que es la fatiga

La fatiga es un término utilizado para describir una sensación general de falta de energía o cansancio.

¿Qué es la fatiga?

Es muy diferente a sentirse somnoliento o con sueño. Tener sueño puede ser un síntoma de fatiga, pero no es lo mismo. Cuando se sufre fatiga, se carece de motivación y energía.

La fatiga es un síntoma común de muchas enfermedades y varían en gravedad. La fatiga puede oscilar de leve a grave. También puede ser el resultado de algunas elecciones de estilo de vida, como la falta de ejercicio o la mala alimentación.

Si no se resuelve con el descanso y una nutrición adecuada, o si sospecha que la causa puede ser por una enfermedad física o mental subyacente, consulte a un médico. Puede ayudar a diagnosticar la causa de su fatiga y dar pautas para su tratamiento.

¿Qué causa la fatiga?

La fatiga puede ser debida a muchas causas. Se pueden dividir en tres categorías generales:

  • factores de estilo de vida
  • Enfermedades
  • problemas de salud mental

Factores de estilo de vida

Si está sufriendo fatiga, pueden ser la causa principal las actividades y otras elecciones en el estilo de vida . Algunos ejemplos, la fatiga puede sel el resultado de:

  • esfuerzos físicos
  • falta de actividad física
  • falta de sueño
  • sobrepeso u obesidad
  • períodos de estrés emocional
  • aburrimiento
  • Dolor
  • ciertos medicamentos, como antidepresivos o sedantes
  • consumir alcohol de forma regular
  • el uso de drogas, como la cocaína
  • consumir demasiada cafeína
  • no tener una correcta nutrición

Enfermedades

La fatiga puede ser un síntoma de muchas enfermedades. Algunos ejemplos pueden ser:

  • anemia
  • artritis
  • fibromialgia
  • síndrome de fatiga crónica
  • infecciones, como resfriado y gripe
  • Enfermedad de Addison, afectar los niveles hormonales.
  • hipotiroidismo o tiroides hipoactiva
  • hipertiroidismo o tiroides hiperactiva
  • trastornos del sueño, como insomnio
  • trastornos alimentarios, como anorexia
  • trastornos autoinmunes
  • insuficiencia cardíaca congestiva
  • cáncer
  • diabetes
  • nefropatía
  • enfermedades del hígado
  • Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC)
  • enfisema

Problemas de salud mental

La fatiga también puede ser un síntomas de una enfermedad mental. Por ejemplo, la fatiga es un síntoma común de ansiedad, depresión y trastorno afectivo estacional.

¿Cuándo es necesario acudir a un médico?

Debe buscar ayuda médica cuando la fatiga se presenta como:

  • no puede encontrar una causa que pueda explicar su fatiga
  • tener una temperatura corporal más alta de lo normal
  • experimenta una pérdida de peso inexplicable
  • tener sensibilidad a las temperaturas más frías
  • problemas para conciliar el sueño o permanecer dormido
  • creer que puede estar deprimido

Si se ha centrado en abordar las causas más comunes causadas por el estilo de vida, entre ellas la falta de descanso, los malos hábitos alimenticios y el estrés, sin éxito, y la fatiga continua durante dos semanas o más, busque ayuda médica.

En algunos casos, la fatiga puede deberse a una enfermedad grave. Busque ayuda médica urgente si experimenta fatiga junto con alguno de los siguientes síntomas:

  • arritmia
  • dificultad para respirar
  • dolor severo en la región abdominal, pélvica o de espalda
  • sangrado rectal
  • sangre en el vómito
  • dolor de cabeza intenso
  • dolor en el área del pecho
  • pensamientos de suicidio o autolesión
  • pensamientos de dañar a otra persona

¿Cómo es el tratamiento de la fatiga?

El tratamiento recomendado por el médico dependerá de la causa de su fatiga. Para hacer un diagnóstico, es probable que le hagan preguntas sobre:

  • la naturaleza de la fatiga, incluido cuando debutó y si mejora o empeora en ciertos momentos
  • otros síntomas que experimente
  • otras enfermedades
  • estilo de vida y fuentes de estrés
  • medicamentos que toma habitualmente

Si sospecha que tiene una enfermedad subyacente que sea la causa de su fatiga, puede solicitar algunas pruebas médicas. Entre ellas, análisis de sangre u orina.

¿Qué cambios en el estilo de vida pueden ayudar a reducir la fatiga?

Existen medidas que pueden ayudar a disminuir la fatiga causada por la actividad diaria. Estas medidas ayudaran a aumentar sus niveles de energía y la salud en general:

  • Dormir lo suficiente
  • evitar factores estresantes conocidos
  • beber suficientes líquidos para mantenerse hidratado
  • evitar horarios laborales o sociales que sean demasiado exigente
  • participar en actividades relajantes, como el yoga
  • practicar hábitos alimenticios saludables
  • hacer ejercicio de forma regular
  • abstenerse del alcohol, el tabaco y otras drogas

Estas medidas y cambios en el estilo de vida pueden ayudar a aliviar la fatiga. También es importante seguir los tratamientos médicos pautados en las enfermedades diagnosticadas. Si no hay un tratamiento, la fatiga puede afectar el bienestar físico y emocional.

Fatiga en las enfermedades reumáticas

Fatigue in older adults. (2016).
nia.nih.gov/health/fatigue-older-adults
Mayo Clinic Staff. (2018). Fatigue
hormigueo en la cara

El hormigueo en la cara se puede sentir como una sensación punzante o molesta debajo de la piel. Puede afectar a una parte del rostro o afectar a toda la cara. Algunas personas describen la sensación como incómoda o molesta, mientras que otras sienten dolor.

La sensación de hormigueo es un signo de parestesia, también pueden incluir síntomas como entumecimiento, picazón o ardor. Es posible que experimente el hormigueo con los anteriores problemas descritos. Pero lo más común, el hormigueo facial puede ser el único síntoma.

¿Qué causa el hormigueo en la cara?

Hay varias causas posibles del hormigueo en la cara, entre ellos:

Lesión nerviosa

Los nervios recorren todo el cuerpo y algunos están ubicados en la cara. Cada vez que se daña un nervio, puede producirse dolor, entumecimiento u hormigueo.

La neuropatía causa lesiones en los nervios del cuerpo y, a veces, afecta los nervios faciales. Las causas comunes de neuropatía son:

  • diabetes
  • enfermedades autoinmunes, como lupus, artritis reumatoide, síndrome de Sjögren entre otras
  • infecciones, como herpes zóster, hepatitis C, virus de Epstein-Barr, enfermedad de Lyme, VIH, lepra entre otras
  • un trauma, como un accidente, una caída o una lesión
  • deficiencias de vitaminas, como falta de vitamina B, vitamina E y niacina
  • medicamentos, como quimioterapia
  • trastornos de la médula ósea, incluido el linfoma
  • exposición a venenos, como metales pesados ​​o productos químicos
  • tumores
  • condiciones hereditarias, incluida la enfermedad de Charcot-Marie-Tooth
  • alcoholismo
  • otras enfermedades, como enfermedad hepática, parálisis de Bell, enfermedad renal e hipotiroidismo

El daño neuropático se puede tratar con medicamentos, cirugía, fisioterapia y otros métodos, según cual sea su causa.

La neuralgia del trigémino causa una función anormal del nervio trigémino en la cara. Puede provocar un hormigueo y, a menudo, un dolor muy intenso.

Por lo general, las personas con neuralgia del trigémino informan de episodios de dolor intenso y punzante que describen como una descarga eléctrica. Ciertos medicamentos y procedimientos quirúrgicos pueden ayudar a aliviar el dolor.

Migraña

Las migrañas pueden causar hormigueo y/o entumecimiento en la cara y el cuerpo. Estas sensaciones pueden ocurrir antes, durante o después de un episodio de migraña. A menudo aparecen en el mismo lado del cuerpo al que afecta el dolor de cabeza. Algunos tipos de migraña también pueden causar debilidad temporal en un lado del cuerpo, lo que puede afectar la cara.

Existen diferentes medicamentos disponibles que ayudan o previenen los síntomas de la migraña. El médico también podría indicar un registro de síntomas en un diario, con el objetivo de identificar los desencadenantes específicos de la migraña.

Esclerosis múltiple

El hormigueo o entumecimiento en la cara y el cuerpo es uno de los síntomas más comunes de la esclerosis múltiple (EM). De hecho, suele ser el primer signo de la enfermedad.

La esclerosis múltiple ocurre cuando el sistema inmunológico de una persona ataca por error las cubiertas protectoras de las células nerviosas.

Las personas con esclerosis múltiple que tienen un hormigueo o entumecimiento facial extremos deben tener cuidado al masticar porque pueden morderse accidentalmente el interior de la boca.

