, ,

Arandanos en infecciones urinarias Fibromialgia

El arándano y su aplicación en urología

arandanos y fibromialgia

el arándano puede ser tomado en comprimidos, batidos, zumos tienes más información al final de la entrada

RESUMEN

El arándano se ha utilizado desde tiempos antiguos como tratamiento de las infecciones urinarias.

Se pensaba que actuaba acidificando la orina, pero en estudios recientes se ha demostrado que sus sustancias activas: la fructosa y las proantocianidinas actúan impidiendo la adhesión de la bacteria E. coli al urotelio, principalmente en mujeres, no así en pacientes con vejiga neurogénica. La revisión afirma que el arándano actúa como preventivo, no como tratamiento de las infecciones urinarias.
Actualmente se están realizando múltiples estudios para encontrar la utilidad de las proantocianidinas en otros órganos.

Palabras clave: infecciones del tracto urinario/prevención y control; proantocianidinas; arándano;

El arándano se conoce con diversos nombres, en España: airelle, en Francia: mirtillo, en Italia: vaccinium, en Alemania: heidelbeere, schwarzbeere y blaubeere, en Inglaterra y en Estados Unidos de América: cranberry. Pertenece a la familia de las Ericaceae, especie Vaccinium myrtillus o Vaccinium macrocarpon (arándano americano). Es una planta leñosa que alcanza una altura de 50 cm y que da una fruta ovalada roja, blanca o verde, según sea su variedad.1

Es originaria y crece en América del norte, Europa y Asia, en zonas frías-templadas, húmedas y montañosas.

 Interacciones y problemas derivados del uso continuado de arándano rojo

Desde hace siglos ha sido utilizada en la medicina herbolaria por sus propiedades para el alivio de problemas urinarios.

Los indios americanos la utilizaron en un sinnúmero de padecimientos, no sólo en problemas urinarios. Se pensaba que su efecto en el tracto urinario se debía a su acidez, ya que produce ácido hipúrico responsable de disminuir el pH urinario; aunque su efecto sobre el pH urinario bajo no es suficiente para lograr una disminución de la bacteriuria a pesar de dosis muy altas (más de 2 000 mL al día).1,2

Hoy en día, estudios serios han demostrado que el jugo y sus derivados reducen la producción de bacterias que colonizan el tracto urinario.

Por décadas se utilizó como un preventivo en las infecciones de vías urinarias (IVU), pero es hasta 1984 cuando aparecen los primeros estudios publicados en cuanto a su mecanismo de anti adhesión para algunas bacterias del tracto urinario. Previene la adhesión bacteriana de uropatógenos, especialmente por Escherichia coli, que es la causante de 90% de las IVU.3,4 La infección se inicia cuando la bacteria se adhiere al urotelio, ésta se multiplica y coloniza el tracto urinario, favorecida por sus factores de virulencia y de su patogenia.

Entre estos factores se incluyen las adhesinas, las fimbrias tipo P (manosas resistentes) y las fimbrias tipo 1 (manosas sensitivas). Éstas se adhieren a un receptor de carbohidratos que se encuentra en el urotelio.5-7

Estudios recientes han demostrado que la E. coli puede tener en las fimbrias tipo 1 afinidad a un receptor y las fimbrias tipo P se adhieren a un receptor secuencial que se ha implicado en la cistitis y en la pielonefritis.

El arándano pertenece a la familia de las ericáceas y son ricas en flavonoides, en antocianinas y en proantocianidinas; contiene 90% de agua, ácido quínico, ácido málico, ácido cítrico, glucosa y fructuosa.

El ácido quínico se desdobla en ácido hipúrico que se excreta en la orina con un corto efecto antibacteriano. El arándano tiene dos compuestos que previenen la adhesión bacteriana: un monosacárido de la fructuosa y la proantocianidina, resultado de la condensación de los taninos.. La fructuosa del arándano, in vitro, inhibe la adhesión de las fimbrias tipo 1. Las proantocianidinas inhiben la adhesión de las fimbrias tipo P. 5

Existe un número importante de proteínas que actúan como barrera protectora contra las infecciones urinarias en el huésped, que pueden perderse con la edad, infecciones, sustancias químicas, radiaciones, incontinencia urinaria, vejiga neurogénica, cirugías, cistitis intersticial, mujeres añosas, pacientes cateterizados, etcétera. Esto hace que disminuyan los glicosaminoglicanos naturales de nuestro organismo.4

La E. coli es la responsable de la recurrencia de infecciones urinarias, principalmente de pielonefritis, que aparecen cuando los niveles de anticuerpos, como las glicoproteínas de Tamm-Horsfall, están disminuidas.4,5

Estudios recientes han establecido que el arándano tiene sustancias que actúan en forma similar a las glicoproteínas de Tamm-Horsfall y, por lo tanto, disminuyen la adhesión de las bacterias a la mucosa urotelial.

La adherencia bacteriana a la mucosa es un prerrequisito para que se desarrolle la mayoría de las infecciones urinarias y esto es facilitado por fimbrias proteicas que se encuentran en la pared de la bacteria.6,7

Las fimbrias producen adhesinas a receptores específicos de monosacáridos y oligosacáridos de las células uroteliales. El arándano, con su contenido de fructosa, juega un papel en la inhibición de la adherencia de la E. coli fimbrias tipo 1 (manosa sensibles) y es un inhibidor de las fimbrias tipo P (manosa resistentes); las proantocianidinas del arándano son un compuesto al que se le atribuye como responsable en la prevención de infecciones urinarias por uropatógenos fenotípicos de E. coli con fimbrias tipo P.8,9 Estudios realizados en mujeres de edad media y hasta los 78 años presentaron una significativa reducción de las infecciones recurrentes.10

Todavía se encuentra en fase de experimentación su utilidad y efecto en infecciones causadas por Proteus o Pseudomonas.

Numerosos estudios indican que el jugo de arándano no está indicado como el tratamiento de infecciones del tracto urinario, se acepta que el beneficio está en la prevención. Su principal limitante es que debe ser tomado por largos periodos.

Las presentaciones del arándano son tabletas, jugo, fruta seca, entre otros;11 la dosis no ha sido bien establecida y se menciona que tomando un vaso de jugo dos veces al día durante periodos de 3 a 12 meses los pacientes han estado libres de infecciones o de recurrencia de éstas.12 Los efectos secundarios encontrados hasta la fecha se refieren a la alergia al arándano, aunque es muy baja su incidencia.

La resistencia bacteriana al arándano no ha sido aún demostrada, esto se manifiesta con su poca utilidad en pacientes con vejiga neurogénica.13-15

La dosis recomendada es desde 50 mL dos veces al día, hasta 300 mL tres veces al día. Habitualmente se emplean bebidas tipo cóctel que se puede tomar puro, diluido o combinado con otras frutas. Otros artículos sugieren que el uso de 36 mg de proantocianidinas diarias, las cuales se encuentran en aproximadamente 80 g de arándano seco, puede comerse como golosina.

En el afán de estudiar las proantocianidinas y sus efectos en otros órganos, se están haciendo múltiples estudios, los cuales se encuentran en diferentes fases, por lo que no son definitivos aún y por lo que a su vez todavía no se pueden recomendar, pero vale la pena mencionarlos por las grandes expectativas que presentan.

Interacciones y problemas derivados del uso continuado de arándano rojo

Conoce todas las interacciones con fármacos que tiene el arándano rojo y posibles problemas de salud por su ingesta continuada

Litiasis renal

Los estudios han demostrado que el arándano disminuye los niveles de calcio en orina, pero incrementa los niveles de magnesio, potasio y oxalato.16

Vascular

Se ha encontrado que funciona como antiadhesivo plaquetario, potencializando la warfarina.17

Dentales

Inhibe el crecimiento bacteriano de la placa dental. Su uso continuo reduce la adherencia de S. mutans. 18-20

Estómago

Tiene un efecto antiadherente para Helicobacter pylori. Incrementa la absorción de vitamina B12 en pacientes que toman antiácidos.21-28

Corazón

Con su contenido fenólico, actúa como antioxidante, previniendo la adhesión del colesterol de baja densidad e incrementa los niveles de colesterol de alta densidad.29

Tracto respiratorio-pulmón

Previene las infecciones por virus tipo A y tipo B del virus de la influenza.30

Memoria

Se están realizando estudios donde se pretende demostrar que mejora la capacidad de recordar, pero aún no se tienen conclusiones definitivas.14

Cáncer

Las proantocianidinas inhiben el crecimiento de tumores de pulmón así como de colon y del tejido hematopoyético en animales, aún no hay resultados en humanos.31,32

Otras propiedades

Se ha encontrado su utilidad como desodorizante en pacientes que están incontinentes, con cateterización intermitente y los pacientes urostomizados, esto es por la disminución del pH y de oxalatos en la orina.22 Disminuye el riesgo de amenaza de aborto y nacimientos pretérmino, previniendo infecciones durante el embarazo y en mujeres diabéticas.13,33

CONCLUSIONES

La ingesta continua de arándano se acepta como un preventivo de las infecciones del tracto urinario, principalmente en mujeres y pacientes con cateterismos continuos.

Los estudios clínicos aceptan que el ácido hipúrico y la proantocianidina reducen la capacidad de la E. coli para adherirse al urotelio vesical. Se está estudiando la utilidad de las proantocianidinas en otros órganos, y con otros fines los resultados hasta ahora obtenidos son muy promisorios.

Interacciones y problemas derivados del uso continuado de arándano rojo

  • Desde el 1 de agosto de 2018 ha cesado la puesta en el mercado como producto sanitario del grupo de productos cuya acción principal prevista, está basada en las proantocianidinas (PAC) del arándano rojo y que están indicados para prevenir o tratar la cistitis.
  • Estos productos podrán permanecer en el mercado como máximo hasta el 31 de diciembre de 2018, fecha en que se tendrán que retirar las unidades que aún pudieran permanecer en el mercado.

A partir de esta última fecha, los productos de este tipo no podrán comercializarse como productos sanitarios, por lo que no podrán llevar el marcado CE en su etiquetado.

De-León-Jaén SC,1 Ovadía-Rosenfeld L,2 Vásquez-Delgado LR,1 Fainsod-Aronowitz T.2

1 Depto. de Urología de la Universidad Autónoma de Guadalajara, Hospital “Dr. Ángel Leaño”.

 2 Centro Médico ABC. México, D.F. Correspondencia: Dr. Siviardo C de León Jaén. 

Universidad Autónoma de Guadalajara, Hospital Dr. Ángel Leaño,

 Av. Dr. Ángel Leaño #500. Los Pobles, 45200 Zapopan Jallisco, México. 

Teléfono: (01) 33-38-34-34-64 / 36-48-84-84 Ext. 31687. 

Correo electrónico: deleonjaen@aol.com

Guardar

4.5/5 (2)

Valora esta información

, ,

Estudio para valorar los efectos del reishi en fibromialgia

Pacientes de fibromialgia de Palencia participan en un estudio para valorar los efectos del reishi (seta Ganoderma lucidum) en los síntomas de esta enfermedad.

La Asociación de Fibromialgia de Palencia ha puesto a disposición sus instalaciones para el desarrollo de este estudio que llevan a cabo profesores del Campus de La Yutera y de la Facultad de Ciencias del Deporte de la Universidad de Extremadura.

Francesco Pazzi dedica su doctorado a evaluar el efecto del reishi en los pacientes de fibromialgia y destaca que su investigación pretende descubrir si esta seta puede curar o paliar los síntomas de la fibromialgia. Al respecto, recuerda que esta enfermedad «es un síndrome del que se desconocen sus causas». «Conlleva síntomas como cansancio crónicos, falta de sueño o sueño no reponedor, que en ocasiones lleva a sufrir ansiedad o depresión», explica. «Son personas más sensibles al dolor, puede derivar en diabetes y tiene consecuencias físicas, por lo que afecta de manera directa en la calidad de vida», añade.

Una de las características del reishi es que aumenta la fase de sueño reponedor y las defensas inmunitarias debido a su contenido en proteínas y antioxidantes. «Ayuda a soportar mejor el dolor y todo ello produce un mejor estado físico», indica Pazzi.

Este estudio consiste en que unos 50 enfermos de fibromialgia lleven a cabo un tratamiento que consiste en el consumo de seis gramos al día de reishi en dos tomas de tres gramos, una por la mañana y otra por la noche, durante seis semanas.

Las persona que participan en el estudio seran evaluadas.

Por un lado mediante un cuestionario sobre su calidad de vida y, por otro, a través de un test de actividad física que mide aspectos como el equilibrio, la fuerza o la grasa corporal.

Estas mediciones se volverán a hacer tras concluir el tratamiento, dentro de seis semanas, para comprobar las posibles mejoras experimentadas por los enfermos y tres semanas después se repetiran las mediciones «para conocer lo que duran los efectos del reishi», indica Pazzi.

