,

Tratamiento del dolor muscular

El tratamiento del dolor muscular se ha convertido en una gran problemática, se ha constatado que los trastornos de origen muscular constituyen la primera causa de dolor crónico en España, con el consiguiente impacto sanitario, laboral y social. La frecuencia de esta dolencia y el hecho de que se infravalore o se diagnostique de manera deficiente provocan que el paciente muchas veces recurra a la automedicación.

El Dr. Antonio Montero, coordinador del Grupo de Dolor Musculoesquelético de la Sociedad Española del Dolor, habla del tema.

La gran problemática del tratamiento del dolor muscular

¿Cuál suele ser el perfil del paciente que se queja de manera más habitual de dolores musculares?

Los dolores musculares se presentan generalmente en personas jóvenes de menos de 50 años que realizan actividades tanto laborales como deportivas repetitivas que dan lugar a contracturas y algias musculares.

tratamiento del dolor muscular

 

¿Cuáles son las causas que motivan este aumento del dolor muscular?

Una de las causas es el inicio de actividades deportivas competitivas en jóvenes sin una preparación física adecuada y sobre todo el motivado por el sedentarismo y las posturas inadecuadas que conlleva la utilización continuada sin periodos de descanso del ordenador, de las tabletas y de los teléfonos móviles tanto con fines de ocio como de trabajo o de estudio.

¿Cuáles son los errores más comunes que cometen los pacientes con dolor muscular?

Pensar que el dolor marchará sin realizar ningún tratamiento y el repetir el movimiento que genera dolor para ver si va mejorando.

Muchas de las personas que sufren dolor muscular sea del tipo que sea recurren a la automedicación para aliviar estas molestias de forma rápida y eficaz. ¿Puede llegar a ser contraproducente?

Sí, ya que el primer aproximamiento terapéutico al dolor muscular debe ser el no farmacológico, los fármacos provocarán una mejor tolerancia al dolor pero no curaran el proceso que causa el dolor y pueden dar lugar a efectos secundarios severos.

¿Cuándo se deben realizar pruebas diagnósticas ante un dolor muscular?

Cuando la clínica y la exploración no aclaran la causa del dolor y cuando el dolor no mejora a pesar de tratamiento iniciado.

¿Un dolor muscular puede llegar muy doloroso?

De no tratarse adecuadamente y seguir repitiendo los movimientos y esfuerzos musculares que generan el dolor, el cuadro empeorará, dolerá más y puede convertirse en un dolor crónico de muy difícil control.

Tratamiento del dolor muscular

¿Cómo se trata un dolor muscular?

Tras diagnosticar la causa y localización del dolor, lo primero será descansar la musculatura y evitar cualquier movimiento que genere el dolor, relajar la musculatura en caso de contractura y aplicación de calor local, aplicar frío en caso de inflamación y desgarro muscular, utilizar técnicas de fisioterapia.

En una segunda fase y máximo durante una semana utilizaremos analgésicos menores antiinflamatorios y durante 3-4 días relajantes musculares.

En una tercera fase si persiste el dolor pueden realizarse infiltraciones de los puntos dolorosos del músculo correspondiente con anestésicos locales e incluso con toxina botulínica.

¿Cuándo un paciente lo derivan a una unidad del dolor?

Se derivan a los pacientes a una unidad del dolor cuando a pesar de instaurar medidas conductuales, reposo, tratamiento fisioterapéutico, así como la utilización de analgésicos antiinflamatorios, persiste la sintomatología dolorosa.

Guardar

Print Friendly, PDF & Email
3.5/5 (4)

Valora esta información

Comparte
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.