda Verde es la voz latina de NRDC creada para informar a la comunidad de habla hispana sobre temas ambientales.

Primera incapacidad absoluta por sindrome químico múltiple y Fibromialgia concedida  por accidente medioambiental

Según informa hoy el Colectivo Ronda, la asesoría jurídica de I.M, la persona que se vio afectada por el suceso, el fallo señala que el accidente ambiental generó una emanación de sustancias químicas producidas por la mezcla de varios componentes residuales industriales que provocaron una fuerte migraña en la víctima y más tarde una manifestación de los síntomas de fatiga crónica en grado 3, fibromialgia y síndrome de sensibilidad química múltiple.

Incapacidad absoluta por sindrome químico múltiple

na sentencia que reconoce por primera vez que la incapacidad absoluta por sindrome químico múltiple y fibromialgia

Por ello, el juez ha concedido la incapacidad permanente absoluta retroactiva con derecho a una pensión vitalicia del 100% de la base reguladora (1.450,95 euros).

Los abogados de este colectivo, que han manifestado su satisfacción por la sentencia, han anunciado además que presentarán una querella criminal contra el alcalde y el edil del Ayuntamiento de L’Ametlla del Vallès «por haber actuado con irresponsabilidad con consecuencias graves para la salud de las personas y del medio ambiente».

Los hechos ocurrieron en 2008, cuando unos vecinos de la calle Tramuntana de L’Ametlla notaron un fuerte olor a productos químicos y residuales, atribuidos a la puesta en funcionamiento de la estación de bombeo situada en Màs Fàbrega, en el polígono Industrial Monguit.

«Por razones que cuesta entender, se había tomado la decisión de conectar los residuos industriales con componentes químicos y animales en el alcantarillado de la urbanización», recuerdan los responsables del Colectivo Ronda en el mismo comunicado.

I.M. tuvo que cogerse la baja por fuertes migrañas e infección de las vías respiratorias

Días después, I.M. tuvo que cogerse la baja por fuertes migrañas e infección de las vías respiratorias, y más tarde comenzó a tener síntomas de fibromialgia, «que como ocurre en estos casos de intoxicaciones químicas le han dejado totalmente invalidada».

Jaume Cortes, abogado del colectivo Ronda y experto en prevención laboral y enfermedades ambientales, en vez de presentar el caso como accidente laboral, reclamó la declaración de accidente ambiental, declaración que por primera vez se concede en una sentencia de estas características, según este grupo de abogados.

Síndrome químico múltiple criterios diagnósticos síntomas

En la enfermedad de las Sensibilidades Químicas Múltiples la persona afectada pierde la tolerancia a sustancias químicas presentes en el medio ambiente y que habitualmente son toleradas por otras personas. Por eso se considera una patología de “dosis bajas”97.

Esta patología se desencadena en personas con una predisposición genética similar a la de la FM y el SFC98 a partir de la exposición a sustancias químicas, casi siempre en concentraciones que no son consideradas tóxicas por la toxicología clásica.

Definición y diagnóstico SQM

Los seis criterios consensuados para definir y diagnosticar las Sindrome quimico múltiple, y conocidos como los “Criterios de Bartha” se establecieron en 1989 y se revisaron en 1999/99:

Criterios de Bartha para diagnóstico SQM

1. La condición es crónica.
2. Los síntomas se reproducen con una exposición química repetida.
3. Los síntomas se reproducen como el resultado de exposiciones a niveles más bajos que los previamente tolerados.
4. Los síntomas aparecen frente a múltiples sustancias sin relación química.
5. Los síntomas mejoran o se resuelven cuando las sustancias químicas incitantes son eliminadas.
6. Están afectados múltiples órganos del cuerpo.

Síntomas del Síndrome Químico múltiple

Los síntomas de las SQM pueden ser desde leves hasta graves y discapacitantes100.

Los más comunes son: fatiga101, afectación cognitiva (problemas de memoria, falta de concentración, etc.)102, dolor muscular y problemas gastrointestinales103.
Otros síntomas incluyen: problemas respiratorios, dermatológicos, cefaleas, sensibilidad visual y auditiva y muchos otros104.

Relación SQM y enfermedades autoinmnes

Aparte de estos síntomas invalidantes, las personas con SQM tienen un alto riesgo de
desarrollar enfermedades autoinmunes de la tiroides105 y otras como el lupus, la artritis reumatoide o la esclerosis múltiple.
Una posible señal de que la persona podría tener Sindrome quimico múltiple es que percibe olores que el resto de la población no huele.

Síndrome químico múltiple Criterios diagnósticos Síntomas

Prevalencia

La prevalencia de esta enfermedad varía según su severidad. La forma más grave afecta al 0,75% y la leve al 12% de la población106 y se constata que la prevalencia de esta enfermedad está en aumento debido a la creciente presencia de tóxicos en la vida cotidiana. 100

Sustancias químicas que desencadenan el síndrome químico múltiple

Las investigaciones demuestran que las sustancias químicas que desencadenan las SQM incluyen pesticidas107, perfumes108, suavizantes109, productos domésticos de limpieza, ropa y materiales de construcción110 y, especialmente, en los espacios interiores, ambientadores111.

Qué no es SQM

Las SQM son diferentes de las alergias. Las alergias son una reacción inmunológica mientras que las SQM son una reacción multisistémica en la que el Sistema Nervioso Central desempeña un papel fundamental.

SQM, Fibromialgia y SFC

Las SQM se solapa con la fibromialgia y el SFC-EM, de forma que muchas de las personas que tienen estas dos enfermedades también tienen un problema de sensibilidad química112. Hay que tener en cuenta esta coincidencia a la hora de recetar medicamentos.
Como en los casos de la fibromialgia y en el SFC-EM, en las SQM la bioquímica del paciente está alterada113, lo que aumenta la complejidad de esta enfermedad.
Para no empeorar, las personas con Sindrome quimico múltiple o FM y SFC-EM con SQM añadido necesitan eliminar la mayor cantidad posible de productos químicos de su entorno y su dieta.

Difícil control SQM

Dado que la presencia de productos químicos es difícil de controlar fuera del hogar, las personas con SQM tienden a quedarse bastante tiempo encerradas en sus casas y tienen muchas limitaciones respecto a donde pueden ir. Aunque es recomendable que las personas con SQM lleven puesta una mascarilla de filtro de carbón fuera de sus casas, no es suficiente para protegerlas de los tóxicos. Este aislamiento es además, como lo define el gobierno canadiense, un grave ataque a los derechos humanos de la persona con SQM114

Referencias

97 Arnold P (2009). Arnold P. Pequeñas causas, grandes repercusiones: sensibilidades químicas múltiples (y fibromialgia y SFC). Biorritmos (17); 2009.
98 Bell IR, Baldwin CM, Schwartz GE. Illness from low levels of environmental chemicals: relevance to chronic fatigue syndrome and fibromyalgia. Am J Med. 1998;105:74S-82S.
99 Multiple chemical sensitivity: a 1999 consensus. Arch Environ Health. 1999 May-Jun; 54(3):147:9.
100 Ziem G, McTamney J (1997). Profile of patients with chemical injury and sensitivity. Environ Health Perpect.
1997 March; 105 (Supple 2): 417-436.
101 Heuser G, Wodjani A, Heuser S. Diagnostic markers in chemical sensitivity. En: National Resaearch Council.
Multiple Chemical Sensitivities: Addendum to Biologic Markers in Immunotoxicology. Washington DC:National Academy Press; 1992.

102 Bolla KI. Neuropsychological evaluation for detecting alterations in the central nervous system alter chemical exposure. Regul Toxicol Pharmacol. 1996; 24(1 pt 2):S48-51.

103 Bell IR, Baldwind CM, Schwartz GE. Illness from low levels of environmental chemicals: relevance to chronic fatigue syndrome and fibromyalgia. Am J Med. 1998;105:74S-82S.
104 Baldwin CM, Bell IR. Increased cardiopulmonary disease risk in a community-based simple with chemical odor intolerante: implications for women’s health and health-care utilization. Arch Environ Health. 1998;53:347-353.
105 Sobel ES, Gianini J, Butfiloski EJ, Croker BP, Schiffenbauer J, Roberts SM. Acceleration of Autoinmunity by Organochlorine Pesticides in (NZB NZW) F1 Mice. Environ Health Perspect. 2005;113(3):323-8..
106 Caress SM & Steinemann AC. A national population study of the prevelance of multiple chemical sensitivity. Arch Environ Health. 2004 Jun;59(6):300-5.
107 Beard J, Sladden T, Morgan G, Berry G, Brooks L, McMichael A. Health Impcats of Pesticida Exposure in a Cohort of Outdoor Workers. Environ Health Perspect. 2003;111(5):724-30.

108 Millqvist E, Bengtsson U, Lowhagen O. Provocations with perfume in the eyes induce airway symptoms in patients with sensory hyperreactivity. Allergy 1999; 54:495-499.

109 Anderson RC, Anderson JN. Respiratory toxicity of fabric softner emissions. J Toxicol Environ Health A. 2000; 26;60(2):121-36.
110 Farrow A, Taylor H, Northstone K, Golding J. Symptoms of mothers and infants related to total volatile organic compounds in household products. Arch Environ Health. 2003; 58(10):633-41.
111 Singer BC, Destaillats H, Hodgson AT, Nazaroff WW. Cleaning products and air freshners: emissions and resulting concentrations of glycol ethers and terpenoids. Indoor Air. 2006; 16(3):179-91.

112 Bell I.R., Schwartz G.E., Baldwin C.M., Hardin E.E. Neural sensitization and physiological markers in multiple chemical sensitivity. Regulatory Toxicology and Pharmacology. 1996; 24(1), pt. 2: S39-S47.

Pall M. Explaining “unexplained illnesses”. Disease Paradigm for Chronic Fatigue Syndrome chronic fatigue syndrome (CFS), Multiple Chemical Sensitivity multiple chemical sensitivity (MCS), Fibromyalgia, Post-Traumatic Stress Disorder, Gulf War Syndrome, and Others. Binghamton, NY: The Hawthorn Press, Inc; 2007.
113 Galland L. Biochemical abnormalities in patients with multiple chemical sensitivities. Occup Med. 1987;2:713-720
114 Sears M. The Medical Perspectiva on Environmental Sensitivities. Canadian Human Rights Comission; 2007. [acceso 2 de noviembre de 2009]. Disponible en: http://www.chrc-ccdp.ca/research_program_recherche/
esensitivities_hypersensibilitee/toc_tdm-en.asp

Extraído de Nuevos retos en la consulta; ¿Qué hacer ante la Fibromialgia, el Síndrome de la Fatiga Crónica-EM y las Sensibilidades Químicas Múltiples?; Manual de comunicación

Nuevos retos en la consulta;¿Qué hacer ante la Fibromialgia, el Síndrome de la Fatiga Crónica-EM y las Sensibilidades Químicas Múltiples?; Manual de comunicación

Manual de fibromialgia, SFC/EM y SQM

Este nuevo manual publicado a fecha de Noviembre de el 2009 ha sido elaborado por Clara Valverde, Iñaki Markez, Cristina Visiers. Para el afectado de estas enfermedades tanto la información como el posterior tratamiento que recibimos es de vital importancia.
Afrontamos de por vida a enfermedades crónicas, altamente desconocidas por quien nos ha de tratar y con escasez en los resultados de los tratamientos.

Por ello un manual de esta envergadura que intenta paliar todas nuestras dudas y acercar al profesional estas enfermedades es algo de vital importancia para nosotros como afectados. Destacar que el trabajo de las tres personas es altruista y el acceso es libre para todo aquel que se muestre interesado en nuestras enfermedades; Fibromialgia, sindrome de fatiga cronica y sensibilidad quimica múltiple.

Objetivos del Manual de fibromialgia, SFC/EM y SQM

«Este manual no pretende reemplazar los libros de texto, los artículos ni los protocolos sobre estas enfermedades. El objetivo de esta publicación, nuestro deseo, es poder animar a los profesionales sanitarios a empezar a conocer estas patologías y, además, a familiarizarse con la realidad de los pacientes que viven con ellas. Y como gran parte del seguimiento de la FM, de las SQM y del SFC-EM depende de la calidad de la comunicación que el profesional lleva a cabo con el paciente5, es muy importante que el profesional se comunique con los pacientes con la mayor eficacia posible y teniendo en cuenta su complejidad.
Este manual pretende ayudar a lograr estos objetivos y facilitar la no siempre fácil tarea de trabajar con las personas que sufren estas nuevas enfermedades.
La falta de tiempo es un factor determinante en el trabajo de todo profesional sanitario. Por eso ofrecemos ideas y herramientas para, en el mínimo tiempo posible, realizar intervenciones cortas que puedan ayudar al paciente con la FM, con el SFC-EM y las SQM.»

Extraido de la pagina Nº 13

Manual de fibromialgia, SFC/EM y SQM

Manual de fibromialgia, SFC/EM y SQM

Profesionales que han intervenido en su elaboración

Clara Valverde

Profesora de enfermería. Formada en Canadá en Enfermería y Counselling, ha trabajado en atención primaria, hospitalaria, salud pública y comunitaria. Especializada en Relación Terapéutica. Experta en la cronicidad del paciente y del profesional, la Medicina Basada en la Narrativa y la Psicología y la filosofía
de la salud. Sus últimos libros son Comunicación Terapéutica en Enfermería (DAE, 2007) y Pues tienes buena cara. El Síndrome de Fatiga Crónica. Una enfermedad políticamente incorrecta. (m-r Ediciones, 2009). Fundadora del Equipo Aquo de formación y supervisión de profesionales sociosanitarios.

Cristina Visiers Würth

Licenciada en Humanidades (UPF, Barcelona). Logoterapeuta (Instituto de Logoterapia y Análisis Existencial de Tübingen, Alemania). Diploma Universitario en Psiquiatría Transcultural (Universidad París XIII). Docente en temas relacionados con la transculturalidad, la relación de ayuda y la logoterapia.
Responsable del ámbito de diversidad, mediación y participación de la Fundació Universitària Martí l’Humà. Cofundadora y Presidenta de la Associació Catalana de Logoterapia i Anàlisi Existencial.

Iñaki Markez

Investigador social. Doctor en Medicina. Psiquiatra en el CSM de Basauri, Bizkaia, en Osakidetza-Servicio Vasco de Salud. Profesor del Máster de Drogodependencias y otras Adicciones de la Universidad de Deusto. Responsable de Ekimen2000. Asesor y miembro de diversas redes de investigación de psicopatología en ámbitos de exclusión (violencia, cárcel, drogodependencias, inmigración, salud pública…) sobre lo cual versan muchas de sus publicaciones. Es miembro de OME-AEN, asociación vasca de salud mental y psiquiatría comunitaria y de Osalde, asociación por el derecho a la salud.

Acceso a Nuevos retos en la consulta; ¿Qué hacer ante la Fibromialgia, el Síndrome de la Fatiga Crónica-EM y las Sensibilidades Químicas Múltiples? Manual de comunicación (Archivo Pdf)

Intolerancias alimentarias e Intolerancia química múltiple. Intolerancias, cuando el organismo dice no

En Medicina, se conoce como intolerancia aquel proceso según el cual, el organismo reacciona adversamente al contacto con una sustancia determinada, de manera que el mismo produce una determinada reacción física que puede llegar a provocar incluso la muerte. Las alergias respiratorias, las intolerancias alimentarias o la intolerancia química múltiple son claros ejemplos de cómo, en ocasiones, nuestro organismo rechaza sustancias aparentemente inocuas.

Intolerancias alimentarias e Intolerancia química múltiple

Alergias

El Doctor Enrique Martí Guadaño es Jefe del Servicio de Alergología de la Clínica CIMA y cuenta con una dilatada experiencia en el estudio y tratamiento de todo tipo de alergias, que no son más que una reacción inmunológica alterada. Como afirma el Doctor Martí Guadaño, “existe una alergia cuando el sistema inmunitario no reconoce como normal el contacto con una sustancia determinada”. Para llegar a la conclusión de que el organismo rechaza el contacto con una sustancia existe toda una batería de pruebas y análisis, totalmente indoloros, que ayudan a identificar el origen de la reacción adversa.

Intolerancias alimentarias e Intolerancia química múltiple

Actualmente entre un 25 y un 30% de la población occidental padece algún tipo de alergia, cifra que ascenderá al 50% para el año 2015, según previsiones del Instituto Karolinska. Esto convierte a la alergia en uno de los problemas de salud más acuciantes del llamado Primer Mundo.

Como recuerda Enrique Martí, “no todas las alergias tienen la misma gravedad, ni afectan de igual modo. Existen grados que van desde la levedad más simple a la gravedad más extrema, cuando el contacto con una sustancia puede producir la muerte.

Tipos de alergias

Dentro de las alergias, las más frecuentes son las llamadas respiratorias, y entre éstas la Rinitis y el Asma. Las causas de estas afecciones son diversas, aunque entre las más comunes pueden encontrarse los ácaros, presentes en el polvo; los diferentes pólenes; las epiteliales (pelo) de animales domésticos, sobre todo gatos y perros; y los hongos presentes en la humedad ambiental.

8 de cada 10 alergias es respiratoria, las otras 2 se reparten entre alimentarias, medicamentosas y por picaduras.Una persona de cada 150 padece de intolerancia al gluten, presente en los alimentos compuestos de trigo, cebada, avena o centeno

Rinitis

La Rinitis es una inflamación de los conductos nasales que se concreta en estornudos múltiples y continuados, gran cantidad de mucosidad con presencia de hidrorrea (molesto goteo nasal), y picor de nariz. El Asma por su parte, se caracteriza por una dificultad para respirar, con una sensación de falta de aire. Con un tratamiento adecuado esta afección es reversible en la mayoría de casos.
El diagnóstico de las alergias se realiza en base a un completo historial clínico y a una serie de pruebas cutáneas de contacto con diversas sustancias. En unos 20 minutos se tiene el resultado, que se completa con análisis para observar la presencia de inmunoglobulinas anómalas.

Tratamientos de las alergias

Una vez detectada la alergia, el primer paso terapéutico es evitar todo contacto con la sustancia que la provoca, cosa que en algunos casos, como alergias alimentarias o medicamentosas es relativamente sencilla, pero que en las respiratorias no lo es tanto. Además de evitar el contacto, la terapéutica también cuenta con toda una serie de medicamentos que contribuyen a evitar los efectos de la alergia. Entre éstos se encuentran los antihistamínicos, los broncodilatadores y los antiinflamatorios.

En este sentido, los medicamentos son cada vez más efectivos y seguros, mejorando notablemente la calidad de vida del paciente. El único tipo de tratamiento que puede variar el curso de la enfermedad es, sin embargo, la vacuna. Eso sí, siempre que la causa esté identificada y el alergólogo la crea necesaria.

Predisposición genética

Sobre la predisposición genética a padecer una alergia, el Doctor Martí Guadaño sostiene que “existen determinados grupos familiares más predispuestos a padecer problemas alérgicos”.

A pesar de ello, recuerda también que “no existe hoy por hoy prueba alguna que determine fiablemente si hay predisposición a padecer una alergia determinada, aunque sí que existen indicadores”. Es cierto que se están llevando a cabo en la actualidad diversos estudios genéticos para determinar factores como el “gen del asma”, que permita prevenir si una persona puede llegar a padecer dicho problema. Como se ha comentado, las alergias respiratorias son mayoritarias, de hecho, de cada 10 alergias, 8 son de este tipo.

Las otras 2 se reparten entre alimentarias, medicamentosas o por picaduras.

Las intolerancias alimentarias

Como apunta el Doctor Modesto Varas, Jefe del Servicio de Aparato Digestivo de CIMA, cabe distinguir dos grupos dentro de las llamadas intolerancias alimentarias; por un lado las alergias a determinados alimentos o intolerancias alimentarias propiamente dichas, entre las que destacan la intolerancia a la lactosa y al huevo; y la celiaquía o intolerancia al gluten.

Esta diferenciación se debe a una cuestión capital, “la celiaquía, a diferencia de las intolerancias alimentarias, produce una afectación del organismo en forma de atrofia del intestino”, señala el Doctor Varas.

La enfermedad celíaca, en personas predispuestas genéticamente, está producida por una reacción alérgica del intestino al gluten (gliadina), proteína que se encuentra en los alimentos que contienen trigo, cebada, centeno o avena. Su prevalencia es de 1/150. Es una enfermedad de por vida, aunque el diagnóstico se realiza tardíamente, frecuentemente en la edad adulta. Los síntomas clásicos incluyen pérdida de peso, distensión abdominal, gases, diarreas (por mala absorción intestinal), anemia ferropénica, osteoporosis, debilidad y abortos recurrentes

Se estima que entre un 30 y un 50% de la población “sana” sufre intolerancia a la lactosa, la alergia alimentaria más común

Celiaquia

La celiaquía puede diagnosticarse con análisis de sangre (anticuerpos como el Antiendomisio y la Transglutaminasa tisular que poseen muy buena sensibilidad y especificidad); pero es necesario examinar una muestra de tejido intestinal, obtenida por endoscopia (biopsia) para confirmar el diagnóstico histológico.

La celiaquía es una enfermedad crónica tanto en el niño como en el adulto, pero la salud es buena si se sigue una dieta estricta sin gluten; los alimentos que deben evitarse incluyen aquellos que contienen harina de trigo como el pan y sus derivados, pasteles, galletas, conservas, así como los que contienen centeno, cebada o avena.

Para prevenir recidivas, deficiencias nutritivas (especialmente patología ósea) y complicaciones autoinmunes o neoplásicas (linfoma intestinal y adenocarcinomas digestivos), se recomienda una dieta estricta exenta de gluten. Se están ensayando tratamientos alternativos que incluyen una vacuna todavía en experimentación.

Intolerancias y Alergias alimentarias

Entre las intolerancias o alergias alimentarias, la intolerancia a los azúcares (lactosa, fructosa, sacarosa) es muy frecuente; concretamente la intolerancia a la lactosa se presenta en el 30-50% de la población “sana”, con síntomas como diarrea, dolor abdominal, y gases, que en ocasiones se han atribuido a un colon irritable, y en realidad son debidos a la mala absorción de azúcares o carbohidratos.

El diagnóstico se puede realizar de forma sencilla por el test del aliento con la determinación del H2 en el aire espirado después de la administración oral del correspondiente carbohidrato.

Su eliminación de la dieta (productos lácteos en el caso de la intolerancia a la lactosa, y frutas en el caso de la intolerancia a la fructosa) produce resultados espectaculares.

Alergias alimentarias

Más allá de la celiaquía, las alergias alimentarias más frecuentes lo son a las proteínas de la leche de vaca y de la clara del huevo, a los pescados, crustáceos y mariscos, y a las frutas y legumbres. Estas alergias suelen producir síntomas cutáneos agudos (urticaria, etc…), síntomas digestivos agudos (náuseas, vómitos, dolor, diarrea), y en un pequeño porcentaje de casos, anafilaxia generalizada.

El único tratamiento eficaz es la dieta de exclusión o eliminación del alergeno.

La intolerancia química múltiple

Como señala el Doctor Ferran J. García, Jefe del Servicio de Reumatología de CIMA, en su libro Abriendo Camino, “el trastorno en la respuesta fisiológica de determinados individuos frente a una multiplicidad de agentes y componentes que se encuentran en el medio ambiente, alimentos o incluso medicamentos, recibió la denominación de Intolerancia Química Múltiple (IQM) o Síndrome de Intolerancia Química Múltiple en los años 80”.

Tanto por su origen como por sus características es objeto de intensa discusión porque la mayoría de los «casos» de este trastorno tienen muy pocos aspectos comunes, dada la variedad de síntomas que presentan las personas afectadas y el grado mismo de su afectación. También existe una clara controversia en cuanto a los criterios médicos que hay que aplicar para su diagnóstico.

Y es posible, además, que no se trate de un solo trastorno sino de muchos trastornos distintos que obedezcan a diferentes mecanismos.

Las estimaciones de los casos existentes de este trastorno o condición en la población son absolutamente dispares. En EEUU sería del orden del 2% hasta algo menos del 10 % de la población general. Entre las personas afectadas hay un predominio de mujeres y, si bien hay unas manifestaciones que son las más frecuentes (en el sistema nervioso central, respiratorio y gastrointestinal), en general, pueden tener su origen en cualquier sistema.

Ecologia clínica

Inicialmente, al estudio de este tipo de trastornos, así como a la búsqueda de soluciones, se les dio un enfoque estricta y exclusivamente médico. Los profesionales que los trataban se consideraban especialistas en «ecología clínica».

El sufrimiento de algunas de las personas afectadas puede llegar a ser importante como consecuencia de los padecimientos físicos de la enfermedad y de las limitaciones de vida a que frecuentemente se ven sometidas, al reducir drásticamente su capacidad laboral y su autonomía personal:el entorno físico y/o el ambiente químico fácilmente les resultan hostiles, por lo que deben evitar aquellos entornos que, por propia experiencia, han comprobado que les causan reacciones indeseadas o adversas.

Por todo ello, la consideración de los afectados dentro de la sociedad es realmente muy discutida: a menudo están en entredicho, son víctimas del rechazo médico y social por ser considerados como simuladores y, en consecuencia, no obtienen el lógico beneficio de una atención sanitaria y de otras prestaciones adecuadas a su situación. No hay duda de que se trata de un trastorno, o grupo de trastornos, que ocasionan sufrimientos cuya magnitud no se puede evaluar más que por las consecuencias físicas, psicológicas y sociales en las personas que los padecen.

Hay una gran variedad de situaciones y/o condiciones de las personas afectadas difíciles de distinguir. De hecho, no todas las denominaciones empleadas para este tipo de trastornos significan exactamente lo mismo.

Diversos estudios apuntan que entre un 2 y un 10% de la población general en EEUU padece de Intolerancia Química Múltiple

Los agentes causantes son de lo más variado; van desde agentes ambientales, como las pinturas y el humo, pasando por plaguicidas y disolventes hasta el calor o el herpes zoster, incluidos alimentos, aditivos alimentarios, y medicamentos. Así mismo, los síntomas manifestados varían ampliamente según los sistemas afectados y, dentro de cada uno de ellos, hay distintas variantes.

No obstante, los más frecuentes son dolor de cabeza, mareo, debilidad, confusión, dificultad de concentración, opresión pectoral, trastornos gastrointestinales, ansiedad y disnea.

La mitad de las personas afectadas manifiestan tener dolor de cabeza, debilidad, problemas de memoria, falta de energía, congestión nasal, dolor o compresión en la garganta y molestias en las articulaciones (de los sistemas nervioso central, neuromuscular, respiratorio, y esquelético, respectivamente), alrededor de casi un tercio refieren otros síntomas, de otros sistemas orgánicos, como son dolor abdominal, náuseas, trastornos visuales, opresión pectoral, etc.

Todos estos síntomas son referidos por los afectados por la IQM con una frecuencia mayor que por la población general, especialmente los que se refieren al sistema nervioso central, la piel, vías bajas del aparato respiratorio, y los generales de tipo sistémico.

Una cuestión importante es lo limitado de los datos existentes sobre la exposición química, tanto la inicial, a partir de la cual se desarrolla el proceso, como de las posteriores, desencadenantes de las nuevas crisis o episodios subsiguientes. Mientras en un estudio el 80% de los afectados dicen saber, cuándo, dónde y qué sustancia originó el trastorno (el 60% de los cuales lo relacionan con los plaguicidas), en otro la mayoría de los participantes es incapaz de identificar todas estas circunstancias.

Centro Internacional
Medicina Avanzada
Passeig Manuel Girona, 33
08034 Barcelona
T. 93 552 27 00
info@cimaclinic.com
www.cimaclinic.com

Puedes conocer más en Intolerancias alimentarias

Edición | Fibromialgianoticias.com 10/07/2009
Fuente | Hospital clínico de Barcelona

SENSIBILIDAD QUÍMICA MÚLTIPLE CONSEJOS PARA MEJORAR LA CALIDAD DE VIDA

Si Ud. es una persona afectada por un síndrome de Sensibilidad Química Múltiple (SQM), la Unidad de Toxicología Clínica de este Hospital le expone a continuación una serie de recomendaciones generales con el objetivo de mejorar su estado de salud.