Recuerda que no existe una cura estándar para la fibromialgia. De constatar unos buenos resultados en este estudio, destaca que «el reishi es un producto asequible por la mayoría de la población y para los enfermos puede ser un alimento que entre a formar parte de su dieta». De esta manera se pondría en marcha una nueva estrategia para luchar contra los síntomas de la fibromialgia.

reishi en fibromialgia

Primer estudio clínico que se realiza para conocer los efectos del reishi

Pazzi indica que se trata del primer estudio clínico que se realiza para conocer los efectos del reishi, aunque existen publicaciones científicas que parecen indicar que el consumo de esta seta podría paliar los síntomas de la enfermedad.

Algunas de las personas que han participado en este estudio aseguran que para ellos es la posibilidad de mejorar su calidad de vida. «Me agarro a cualquier cosa que me pueda ayudar», explica una de las participantes, y es que son muchos los años que lleva padeciendo fibromialgia. «Me lo diagnosticaron hace tres años pero llevo toda la vida sufriéndola», indica otra.

Relatan su continuo ir y venir de médicos que les ha llevado a varias unidades del dolor e incluso al psiquiatra «para que aprendiera a vivir con el dolor», explica una de las afectadas.

Recuerdan los problemas en su día a día que les impiden hacer una vida normal. «A mi me despidieron de mi trabajo por mis repetidas bajas laborales», señala una de las participantes. «Cinco años he estado yo de baja en mi vida laboral o con permisos no retribuidos», indica un enfermo.

COLABORACIÓN. Los promotores del estudio destacan que «nace por la pasión de la investigación científica» y del trabajo conjunto de las dos Universidades, con la colaboración de la empresa palentina mundoreishi que ofrece la seta de manera gratuita.

4/5 (2)

Valora esta información

, ,

Fibromialgia y aceite de semillas de cannabis sin cannabinoides

Investigaciones recientes muestran la posible utilidad en Fibromialgia y aceite de semillas de cannabis

El aceite de semillas del cannabis tiene componentes beneficiosos para la salud

Científicos de la Universidad de Sevilla muestran en un estudio que el aceite procedente de la semilla de cáñamo posee propiedades potencialmente beneficiosas para el organismo.

El grupo de investigación Plantas Medicinales de la Universidad de Sevilla (US), liderado por la catedrática de Farmacología Dolores García, ha descubierto que el aceite procedente de la semilla de cáñamo posee componentes potencialmente beneficiosos para el organismo

El último número del Journal of Agricultural and Food Chemistry publica el estudio de estos expertos, que describe la composición química de este aceite y subraya la presencia en su contenido de ácidos grasos poliinsaturados, así como la de otros componentes menores, potencialmente bioactivos, y una total ausencia de cannabinoides y, por lo tanto, de efectos estupefacientes.

Fibromialgia y aceite de semillas de cannabis

Los resultados se aplicaran a dietas

“Nuestro siguiente paso será mostrar los resultados del efecto de una dieta suplementada con aceite de cáñamo en un modelo experimental de fibromialgia en ratones, en el que se observa como esta dieta disminuye la sensibilidad al dolor, mejora el componente inflamatorio y revierte otros síntomas asociados a este síndrome”, informa la profesora del departamento de Farmacología de la Universidad de Sevilla, María Ángeles Fernández Arche.

Este aceite contiene ácidos grasos poliinsaturados de la serie omega-3 (poco frecuente en semillas oleaginosas y abundante en el aceite de pescado) y omega-6. Según Fernández Arche, “nos sorprendimos al ver que su contenido en ácidos grasos omega-3 y omega-6 respondía a la ratio 1/4”, considerada óptima para la salud.

Más beneficioso que el suministro exclusivo de omega-3. De hecho, prosigue la autora de la investigación, “está demostrado que es más beneficioso el aporte en la dieta de estos dos ácidos grasos que el suministro exclusivo de omega-3.

Por otra parte, este aceite contiene otra serie de componentes menores potencialmente bioactivos como son alguno compuestos fenólicos, esteroles y alcoholes grasos, entre otros”.

Resultados beneficiosos del jengibre y otros aceites

Este grupo de expertos ha estudiado también el efecto beneficioso de otros productos naturales como el rizoma de jengibre, que da óptimos resultados en el modelo de estrés anteriormente citado; el aceite esencial de jengibre, que presenta propiedades antioxidantes y antibacterianas.

El aceite de copaiba, una oleorresina amazónica muy utilizada en Perú como antiinflamatorio y cicatrizante, así como las propiedades de los componentes minoritarios del aceite de oliva; el aceite de orujo de oliva y esteroles y alcoholes grasos, aislados del aceite de onagra.

“A cada lote de ratones les administramos una dieta enriquecida con diferentes aceites y después de siete semanas los sometemos a un modelo de estrés, midiendo una serie de parámetros relacionados con la sensibilidad al dolor, la depresión, la ansiedad y la inflamación, para observar si los síntomas inducidos han mejorado o no gracias a la dieta”, explica Fernández Arche.
¿Como consumir el aceite de semillas de cannabis?
El aceite de semillas de cáñamo, que además posee unas buenas características organolépticas, según los expertos es mejor consumirlo sin calentar para que no pierda parte de sus propiedades. Este aceite ofrece incluso mejores resultados que el aceite de pescado frente a algunos de los parámetros evaluados. Además, es beneficioso para el sistema cardiovascular y cerebral por la proporción de ácidos grasos poliinsaturados.

Por otra parte, su rica composición en componentes minoritarios también puede resultar muy positiva para la salud, regulando el metabolismo del colesterol e inhibiendo la agregación plaquetaria, entre otros efectos.

¿Qué es el aceite de cañamo? Diferencias con el aceite de cannabis medicinal

El aceite de marihuana o cannabis medicinal es el aceite producido a partir de las flores (cogollos) obtenidas desde la planta. Más específicamente, este aceite corresponde a una extracción de cannabinoides (los principios activos de la marihuana con propiedades medicinales) a partir de las flores, que son las estructuras de la planta que mayormente producen los tricomas que contienen los cannabinoides.

El aceite de cáñamo (o hemp en inglés) es el aceite obtenido a partir de las semillas de la planta del cáñamo. Si bien la marihuana también corresponde a cáñamo, ésta se ha identificado a lo largo de la historia por su gran producción de cannabinoides, mientras que el llamado “cáñamo” industrial produce muy pocos cannabinoides y es comúnmente utilizado para producir fibra.
J. Agric. Food Chem., 2014, 62 (5), pp 1105-1110; doi: 10.1021/jf404278q

5/5 (1)

Valora esta información

,

Tratamiento del dolor con cannabis

Investigadores de la McGill University Health Centre (MUHC) en Quebec  estudiaron el tratamiento del dolor con cannabis, en Canadá, llegando a la conclusión que por el momento no hay evidencia científico-médica de que el uso del cannabis sea realmente seguro y eficaz para que los pacientes con una enfermedad reumática, como la artritis, el lupus o la fibromialgia, logren aliviar su dolor.

