,

El sindrome de fátiga crónica emerge en la juventud debido al estres académico

Redacción Fibromialgianoticias.com 14-01-2007
Aunque las personas con mayor educación y títulos académicos tienen menos incidencia de padecer trastornos físicos y mentales, porque sus prácticas nutricionales son más sanas, fuman y consumen alcohol en menores cantidades y realizan actividades físicas regularmente, lo cierto es que en las grandes urbes sufren de afecciones tales como alergias y síndrome de fatiga crónica por las altas cargas de trabajo, revela un estudio de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Incremento del «estrés académico»

En el estudio «Los rendimientos de la educación: relación entre la educación, el crecimiento económico y los resultados sociales» , ese organismo advierte que la salud mental de los adolescentes y adultos jóvenes de los países afiliados a la organización, entre ellos México, ha «empeorado» y ha suscitado «preocupación» debido al incremento del «estrés académico» que presentan y la falta de apoyo en los sistemas escolares.

Incremento de «trastornos de ansiedad

La investigación realizada por la OCDE aborda el impacto que tiene en la población obtener mayores niveles de educación en tres aspectos: el de los ingresos y el empleo; los comportamientos relacionados con la salud y los efectos sicosociales.
El reporte de la OCDE también advierte sobre el incremento de «trastornos de ansiedad» entre la población de mayor nivel eductivo y los jóvenes que son sometidos a evaluaciones de concurso internacional como las que aplica a través de PISA.

Medir la calidad de la educación en las áreas de lectura, matemáticas y ciencias.

Además, en las ciudades es creciente el número de personas que con altos grados de educación padece transtornos alimenticios y el llamado síndrome de fatiga crónica debido a las altas cargas de trabajo.

Print Friendly, PDF & Email
Valora la información

Valora esta información

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *