Entradas

dolor de rodilla por la noche

Es una continua sensación desagradable: estar de pie todo el día, tal vez hacer ejercicio o hacer una carrera son las causas más comunes del dolor de rodilla por la noche. Intentar dormir al acostarse pero es imposible coger el sueño: ¿El culpable? El dolor de rodilla.

El dolor de rodilla nocturno puede llegar a ser frustrante, es probable que no haya tenido ningun tipo de dolor durante el día. Solo después, al acostarte, nota el dolor que avanza e interrumpe el sueño.

Para aclarar el por qué ocurre y qué poder hacer, el cirujano ortopédico Kim Stearns da pautas para saber que hacer cuando se sufre este tipo de dolor.

¿Qué causa el dolor de rodilla por la noche?

El dolor de rodilla puede tener el origen en una variedad de problemas, desde lesiones hasta tendinitis (irritación de los tendones) y bursitis (irritación de los sacos de bursa que amortiguan los huesos y las articulaciones). Pero la causa principal del dolor de rodilla, según el Dr. Stearns, la causa suele ser una forma de artritis. 

“Las personas con rodillas normales y sanas generalmente no sienten dolor por la noche”. «Por lo general, hay una razón, y a menudo es porque tienen artritis, la forma más común es la osteoartritis». Apunta el Dr. Kim Stearns.

La osteoartritis es de naturaleza mecánica, la causa más común es el desgaste de las articulaciones, así como del cartílago y los tendones que rodean las articulaciones. Esto es muy común en la enfermedad de artritis reumatoide, una inflamación de las articulaciones, generalmente causada por un sistema inmunológico hiperactivo. 

Si bien la osteoartritis (artrosis) generalmente se observa en pacientes mayores, también puede ocurrir en pacientes más jóvenes, particularmente aquellos propensos al uso excesivo de ciertas articulaciones o que han sufrido lesiones significativas como desgarros de ligamentos. 

Diferencias entre artritis y artrosis

¿Por qué de noche?

La actividad del día contribuye al dolor que se siente en las rodillas por la noche, pero también lo hace el hecho de que disminuya la actividad y hace presencia el dolor. 

«Cuando se mueven sus articulaciones, también se mantienen lubricadas», dice el Dr. Stearns. «Al cesar el movimiento, no lubrican tanto». 

¿Otra razón por la que empieza a notar el dolor? Cesan las distracciones del entorno. El Dr. Stearns agrega: “No existen otras distracciones del alrededor. Se está tranquilo y quieto, así que se empieza a notar la incomodidad. La falta de movimiento, la falta de lubricación, todo suma en el dolor «.

¿Como tratar el dolor de rodilla por la noche?

El tratamiento del dolor de rodilla está relacionado con eliminar el estrés en esta articulación. Reducir el peso corporal es un buen comienzo para aliviar el dolor. Además de ser clave para un buen estado general, reducir el exceso de peso reduce el estrés diario en las articulaciones y ligamentos de la rodilla.

Pero también hay otras muchas pautas para aliviar el dolor de rodilla.

Hacer ejercicio de forma inteligente

Una gran cantidad de estrés en las articulaciones es causado por el ejercicio de alto impacto, especialmente al correr sobre pavimento. Hay formas de hacer ejercicio que pueden mantener la salud y evitar ese impacto en las articulaciones de la rodilla. “El ejercicio de bajo impacto como nadar, andar en bicicleta y elíptica son buenos porque ejercitan las articulaciones de las rodillas y no las someten a un sobreuso indebido”.

Las rodilleras también pueden ser una herramienta. «Hay aparatos ortopédicos especiales que funcionan para evitar la presión en ciertas partes de la rodilla, ferukas de descarga, que a veces pueden ayudar a aliviar el dolor de la artritis».

Medicamentos

Si tiene la necesidad de tomar analgésicos sin prescripción para ayudar a aliviar el dolor, el Dr. Stearns aconseja tomar naproxeno o ibuprofeno porque tienen propiedades antiinflamatorias y pueden ayudar a aliviar la inflamación que es la causa del dolor de rodilla. 

“Los medicamentos con paracetamol no suelen funcionar ni ser tan efectivo porque enmascaran el dolor pero no hacen nada sobre el origen del dolor”. 

Recomienda tomar la dosis después de la cena, ya que le permite obtener el máximo alivio antes de irse a la cama.

Tener especial cuidado: si está tomando algún medicamento anticoagulante, el tratamiento aconsejado es el paracetamol u otro analgésico pautado por su médico. La interacción entre medicamentos antiinflamatorios puede tener efectos secundarios peligrosos, incluido el hemorragia interna. Es necesario consultar con su médico y ajustar su tratamiento para conseguir ajustarlo a sus necesidades.

Frío y calor en el tratamiento del dolor

El tratamiento con frío, como el hielo, puede aliviar el dolor, como en las lesiones el calor puede hacer que también alivie el dolor en una articulación. La clave, sin embargo, es usar ambos . El Dr. Stearns dice: “Usar calor en la articulación con dolor le hará sentir mejor, pero también aumentará en el área el flujo de sangre. Esto hará que aumente la hinchazón y sienta un dolor palpitante».

Por ello, sugiere usar calor para el alivio inicial, pero luego cambiar a un tratamiento frío como el hielo. «El calor ayuda a que la articulación obtenga alivio, pero es necesario seguir con frío para evitar que la sangre se acumule en la zona». 

Tratamiento del dolor con calor y frío

Los geles tópicos también pueden ayudar. «Los geles con receta, geles de venta libre como e incluso parches antiinflamatorios que ayudan a aliviar las articulaciones con doloro».

Sin embargo, una vez más, consultar a su médico antes de tomar decisiones le evitará efectos secundarios y asegurarse de maximizar el tratamiento.

Cómo dormir cómodamente

Finalmente, puede ayudar en la postura en la cama y reducir la incomodidad y evitar interrumpir el sueño. 

“A veces, si tiene rodillas artríticas, sugerimos que duerma de lado con una almohada pequeña entre las rodillas”, dice el Dr. Stearns. La posición proporciona más apoyo y evita que las rodillas se rocen. 

Si le llega a porducir insomnio, aconseja dormir con una almohada debajo de las rodillas. Además de ofrecer apoyo, esto mantiene las rodillas ligeramente flexionadas, lo que puede evitar que los huesos hagan presión en la articulación con dolor y desgastada. 

“Se trata de encontrar la posición más cómoda y usar una almohada para acolchar para aliviar el dolor. Obtener la postura en la que mejor se sienta» informa el Dr. Stearns.