Algunas de estas recomendaciones son obvias y probablemente ya las está realizando, mientras que otras quizás no pueden aplicarse a su situación particular. En cualquier caso, el seguimiento de estos consejos no garantiza la mejora, pero pueden ser probados sin ningún riesgo.

El principio general de estas recomendaciones es reducir la exposición a contaminantes (gases, humos, sprays) y los depósitos corporales de substancias extrañas.
Ninguna de estas recomendaciones es de “obligado cumplimiento”. Son consejos que se ofrecen, porque a algunos pacientes les han ido bien.

1.- MEDIO-AMBIENTE

1.1.- EN EL HOGAR

Es muy importante que se renueve diariamente el ambiente, es decir, que cada día se abran ventanas y entre aire procedente del exterior en todas las habitaciones y estancias. Vivir en pisos superiores es mejor que en los inferiores. Las humedades dentro de casa no son nada favorables, por lo que cualquier infiltración recurrente de agua en suelos y paredes debe ser corregida.

Un ambiente muy reseco en el domicilio puede ser molesto si tiene Ud un síndrome seco de mucosas (Sjögren). Trate de no exponerse al aire acondicionado.
Idealmente su vivienda no debiera estar próxima a autopistas, carreteras nacionales o calles de tráfico intenso, ni cercana a gasolineras, industrias químicas, petroquímicas, metalúrgicas, serrerías, tintorerías, fábrica de muebles, garages, parkings u otras empresas que visiblemente emiten humos al exterior.

El medio rural es, por supuesto, mucho más favorable que el urbano, aunque en el primer caso deberán evitarse las exposiones a plaguicidas.

La proximidad a líneas de alta tensión, tranformadores eléctricos y antenas de telefonía móvil, podría ser un problema.
En el interior de su casa, evitará la exposición a lo que Ud ya se conoce sensible, como pueden ser algunos productos de limpieza o ambientadores. Se prescindirá del uso de cualquier clase de spray, en particular los insecticidas. Evite brasas de todo tipo (barbacoas, braseros). La cocina, los calentadores de agua, las estufas y los radiadores de calefacción debieran ser eléctricos. Los televisores y pantallas de ordenadores, es preferible que sean de plasma (planos).
En caso de tener un jardín exterior, son preferibles los arbustos y plantas que no polinizan de forma manifiesta. No es conveniente que en ese jardín haya una piscina, por la necesidad de usar productos químicos para su mantenimiento.

Evite el contacto con barnices, disolventes, gasolina, colas, pegamentos, silicona, neopreno (botas de pesca, trajes aislantes), pulimento para muebles, cera para suelos y bolas de naftalina.

No utilice suavizante para lo ropa. No suba a un coche nuevo (recién estrenado). Evite ser la primera persona en leer las hojas del periódico del día o en ojear una revista. Airee también los libros nuevos antes de su primera lectura.

Evite las maderas tratadas químicamente con preservantes, herbicidas y fungicidas, y que se utilizan para panelar espacios, en forma de vigas o como parquet. Intente evitar los aglomerados de madera frecuentemente usados como mobiliario.

No instale materiales plásticos o a base devinilo o de cloruro de polivinilo, incluyendo papel pintado para paredes, y las cortinas de plástico.

Intente evitar el nailon, las fibras y resinas de poliester, el plexiglas, la fibra de vidrio, los contrachapados de madera (puertas) y las moquetas. Evite los colchones de goma, poliuretano o estireno.
Evite la combustión de cualquier tipo de gas en su domicilio. No se seque el pelo con secadores eléctricos (remueven el aire y calientan su estructura habitualmente de plástico).

El humo del tabaco es muy perjudicial para su salud, tanto el humo ajeno como el suyo propio (deje de fumar!!!, si lo hace…).

Evite las capas asfálticas que se utilizan en los domicilios como impermeabilizantes de paredes y terrazas. Evite el contacto con gomas (mangueras canalizacions, juntas). Evite el contacto con material recién traido de una tintorería, de una zapatería o del zapatero.
Algunas personas han instalado purificadores de aire en su domicilio, pero nadie ha demostrado que los mismos aporten un beneficio al paciente.

1.2.- EN EL TRABAJO

Valen las mismas recomendaciones que en en el hogar, sobre todo respecto a la renovación del aire ambiente. Las impresoras de tipo laser y las fotocopiadoras convencionales son muy contaminantes y deben ser evitadas. En cambio, puede utilizar con más garantías impresoras matriciales o de chorro de tinta y fotocopiadoras o fax que utilizan papel térmico o copiante.

En su lugar de trabajo, deben ser avisados de que Ud tiene una SQM.

No podrá estar presente en su puesto de trabajo si se realizan tareas importantes de mantenimieno del aire acondicionado, renovación de pinturas o moquetas, limpiezas generales, desobstrucción química de desagües o desinsectaciones.

1.3.- EN LA VÍA PÚBLICA

Evite las calles que se están asfaltando o alquitranando. Evite pasar por delante de una gasolinera. Algunas personas utilizan mascarillas para protegerse de determinados ambientes, pero la eficacia de las mismas no ha sido demostrada en los pacientes con SQM.

1.4.- MAR, PISCINAS y AIRE LIBRE

Los paseos por la montaña son muy saludables. Son convenientes los paseos junto al mar, andar por la playa y los baños en agua de mar, pero evite las piscinas cubiertas. En relación a las piscinas, algunos pacientes que no toleran la desinfección a base de cloro, han tolerado la desinfección a base de bromo.

2.- AGUA Y ALIMENTOS

Evite beber agua corriente del grifo o de pozo. Consuma y cocine sólo con agua embotellada y preferiblemente contenida en botellas de vidrio (no de plástico). Use vasos de vidrio (no de plástico). Consuma bastante agua sin gas (mínimo un litro al día), que le ayudará a depurar su organismo. Reduzca el consumo de bebidas con alcohol y evite las bebidas alcohólicas de alta graduación (whisky, ron, ginebra,…). Reduzca el consumo de bebidas o alimentos con cafeína (café, té, coca-cola, mate, chocolate,…).

Para desayunar, comer y cenar, evite una dieta monótona y combine una variedad de alimentos.

Las personas con SQM ya han adquirido experiencia respecto a los alimentos que toleran, evitando los que le producen síntomas. Idealmente debieran consumirse productos naturales o “ecológicos”, es decir, no tratados con conservantes, colorantes, herbicidas o insecticidas. Reduzca el consumo de fritos y nunca fría dos veces con el mismo aceite.
Coma las frutas sin piel (manzana, melocotón, albaricoques, uva, etc.). Lave muy bien con agua todo tipo de vegetal crudo (ensalada, escarola, endivia,…) o que vaya a cocer (judías,…).

3.- MEDICAMENTOS

El tener una SQM no significa ni equivale a ser alérgico a los medicamentos, por lo que no existe ninguna contraindicación absoluta para usar un medicamento. Sin embargo, es posible que Ud. intolere algunos fármacos o le produzcan efectos secundarios, como le sucede también a otras personas. Por ello, es aconsejable reducir los medicamentos a los que sean realmente necesarios y utilizar las dosis bajas dentro del rango terapéutico.

Si tiene que ir al dentista, puede recibir anestésicos locales (si no tiene alérgia a los mismos). Si ha de ser intervenido quirúrgicamente, podrá recibir anestésicos y cualquier otra medicación que precise (si no es alérgico). Recuerde que Ud tiene una SQM, no una alergia múltiple.

4.- HIGIENE PERSONAL, FÍSICA Y MENTAL

Prosiga con sus hábitos de higiene personal, evitando colonias y perfumes. En lo posible, use geles de baño, champús, cremas hidratantes, after-shaves,… sin olor. No utilice desodorantes en spray ni laca para el cabello.
Es muy conveniente que dedique al menos una media hora por la mañana y otro tanto por la tarde a un ejercicio físico adaptado a su estado de salud, y que puede consistir simplemente en caminar.

La fisioterapia, los estiramiemtos musculares suaves, los masajes y las técnicas de relación (yoga, tai-chi) pueden ayudarle. Intente dormir 7 u 8 horas cada día. La terapia cognitivo-conductual es de elección para reducir las manifestaciones de la SQM y adaptarse a esta patología.

5.- TRATAMIENTO ENDOCRINOLOGICO

Es posible que además de su SQM presente Ud un problema de disfunción endocrina, que puede ser en forma de estimulación o de supresión hormonal. En estos casos, su endocrinólogo le aconsejará las medidas necesarias. Las personas afectas de SQM deben controlarse anualmente el funcionalismo de su tiroides.

6.- TRATAMIENTO CURATIVO O SINTOMATICO

Al día de hoy, no existe un tratamiento curativo de su proceso, por lo que sólo podemos ofrecerle consejos generales, como los expuestos previamente, y que evite los productos que intolere.

Utilice suplementos vitamínicos y de oligoelemenos (tipo Daya-Mineral, 1 gragea al día a meses alternos, excepto si es ud diabético, parkinsoniano o intolerante a la lactosa).
Si además de la SQM tiene otras enfermedades con las que se asocia este síndrome (fibromialgia, fatiga crónica, síndrome seco, etc.), estas manifestaciones deben seguir siendo tratadas sintomáticamente por su especialista o médico de cabecera.