Otros síntomas de la EM incluyen:

  • dificultad para caminar
  • pérdida de coordinación
  • fatiga
  • debilidad o entumecimiento
  • problemas de la vista
  • mareo
  • habla arrastrada
  • temblor
  • problemas con la función de la vejiga o del intestino

No existe cura para la esclerosis múltiple, ciertos medicamentos pueden retrasar la progresión de la enfermedad y aliviar los síntomas.

Ansiedad

Algunas personas reportan de una sensación de hormigueo, ardor o entumecimiento en la cara y otras partes del cuerpo antes, durante o después de un ataque de ansiedad.

Otros síntomas físicos son reacciones comunes, como sudoración, temblores, respiración rápida y aumento de la frecuencia cardíaca.

Ciertas formas de terapia junto con medicamentos, incluidos los antidepresivos, pueden ayudar a tratar la ansiedad.

Reacción alérgica

A veces, el hormigueo en la cara es una señal de tener una alergia. El hormigueo o picazón alrededor de la boca es una respuesta común a las alergias alimentarias.

Otros signos de una reacción alérgica incluyen:

  • dificultad al tragar
  • urticaria o picazón en la piel
  • hinchazón de la cara, labios, lengua o garganta
  • dificultad para respirar
  • mareos o desmayos
  • diarrea, náuseas o vómitos

Las alergias leves se pueden aliviar con antihistamínicos de venta libre. Una reacción alérgica grave generalmente se trata con un EpiPen, un dispositivo inyectable que contiene el medicamento epinefrina.

Accidente cerebrovascular o ataque isquémico transitorio

Hay personas que experimentan hormigueo en un lado de la cara durante o después de un accidente cerebrovascular o ataque isquémico transitorio, que también se conoce como «mini accidente cerebrovascular».

Debe buscar atención médica de emergencia inmediata si su hormigueo va acompañado de:

  • Dolor de cabeza severo e inusual
  • dificultad para hablar
  • entumecimiento, caída o parálisis facial
  • problemas de visión repentinos
  • pérdida repentina de coordinación
  • debilidad
  • pérdida de memoria

Tanto el accidente cerebrovascular como el ataque isquémico transitorio se consideran emergencias médicas.

Fibromialgia

El hormigueo en la cara es un signo común de fibromialgia, esta enfermedad se caracteriza por dolor y fatiga generalizados.

Otros síntomas de la fibromialgia pueden incluir dificultades cognitivas, dolores de cabeza y cambios de humor.

Los medicamentos pueden ayudar a aliviar el dolor y mejorar el sueño. Otros tratamientos, como fisioterapia, asesoramiento y ciertos tratamientos alternativos, pueden ayudar a las personas con fibromialgia.

Otras posibles causas

El hormigueo en la cara puede deberse a otras causas posibles.

Por ejemplo, algunas personas creen que desencadenantes como el estrés, la exposición al aire frío, las cirugías faciales previas, la radioterapia y la fatiga pueden desencadenar la sensación de hormigueo. Sin embargo, los médicos no siempre pueden identificar la causa exacta del hormigueo facial.

Cuando es necesario consultar a un médico

Se debe consultar a un médico cuando el hormigueo en la cara se vuelve molesto o interfiere con la vida diaria. Es probable que el médico crea neccesario, según sus síntomas, realizar pruebas para conocer la causa de los hormigueos en la cara.

Es necesario buscar ayuda de inmediato si cree que está sufriendo un derrame cerebral o una reacción alérgica grave. Estos pueden ser problemas potencialmente mortales que necesiten ser tratados como una emergencia.

Conclusiones

Existen una amplia variedad de problemas que pueden causar hormigueo en la cara. A veces, estos problemas pueden tratarse fácilmente con remedios sencillos. Otras veces requieren atención médica inmediata.

El hormigueo facial puede ser un síntoma constante o es posible que solo experimente la sensación ocasionalmente. De cualquier manera, el médico puede ayudar a descubrir qué está causando el hormigueo y cómo tratarlo de manera efectiva.

Vulvodinia

Síntomas de vulvodinia

La mayoría de las mujeres con vulvodinia tienen dolor, escozor, enrojecimiento y dolor punzante en el área vaginal. A veces, el dolor es constante. Otras veces, solo se siente cuando hay presión en el área. Ese dolor lo puede desencadenar:

  • sexo
  • insertar un tampón
  • estar sentado
  • usar ropa ajustada

El tejido vulvar a menudo se ve sano y normal en personas con vulvodinia.

Tipos de vulvodinia

Hay cuatro tipos principales de dolor vulvar.

Vulvodinia generalizada

La vulvodinia generalizada comienza de forma espontánea. Provoca dolor vulvar generalizado y puede durar meses o incluso años.

Vulvodinia localizada

El dolor que se centra alrededor de un área determinada de la vulva se conoce como vulvodinia localizada. Por ejemplo, el dolor puede estar en los pliegues o «labios» de la vagina. Este dolor a menudo aparece y luego desaparece.

Vulvitis cíclica

Este dolor vulvar aparece y desaparece con el ciclo menstrual de la mujer. Por lo general, el dolor tiende a empeorar justo antes de que comience la menstruación.

Vestibulodinia

Es un dolor vulvar que ocurre en la abertura o vestíbulo de la vagina.

Causas de vulvodinia

No se conocen bien sus causas. No es contagiosa ni se transmite a través del sexo. Tampoco es un signo de cáncer.

Los investigadores han visto un vínculo entre vulvodinia algunas enfermedades y factores en algunas mujeres, como las siguientes.

Infecciones por levaduras recurrentes

En un estudio, los ratones fueron sometidos y tratados por candidiasis tres veces tenían más probabilidades de encontrar dolor vulvar que los ratones sin candidiasis. Los investigadores teorizaron que las múltiples infecciones por hongos aumentaron la producción de fibras nerviosas en los ratones. El aumento de las fibras nerviosas provocó más dolor vulvar.

El estudio utilizó ratones, no humanos, por lo que se necesita más investigación para determinar el vínculo entre la candidiasis y el dolor vulvar en las mujeres.

Desórdenes genéticos

Algunas mujeres nacen con diferencias genéticas que hacen que las células reaccionen de forma exagerada a la inflamación o las hormonas. Eso puede causar dolor cuando se produce inflamación en la región vulvar. La inflamación hace que el tejido se hinche, se llene de más sangre y se sienta ardor y dolor.

Trauma físico o sexual

Las terminaciones de los nervios vulvares pueden dañarse durante el parto, el abuso sexual o las relaciones sexuales sin suficiente lubricación vaginal. Las actividades que ejercen mucha presión sobre la región vaginal, como andar en bicicleta o montar a caballo, también pueden dañar las terminaciones nerviosas y los tejidos.

Enfermedades de dolor crónico

Las mujeres con vulvodinia pueden tener de 2 a 3 veces más probabilidades de tener enfermedades de dolor crónico como fibromialgia y síndrome del intestino irritable. Este tipo de vulvodinia también puede estar relacionado con la inflamación.

Alergias

Los jabones, geles y productos desodorantes femeninos pueden causar una reacción alérgica en la región vulvar en algunas mujeres. Eso puede provocar irritación, inflamación y dolor.

Terapia hormonal

Un estudio encontró que las mujeres con dolor vulvar crónico tenían más probabilidades de haber usado terapia hormonal que aquellas que no tenían dolor. Sin embargo, según otro estudio, Trusted Source, no parece haber un vínculo entre el dolor vulvar y el uso de anticonceptivos.

Cuándo es necesario buscar ayuda

Es importante hablar abiertamente con el médico sobre el dolor vulvar. El dolor vulvar puede afectar el estilo de vida y las relaciones. El médico puede ayudarlo a identificar la causa de su dolor para que pueda comenzar el tratamiento.

Diagnosticar de vulvodinia

Su médico le hará su historial médico y sexual. Pueden preguntar si:

  • ha sido tratada por infecciones vaginales
  • El dolor empeora con el sexo
  • tiene sequedad vaginal

El médico realizará un examen pélvico para buscar signos de inflamación o infección. También pueden tomar una muestra de tejido para detectar una infección bacteriana o por hongos. Pueden usar un hisopo de algodón para sondear suavemente el área vaginal para ayudar a determinar si su dolor es generalizado o está ubicado en un solo lugar.

 Si detecta algún problema o cualquier cambio en la piel, es posible que usted necesite una biopsia . Esto significa que su médico extraerá un pequeño trozo de tejido de la vulva y lo enviará a un laboratorio para que sea analizado a fin de encontrar la causa del dolor. Su médico también puede recomendarle un examen llamado colposcopia para examinar más de cerca las células de la vulva.

Si no se encuentra la causa del dolor recibirá el diagnóstico de vulvodinia

Tratamientos para el dolor vulvar

Si la infección le está causando dolor, el médico la tratará. Si el dolor es causado por una reacción alérgica a un producto, su médico le recomendará que deje de usar ese producto. También puede recetar una crema antiinflamatoria.

Si no se puede encontrar la causa de su dolor, el médico ayudará a controlar el malestar. Pueden recomendar algunos de los siguientes tratamientos:

  • cremas para aliviar el dolor, como las que contienen lidocaína, aplicadas directamente sobre la piel
  • antidepresivos tricíclicos (ATC) en dosis bajas para ayudar a bloquear los receptores del dolor
  • anticonvulsivos, que también pueden funcionar de manera similar a los antidepresivos tricíclicos
  • biorretroalimentación, sensores colocados en la vagina envían impulsos para ayudar a fortalecer los músculos del piso pélvico y relajarlos
  • masaje para relajar los músculos tensos y las áreas contraídas
  • Terapia cognitivo-conductual, un tipo de terapia psicológica, para ayudar a controlar el dolor crónico.

En casos raros, se puede recomendar la cirugía para mujeres con dolor alrededor del vestíbulo o abertura vaginal. El procedimiento, que implica la extirpación de tejido irritado, se llama vestibulectomía.

Pronóstico

Existe un tratamiento eficaz. Busque ayuda de un ginecólogo, un urólogo o un especialista en manejo del dolor.

Consejos de prevención

Hay algunas cosas que puede hacer para ayudar a prevenir el dolor vulvar. Entre ellos:

  • Use ropa interior de algodón 100 por 100. Es más absorbente que los materiales sintéticos.
  • Evite llevar ropa interior a la cama.
  • Use ropa holgada en el área vulvar.
  • Limpia el área vulvar solo con agua. Evite los jabones, champús y productos perfumados que puedan contener irritantes.
  • Evite los tampones y las toallas sanitarias con desodorantes. En su lugar, opte por productos de higiene femenina sin perfume.
  • Use un lubricante vaginal durante las relaciones sexuales, especialmente si tiene sequedad vaginal.
  • Si su piel está particularmente seca, aplique suavemente una capa fina de vaselina en la vulva después del baño para sellar la humedad y agregar una capa protectora a la piel.
  • Enjuague y seque suavemente la vulva después de orinar.
  • Límpiate de adelante hacia atrás, hacia el ano, para que no traigas gérmenes del ano hacia tu vagina.
  • Si la vulva está sensible o dolorida, aplique un paquete de gel frío.
  • Alivie la comezón y el dolor con una compresa de agua fría y baños frescos. No se rasque la zona.
  • Manténgase activa. Pero limite los ejercicios que puedan irritar la vulva, como montar en bicicleta o a caballo.

Si experimenta dolor con regularidad, hable con su médico. Puede deberse a una afección subyacente que requiere tratamiento.

Vulvodinia: una puesta al día Vulvodynia: Up to date
trastorno de la articulación temporomandibular

Trastorno de la articulación temporomandibular. La articulación temporomandibular (ATM) es la articulación, actúa como una bisagra, conecta la mandíbula (inferior) con el cráneo. La articulación se encuentra la zona lateral de la cara y a ambos lados de la cabeza. Permite que su mandíbula se abra y se cierre, le permite hablar, comer y bostezar entre otros movimientos.

Estos trastornos pueden causar sensibilidad en la articulación, dolor facial y dificultad para mover la articulación.

Según el Instituto Nacional de Investigación Dental y Craneofacial, hasta 10 millones de estadounidenses padecen trastorno de la articulación temporomandibular. Es más común entre mujeres que entre hombres. Estos trastornos tienen tratamiento, pero existen muchas posibles causas diferentes. Esto puede llegar a dificultar el diagnóstico.

¿Qué causa el trastorno de la articulación temporomandibular?

En muchos casos, se desconoce la causas del trastorno de la articulación temporomandibular. El estrés físico puede influir en la mandíbula junto con una combinación de factores como la genética. También existen otras condiciones de salud que pueden contribuir en el desarrollo. Éstos incluyen:

  • artritis
  • erosión de la articulación
  • rechinar de dientes o apretar los habitualmente
  • problemas estructurales de la mandíbula en el nacimiento

Hay algunos otros factores que a menudo se asocian en el desarrollo, pero no se ha demostrado que cause trastorno de la articulación temporomandibular. Éstos incluyen:

  • uso de aparatos de ortodoncia
  • mala postura que ejerce tensión en los músculos de cuello y cara
  • estrés prolongado
  • déficit nutricional
  • falta de sueño

¿Cuáles son los síntomas de trastorno de la articulación temporomandibular?

Los síntomas del Trastorno de la articulación temporomandibular dependen de la gravedad y la causa. El síntoma más común es el dolor en la mandíbula y músculos circundantes. Otros síntomas típicamente asociados con estos trastornos incluyen:

  • dolor en cara o cuello
  • rigidez en los músculos de la mandíbula
  • movimiento limitado de la mandíbula
  • bloqueo de la mandíbula
  • chasquido en la articulación
  • cambios en la mandíbula, como resultado cambia la forma en que se alinean los dientes superiores e inferiores ( maloclusión)
  • Los síntomas pueden aparecer en un solo lado de la cara o en ambos.

¿Cómo se diagnostica?

Los trastornos de la ATM pueden ser complicados en su diagnóstico. No existen pruebas estándar para diagnosticar estos trastornos. Su médico puede derivarlo a un dentista, especialista en oído, nariz y garganta.

Le puede examinar la mandíbula buscando hinchazón o sensibilidad, si tiene síntomas de un trastorno de la ATM. Su médico también puede usar diferentes pruebas de imagen. Entre ellas:

  • Radiografías de mandíbula
  • Tomografía computarizada de mandíbula para ver los huesos y los tejidos articulares
  • Resonancia magnética de mandíbula intentando localizar problemas de la estructura de la mandíbula

Tratamiento

En la mayoría de los casos, los síntomas de los trastornos de la ATM se pueden tratar con prácticas de autocuidado en el hogar. Para aliviar los síntomas de la ATM puede:

  • comer alimentos blandos
  • usar hielo para reducir la hinchazón
  • reducir los movimientos de la mandíbula
  • evitar masticar chicle y alimentos duros (como carne seca)
  • reducir el estrés
  • usar ejercicios de estiramiento de la mandíbula para ayudar a mejorar el movimiento de la mandíbula

Es posible que necesite ayuda médica si los síntomas no mejoran con el autocuidado. Dependiendo de los síntomas, su médico puede recetar o recomendar:

  • analgésicos (como ibuprofeno)
  • medicamentos para relajar los músculos de la mandíbula (ciclobenzaprina, carisoprodol o Valium)
  • medicamentos para ayudar a reducir la hinchazón en la mandíbula (medicamentos corticosteroides)
  • férulas de estabilización o protectores de mordida para evitar el bruxismo
  • Botox para reducir la tensión en los músculos y nervios de la mandíbula
  • terapia cognitivo-conductual para ayudar a reducir el estrés

En raras ocasiones, el médico puede recomendar una cirugía u otros procedimientos para tratar su afección. Pueden incluir:

  • tratamiento dental correctivo para mejorar la mordida y alinear los dientes
  • artrocentesis, que elimina el líquido y desechos de la articulación
  • cirugía para reemplazar la articulación

Los procedimientos utilizados para tratar esta problemática pueden, en algunos casos, empeorar sus síntomas. Hable con su médico sobre los riesgos potenciales.

Prevención

Bruxismo

Es posible que no pueda evitar el desarrollo de trastornos de la ATM, pero es posible reducir los síntomas al reducir los niveles de estrés. Es útil intentar dejar de rechinar los dientes (bruxismo) si se está convirtiendo en un problema doloroso. Las posibles soluciones para evitar el bruxismo incluyen usar un protector bucal por la noche y tomar relajantes musculares. También puede ayudar a prevenir bruxismo reduciendo el estrés y la ansiedad en general mediante asesoramiento, ejercicio y dieta.

Pronóstico

El pronóstico del trastorno de la ATM depende de la causa del problema. Se puede tratar con éxito en muchas personas con autocuidado, entre ellas cambiar de postura o reducir el estrés. Si es causada por una enfermedad crónica (a largo plazo) como la artritis, es posible que los cambios en el estilo de vida no sean suficientes. La artritis puede desgastar la articulación con el tiempo y aumentar el dolor.