Así se desprende de una revisión de estudios publicada en la revista ‘Arthritis Care & Research’, con el que trataban de explorar posibles riesgos asociados al uso medicinal de esta planta ante el interés mostrado por la comunidad científica dado su efecto modulador del dolor.

Sin evidencia medica del uso del cannabis en la fibromialgia

Actualmente hay estudios que muestran como hasta el 80 por ciento de los pacientes que usan el cannabis o marihuana en las clínicas del dolor de Estados Unidos lo hacen para tratar su dolor miofascial, que suele afectar a los músculos de espalda, cuello y hombros.

Y en estudios poblacionales llevados a cabo en Reino Unido y Australia han visto que hasta el 33 por ciento reconoce usar esta droga para mitigar el dolor de la artritis.

Un uso cada vez mayor que hace que muchos gobiernos estén considerando su legalización con fines médicos, según ha reconocido Mary-Ann Fitzcharles, autora del estudio.

“Pero los médicos que atienden a estos pacientes deben saber las implicaciones que puede tener para la salud el uso de esta droga”, reconoce esta experta.

Para ello, analizaron datos de la forma de administración, la dosis, la eficacia y los riesgos de los pacientes reumáticos que usan esta sustancia para tratar su dolor en los 20 estados de Estados Unidos donde está legalizada con fines terapéuticos.

tratamiento del dolor con cannabis

¿Es seguro el tratamiento del dolor con cannabis?

De este modo, vieron que las concentraciones de tetrahidrocannabinol (THC), la sustancia que se encuentra en el cannabis y proporciona tanto un alivio del dolor como una alteración de la función cerebral (efecto psicoactivo ), varían hasta en un 33 por ciento, mientras que los niveles de concentración también varían entre un 2 y un 56 por ciento, por lo que la dosis no está nada establecida, reconocen los expertos.

LOS PACIENTES PREFIEREN FUMARLO, AUNQUE TIENE MÁS RIESGOS

Aunque el cannabis puede ser ingerido, la mayoría de los usuarios prefieren fumarlo para obtener una respuesta más rápida. Sin embargo, la comunidad científica no recomienda fumarlo a través de porros dados los efectos adversos que tiene en las vías respiratorias.

Y, de igual modo, tampoco hay estudios a medio o largo plazo de la eficacia de su uso prolongado, y hay estudios que incluso apuntan a que no lograría el mismo alivio que consigue frente al cáncer o al dolor neuropático, ya que el dolor se activa mediante mecanismos diferentes.

Los autores del estudio también han destacado que el uso medicinal de la marihuana tiene sus riesgos inherentes, tales como un daño cognitivo o de la función psicomotora. Y a largo plazo, puede provocar dependencia, adicción o problemas mentales.

De hecho, uno de los estudios analizados con 8.000 adultos que usaron el cannabis con fines terapéuticos demostró que las probabilidades de depresión de estos pacientes eran 1,4 veces mayor.

“En este momento no se puede recomendar el cannabis para el tratamiento del dolor de la artritis porque no hay datos de eficacia ni del daño potencial de esta droga, y la disponibilidad de otras terapias para el manejo del dolor”, ha reconocido Fitzcharles, quien anima a los médicos a no animar a sus pacientes a usarla.

Articulo recogido por Fibromialgianoticias.com de EuropaPress

Actualización a 2017 En el estudio cannabis en el tratamiento del dolor  (Diciembre 2015) se observa que durante un año y a dosis de 2,5 gramos de uso diario se observan grandes altas tasas de efectos secundarios pero sin riesgos para la salud. Se desconocen los efectos a largo plazo sobre el efecto en los pulmones como en las funciones cognitivas, haciendose necesario futuros estudios

Valora la información

Valora esta información

, , ,

Sin evidencia medica del uso del cannabis en la fibromialgia

Edición |Fibromialgianoticias.com 04/03/2014
Fuente | Europa Press

Tratamiento Fibromialgia con cannabis sin evidencia médica

Investigadores de la McGill University Health Centre (MUHC) en Quebec, en Canadá. Aseguran que por el momento no hay evidencia científico-médica de que el uso del cannabis sea realmente seguro y eficaz para que los pacientes con una enfermedad reumática, como la artritis, el lupus o la fibromialgia, logren aliviar su dolor.

Así se desprende de una revisión de estudios publicada en la revista ‘Arthritis Care & Research’.

Con el que trataban de explorar posibles riesgos asociados al uso medicinal de esta planta ante el interés mostrado por la comunidad científica dado su efecto modulador del dolor.

Estudios cannabis y dolor

Actualmente hay estudios que muestran como hasta el 80 por ciento de los pacientes que usan el cannabis o marihuana en las clínicas del dolor de Estados Unidos lo hacen para tratar su dolor miofascial, que suele afectar a los músculos de espalda, cuello y hombros.

Y en estudios poblacionales llevados a cabo en Reino Unido y Australia han visto que hasta el 33 por ciento reconoce usar esta droga para mitigar el dolor de la artritis.

Un uso cada vez mayor que hace que muchos gobiernos estén considerando su legalización con fines médicos, según ha reconocido Mary-Ann Fitzcharles, autora del estudio.”Pero los médicos que atienden a estos pacientes deben saber las implicaciones que puede tener para la salud el uso de esta droga”, reconoce esta experta.

Datos sobre cannabis y dolor

Para ello, analizaron datos de la forma de administración, la dosis, la eficacia y los riesgos de los pacientes reumáticos que usan esta sustancia para tratar su dolor en los 20 estados de Estados Unidos donde está legalizada con fines terapéuticos.

De este modo, vieron que las concentraciones de tetrahidrocannabinol (THC), la sustancia que se encuentra en el cannabis y proporciona tanto un alivio del dolor como una alteración de la función cerebral (efecto psicoactivo ), varían hasta en un 33 por ciento, mientras que los niveles de concentración también varían entre un 2 y un 56 por ciento, por lo que la dosis no está nada establecida, reconocen los expertos.

LOS PACIENTES PREFIEREN FUMARLO, AUNQUE TIENE MÁS RIESGOS

Aunque el cannabis puede ser ingerido, la mayoría de los usuarios prefieren fumarlo para obtener una respuesta más rápida. Sin embargo, la comunidad científica no recomienda fumarlo a través de porros dados los efectos adversos que tiene en las vías respiratorias.

Diferente tipo de dolor diferente “alivio”

Y, de igual modo, tampoco hay estudios a medio o largo plazo de la eficacia de su uso prolongado, y hay estudios que incluso apuntan a que no lograría el mismo alivio que consigue frente al cáncer o al dolor neuropático, ya que el dolor se activa mediante mecanismos diferentes.

Daño cognitivo

Los autores del estudio también han destacado que el uso medicinal de la marihuana tiene sus riesgos inherentes, tales como un daño cognitivo o de la función psicomotora.

Y a largo plazo, puede provocar dependencia, adicción o problemas mentales. De hecho, uno de los estudios analizados con 8.000 adultos que usaron el cannabis con fines terapéuticos demostró que las probabilidades de depresión de estos pacientes eran 1,4 veces mayor.

“En este momento no se puede recomendar el cannabis para el tratamiento del dolor de la artritis porque no hay datos de eficacia ni del daño potencial de esta droga, y la disponibilidad de otras terapias para el manejo del dolor”, ha reconocido Fitzcharles, quien anima a los médicos a no animar a sus pacientes a usarla.

(EuropaPress)

3.25/5 (4)

Valora esta información

,

El milagro de los antioxidantes desmontado por la ciencia

La ciencia desmonta el milagro de los antioxidantes
Los suplementos antioxidantes, que en ocasiones se venden como panacea contra el envejecimiento o el cáncer, pueden agravar estos problemas.

Por Daniel Mediavilla

Los expertos recomiendan consumirlos dentro de una dieta equilibrada y redefinir un concepto sobreexplotado comercialmente.

El poder de una buena historia es, en ocasiones, uno de los mayores obstáculos para acercarse a la verdad. Esas historias sencillas, con buenos y malos bien separados, en las que todo parece encajar dentro de nuestro sentido común, son muy atractivas, pero con frecuencia se alejan de una realidad irritantemente compleja. Una de estas buenas historias que han tenido bastante éxito en nuestras ideas sobre la salud comenzó en los años cincuenta del siglo pasado.

Entonces, Denham Harman, investigador de la Universidad de California en Berkeley (EEUU), planteó que la causa del envejecimiento eran los radicales libres, un tipo de compuestos que oxidaban el organismo. El óxido, que a la vista de todos se acumulaba en los cacharros viejos y los deterioraba, también era culpable de los achaques de la edad en los humanos. Todo cuadraba.

Esta teoría se justificaba por la observación, por ejemplo, de cómo los rayos X o las bombas nucleares, que son muy dañinos para las células, desencadenaban la producción de radicales libres en el organismo. Además, se sabía que los radicales libres y el daño celular se incrementaban con la edad.

Para contrarrestar este efecto de oxidación de los radicales libres, se apuntó a los antioxidantes, después de que algunos estudios indicasen que las comidas ricas en estos elementos podían ayudar a reducir el daño de la radiación. Durante mucho tiempo, la idea de que algunas sustancias pudiesen mitigar la oxidación que el tiempo produce sobre el cuerpo y lo envejece caló. La realidad, como comprobaron muchos investigadores que trataron de poner a prueba la teoría de Harman, no era tan simple.

“Tomar antioxidantes extra podría ser dañino y acelerar el crecimiento de algunos tumores”

La semana pasada, un estudio publicado en la revista Science Translational Medicine indicaba que, para algunos individuos con hábitos de riesgo, como fumar, el consumo de suplementos antioxidantes podía acelerar el desarrollo del cáncer de pulmón.

Este resultado, obtenido en ratones, apoya otros anteriores con resultados similares e indica que algunos antioxidantes, como la vitamina E, pueden ser perniciosos en casos determinados. “Tomar antioxidantes extra podría ser dañino y acelerar el crecimiento de algunos tumores”, afirma Martin Bergo, de la Universidad de Gotemburgo. “Si yo tuviese un paciente con cáncer de pulmón, no le recomendaría tomar un antioxidante”.

«Los mecanismos oxidantes le sirven al cuerpo para luchar contra gérmenes y bacterias o incluso contra la aparición de algunas células tumorales» Irene Bretón: Sección de nutrición, Hospital Universitario Gregorio Marañón

El resultado no significa, sin embargo, que haya que dejar de tomar alimentos ricos en antioxidantes como las frutas o las verduras.

“El efecto protector de los antioxidantes de los alimentos es real”, afirma Irene Bretón, miembro del Área de Nutrición de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN). Sin embargo, “hay que apartar la idea de que los radicales libres y el sistema oxidativo son intrínsecamente malos”, añade. “Los mecanismos oxidantes le sirven al cuerpo para luchar contra gérmenes y bacterias o incluso contra la aparición de algunas células tumorales en momentos concretos”, señala.

Estos efectos positivos de la oxidación ya los habían detectado investigadores desde los años setenta. Los experimentos realizados en aquella época no encontraron un vínculo entre el incremento de los niveles de antioxidantes y la extensión de la esperanza de vida en los animales empleados como modelo.

A partir de los años noventa, la posibilidad de manipular los genomas en los animales permitió cambiar la cantidad de enzimas antioxidantes que producían y comprobar con mayor precisión el efecto de estos elementos sobre la esperanza de vida. Experimentos como los de Arlan Richardson, del Instituto Barshop para el Estudio de la Longevidad y el Envejecimiento de la Universidad de Texas (EEUU), no encontraron esa relación. Esto no impide que en farmacias y herbolarios se sigan encontrando remedios antioxidantes que prometen acabar con el envejecimiento.

Los antioxidantes son miles de moléculas de estructuras y actividades muy diversas

“El punto de partida para tratar de comprender este problema es saber de qué estamos hablando”, explica Juan Carlos Espín, investigador del Grupo de Investigación en Calidad, Seguridad y Bioactividad de Alimentos Vegetales del CEBAS-CSIC (Murcia). Respecto al trabajo de los investigadores suecos señala que “habla de dos antioxidantes de mecanismos muy distintos, uno es una vitamina y el otro un aminoácido modificado, que no tienen nada que ver”. Sobre lo que se conocen como antioxidantes, aclara que “son miles de moléculas de estructuras muy diversas, de actividades antioxidantes muy diversas”.

Espín es uno de los padres del Revidox, uno de los fármacos a los que se atribuye la capacidad de frenar el envejecimiento más conocidos. Es frecuente encontrar este producto, producido a partir de la uva, bajo la etiqueta de antioxidante. Sin embargo, como explica el profesor de investigación del CSIC, “el resveratrol [el principio activo del Revidox] es una molécula que como antioxidante es muy mediocre”. Su forma de actuar es a partir de “efectos fundamentalmente antiinflamatorios”, añade.

