Tens en el tratamiento del dolor

TENS en el tratamiento del dolor y fatiga en fibromialgia

Investigadores informan que la estimulación nerviosa eléctrica transcutánea puede ayudar en el alivio en el dolor de fibromialgia.

Un estudio reciente, demuestra que el uso de TENS (estimulación nerviosa eléctrica transcutánea) reduce significativamente el dolor y la fatiga asociada a fibromialgia después de solo cuatro semanas.

La Dra. Lesley Arnold, no participó en el nuevo estudio pero elogió sus resultados. «Las mejoras en el dolor y la fatiga sonimportantes». La Dra. Lesley Arnold , profesora de psiquiatría y neurociencia conductual en la Facultad de Medicina de la Universidad de Cincinnati, informa que el estudio puede ayudar a guiar a los médicos en el uso de TENS en el manejo de los síntomas.

¿Como actúa el TENS?

El TENS se basa en una máquina que funciona con baterías para suministrar corrientes eléctricas a través de electrodos que se pegan en la piel. Se cree que esto activa las vías nerviosas que inhiben el dolor.

Se aconseja a las personas con fibromialgia a realizar actividad física como forma de controlar sus síntomas. Pero, paradójicamente, el movimiento puede ser causa de más dolor.

Estudio del TENS en fibromialgia

Desarrollo del estudio

En el estudio, los investigadores dividieron al azar a mujeres con fibromialgia en tres grupos: TENS activo; placebo (simulación) TENS; o no TENS. En los grupos que se suministraron el TENS recibieron instrucciones de usar el dispositivo durante cuatro semanas, en casa, durante dos horas diarias durante la actividad. Se les dijo a los pacientes que aplicaran los electrodos del dispositivo en dos áreas específicas a lo largo de la parte posterior, una superior y otra inferior, y que activaran la máquina a una frecuencia modulada o variable con la mayor intensidad soportable.

Conclusiones del estudio

Después de cuatro semanas, los participantes en el grupo TENS activo informaron reducciones significativas en el dolor y la fatiga en movimiento y reposo, especialmente en comparación con el grupo sin TENS.

¿Cómo usar el TENS en fibromialgia?

¿Qué aporta nuevo esta investigación?

La autora principal del estudio, Kathleen Sluka, profesora de investigación de la Universidad de Iowa, dijo que este estudio representa la culminación de años de investigación en animales en los que ella y sus co-investigadores han experimentado con variaciones en el uso de TENS. Con el tiempo, los investigadores han descubierto que alternar entre baja y alta frecuencia funcionaba mejor para aliviar el dolor. También lo hizo subir la máquina a su máxima intensidad posible. «Intenso, pero sin dolor», dijo.

Si bien Sluka ve prometedor los resultados del estudio, tuvo cuidado en señalar que el TENS no es una cura para la fibromialgia.

TENS una opción más en el tratamiento de la fibromialgia

«Esta es otra herramienta y no es un fármaco. Los pacientes pueden tener una herramienta más para controlar su dolor», una que puede permitir que alguien busque algo más que el ibuprofeno u opioides como primera línea de ayuda, dijo Sluka.

Que el TENS esté disponible y tenga riesgos mínimos también lo hace atractivo. Los dispositivos TENS se pueden comprar sin receta. En cuanto a los efectos adversos, la irritación leve en el sitio donde se aplican los electrodos, es el principal efecto adeverso que se informa. Y esto es riesgo mínimo y fácilmente prevenible, señaló Sluka.

Se cree que la afección afecta a unos 10 millones de estadounidenses, según la Asociación Nacional de Fibromialgia.

Los investigadores continúan buscando formas seguras y efectivas para aliviar el dolor de la fibromialgia.

El diagnóstico generalmente se basa en el historial médico y en el examen de un paciente; No hay análisis de sangre u otro biomarcador para identificarlo. Y aunque sus orígenes biológicos no están claros, la mayoría de los expertos creen que está asociado con alteraciones en el sistema nervioso central que afectan la forma en que el cuerpo responde al dolor.

El tratamiento de la fibromialgia, que afecta a las mujeres en mayor proporción, ha mejorado en los últimos años, dijo Arnold. Se está diagnosticando más rápido; la concienciación, en general, de la enfermedad ha mejorado; y, la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU. aprobó para su tratamiento algunos medicamentos.

«Aunque todavía hay una gran necesidad insatisfecha en el tratamiento del dolor», dijo Arnold.

El informe se ha publicado en la revista Arthritis & Rheumatology. Anteriores investigaciones basadas en el tratamiento del dolor con TENS en fibromialgia

Print Friendly, PDF & Email
4.92/5 (12)

Valora esta información

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *