tipos de dolor crónico

Tipos de dolor crónico

Clasificación del dolor según su procedencia, existen diferentes tipos de dolor crónico, puede ser:

Dolor nociceptivo

Está bien localizado, es habitualmente transitorio y se percibe como respuesta a estímulos nocivos o lesión tisular real o potencial, cumpliendo una función protectora. En este dolor no hay lesión del sistema nervioso, implica lesión o inflamación locales y responde bien a analgésicos menores (AINE, paracetamol) y a opioides.

Puede ser somático (superficial o profundo) o visceral

Somático superficial: En este tipo de dolor se localizan las lesiones con precisión. Puede comenzar como un dolor punzante que se hace sordo.

  • dolor cutáneo membranas de la piel o mucosas (por ejemplo, heridas menores, quemaduras de primer grado)

Somático profundo: Producido por procesos articulares agudos y crónicos que pueden estar asociados a hiperalgesia cutánea.

  • dolor profundo en músculos, huesos, articulaciones, ligamentos, tendones, vasos sanguíneos, fascias (por ejemplo, esguinces, roturas de huesos, dolor miofascial

Visceral: Sucede en presencia de inflamación de la pleura, pericardio o peritoneo. Es un dolor importante que varía de intensidad con el movimiento, es episódico, mal localizado y presenta reacciones autónomas. Las características más destacadas que se asocian al dolor que afecta a las vísceras son su localización difusa, la poca fiabilidad de su relación con una dolencia y las sensaciones referidas. Una sensación mínima puede provocar intensas respuestas autónomas y emocionales.

  • Dolor que proviene de los órganos corporales internos:
  • Corazón, grandes vasos y estructuras perivasculares (p. ej., ganglios linfáticos)
  • Estructuras de las vías aéreas (faringe, tráquea, bronquios, pulmones, pleura)
  • Tubo digestivo (esófago, estómago, intestino delgado, colon, recto)
  • Estructuras de la región superior del abdomen (hígado, vesícula, árbol biliar, páncreas, bazo)
  • Estructuras urológicas (riñones, uréteres, vejiga urinaria, uretra)
  • Órganos reproductores (útero, ovarios, vagina, testículos, conducto deferente, próstata)
  • Epiplón, peritoneo visceral

Dolor neuropático

Es una manifestación sensitiva de un trastorno fisiopatológico de las fibras nerviosas, que provoca una actividad anormal
en las vías de trasmisión sensorial.

Este dolor es una manifestación de la plasticidad neuronal inadaptada, que implica sensibilización periférica o central en el sistema nociceptivo, lo que provoca una enfermedad neural. Se estima que un 25-35% de las personas con lumbalgias crónicas padecen un componente de dolor neuropático.

Las causas pueden estar en relación con lesiones o enfermedades del sistema nervioso central o del periférico. Las neuropatías tóxicas y metabólicas, como neuropatía diabética, SIDA o el herpes zóster, son enfermedades que pueden producir daño al nervio.

  • rotura discal de la columna vertebral (causando dolor lumbar y/o dolor irradiado que desciende por la pierna)
  • presión sobre un nervio de la muñeca (causando síndrome del túnel carpiano)
  • El daño en un nervio, como ocurre en trastornos que afectan a todo el organismo (como la diabetes mellitus)
  • sólo a una o unas pocas partes (como la culebrilla)
  • Un procesamiento anormal o alterado de las señales de dolor por parte del encéfalo y la médula espinal
  • neuralgia posherpética (dolor después de un herpes zóster o culebrilla)
  •  síndrome de dolor regional complejo.
  • dolor del miembro fantasma

El dolor neuropático puede contribuir a la ansiedad y/o la depresión. La ansiedad y la depresión también pueden empeorar el dolor.

El dolor neuropático también puede desarrollarse después de la cirugía, como en la extirpación de un seno (mastectomía) o una cirugía de pulmón (toracotomía).

Fisiopatológicamente, presenta características típicas del dolor crónico y está asociado con características de sensibilización, como es la expresión reducida de los opioides en las neuronas presinápticas del asta dorsal, cambios en el diámetro de la fibra neuronal y aumento del número de canales de ión sodio y de la actividad en las neuronas que procesan las señales del dolor.

Los síntomas han sido descritos como un dolor espantoso al tacto, quemazón, alfileres, aplastamiento contínuo o bandas de dolor quemante.

Dolor mixto

El dolor crónico a menudo comprende elementos nociceptivos y neuropáticos, esto sucede, por ejemplo, en la lumbalgia crónica y en el dolor oncológico por metástasis óseas e infiltración nerviosa.

Caracterización neurobiológica del dolor visceral
DOLOR CRÓNICO NO ONCOLÓGICO
 López M, Penide L, Portalo I, Rodríguez J, Sánchez N, Arroyo V*
 Servicio de Anestesiología, Reanimación y Terapéutica del Dolor.
 *Servicio de Farmacia. Gerencia de Atención Integrada. Talavera de la Reina (Toledo)
 Vol. XV, N.º 1
 Año 2014
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *