Entradas

tendinitis y tendinosis

Tendinitis y tendinosis ¿Es lo mismo? Conocer las diferencias entre la tendinitis y tendinosis (tendinopatia) determinará la eficacia de su tratamiento.

Las bandas resistentes y flexibles de tejido fibroso de todo el cuerpo que unen los músculos a los huesos son los tendones. En los deportes, pueden irritarse o inflamarse fácilmente por el estrés de los movimientos repetidos, o por una lesión aguda como un paso mal dado o los impactos de caídas y colisiones. 

¿Qué es la tendinitis?

La tendinitis es una inflamación de los tendones debido a una irritación o inflamación. El sufijo -itis significa inflamación. La tendinitis puede causar dolor profundo y persistente que limita el rango de movimiento normal.

La causa más común de tendinitis en los atletas es una lesión aguda en la que un tendón se estira más allá del rango de movimiento normal y causa dolor, hinchazón e inflamación.

Otras causas de tendinitis:

Otras causas que podrían provocar la inflamación son:

  • Artritis en las articulaciones
  • Otras enfermedades como AR, Gota, psoriasis, hipertiroidismo
  • Posturas indebidas o incorrectas. Las técnicas deportivas ejercidas de forma errónea conducen a sobrecargas.
  • Si se realizan movimientos repetitivos excesivos.
  • Obesidad
  • Problemas de movilidad y flexibilidad

¿Qué es la tendinosis?

Medicamente se usa el término tendinopatía (tendinosis) para describir muchas lesiones de tendones, como el codo de tenista, codo de golfista, lesiones del tendón de Aquiles, etc. Los expertos ahora reconocen que las lesiones típicas del tendón son causadas con mayor frecuencia por el uso excesivo a largo plazo que da como resultado un deterioro del tendón sin cualquier inflamación asociada.

Diferencias entre tendinitis y tendinosis

La distinción es importante porque la inflamación de la tendinitis se trata de manera diferente que el deterioro de la tendinopatía (tendinosis). La inflamación de la tendinitis aguda a menudo responde de forma rápida a los medicamentos y al tratamiento antiinflamatorio. Sin embargo, si la lesión se debe a la degeneración del tejido del tendón, el tratamiento puede prolongarse en el tiempo y estará orientado a mejorar la fuerza del tendón y reconstruir los tejidos.

Causas comunes

A veces, se puede desarrollar tendinitis o tendinopatía debido a una inadecuada técnica deportiva o problemas biomecánicos, en cuyo caso trabajar con un entrenador o preparador físico es la mejor manera de prevenir el desarrollo de un problema crónico. Asegurarse de realizar un calentamiento adecuado e incluir un entrenamiento también es útil para prevenir lesiones por el uso excesivo de los tendones.

Las lesiones por uso excesivo son el resultado del uso repetitivo, el estrés y el trauma de los tejidos blandos del cuerpo (músculos, tendones, huesos y articulaciones) sin dejar el tiempo adecuado para la recuperación. Pueden recibir el nombre de trauma acumulativo o lesiones por estrés repetitivo.

Tratamiento

Tendinitis

Si tiene dolor repentino o dolor en un tendón y se sospecha de tendinitis, lo primero que debe hacer es parar la actividad y descansar. La tendinitis responderá al método RICE (reposo, hielo, compresión y elevación). Este método ayuda a disminuir la inflamación e hinchazón además proporciona alivio temporal del dolor. Este tipo de tratamiento conservador es generalmente todo lo necesario en la recuperación de una verdadera tendinitis. La tendinitis se resuelve en pocos días o a lo sumo en unas semanas.

Tendinosis

La curación de una tendinopatía (tendinosis) se puede prolongar en un tiempo de dos a seis meses. Muchas lesiones de los tendones se convierten en problemas crónicos y pueden empeorar gradualmente porque el atleta continúa con la actividad a pesar del dolor persistente.

Si el dolor en el tendón dura más de unos días a pesar del reposo y el tratamiento conservador, se debe consultar a un especialista en medicina deportiva para una evaluación y trabajar con un fisioterapeuta para rehabilitar el tendón.

Los fisioterapeutas pueden usar ultrasonido u otras modalidades en la curación de la tendinopatía. En algunos casos, se pueden usar férulas o aparatos ortopédicos para aliviar la presión del tendón a medida que cicatriza. Los métodos comunes de rehabilitación incluyen ultrasonido, medicamentos, masajes, aparatos ortopédicos o entablillados.

La etapa final de la rehabilitación de la tendinopatía incluye ejercicios de fortalecimiento y flexibilidad. El fisioterapeuta ayudará a determinar la mejor ruta de rehabilitación personalizada, es importante comprender que comenzar cualquier ejercicio antes de que el tendón se haya curado puede empeorar el problema, por lo que es esencial seguir las recomendaciones de su médico.

Prevención

Si puede determinar la causa de la lesión del tendón y corregir los factores que han desembocado en la lesión, a menudo se puede evitar problemas a largo plazo. Si el dolor se debe al uso excesivo, reduzca o detenga esa actividad y busque una actividad sustituta. Si el dolor se debe a una técnica deficiente o a una ergonomía deficiente, consulte a un entrenador. Si puede eliminar estos factores ofensivos, tiene una más probabilidades de recuperarse por completo.

Para evitar la reaparición de las lesiones por el uso excesivo de los tendones, los atletas deben mantener un programa de entrenamiento que incluya intensidad y duración variadas.

Tipos específicos de tendinitis

Areas del cuerpo especificas donde se desarrollan lesiones en tendones:

  • Tendinitis de quervain
  • Tendinitis hombro
  • Tendinitis rotuliana
  • Tendinitis de codo
  • Tendinitis de muñeca
  • Tendinitis del manguito de los rotadores
  • Tendinitis peroneal
  • Tendinitis calcificante
  • Tendinitos alquilea

Tenosinovitis

En esta lesión se inflama el tendón y  la vaina tendinosa que lo recubre, esto es muy característico de enfermedades inflamatorias como la artritis reumatoide, se trata de una lesión muy dolorosa, acompañada por una hinchazón y rigidez importantes. Suele producirse una crepitación y es más frecuente a nivel de las manos, la llamada tenosinovitis de Quervain, que afecta a la muñeca y 1º dedo de la mano.

Coombes y col. Eficacia y seguridad de las inyecciones de corticosteroides y otras inyecciones para el tratamiento de la tendinopatía: una revisión sistemática de ensayos controlados aleatorios. 
The Lancet, Volumen 376, Número 9754, Páginas 1751-1767, 20 de noviembre de 2010
Jobe y col. 
"Epicondilitis lateral y medial del codo" J. Am. 
Acad. Orto. Surg., Enero de 1994; 2: 1 - 8.Regan y col. 
Tendinopatías alrededor del codo. 
Medicina deportiva ortopédica de DeLee y Drez.3ª ed. 
Filadelfia, Pensilvania: Saunders Elsevier; 2009. Consultado en enero de 2011.
frío y dolor en los músculos

¿Duele más cuando llega el invierno? ¿Es el frío y dolor en los músculos tu rutina en el invierno?

Cuando bajan las temperaturas en los meses más fríos, la gente a menudo habla de sus dolores de rodillas, como un gran fuente de dolor en el invierno.

El doctor Steve Malinese, profesor de fisioterapia en la Universidad de Australia del Sur, dice que mientras que los médicos tienen más trabajo en invierno, los pacientes no tiene necesariamente porque sentir más dolor.

«El dolor probablemente refleje el cambio en la postura y en el cambio de nivel de actividad»

Sin embargo,el cambio de los patrones climáticos y los frentes tormentosos puede afectar a algunos enfermos de artritis por un cambio de la presión del aire.

El frío y dolor en los músculos ¿Está todo en la cabeza?

«Existe cierta relación entre el dolor y la artritis reumatoide con la presión barométrica. En cuanto a la osteoartritis y la fibromialgia , la relación es muy débil», dijo el doctor Malinese.

«La única relación consistente entre el dolor y el tiempo  es con la presión barométrica alta.»Esto se da en un pequeño subconjunto de pacientes con artritis reumatoide y fibromialgia».

Entonces, ¿por qué sentimos el dolor más en invierno?

Dr Malinese «La mayoría de los problemas que surgen durante el invierno simplemente provienen de cambios posturales y los niveles de actividad.
«Desde la perspectiva de evidencia médica, no hay una relación fuerte entre el frío y el dolor»

«También es posiblemente psicosocial, ya que todos nos sentimos un poco deprimidos durante el invierno», dijo. «El clima provoca un cambio en el comportamiento, que puede conducir a los síntomas.»

Dr Malinese; «No hay relación probada que con la lluvia y las temperaturas más frías el problema del dolor vaya a más»

¿Qué hacer para aliviar el frío y dolor en los músculos?

El clima frío hace que los músculos pierdan más calor y se contraigan, por lo que se tensan en todo el cuerpo. Así las articulaciones se tensan más, por ello, los músculos podrían perder su rango de movimiento y los nervios podrían resultar pinzados con mayor facilidad, según la fisioterapeuta ortopédica con sede en Los Ángeles, Vivian Eisenstadt.

Los efectos de temperaturas más frías, los músculos se ven obligados a trabajar mucho más para completar las mismas tareas que completan fácilmente en un clima más templado. Esto causa más daño al tejido muscular y puede resultar en un aumento de dolor. Para contrarrestar los daños, asegúrate de calentar un poco más de lo habitual tu cuerpo .

«Es normal que sienta dolor muscular durante días después del ejercicio, especialmente si se trata de un tipo diferente de actividad o a un nivel más intenso del que está acostumbrado a hacer», dice Amy McDowell, una fisioterapeuta e instructora de pilates de ARC Physical Therapy en Chicago.

«Si sientes más dolor durante el invierno después de hacer el mismo nivel de ejercicio del que haces el resto del año, podría ser que tu cuerpo necesite un tiempo de calentamiento mayor».

Trata de iniciar tu sesión de ejercicios con ejercicios cardiovasculares ligeros, como caminar a paso ligero. Esto elevará tu temperatura central y asegurará que el oxígeno y la sangre fluyan por todo el cuerpo.

Siempre calentar antes de comenzar

Una regla básica es que debes calentar durante 10 minutos cuando la temperatura está entre 2 y 10 grados. Por cada 10 grados que la temperatura baje,  prolonga tu calentamiento a cinco minutos más.

Brandon Mentore, un promotor de salud con sede en Filadelfia, recomienda una combinación de ejercicios y estiramientos para un calentamiento eficaz.

Algunos ejercicios de peso corporal -como pushups, sentadillas y abdominales de bicicleta -son ideales para lograr que tu sangre fluya después de tu caminata de calentamiento, dice Mentore. Luego, después de esos ejercicios, estira solo los grupos de músculos más tensos de tu cuerpo; para la mayoría de la gente, estos grupos incluyen los tendones isquiotibiales, cuádriceps, el pecho y los hombros.

Además de estirar los grupos musculares más tensos del cuerpo: también debes centrarte en en otras áreas como la espalda, los brazos y las pantorrillas. «Esto va a prevenir el dolor muscular y mejorará tu rendimiento general durante el invierno», dice Mentore.

No renuncies al ejercicio. Modifica tu sesión de ejercicios para sentirte y verte mejor durante los meses de invierno.  Los hábitos saludables que elijas pueden ser incorporados en tus ejercicios de calentamiento en la primavera y el verano.

¿Y si tengo frío y dolor en los músculos que elijo frío o calor?

Para que el dolor muscular se alivie, aplicar calor cuando procede el dolor de lesiones musculares mediante bolsas de agua caliente. Compresas de agua caliente o con bandas de parafina puede ser una buena solución para el alivio del dolor múscular. Para las contracturas en fibromialgia el calor es la terapia más adecuada.