“El término antioxidante está sobreexplotado comercialmente y con bastante poca evidencia científica”, opina Espín. “Muchas actividades antioxidantes se prueban en probetas, empleando modelos, pero después, cuando tú ingieres esas moléculas, se transforman y pueden tener otros efectos distintos que no sean antioxidantes”, concluye. Algunos estudios han mostrado que la absorción de los antioxidantes que se encuentran en el té verde o en el vino, por ejemplo, depende del equilibrio de azúcar, grasas y etanol que los acompaña en su trayecto hasta el intestino delgado.

Oxidar el cáncer para combatirlo

“Hay infinidad de matices”, continúa Espín. “Hace unos años, en prevención cardiovascular se pensaba que los suplementos antioxidantes podían ayudar, pero ese boom ya ha pasado”, señala. “En el cáncer, hay tantos procesos que llevan a la enfermedad, que también hay uno que es el estrés oxidativo”, agrega. Por eso, “se asociaba el uso de antioxidantes en una cantidad elevada a una posible prevención”, indica. Sin embargo, y sigue con los matices, “nosotros hemos hecho ensayos en ratones, a los que les hemos dado excesos de antioxidantes que lo que hacen es promover tumores”. Para complicar aún más la situación, una de las estrategias empleadas en la quimioterapia es la aplicación de fármacos que provocan especies reactivas, que fomentan la oxidación en el entorno del tumor para atacarlo y tomando antioxidantes se puede interferir en el tratamiento.

En resumen, Espín considera que el término antioxidante “necesita redefinirse” para que no se metan en el mismo saco moléculas que tienen poco que ver. Además, el investigador recuerda que “el exceso de lo bueno”, como una dosis excesiva de resveratrol, “también pude ser malo”. “Lo que hay que hacer es tener una dosis equilibrada, variada y punto”, concluye.

REFERENCIA ‘Antioxidants Accelerate Lung Cancer Progression in Mice’ DOI: 10.1126/scitranslmed.3007653

Intramed

¿Pero qué es un antioxidante?

¿Qué contiene antioxidantes?

antioxidantes

Valora la información

Valora esta información

,

Medicos dicen NO a la homeopatia

Los médicos dicen ‘no’ a las terapias no convencionales

La asamblea general de la Organización Médica Colegial ha aprobado una declaración sobre las terapias no convencionales ante la reciente publicación del borrador del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad para regular los medicamentos homeopáticos.

A principios de diciembre la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios (AEMPS), dependiente del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, publicó el borrador de la orden por la que se determinan los criterios mínimos y el procedimiento de uso de los medicamentos homeopáticos.

A principios de diciembre la AEMPS publicó el borrador para determinar el uso de los medicamentos homeopáticos La medida pretende regular estos medicamentos y garantizar al consumidor su derecho de acceso a este mercado en óptimas condiciones de seguridad y calidad. Sin embargo, desde entonces la polémica no ha hecho más que avivarse entre el sector farmacéutico, el médico y la sociedad en general.

medicos dicen no a la homeopatia

medicos dicen no a la homeopatia

Como consecuencia, la asamblea general de la Organización Médica Colegial (OMC), celebrada el sábado en Granada, ha aprobado una declaración sobre las terapias no convencionales ante la publicación de dicho borrador.

En la comunicación, hecha pública ayer, se expone que “el ejercicio de la Medicina es un servicio basado en el conocimiento científico aplicado, en la destreza técnica y en actitudes y comportamientos éticos, cuyo mantenimiento y actualización son un deber individual del médico y un compromiso de todas las organizaciones y autoridades que intervienen en la regulación de la profesión”.

Código de Deontología Médica

Tomando como base el Código de Deontología Médica (CDM), los expertos han afirmado que “todos los médicos están obligados a emplear preferentemente procedimientos y prescribir fármacos cuya eficacia se haya demostrado científicamente”.

Así, “no son éticas las prácticas inspiradas en el charlatanismo, las carentes de base científica y que prometen a los enfermos la curación, los procedimientos ilusorios o insuficientemente probados que se proponen como eficaces, la simulación de tratamientos médicos o intervenciones quirúrgicas y el uso de productos de composición no conocida (art. 26.2 CDM)”.

“No forman parte del acto médico aquellas acciones u omisiones que un médico o especialista realice de acuerdo a sus convicciones, creencias, tendencias, ideología o cualquier otra circunstancia”

Las creencias no son profesionales

Los profesionales médicos establecen que no forman parte del acto médico aquellas acciones u omisiones que un ciudadano con la condición de licenciado o especialista pueda realizar de acuerdo a sus convicciones, creencias, tendencias, ideología o cualquier otra circunstancia.

De la misma forma, “cada una de las terapias no convencionales deberá demostrar científicamente su eficacia, efectividad, eficiencia, calidad y seguridad para que puedan ser avaladas por la comunidad médica”.

Es más, no se puede supeditar el otorgamiento de una autorización administrativa, para el ejercicio de las diversas terapias no convencionales, a la posesión de una titulación académica especifica.

Además, tal y como apunta el artículo 16.1- 16.2 CDM, “en tanto las denominadas terapias no convencionales no hayan conseguido dotarse de una base científica suficiente, los médicos que las aplican están obligados a informar a los pacientes de forma clara e inteligible tanto del posible beneficio/riesgo que las mismas conllevan como de las alternativas fundamentadas científicamente y de la eventualidad de un mal resultado”.

Por todo ello, la declaración concluye que “la responsabilidad de las Administraciones debe estar fundamentada en la necesaria regulación de estas terapias no convencionales, así como en las repercusiones sobre el uso de estas prácticas, los riesgos derivados de su mala utilización, la regulación de los centros donde debe aplicarse e identificar a quienes lo hacen, como lo hacen y la veracidad de la publicidad al respecto”.

Fuente: OMC

Valora la información

Valora esta información

Homeopatia sanidad deja indefenso al paciente

homeopatia polémica en su regulacion

Dura impugnación a su validez científica Seria polémica en España ante intento de regular la homeopatía “En lugar de defender al paciente, Sanidad favorece a la industria homeopática”

Crece la movilización contra el proyecto para registrar 19.000 productos homeopáticos, que beneficia a las empresas que comercializa estos remedios que no han probado su eficacia. Dos campañas tratan de concienciar a autoridades y consumidores.

Frente a la ignorancia, movilización.

En los últimos tiempos, varias iniciativas están tratando de levantar un muro entre la homeopatía y los pacientes para que no se consuman sus productos sin saber, al menos, que su eficacia no se ha probado frente a ninguna dolencia. Sus resultados son los mismos que los del placebo, según concluyó un informe del Ministerio de Sanidad. Sin embargo, el departamento que dirige Ana Mato pretende poner en marcha la regularización de 19.000 productos homeopáticos para que se vendan en las farmacias como medicamentos, favoreciendo enormemente en sus términos a esta industria.

Y ha sido la gota que ha colmado el vaso de médicos y activistas.

Los últimos en lanzar una campaña —La homeopatía es 100% agua—

Homeopatia sanidad deja indefenso al paciente

Homeopatia sanidad deja indefenso al paciente

contra esta decisión de Sanidad han sido los miembros del Círculo Escéptico, una asociación que trata de fomentar la ciencia frente a las creencias y el sentido crítico entre la sociedad. Desde su perspectiva, el proyecto de orden ministerial “está provocando una saludable reacción de buena parte de la comunidad científica y médica, que se está manifestando en contra de que estos placebos se vendan como si fuesen medicamentos”. Sin embargo lamentan la actitud “muy preocupante” de las autoridades sanitarias al defender los remedios homeopáticos como un medicamento más.

“Te rebelas cuando ves estas cosas. Que dejen engañar a la gente”, denuncia un impulsor de #NoSinEvidencia

“Queremos dejar claro lo que ocurre: hay una directiva europea que obliga a registrarlos como medicamentos, pero exigimos que se aplique no sólo lo que beneficia a la industria de la homeopatía sino también lo que beneficia al paciente”, denuncia Fernando Frías, uno de los impulsores de esta iniciativa. Lo que critican es que, en efecto, existe una directiva europea que reconoce como medicamento los remedios homeopáticos sólo con demostrar que son inocuos.

Pero Sanidad escoge los términos más beneficiosos para los laboratorios que los comercializan, en detrimento de los intereses de los pacientes que pudieran usarlos con la intención de curar una dolencia.

Consultada por Materia, la Agencia Española de los Medicamentos y los Productos Sanitarios (AEMPS) asegura que ”la autorización de un medicamento no prejuzga su uso ni su financiación dentro de los sistemas de salud. Por lo tanto, pasar los medicamentos homeopáticos de la situación transitoria en la que ahora están a una situación mejor regulada nada tiene que ver con el impulso o el reconocimiento de la homeopatía sino con la prestación de una serie de garantías que se recogen en la legislación europea y nacional”.

Sanidad asegura que esta regulación “nada tiene que ver con el impulso o el reconocimiento de la homeopatía”.

Sin embargo, Sanidad tiene previsto permitir que estos falsos remedios se publiciten aunque no tengan indicaciones terapéuticas, lo que sin duda puede llevar a engaño a los consumidores, “que pueden pensar, y con razón, que si se publicita para curar algo y se vende en una farmacia, es que sirve para curar”. Por ejemplo, en Holanda —donde hay más homeópatas que en España— Sanidad ha prohibido a los laboratorios de medicinas homeopáticas que publiciten las dolencias que el producto cura, a menos que la efectividad del medio haya sido probada científicamente.

Ninguno lo ha probado.

Además, la AEMPS registrará estos productos sin cobrar todas las tasas que podría: en lugar de 19.000, una por producto, sólo tiene previsto cobrar por las 6.000 cepas de las que parten, como explicó su directora, Belén Crespo, en una entrevista en El País. Nuevamente, un gran ahorro para la industria. “En lugar de defender al paciente, Sanidad defiende a la industria homeopática”, critica Frías. Precisamente, Crespo aseguró a El Mundo que ”a un paciente no hay que estar siempre protegiéndolo (…) tiene que saber perfectamente lo que está haciendo”.

Médicos y desfinformación

Estas campañas contra la orden ministerial inciden, sobre todo, en lo que Sanidad puede hacer al margen de la directiva europea. “Una cosa es registrar un producto para su venta y otra informar a la sociedad de que no sirven para nada”, explica Frías. “No hace falta una campaña beligerante desde el Ministerio. Bastaría que, como en el Reino Unido, entres en la web del Sistema Nacional de Salud y diga que no cuenta con evidencia ni respaldo científico, así de simple”, razona este abogado.

Contra el proyecto ministerial también han saltado los médicos, como es el caso de la iniciativa #NoSinEvidencia, impulsada por un grupo de médicos de atención primaria que reclaman que sólo se considere medicamentos a los productos que demuestren que pueden curar. “En la época en la que más conocimientos científicos se acumulan de la historia de la humanidad, existen todavía pseudociencias que pretenden, sin demostrar ninguna efectividad ni seguridad, pasar por disciplinas cercanas a la medicina y llegar a los pacientes”, critican en su manifiesto.

“Decidimos lanzarlo después de las desafortunadas declaraciones de la directora de la AEMPS”, explica el doctor Rafael Bravo. “

Si lo quieren vender, que lo vendan, pero no como medicamentos. Entendemos que es un marrón que viene de Europa, pero no era necesario que las autoridades dieran esta carta de naturaleza a unos remedios que son agua y azúcar”, denuncia. Hace referencia a una conferencia en favor de la homeopatía que tuvo lugar esta semana, en el Colegio de Médicos de Sevilla, en el que aplaudieron la orden ministerial como un “paso más para la consolidación de esta terapéutica”.

Precisamente, uno de los puntos del manifiesto No sin evidencia reclama a las organizaciones médicas que desaprueben a los facultativos que prescriban tratamientos sin evidencia científica demostrada. En este mismo sentido, los estudiantes de Medicina de toda España se declararon en contra de la homeopatía y otras pseudoterapias.

“La homeopatía está creciendo, vemos que se la recomiendan en las farmacias e incluso médicos del sistema de salud: saben que no cura, pero así tienen contenta a la gente recetándola para resfriados y otras dolencias más difusas o menores”, critica Bravo.

Y sentencia: “Te rebelas cuando ves estas cosas. Que dejen engañar a la gente”.