La mayoría de los casos necesitan de cambios en los hábitos de estilo de vida, posiblemente combinados con medicamentos para aliviar el dolor. Rara vez se necesitan tratamientos agresivos. Hable con su médico sobre sus opciones para determinar el tratamiento necesario.

entumecimiento en las piernas

La fibromialgia es una causa común de entumecimiento en las piernas y los pies

¿Qué es la fibromialgia?

La fibromialgia causa dolor muscular generalizado, agotamiento, problemas para dormir, problemas de memoria y del estado de ánimo. Se cree que ocurre cuando el cerebro amplifica las señales de dolor.

Los síntomas tienden a ocurrir después de eventos como cirugía, trauma físico, trauma o estrés psicológico e infecciones. Las mujeres tienen más probabilidades de desarrollar fibromialgia que los hombres.

Alrededor del 20 al 35 por ciento de las personas diagnosticadas con fibromialgia pueden experimentar entumecimiento en las piernas y los pies, (además de hormigueo) lo que puede ser un síntoma molesto para muchos.

Entumecimiento y hormigueo

Las personas con fibromialgia pueden experimentar entumecimiento en las piernas y los pies, y también pueden estar localizadas en manos o brazos. Este entumecimiento y hormigueo se denomina parestesia, y aproximadamente 1 de cada 4 personas con fibromialgia se verán afectadas.

Nadie conoce con certeza qué causa que las personas con fibromialgia experimenten parestesia. Dos posibles teorías incluyen la rigidez muscular y los espasmos que hacen que los músculos presionen los nervios.

Estos espasmos se conocen como vasoespasmo inducido por el frío, donde los vasos sanguíneos en las extremidades como los pies y las manos se contraen y se cierran. Esto evita que la sangre fluya hacia ellos y produce entumecimiento.

El entumecimiento y el hormigueo pueden desaparecer y reaparecer sin explicación.

Si bien la fibromialgia es una causa común de entumecimiento en las piernas y los pies, existen otras enfermedades que también podrían ser la causa.

Otras causas de entumecimiento en las piernas

Hay una variedad de razones por las que se puede experimentar entumecimiento u hormigueo en pies y piernas y la fibromialgia es solo una. Otras son: esclerosis múltiple, diabetes, síndrome del túnel tarsiano, enfermedad arterial periférica y ejercer demasiada presión sobre los nervios.

Esclerosis múltiple

La esclerosis múltiple (EM) es un trastorno autoinmune que afecta el sistema nervioso central. Es causado por daños en la vaina de mielina. La EM es una enfermedad crónica que progresa con el tiempo. Las personas con esclerosis múltiple tendrán remisiones y recaídas en los síntomas.

Otros síntomas de la esclerosis múltiple:

  • espasmos musculares
  • pérdida del equilibrio
  • mareo
  • fatiga

El entumecimiento y el hormigueo es un signo común de EM. Por lo general, es uno de los primeros síntomas que lleva a las personas a consultar al médico. Estas sensaciones pueden ser leves o lo suficientemente graves como para causar problemas que lleven pararse al caminar. En la EM, los casos de entumecimiento y hormigueo tienden a remitir sin tratamiento.

Neuropatías diabéticas

Las neuropatías diabéticas están causadas ​​por el daño nervioso causado por la diabetes. Estas neuropatías pueden afectar cualquier parte del cuerpo, incluidas las piernas y los pies. Aproximadamente del 60 al 70 por ciento de las personas con diabetes experimentan algún tipo de neuropatía.

El entumecimiento u hormigueo en los pies es el primer síntoma para muchas personas con daño nervioso a causa de la diabetes. A esto se le llama neuropatía periférica. El entumecimiento y los síntomas que lo acompañan suelen empeorar por la noche.

Otros síntomas de neuropatía periférica por diabetes:

  • dolores agudos o calambres en las áreas afectadas
  • extrema sensibilidad al tacto
  • pérdida del equilibrio

Con el tiempo, pueden aparecer ampollas y llagas en el pie, las lesiones pueden pasar desapercibidas debido al entumecimiento. Esto puede llevar a provocar infecciones y, junto con la mala circulación, pueden provocar amputaciones.

Muchas de estas amputaciones se pueden prevenir si las infecciones se detectan a tiempo.

Síndrome del túnel tarsiano

El síndrome del túnel tarsiano es la compresión del nervio tibial posterior, que se encuentra a lo largo de la parte interna del talón. Esto puede producir síntomas que se extienden desde el tobillo hasta el pie, incluidos hormigueo y entumecimiento en cualquier parte del pie. Es la versión del túnel carpiano pero localizada en el pie.

Otros síntomas del síndrome del túnel tarsiano:

  • dolor, incluidos dolores repentinos y punzantes
  • sensación similar a una descarga eléctrica
  • dolor ardiente

Los síntomas, generalmente, ocurren en la parte interna del tobillo y en la planta del pie. Estas sensaciones pueden ser esporádicas o aparecer de repente. Buscar un tratamiento temprano es esencial. El túnel del tarso puede causar daño permanente a los nervios si no se trata durante un período prolongado.

Enfermedad de las arterias periféricas

En la enfermedad de las arterias periféricas se acumula placas en las arterias. Con el tiempo, esta placa puede endurecerse, estrechando las arterias y limitando el suministro de sangre y oxígeno a partes de su cuerpo.

La enfermedad de las arterias periféricas puede afectar las piernas, lo que produce entumecimiento tanto en las piernas como en los pies. También puede aumentar el riesgo de infección en esas áreas. Si la enfermedad de las arterias periféricas es lo suficientemente grave, podría resultar en gangrena y amputación de la pierna.

Debido a que la enfermedad de las arterias periféricas aumenta el riesgo de enfermedad cardíaca, ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares, debe consultar a su médico de inmediato si experimenta alguno de los siguientes síntomas:

  • dolor en las piernas al caminar o subir escaleras
  • frío en la parte inferior de la pierna o el pie
  • llagas en los dedos de los pies, pies o piernas que no sanan
  • cambiar en el color de las piernas
  • pérdida de cabello, crecimiento más lento del cabello en piernas o pies
  • pérdida o crecimiento lento de las uñas de los pies
  • piel brillante en piernas
  • pulso débil o nulo en las piernas

Si fuma o tiene una enfermedad cardíaca, colesterol alto o presión arterial alta, su riesgo de enfermedad de las arterias periféricas es mayor.

Presión en los nervios

Ejercer demasiada presión sobre los nervios puede provocar entumecimiento o una sensación de hormigueo. Existe varias causas que puede ejercer una presión excesiva sobre los nervios, entre ellas:

  • músculos tensos o con espasmos
  • zapatos demasiado apretados
  • lesiones de pie o tobillo
  • sentarse sobre el pie mucho tiempo
  • Hernias de disco o problemas de espalda que atrapan un nervio y lo presionan.

En muchos casos, la causa subyacente de la presión sobre los nervios es tratable y, en la mayoría, el daño no será permanente.

¿Cuándo pedir ayuda médica?

Si experimenta entumecimiento, hormigueo persistente en las piernas y los pies. Aunque puede producirse entumecimiento ocasional, el entumecimiento y hormigueo persistente puede ser un indicio de un problema médico subyacente.

Cuanto antes se haga el diagnóstico, antes podrá comenzar el tratamiento. El tratamiento precoz, a menudo, conduce a resultados positivos.

Es probable, dependiendo de sus síntomas, que el médico realice algunas pruebas .Puede preguntarle acerca de sus otros síntomas, enfermedades y historial médico familiar.

Tratamientos en el hogar

También hay cosas que puede hacer en casa para ayudar a aliviar sus síntomas, que pueden incluir:

Descanso

Si una lesión le ha causado entumecimiento o dolor, el descanso puede ayudar a que su cuerpo se recupere sin causar más daño.

Hielo

En el síndrome del túnel tarsiano o las lesiones, aplicar hielo en el área afectada puede reducir tanto el entumecimiento como el dolor. No deje la bolsa de hielo más de veinte minutos cuando se la aplique.

Calor

En algunas personas, la aplicación de calor en el área adormecida puede aumentar el suministro de sangre y, al mismo tiempo, relajar los músculos. Incluya el calor seco de almohadillas térmicas o calor húmedo de toallas humedecidas o paquetes térmicos húmedos. También puede ser útil tomar un baño o una ducha tibia.

Aparatos ortopédicos

Para las personas que experimentan demasiada presión sobre los nervios, los aparatos ortopédicos pueden ayudar a aliviar esa presión y cualquier dolor y entumecimiento posteriores. Los zapatos con apoyo también pueden ayudar.

Observe

Asegúrese de inspeccionarse los pies en busca de llagas y ampollas. Es importante independientemente de la causa . El entumecimiento puede evitar que sienta lesiones, lo que puede provocar infecciones que podrían extenderse a otras áreas del cuerpo.

Masaje

Masajear los pies aumenta la circulación sanguínea, además de ayudar a estimular los nervios y los músculos, lo que puede mejorar su función.

Baños de pies

Remojar los pies en sal de Epsom puede ayudar a aliviar los síntomas. Tienen magnesio, que puede aumentar la circulación sanguínea. Se cree que el magnesio puede ayudar a tratar el entumecimiento y el hormigueo y, potencialmente, prevenir su reaparición.

What is peripheral artery disease? (2015, November 16)
nhlbi.nih.gov/health/health-topics/topics/pad
Mayo Clinic Staff. (2015, December 24). Peripheral artery disease (PAD).Retrieved from
mayoclinic.org/diseases-conditions/peripheral-artery-disease/symptoms-causes/dxc-20167421
MS symptoms. (n.d.)
nationalmssociety.org/Symptoms-Diagnosis
Tarsal tunnel syndrome. (n.d.)
foothealthfacts.org/footankleinfo/tarsal-tunnel-syndrome.htm
Alodinia cuando los abrazos duelen

¿Qué es la alodinia? El sentido del tacto es uno de los aspectos más básicos y fundamentales de la experiencia humana. La usamos como una capacidad para sentir, es una herramienta integral para discriminar y comprender mejor nuestro entorno a lo largo de todo el día,sin pensar.

Tocar y abrazar  es una parte fundamental de la comunicación humana, ya sea a través de un apretón de manos, un abrazo o una palmada en la espalda. El contacto humano puede considerarse un componente clave de la comunicación positiva y puede fomentar una sensación de bienestar general.

Sensibles al tacto

Desafortunadamente, vivir con dolor crónico puede interferir con la capacidad para tocar, sentir, abrazar o ser abrazado.

Es desafiante cuando somos extremadamente sensibles al contacto con cosas que generalmente no son dolorosas. El término médico es alodinia y significa que algo es doloroso cuando el estímulo no es doloroso.

Imagínate rodar ligeramente el dorso de tu mano con una bola de algodón. No debería doler, pero ahora imagina que hacerlo se asocia repentinamente con una sensación de dolor intenso en la mano. Este sería un ejemplo de alodinia.

Tener sensibilidad extrema al tacto puede tener un efecto penoso en la vida de una persona, ya que a menudo evitará el contacto físico como una herramienta para evitar el dolor.

El resultado, una persona puede evitar por completo el uso de una parte del cuerpo afectada, como la mano en el ejemplo, o no querer salir de la casa por temor a estar cerca de otras personas y exponer las partes más sensibles y dolorosas del cuerpo.

Uno de los tipos más comunes de dolor que puede desembocar en alodinia es el dolor neuropático. Los cambios en el flujo normal de la información en el sistema nervioso, del sistema nervioso periférico hasta el cerebro, es una característica del dolor neuropático.

A veces, este procesamiento del dolor se produce debido a un daño nervioso real, pero no siempre sucede. Un síndrome de dolor neuropático, en particular, que a menudo se asocia con  alodinia es el síndrome de dolor regional complejo o SDRC.

El síndrome de dolor regional complejo puede ser un problema de dolor debilitante que generalmente involucra una extremidad, como un brazo o una pierna, después de haber sufrido algún tipo de lesión tisular. Una de las características del síndrome de dolor regional complejo que lo hace tan difícil de tratar es el dolor intenso que se puede experimentar al tratar de usar una parte del cuerpo que es hipersensible.

Más allá de ser sensible al tacto

La alodinia también puede estar asociada con otros tipos de problemas de dolor crónico, como fibromialgia, migrañas, cicatrices quirúrgicas dolorosas y daño en la piel por radiación ultravioleta.

De hecho, se conoce que los pacientes de migraña tienen dolor al peinarse, afeitarse y ponerse lentes de contacto. Lo que todos estos síndromes parecen tener en común es lo que se conoce como sensibilización central, donde hay una amplificación de las señales de dolor que ocurren en el cerebro.

Aún no está claro la causa, pero la investigación está analizando los efectos de los mediadores inflamatorios en las células nerviosas dentro del cerebro, así como el papel de las células gliales que forman la materia blanca del cerebro.

Afortunadamente, la alodinia puede tratarse con éxito en las circunstancias adecuadas, por lo que es importante encontrar médicos que comprendan este problema y puedan tratarlo.

Las técnicas de desensibilización son una forma de reducir la hipersensibilidad de la piel o en los tejidos, e incluso se puede hacer algo en casa por tu cuenta.

Por ejemplo, colocar una mano o pie sensible en un tazón de arroz crudo o lentejas es una herramienta que ayuda a algunos pacientes.

Otros tratamientos tópicos incluyen cosas como baños de contraste, cera de parafina y arcilla. Debido a que la desensibilización puede ser un proceso doloroso al comenzar, es útil contar con el apoyo y la orientación de un equipo que lo trate.

Sí la hipersensibilidad al dolor interfiere en la calidad de vida es necesario acudir a unidades especializadas en el tratamiento del dolor.

Tratamiento del dolor neuropático

parestesia

El dolor que produce la parestesia se siente como si estuvieran frotando la piel, o manifestarse como entumecimiento o picazón sin razón aparente.

Casi todo el mundo ha experimentado parestesia en alguna ocasión.

Es una sensación familiar, todo el mundo la ha experimentado alguna vez, las manos o las piernas se duermen y se empiezan a sentir alfileres o agujas. Normalmente se produce cuando sin querer se  presiona un nervio. Al cambiar de posición, se resuelve, se elimina la presión sobre el nervio.
Este tipo de parestesia es temporal y generalmente se resuelve sin tratamiento.

Si la parestesia persiste, es posible que tenga un trastorno médico subyacente que requiera tratamiento.

¿Cuáles son los síntomas de la parestesia?

La parestesia puede afectar cualquier parte del cuerpo, afecta a:

  • manos
  • brazos
  • piernas
  • pies

La parestesia puede ser temporal o crónica.

Síntomas de la parestesia

  • entumecimiento
  • debilidad
  • estremecimiento
  • quemazón
  • frío

La parestesia crónica puede causar un dolor punzante. Esto puede llevar a la torpeza de la extremidad afectada. Cuando se produce parestesia en las piernas y los pies, puede dificultar el caminar.

Es necesario consultar al médico si tiene síntomas de parestesia que persisten o afectan su calidad de vida. Podría ser una señal de que usted tiene una condición médica subyacente y necesita tratamiento.

¿Qué causa la parestesia?

No siempre es posible encontrar la causa de la parestesia.

La parestesia temporal a menudo se debe a la presión sobre un nervio o breves períodos de mala circulación. Esto puede suceder cuando se duerme sobre la mano o se sienta con las piernas cruzadas durante demasiado tiempo.

La parestesia crónica puede ser un signo de daño a los nervios.

Dos tipos de daño nervioso son la radiculopatía y la neuropatía.

Radiculopatía

La radiculopatía es una afección en la cual las raíces nerviosas se comprimen, se irritan o se inflaman.

Sucede cuando se tiene:

Una hernia discal que presiona un nervio.
un estrechamiento del canal que transmite el nervio desde la médula espinal hasta la extremidad.
Cualquier masa que comprime el nervio cuando sale de la columna vertebral.

La radiculopatía que afecta a la  espalda baja se llama radiculopatía lumbar. La radiculopatía lumbar puede causar parestesia en la pierna o el pie. En casos más severos, la compresión del nervio ciático puede ocurrir y puede causar debilidad en las piernas.

El nervio ciático es un nervio grande que comienza en la médula espinal inferior.

La radiculopatía cervical involucra los nervios que dan sensación y fuerza a sus brazos.

Si tiene radiculopatía cervical, se puede experimentar:

  • dolor crónico de cuello
  • parestesia de las extremidades superiores
  • debilidad del brazo
  • debilidad de la mano

Neuropatía

La neuropatía se produce debido a un daño crónico en el nervio. La causa más común de neuropatía es la hiperglucemia o un nivel alto de azúcar en la sangre.

Otras posibles causas de la neuropatía son:

  • Accidentes
  • Lesiones por movimientos repetitivos
  • Enfermedades autoinmunes, como la artritis reumatoide
  • Enfermedades neurológicas, como la esclerosis múltiple.
  • Enfermedades renales
  • Enfermedades del hígado
  • Tumores en el cerebro o cerca de los nervios
  • Trastornos de la médula ósea o del tejido conectivo.
  • hipotiroidismo
  • deficiencias de vitamina B-1, B-6, B-12, E o niacina
  • Tener demasiada vitamina D
  • Infecciones, como la enfermedad de Lyme, la culebrilla o el VIH.
  • Ciertos medicamentos, como los medicamentos de quimioterapia
  • Exposición a sustancias tóxicas, como productos químicos o metales pesados.
  • El daño a los nervios puede llevar a un entumecimiento permanente o parálisis.

¿Quién está en riesgo de parestesia?

Cualquier persona puede experimentar parestesia temporal. El riesgo de radiculopatía aumenta con la edad.

También se es más propenso si:

  • Hace movimientos repetitivos que comprimen repetidamente los nervios, como escribir, tocar un instrumento o practicar un deporte como el tenis,
  • Beber en exceso y comer una dieta pobre conlleva a deficiencias de vitaminas, la vitamina específicamente B-12 y ácido fólico,
  • Tener diabetes tipo 1 o 2,
  • Enfermedades autoinmunes,
  • Enfermedad neurológica, como la esclerosis múltiple.

¿Cómo se diagnostica la parestesia?

Consulte a su médico si tiene parestesia persistente sin causa evidente.

Mencionar cualquier actividad en la que participe que implique movimientos repetitivos. También debe informar de los medicamentos de venta libre o recetados que toma.

Su médico considerará sus problemas de salud conocidas con el fin de llegar a un  diagnóstico. Si sufre diabetes, por ejemplo, el médico querrá determinar si tiene daño en los nervios, o neuropatía.

El médico, probablemente, realizará un examen físico completo.Puede incluir un examen neurológico. Los análisis de sangre y otras pruebas de laboratorio, como la punción lumbar, puede ayudar a descartar ciertas enfermedades.

Si el médico sospecha que hay un problema en el cuello o la columna vertebral, puede recomendar pruebas de imagen, como radiografías, tomografías computarizadas o imágenes por resonancia magnética.

Dependiendo de los resultados, puede derivarse a un especialista, como un neurólogo, ortopedista o endocrinólogo.

¿Cuál es el tratamiento para la parestesia?

El tratamiento depende de la causa. Puede ser posible, en algunos casos, tratar la enfermedad y por tanto eliminar la causa .

Por ejemplo, una una lesión por movimientos repetitivos, se pueden hacer algunos ajustes en el estilo de vida o una terapia física pueden resolver el problema. Si  se debe a una enfermedad subyacente, recibir tratamiento para esa enfermedad puede aliviar los síntomas.

Las circunstancias individuales determinan la mejoría de los síntomas. Algunos tipos de daño a los nervios son irreversibles.

¿Cuál es la perspectiva para las personas con parestesia?

La parestesia temporal generalmente se resuelve en unos pocos minutos. Es crónica si esas sensaciones extrañas no desaparecen o regresan con demasiada frecuencia. Puede afectar a la calidad de vida diaria si los síntomas son graves.

Por eso es tan importante tratar de encontrar la causa. No dude en buscar una segunda opinión o consulte a un especialista si es necesario.

La gravedad de la parestesia crónica y su duración dependerán en gran medida de la causa.

En algunos casos, el tratamiento de la afección subyacente resuelve el problema. Hay que informar al médico si sel tratamiento no funciona para que puedan ajustar su plan de tratamiento.

¿Cómo se puede prevenir la parestesia?

No siempre se puede prevenir.

Por ejemplo, es probable, que no se puede evitar si se tiende a quedarse dormido en los brazos.

Sin embargo, se pueden tomar medidas para reducir la aparición o la gravedad de los síntomas. El uso de férulas para la muñeca en la noche puede aliviar la compresión de los nervios de la mano y ayudar a resolver los síntomas.

Consejos para prevenir la parestesia crónica

Evitar movimientos repetitivos, si es posible.

Levantarse y moverse con la mayor frecuencia posible si hay que permanecer sentado durante largos períodos de tiempo.

Si la causa es debida a diabetes o cualquier otra enfermedad crónica, el seguimiento y el control de la enfermedad ayudará a disminuir las probabilidades de sufrir los síntomas.

https://www.ninds.nih.gov/Disorders/All-Disorders/Paresthesia-Information-Page

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/mesh?term=Painful%20Paresthesias
Mareos y mal equilibrio en fibromialgia

¿Por qué se puede sufrir mareos y mal equilibrio en fibromialgia?. Para algunas personas, son pequeñas molestias ocasionales. Para otros, pueden ser severamente debilitantes y llevar a lesiones.

Las caídas son un problema serio y más si sucede de forma repetitiva. Unir al dolor las consecuencias de las caídas lleva a un deterioro en la salud del enfermo.  Sufrir caídas frecuentes y/o  problemas de equilibrio también generan más miedo a las caídas.

El miedo y la inactividad

Ese miedo puede, a su vez, puede ayudar a la inactividad. Según un estudio en reumatología clínica, el 73 por ciento de las personas con fibromialgia tienen miedo a la actividad física y casi el 75 por ciento tiene problemas con el equilibrio.

La caída más que un síntoma es la consecuencia de sufrir mareos y de un equilibrio deficiente. Las caídas y los problemas de equilibrio también pueden estar relacionadas con cambios en la marcha, en la forma de caminar.

Mareos y mal equilibrio en fibromialgia

¿Por qué en fibromialgia se pueden sumar estos problemas? ¿Y como se puede tratar?

Fibromialgia y mareos

En fibromialgia, los mareos casi siempre aparecen al levantarse. Es similar a la sensación de levantarse demasiado rápido, sucede cada vez que se pasa de estar acostado o sentado a ponerse de pie. La aparición repentina de mareos puede hacer que se balancee sobre los pies, se tambalee o que incluso lo haga caerse o desmayarse.

Un subgrupo particular que lo padecen, quienes tienen niveles más altos de dolor

Los mareos y desmayos en esta condición estarían vinculados a un subgrupo en particular, según un estudio de 2017 publicado en el European Journal of Pain.

Sumados a los mareos y desmayos, este subgrupo también tenía los niveles más altos de dolor y una variedad de síntomas y condiciones superpuestas que incluyen disfunción cognitiva («fibroniebla»), vejiga irritable, vulvodinia y síndrome de piernas inquietas.

El papel de la disautonomía en fibromialgia

La investigación sugiere que este síntoma proviene de la disfunción del sistema nervioso autónomo (SNA), y se llama disautonomía. El sistema nervioso autónomo está involucrado con funciones críticas en el cuerpo, que incluyen la frecuencia cardíaca, la presión arterial, la frecuencia respiratoria, la temperatura corporal, el metabolismo y la digestión.

El mareo resultante de la disautonomía recibe el nombre de intolerancia ortostática, hipotensión mediada neuralmente o síndrome de taquicardia ortostática postural (POTS).

Esto, esencialmente, significa que el corazón y el cerebro no se comunican correctamente entre sí.

¿Qué sucede en el sistema nervioso autónomo?

Al pasar de una posición acostada o sentada, el sistema nervioso autónomo aumenta la presión arterial para luchar contra la gravedad y mantener un suministro suficiente de sangre en el cerebro. En la disautonomía, esto no sucede de forma correcta.

En disautonomia, la presión arterial puede disminuir al pararse, y el resultado es mareo o aturdimiento. En la taquicardia ortostática postural, la frecuencia cardíaca se acelera a medida que disminuye la presión arterial.

Los mareos pueden estar asociados con palpitaciones del corazón, visión borrosa, aumento del pulso, dolor en el pecho y un tipo de desmayo llamado síncope vasovagal.

Sin embargo, no todas las personas con mareos relacionados con la fibromialgia se desmayan.

En un estudio de 2008, los investigadores dijeron que los mareos y las palpitaciones eran más comunes que los desmayos. También dicen que el síndrome de taquicardia ortostática postural fue uno de los síntomas de fibromialgia más comunes que se observaron durante las pruebas de la mesa basculante, prueba que mide la respuesta a los cambios de posición.

Problemas en la marcha en fibromialgia

Además de la posibilidad de caídas, la investigación sugiere que las personas con fibromialgia caminan de manera diferente que las personas sanas.

Un estudio de 2009 encontró que alrededor del 28 por ciento de las personas con esta enfermedad tienen una marcha anormal (forma de caminar).

En un estudio de rendimiento funcional realizado en 2017, los investigadores concluyeron que la marcha y el equilibrio se veían gravemente afectados en esta afección.
Se incluyeron las siguientes diferencias:

  • longitud de zancada significativamente más corta
  • Paso lento
  • la forma en que el cuerpo se balancea al caminar

Más dolor, más problemas de marcha y equilibrio

Los investigadores observaron que las diferencias de marcha y equilibrio eran peores en las personas que tenían más dolor, rigidez, fatiga, ansiedad y depresión. Recomendaron que los médicos evalúen la marcha y la postura en los pacientes con fibromialgia para encontrar qué tipo de rehabilitación era la adecuada para la prevención de caídas que necesitaban los enfermos.