El calor con parafina

El uso de la parafina no debe ser usado con medios caseros. Debe usarse con su tanque de parafina, ya que son, con demasiada frecuencia objeto de quemaduras. Aplicar la banda de parafina en la zona a tratar y envolver con una toalla durante 20 minutos.

Frío y dolor en los músculos

Los pequeños sacos de semillas las han vuelto un objeto muy útil y recomendable para tenerlas muy a mano. Se calientan en el microondas, además tiene olores aromáticos esto hace que junto con el calor el aroma resulte relajante.

Escrito por Fibromialgia Noticias©

Quieres leer más sobre el frio y el dolor  y sensibilidad al frio

Actualizado a 2021 Los cambios en la excitabilidad de las neuronas sensoriales impulsan la alodinia por frío. (2020)
http://www.abc.net.au/news/2017-08-28/do-you-get-sorer-during-winter-or-is-it-all-in-your-head/8847994
 cnnespanol.cnn.com/2014/01/28/te-duelen-mas-los-musculos-cuando-esta-frio-afuera/
brotes de fibromialgia

¿Cómo actuar ante un brote de fibromialgia?

Puede que aún no hayas diferenciado un brote de fibromialgia aunque lleves años con el diagnóstico, normalmente estos empeoramientos o recaídas se creen como un empeoramiento de la enfermedad y así suele suceder si a pesar de todo se insiste con tener la misma actividad y exigencia.

Sigue con tu rutina pero aprende a evitar lo superfluo que te sobrecarga.

En el siguiente articulo, al igual que te va a ayudar a sobrellevar un brote de fibromialgia e intentar recuperarte, también te pueden dar claves o pistas de actividades diarias fuentes de empeoramiento y aún no has identificado.

Redacción Fibromialgia Noticias©

Mantener el control ante un brote de fibromialgia y SFC/EM

¿ Cómo actuar ante un brote de fibromialgia ? ¿Tienes un brote de fibromialgia ahora mismo?

Recuerda: primero tranquilizate, estas recaídas no son exclusivas de la fibromialgia, cualquier enfermo crónico puede empeorar de sus síntomas, hay veces que los factores externos se pueden controlar y otros factores son desconocidos y propios de cualquier enfermedad crónica.

Estas observaciones no se hacen con el fin de minimizar las consecuencias y la severidad de los síntomas, sino intentando hacer comprender cuál es el alcance de una enfermedad crónica y la gran NECESIDAD de adecuar cuidados externos, como la ayuda de tu familia, como ayudarte a comprender que te debes implicar en tu AUTOCUIDADO en los factores que puedan ser controlables.

Las recaídas o «brotes» tienen altos costes tanto físicos como en autoestima (psicológicos), si se vive en un bucle constante de recaídas el sufrimiento puede ser insoportable a los dos niveles.

Si empeoras de los síntomas es hora de actuar ¿Pero cómo?

Lo primero conseguir ayuda médica, el profesional valorará si necesitas un cambio de medicación. Tú conoces mejor que nadie TUS SINTOMAS si son demasiado agudos o severos.

Cuando se intensifican los síntomas.¡Actúa ya!

Es el mejor momento de actuar, lo notarás en excesivo nerviosismo, mareos, excesivo cansancio, aumento del dolor muscular, retírate, tomate tú tiempo no dejes que los síntomas sigan aumentando.

Esto puede contrarrestar eficazmente el inicio de un brote, la relajación y respiración profunda te puede llevar a controlar la aparición de un nuevo brote. Tomate tu tiempo, es la herramienta más eficaz.

Descansa mucho más

Descansar es el mejor remedio, no hay nada tan importante como tu salud por mucho que tuvieras planificado, todo puede esperar menos tú salud. Aquí debes claudicar ante ella, el descanso extra es el mejor tratamiento para todos los síntomas.

¡Es hora de ayudar!

Es el momento de delegar tareas en la familia, o simplemente centrarse en lo realmente necesario y abandonar lo superfluo, siempre hay cosas que pueden esperar.

Encontrar apoyo…en ti mismo

Ante el desánimo.Canaliza en positivo.

Los síntomas son muy cruentos, las crisis de dolor extenuantes, pero sabes que tienen fecha de caducidad, un abrazo de quien prefieras o visualizar un sitio en el que te gustaría estar ayudan realmente, dale placer a tu cerebro, para que luche y conseguir contrarrestar el dolor.

El placer cada uno lo encontramos en cosas diferentes, usa el tuyo propio será tu arma positiva.

A veces la celeridad de las obligaciones que nos vemos inmersos, el entorno no puede parar, reforzar tu «fortaleza interior» conversar contigo mismo, aprovechar los momentos en soledad en positivo te puede ayudar en cierta parte a sobrellevar los duros momentos de las recaídas.

Prepárate

Tener todo a mano ante una emergencia, te aliviará, estar preparado ante una recaída con el orden y la seguridad de poder tener una parte controlado, te ayudará a calmar la ansiedad de no poder llegar.

Ser prácticos, tener reservas de comida preparada para minimizar tus esfuerzos, organizar comidas que puedan preparar los demás miembros de la familia.

Tener accesible en tu habitación lo que necesites para esos momentos, tener una cierta organización en los momentos de descontrol del dolor.

Sí tienes pocas ganas de comer por causa de los síntomas repasa la dieta que te proveerá de todos los nutrientes necesarios, cuidar tu alimentación en estos momentos es de gran ayuda.

Volver a la rutina

El descanso «obligado» te puede obligar a la frustración, pensar en lo que podrías hacer, no te adelantes a tu recuperación.

Cuando intentes incorporarte a la normalidad, aún sabiendo que no estás restablecido, visualiza los momentos más intensos del brote, esto te llevará a replantear el volver a la normalidad evitando adelantar tu recuperación  y por tanto volver a empeorar.

La depresión y la ansiedad empeora los síntomas de la fibromialgia. Ante su aparación. ¡Actúa ya!

brotes de fibromialgia

¿Qué es realmente un brote de fibromialgia?

El brote de fibromialgia es la exarcebación de los síntomas. Recibe este nombre cuando los dos síntomas más relevantes de la enfermedad, se manifiestan con dureza.

Cuando el impulso es no «poder-controlarlo» y la medicación deja de hacer efecto puede que estés ante un brote de fibromialgia.

Antes de continuar si experimentas un recrudecimiento del dolor y te ves obligado a un cambio en la medicación, seguramente este cambio será hasta que vuelvas a restablecer, cuando lo consigas podrás volver a tus antiguos tratamientos.
Siempre identificando las causas, evitandolas (las evitables) y con los cuidados necesarios.

Causas brote de fibromialgia

Asegura que no sea otra enfermedad, como una de nueva aparición u otra crónica que curse con dolor o cansancio y que también padezcas. Con el tiempo un enfermo crónico aprende a diferenciar un brote de fibromialgia o un brote de artritis.

Redacción Fibromialgia Noticias©

Realmente es una recaída en los síntomas y las causas pueden ser múltiples, la mejor estrategia para minimizar los brotes (si puedes controlarlos) es identificarlos y ejercer el control que puedas sobre ellos.

Hay que tener en cuenta que este «empeoramiento» en el tiempo puede tener control y atenuar los síntomas hasta que vuelvas al punto de partida anterior al brote, sólo es cuestión de cuidados y tiempo, sé paciente.

¿Qué puede desencadenar un brote de fibromialgia?

Algunos brotes de fibromialgia no se pueden controlar y son oscilaciones propias de la enfermedad, esto sucede con todas las enfermedades crónicas, otras crisis son causadas por factores que más o menos puedes controlar.

 Los factores más frecuentes que empeoran el dolor son las posiciones mantenidas, las cargas físicas, la activación emocional y los cambios climáticos.

El poder identificar algunas causa controlables, puede evitar sufrir en el futuro, menos aumento de dolor y empeoramiento de sñintomas.

Esto sería lo controlable de la enfermedad:

Exceso de actividad: No te sobreexijas, ya sabes hasta dónde puedes llegar y no, conoces las consecuencias.

Dormir mal: El sueño no-reparador puede intensificar los síntomas y precipitar un círculo vicioso en el que los síntomas y el dormir mal se refuerzan entre sí.

Contraer una enfermedad aguda o tener múltiples enfermedades crónicas puede reducir la energía y empeorar los síntomas.

El estrés: situaciones emocionales, económicas, laborales, especialmente duros son los momentos de revisión de incapacidades. ¿Cómo afecta el estrés a las enfermedades crónicas?

Postural. Inconscientemente se puede adoptar una postura para evitar el dolor o realizar posturas que desencadenan dolor, muchos enfermos tiene identificada posturas que les desencadena brote.

Una sesión de cine para muchos es una auténtica tortura durante y después. (Hay muchos más desencadenantes posturales)

Una excursión, una boda o las vacaciones, viajar, organizar un encuentro familiar pueden desencadenar un brote. La presión de tener que estar con las expectativas de energía más altas que en la rutina diaria  puede desencadenar un nuevo brote.

El autoconocimiento en fibromialgia es clave en la evolución en la enfermedad es un factor clave. Cada persona es única y tendrá su propio recorrido en la enfermedad.

La depresión y la ansiedad empeora los síntomas de la fibromialgia. Ante su aparación. ¡Actúa ya!

 

fatiga en las enfermedades reumáticas

La fatiga en las enfermedades reumáticas un síntoma demasiado común.

Fibromialgia y la fatiga en las enfermedades reumáticas

Prevalencia de fatiga severa en las enfermedades reumáticas: Un estudio Internacional

La fatiga es un problema común, incapacitante y difícil de manejar en las enfermedades reumáticas. Las estimaciones de prevalencia de la fatiga en las enfermedades reumáticas varían considerablemente.

No existen datos de la prevalencia de la fatiga en las enfermedades reumaticas usando instrumentos de valoración similares.

Por lo tanto nuestro objetivo ha sido proporcionar una visión general de la prevalencia de la fatiga severa en una amplia gama de enfermedades reumáticas y examinar su asociación con variables clínicas y demográficas. Cuestionarios online fueron realizados con una muestra   internacional de 6120 pacientes (88% mujeres, edad media 47) abarcando 30 enfermedades reumáticas diferentes.

La fatiga se midió con la escala de valoración RAND (SF) -36. La puntuación de ≤35 es la indicación de fatiga severa (posee un 90% de sensibilidad y 81% de especificidad para el síndrome de fatiga crónica).

Fatiga severa

La fatiga severa estaba presente del 41 al 57% de los pacientes con una única enfermedad inflamatoria reumática, como la artritis reumatoide, el lupus eritematoso sistémico, la espondilitis anquilosante, el síndrome de Sjögren, la artritis psoriásica y la esclerodermia.

La fatiga severa fue menos frecuente en pacientes con osteoartritis (35%) y más prevalente en pacientes con fibromialgia (82%).

Hallazgos del estudio

En el análisis de regresión logística¹, la fatiga severa se asoció con fibromialgia, múltiples enfermedades reumáticas sin fibromialgia, edad más temprana, educación inferior y en lengua (francés: prevalencia más alta, holandés: prevalencia más baja).

En conclusión, uno de cada dos pacientes con una enfermedad reumática asocia una fatiga severa. Como la fatiga severa es perjudicial para el paciente, el entorno cercano y la sociedad en general, se debe desentrañar los mecanismos subyacentes de la fatiga y es de prioridad la investigación para desarrollar un tratamiento óptimo en la práctica reumatológica

Edición y traducción Fibromialgia Noticias©

The prevalence of severe fatigue in rheumatic diseases: an international study
 Cécile L. Overman,corresponding author Marianne B. Kool, José A. P. Da Silva, and Rinie Geenen
 Clin Rheumatol. 2016; 35: 409–415.Published online 2015 Aug 15. doi: 10.1007/s10067-015-3035-6

¹la regresión logística es una de las herramientas estadísticas con mejor capacidad para el análisis de datos en investigación clínica