Guardar

Valora la información

Valora esta información

,

dolor crónico en adolescentes y marihuana medicinal

El dolor crónico en adolescentes no es tratable con marihuana medicinal

Los adolescentes también sufren de dolor crónico, igual que los adultos, y eso puede interferir con su desarrollo normal; además, posiblemente les dificulte la asistencia a clases, la socialización y la actividad física. Descubrir la causa de este padecimiento puede ser difícil y, a veces, los medicamentos no surten efecto. A medida que los pacientes, sus padres y sus médicos buscan una solución, cada vez parece más claro que se debe evitar la alternativa de la marihuana medicinal, dicen los científicos de Mayo Clinic.

dolor cronico en adolescentes

 

El comentario aparece en la edición de julio de la revista médica Mayo Clinic Proceedngs. Existen pocos estudios sobre los riesgos y ventajas de la marihuana para el tratamiento del dolor crónico en los adultos, pero los datos sobre el alivio del dolor crónico en los adolescentes son todavía más escasos, señalan los científicos. Por lo tanto, recomiendan a los médicos descubrir cuáles adolescentes con dolor crónico pueden beneficiarse con la marihuana, porque si bien ésta puede ayudar en ciertas afecciones específicas, sus efectos adversos pueden ser, entre otros, de cansancio, alteración de la concentración y menor velocidad de reacción, aunque se utilice durante corto tiempo.

Dolor crónico en adolescentes y marihuana medicinal

“Las consecuencias pueden ser sumamente graves, especialmente para los adolescentes que podrían o no liberarse del dolor, pero a expensas del resto de su vida”

, acota el coautor del trabajo, Dr. J. Michael Bostwich, psiquiatra de Mayo Clinic.

Los científicos describen los casos de tres pacientes en edad escolar de la Clínica para el dolor crónico de Mayo Clinic, quienes informaron que el dolor empeoró pese a consumir marihuana regularmente. No se podía considerar a ninguno de estos pacientes como estudiante a tiempo completo, pero en todos se observó alteración en la funcionalidad y dificultad para ser más activos socialmente.

Las dosis excesivas de marihuana pueden inducir los síntomas que los pacientes con dolor crónico ya padecen, tales como mareo, ansiedad, sedación, fatiga, reflejos disminuidos, confusión, dificultad para concentrarse y falta de motivación, anotan los científicos.

Desarrollo precoz de psicosis

Además, se ha vinculado el consumo de marihuana antes de los 16 años con el desarrollo precoz de psicosis en pacientes susceptibles, y se ha asociado el fumar marihuana más de una vez por semana con daños cognitivos continuos en los adolescentes, dicen los autores del trabajo. Se calcula que 1 de cada 10 consumidores de marihuana desarrolla adicción y los menores de 25 años son más susceptibles, comenta el Dr. Bostwick. “Cuando uno padece dolor crónico y recurre a este u otros fármacos que también son narcóticos, uno de los efectos secundarios es andar desconectado, en tanto que el objetivo real del programa de rehabilitación es conectar a la persona”, explica el Dr. Bostwick. “Se trata de restablecer la funcionalidad, no de disminuirla”.

Es preciso estudiar más el asunto para entender mejor el porcentaje de adolescentes cuyo régimen de medicamentos antes de acudir al programa de rehabilitación del dolor ya incluye marihuana y el efecto que ese fármaco ejerce sobre su funcionalidad, añade el Dr. Bostwick. Los científicos recomiendan que, aparte de seleccionar a los adolescentes con dolor crónico antes de utilizar la marihuana, los equipos de atención médica se enfoquen en mejorarles la capacidad de funcionamiento, pese al dolor continuo.

la gente necesita aprender a continuar viviendo pese al dolor

A los pacientes identificados como consumidores de marihuana se les debe ofrecer otros tratamientos alternos, como la bioretroalimentación, la acupuntura y la fisioterapia, aparte de impartirles instrucción sobre los riesgos del consumo de marihuana, apostillan los autores. “Si uno no se esfuerza por seguir viviendo sin esperar a que desaparezca el dolor, entonces posiblemente se quede empantanado durante mucho tiempo porque los tipos de dolor crónico que se presentan en las clínicas para el dolor no suelen desaparecer por completo. El dolor crónico tiende a controlarse y la gente necesita aprender a continuar viviendo pese al dolor”, concluye el Dr. Bostwick.

Mayo Clinic

3/5 (1)

Valora esta información

Terapias alternativas en fibromialgia

Las terapias alternativas 250 millones de libras al año

Pocas terapias alternativas son eficaces en enfermedades musculoesqueléticas

Un estudio de la Arthritis Research UK, en Reino Unido, ha revelado que existe poca evidencia científica que avale la eficacia de las numerosas terapias alternativas que utilizan muchos afectados por enfermedades musculoesqueléticas, como la artritis o la fibromialgia, para combatir sus dolencias.

Tras analizar numerosos estudios, han analizado estudios de 25 alternativas terapéuticas a la medicina tradicional y han descubierto que la mayoría de tratamientos analizados o no han sido probados de forma científica o se han sometido a investigaciones limitadas.

De hecho, sólo se ha encontrado cierta evidencia científica que respaldo ciertos usos de la acupuntura, los masajes, el taichi y el yoga, mientras que otras alternativas como la terapia magnética o las pulseras de cobre no han ofrecido apenas resultados convincentes.

Para desarrollar el estudio, que ha sido liderado por el profesor de la Universidad de Aberdeen (Escocia), Gareth Jones, se buscaron ensayos clínicos controlados y aleatorios, escritos en inglés y publicados antes de mayo de 2011.

Para la artritis se encontraron 53 ensayos de 14 terapias diferentes con cerca de 6.000 pacientes, pero sólo el taichi y la acupuntura parecieron funcionar.

terapias alternativas en fibromialgia

terapias alternativas en fibromialgia

Terapias alternativas en fibromialgia

En el caso de la fibromialgia, hubo 50 ensayos de 17 terapias diferentes probadas en más de 3.000 pacientes. La acupuntura y el masaje obtuvieron buenos resultados, seguidos de cerca por el taichi y la terapia de relajación.

Para el dolor de espalda, el yoga y la acupuntura mostraron ser las terapias más eficaces, y hubo algunas pruebas que también apoyaban el uso de la osteopatía y también la terapia de relajación, así como la técnica Alexander, que se centra en la postura y el movimiento.

Esta última dolencia es además la más investigada, con 75 ensayos de 14 terapias diferentes a través de más de 11.600 participantes.

Evidencia sobre la terapia alternativa en fibromialgia

Según ha explicado Jones, en declaraciones a la BBC, salvo “algunas excepciones”, no hay constancia de que todas estas terapias sean eficaces. Lo único, puntualiza, es que están “relativamente a salvo de efectos secundarios, incluso aunque no sean eficaces”.

El problema de optar por estas alternativas es más de índole económica, ya que los autores calculan que cada año se gastan 250 millones de libras en estas terapias. “Un coste enorme para algo sin mucha evidencia”, para este experto.

4.14/5 (7)

Valora esta información