Este estudio es parte de un aumento en la literatura científica que demuestra problemas de equilibrio y andar pueden provocar caídas. Aún así, evaluar y tratar estos síntomas pueden no ser prioritarios. Si le preocupan, asegúrese de ponerlos en conocimiento en su próxima cita.

Aliviar los mareos y el riesgo de caídas en la fibromialgia

Mientras más éxito tenga el tratamiento de su fibromialgia, estos síntomas deberían ser menos problemáticos. Sin embargo, si necesitan más atención o si no ha podido encontrar tratamientos eficaces para la fibromialgia, tiene varias opciones.

Para mareos causados por POTS, hipotensión ortostática o hipotensión mediada neuralmente, es posible que su médico le recomiende medicamentos que lo ayuden. Estos pueden incluir ISRS / IRSN, benzodiazepinas y bloqueadores beta.
Algunos de estos medicamentos pueden ayudar a aliviar otros síntomas de fibromialgia, así como los ISRS e IRSN se recetan comúnmente para esta enfermedad. Su médico también puede recomendar cambios en el estilo de vida.

Modifique los cambios en el estilo de vida.

Si fuma, la investigación publicada en el diario reumatológico Joint Bone Spine sugiere que dejar de fumar puede ayudar a aliviar los desmayos y otros síntomas de la fibromialgia.
Tratar el equilibrio y marcha mediante la fisioterapia. Realizar yoga, tai chi o qigong es seguro para el tratamiento ,hasta que encuentre la forma de mejorar estos síntomas.
Ayudarse de un bastón o un andador pueden ayudarlo a mantenerse de pie. Realizar ejercicios sentado pueden ser la opción más segura de forma que se evite la inactividad total.

¿Cómo mejorar el equilibrio? Estrategias para mejorar.

Costa ID, Gamundi A, Miranda JG, et al. Altered functional performance in patients with fibromyalgia. Frontiers in human neuroscience. 2017 Jan 26;11:14.
 SS, et al. Smoking habits influence pain and functional and psychiatric features in fibromyalgia. Joint, bone, spine. 2011 May;78(3):259-65.
Staud R. Autonomic dysfunction in fibromyalgia syndrome: postural orthostatic tachycardia. Current rheumatology reports. 2008 Dec;10(6):463-6.
Russek L, Gardner S, Maguire K, et al. A cross-sectional survey assessing sources of movement-related fear among people with fibromyalgia syndrome. Clinical rheumatology. 2015 Jun;34(6):1109-19.
Watson NF, Buchwalk D, Goldberg J, et al. Neurologic signs and symptoms in fibromyalgia. Arthritis and rheumatism. 2009 Sep;60(9):2839-44.
Yim YR, Lee KE, Park DJ, et al. Identifying fibromyalgia subgroups using cluster analysis: relationships with clinical variables. European journal of pain. 2017 Feb;21(2):374-384.
problemas de la piel con fibromialgia

El picor o comezón en fibromialgia es un síntoma raro y afecta a un número pequeño de enfermos de fibromialgia.

En un estudio que analizó la frecuencia de problemas de la piel con fibromialgia, el 3.3% de las personas reportaron picor o comezón sin una causa identificada.

Otros problemas de la piel con fibromialgia que han sido reportado por los enfermos incluyen:

Sudoración excesiva: 32 por ciento
Sensación de quemazón en la piel: 3.4 por ciento
Diversas sensaciones cutáneas inusuales: 1.7 por ciento
Lesiones cutáneas por rasguños repetitivos, bultos con comezón en los brazos y las piernas, o áreas de piel que se engrosan y causan picor: 1.9 por ciento
Inflamación de la piel sin picor – 9.1 por ciento

Las personas con fibromialgia son más sensibles al dolor y la sensibilidad al tacto, está más presente que en personas que no sufren esta enfermedad. Como resultado, cualquiera de los problemas de la piel mencionados anteriormente puede causar picazón a alguien con fibromialgia.

¿Se menciona el picor (o comezón) en los criterios de diagnóstico de  fibromialgia?

El Colegio Americano de Reumatología proporciona los siguientes criterios para diagnosticar la fibromialgia.

Los criterios aconsejan que el dolor y los síntomas deberían haberse sentido la semana pasada en al menos 7 de las 19 áreas del cuerpo. La cantidad de áreas en las que se siente el dolor se puntúa entre 0-19 y se conoce como puntaje del Índice de dolor generalizado (WPI).

Después de determinar el puntaje de WPI, el siguiente paso es determinar como de severos son los síntomas, mediante una puntuación de gravedad de síntomas (SS). En la primera parte del puntaje SS, los niveles de fatiga, la falta de sueño reparador  y los cambios en el pensamiento deben clasificarse entre 0-3, siendo 0 calificado como sin ningún problema y 3 como grave.

En la segunda parte del puntaje SS, se deben controlar otros síntomas que se puedan haber experimentado en la última semana. Uno de estos muchos síntomas incluye picazón.

Un médico calculará la puntuación del WPI y SS total para determinar si la persona tiene fibromialgia. Todos los síntomas tendrían que haber durado por lo menos 3 meses a un nivel similar y no ser explicados por otra condición.

¿Qué causas provoca problemas de la piel con fibromialgia?

La causa del picor de piel en fibromialgia no está clara. Sin embargo, los siguientes factores pueden desempeñar un papel en la aparición de este síntoma:

Sistema nervioso central

El sistema nervioso central está formado por el cerebro, la médula espinal y los nervios. El sistema nervioso central comunica la información por todo el cuerpo a través de una red de células nerviosas

Los científicos piensan que las personas con fibromialgia experimentan cambios en la forma en que el sistema nervioso central procesa los mensajes de dolor. Estos cambios pueden desarrollarse debido a niveles anormales de ciertos químicos en el cerebro que se traducen en dolor, estos químicos reciben el nombre de neurotransmisores.

Receptores del dolor

Los investigadores también creen que los receptores del dolor en el cerebro pueden llegar a  desarrollar memoria, llamada la memoria del dolor. Esto puede hacer que se vuelvan más sensibles y se presenten reacciones exageradas ante el dolor, esta podría se la causa del picor.

El prurito en  fibromialgia puede estar causado por ciertas fibras nerviosas que se activan y causan una sensación de picor. El prurito y el dolor comparten una vía común situada en la médula espinal. El dolor y la picazón se activan en las mismas áreas sensoriales del cerebro. Alguien que es sensible al dolor también puede ser sensible al picor o comezón.

El picor constante puede desencadenar un «ciclo de rascado».

Inicialmente, el rascado alivia el picor, pero hacerlo de forma constante lleva a daños en la piel. Esto empeora el picor, por lo que la persona se rasca más y pica más.

Desequilibrios químicos

Las personas con fibromialgia tienen niveles anormales de los neurotransmisores dopamina, noradrenalina y serotonina en el cerebro. Los neurotransmisores son mensajeros químicos que controlan las comunicaciones en todo el cerebro y el cuerpo.

Investigación en ratones, que estudia el papel de la serotonina en la piel descubrió que los niveles anormales de serotonina hacen que pique. Los investigadores también descubrieron que cuando se libera serotonina en respuesta al dolor, se activan ciertos receptores que causan picazón.

La acción de rascado causa la liberación de serotonina como analgésico, que reactiva los receptores de nuevo y causa más picor. Los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS), como la sertralina y la fluoxetina, pueden ayudar a reducir el picor de la piel.

El picor como efecto secundario al tratamiento

Algunos medicamentos pueden causar picazón como efecto secundario:
Los medicamentos usados para tratar la fibromialgia, incluyen analgésicos, antidepresivos y antiepilépticos, a veces pueden tener efectos secundarios como el picor en ciertas personas.

Estos medicamentos incluyen:

  • Acetaminofeno: raros efectos en la piel, sarpullido, urticaria o picazón
  • Ibuprofeno: efecto secundario muy común.
  • Naproxeno sódico: el picor es un efecto secundario frecuente.
  • Tramadol: efecto secundario común
  • Duloxetina y milnacipran: ardor, hormigueo, picazón, hormigueo, son efectos secundarios considerados como menos comunes.
  • Pregabalina:  efecto secundario raro

Si el picor se experimenta con algún medicamento usado para el tratamiento de la fibromialgia, se debe hablar con el médico para asegurarse de que los síntomas no sean una reacción alérgica. En algunos casos de picazón, es posible que se pueda modificar la dosificación o la medicación.

No existen pautas específicas sobre cómo tratar el picor en la fibromialgia. Sin embargo, una vez que se identifica la causa de un picor pueden tratarse.

Tratar la comezón causada por el ciclo de picazón de la piel, existen medidas que pueden proporcionar alivio:

Cómo tratar la picazón.

  • Usar compresas húmedas y evitar los jabones perfumados.
  • Usar cremas humectantes cuando el clima es muy seco para que la piel esté hidratada siempre.
  • Aplícate una crema humectante de alta calidad sobre la piel. Cremas (Cetaphil, Eucerin, CeraVe, otras) sobre la piel afectada por lo menos una vez al día.
  • Usa cremas o geles que te refresquen la piel. Prueba usar una loción de calamina o un producto que contenga hasta uno por ciento de mentol.
  • Aplícate una crema o una loción para aliviar la picazón sobre la zona afectada. El uso a corto plazo de una crema con hidrocortisona de venta libre que contenga por lo menos uno por ciento de hidrocortisona puede aliviar temporalmente la picazón acompañada de enrojecimiento e inflamación de la piel. Una loción con calamina o las cremas con capsaicina también pueden brindar alivio.Los anestésicos tópicos, como la pramoxina, pueden ser útiles.
  • No pasar mucho tiempo expuesto al sol o a una humedad excesiva.

Evitar el rascado, recortar las uñas y usar guantes por la noche

Tomar un baño tibio y agregar bicarbonato de sodio, avena sin cocer o harina de avena coloidal

Más sugerencias para aliviar el picor

Para calmar las molestias del picor puede ayudar la aplicación de una crema específica en las zonas afectadas varias veces al día. Se debe aplicar la crema tras la ducha.

El agua de la ducha no debe ser muy caliente, mejor tibia, el calor produce vasodilatación y puede desencadenar el prurito.

En el aseo se debe usar únicamente jabón no alcalino y evitar talcos o productos con iones metálicos, entre ellos los antitranspirantes o antisépticos. Se recomienda usar ropa de algodón y evitar la lana o las fibras sintéticas y ásperas que pueden irritar la piel.

Minimizar el estrés mediante la terapia cognitiva conductual o métodos de relajación como meditación o yoga.

La picazón persistente puede interferir con el sueño, y la falta de sueño podría empeorar los síntomas de la fibromialgia.

Los rasguños continuos también pueden provocar una infección. Si una persona con fibromialgia experimenta picazón persistente, debe controlar sus síntomas con un médico.

Conclusiones

Puede ser un problema incómodo e irritante para quienes lo padecen. Según la causa del picor, se pueden usar muchos métodos para aliviar los síntomas, hay que tratar la picazón y tratar de eliminar la causa.

Existen medidas de autocuidado que se pueden aplicar en el hogar, pero si no son suficientes siempre es mejor consultar a un médico.

Increased expression of N-methyl-D-aspartate receptor subunit 2D in the skin of patients with fibromyalgia.

¿Duele más cuando llega el invierno? ¿Es el frío y dolor en los músculos tu rutina en el invierno?

Cuando bajan las temperaturas en los meses más fríos, la gente a menudo habla de sus dolores de rodillas, como un gran fuente de dolor en el invierno.

El doctor Steve Malinese, profesor de fisioterapia en la Universidad de Australia del Sur, dice que mientras que los médicos tienen más trabajo en invierno, los pacientes no tiene necesariamente porque sentir más dolor.

«El dolor probablemente refleje el cambio en la postura y en el cambio de nivel de actividad»

Sin embargo,el cambio de los patrones climáticos y los frentes tormentosos puede afectar a algunos enfermos de artritis por un cambio de la presión del aire.

El frío y dolor en los músculos ¿Está todo en la cabeza?

«Existe cierta relación entre el dolor y la artritis reumatoide con la presión barométrica. En cuanto a la osteoartritis y la fibromialgia , la relación es muy débil», dijo el doctor Malinese.

«La única relación consistente entre el dolor y el tiempo  es con la presión barométrica alta.»Esto se da en un pequeño subconjunto de pacientes con artritis reumatoide y fibromialgia».

Entonces, ¿por qué sentimos el dolor más en invierno?

Dr Malinese «La mayoría de los problemas que surgen durante el invierno simplemente provienen de cambios posturales y los niveles de actividad.
«Desde la perspectiva de evidencia médica, no hay una relación fuerte entre el frío y el dolor»

«También es posiblemente psicosocial, ya que todos nos sentimos un poco deprimidos durante el invierno», dijo. «El clima provoca un cambio en el comportamiento, que puede conducir a los síntomas.»

Dr Malinese; «No hay relación probada que con la lluvia y las temperaturas más frías el problema del dolor vaya a más»

¿Qué hacer con el frío y dolor en los músculos?

El clima frío hace que los músculos pierdan más calor y se contraigan, por lo que se tensan en todo el cuerpo. Así las articulaciones se tensan más, por ello, los músculos podrían perder su rango de movimiento y los nervios podrían resultar pinzados con mayor facilidad, según la fisioterapeuta ortopédica con sede en Los Ángeles, Vivian Eisenstadt.

Los efectos de temperaturas más frías, los músculos se ven obligados a trabajar mucho más para completar las mismas tareas que completan fácilmente en un clima más templado. Esto causa más daño al tejido muscular y puede resultar en un aumento de dolor. Para contrarrestar los daños, asegúrate de calentar un poco más de lo habitual tu cuerpo .

«Es normal que sienta dolor muscular durante días después del ejercicio, especialmente si se trata de un tipo diferente de actividad o a un nivel más intenso del que está acostumbrado a hacer», dice Amy McDowell, una fisioterapeuta e instructora de pilates de ARC Physical Therapy en Chicago.

Frío y dolor en los músculos

«Si sientes más dolor durante el invierno después de hacer el mismo nivel de ejercicio del que haces el resto del año, podría ser que tu cuerpo necesite un tiempo de calentamiento mayor».

Trata de iniciar tu sesión de ejercicios con ejercicios cardiovasculares ligeros, como caminar a paso ligero. Esto elevará tu temperatura central y asegurará que el oxígeno y la sangre fluyan por todo el cuerpo.

Siempre calentar antes de comenzar

Una regla básica es que debes calentar durante 10 minutos cuando la temperatura está entre 2 y 10 grados. Por cada 10 grados que la temperatura baje,  prolonga tu calentamiento a cinco minutos más.

Brandon Mentore, un promotor de salud con sede en Filadelfia, recomienda una combinación de ejercicios y estiramientos para un calentamiento eficaz.

Algunos ejercicios de peso corporal -como pushups, sentadillas y abdominales de bicicleta -son ideales para lograr que tu sangre fluya después de tu caminata de calentamiento, dice Mentore. Luego, después de esos ejercicios, estira solo los grupos de músculos más tensos de tu cuerpo; para la mayoría de la gente, estos grupos incluyen los tendones isquiotibiales, cuádriceps, el pecho y los hombros.

Además de estirar los grupos musculares más tensos del cuerpo: también debes centrarte en en otras áreas como la espalda, los brazos y las pantorrillas. «Esto va a prevenir el dolor muscular y mejorará tu rendimiento general durante el invierno», dice Mentore.

No renuncies al ejercicio. Modifica tu sesión de ejercicios para sentirte y verte mejor durante los meses de invierno.  Los hábitos saludables que elijas pueden ser incorporados en tus ejercicios de calentamiento en la primavera y el verano.

¿Y si tengo frío y dolor en los músculos que elijo frío o calor?

Recuerda en fibromialgia el frío puede originar contracturas (por malas posturas), por lo que puede ser fuente de dolor.

Para que el dolor muscular se alivie, aplicar calor cuando procede el dolor de lesiones musculares mediante bolsas de agua caliente. Compresas de agua caliente o con bandas de parafina puede ser una buena solución para el alivio del dolor múscular. Para las contracturas en fibromialgia el calor es la terapia más adecuada.

El calor con parafina

El uso de la parafina no debe ser usado con medios caseros. Debe usarse con su tanque de parafina, ya que son, con demasiada frecuencia objeto de quemaduras. Aplicar la banda de parafina en la zona a tratar y envolver con una toalla durante 20 minutos.

Frío y dolor en los músculos

Los pequeños sacos de semillas las han vuelto un objeto muy útil y recomendable para tenerlas muy a mano. Se calientan en el microondas, además tiene olores aromáticos esto hace que junto con el calor el aroma resulte relajante.

Escrito por Fibromialgia Noticias©

Quieres leer más sobre el frio y el dolor  y sensibilidad al frio

http://www.abc.net.au/news/2017-08-28/do-you-get-sorer-during-winter-or-is-it-all-in-your-head/8847994
 cnnespanol.cnn.com/2014/01/28/te-duelen-mas-los-musculos-cuando-esta-frio-afuera/