tratamiento fibromialgia

La fibromialgia es una condición crónica que se manifiesta con dolor, interrupción del sueño dificultades de concentración generalizadas, fatiga, dolores de cabeza, cambios de humor, 1-3 y sensibilidad.

Los pacientes también pueden tener ansiedad, depresión, deterioro en las funciones de las actividades diarias y otros síntomas. La angustia emocional, trastornos endocrinos, la activación inmune y el trauma físico tienen el potencial de desencadenar la fibromialgia. Las mujeres se ven afectadas con mayor frecuencia que los hombres. La fibromialgia generalmente se presenta en pacientes de mediana edad o jóvenes 4,5. La prevalencia en los Estados Unidos se ha estimado en alrededor del 2%, pero los expertos avisan de que esta cifra es baja.6

Causas de fibromialgia

Aunque se desconocen las causas exactas de la fibromialgia, los expertos sospechan que es una combinación de factores ambientales y genéticos. Los investigadores indican que la afección puede tener origen en 2 mecanismos que afectan el sistema nervioso central (SNC): La hiperreactividad del SNC y una disminución de la capacidad de modulación del dolor en el SNC, probablemente asociada con una disminución de la actividad de las vías serotoninérgicas / noradrenérgicas5,7. Los pacientes con fibromialgia pueden tener niveles más bajos de líquido cefalorraquídeo, de metabolitos de noradrenalina y niveles más bajos de ácido 5-hidroxindolacético, serotonina sérica y triptófano que las personas que no tienen fibromialgia. También pueden tener niveles más altos de factor de crecimiento nervioso, neurotransmisores pronociceptivos (detección de dolor) y sustancia P.

Además, los pacientes tienden a tener fibras nerviosas pequeñas funcionalmente deterioradas y de menor densidad.8 Los investigadores también están buscando otras causas posibles o factores contribuyentes , como la arquitectura aberrante del sueño, el funcionamiento anormal del sistema nervioso autónomo, la neurotransmisión dopaminérgica disfuncional, los polimorfismos del gen catecol-O-metiltransferasa y los cambios del eje hipotalámico-pituitario-suprarrenal. Los factores psicológicos y físicos también parecen afectar la presentación de fibromialgia de cada paciente.

Tratamiento de fibromialgia

El enfoque general para tratar la fibromialgia se describe en la figura10,11. Una estrategia principal en el tratamiento de la fibromialgia es utilizar intervenciones para limitar la entrada periférica que aumenta la alodinia, la hiperalgesia y el dolor. Además, es importante abordar las fuentes de dolor comórbido.12 Los farmacéuticos deben tener en cuenta que generalmente se usan combinados. Los pacientes a menudo no pueden tolerar las dosis recomendadas, por lo tanto se debe aplicar el principio de «comenzar bajo, ir lento».

Tratar la depresión mejora el sueño y el dolor

Muchos pacientes con fibromialgia además tienen depresión. El tratamiento de la depresión no curará la fibromialgia, pero puede mejorar el sueño de los pacientes y reducir el dolor.14 La FDA ha aprobado 3 medicamentos específicamente para la fibromialgia: los antidepresivos duloxetina y milnacipran para aliviar la fatiga, el dolor y los problemas del sueño, y la pregabalina para mejorar el sueño y reducir dolor.15

Los médicos a menudo emplean gabapentina y pregabalina para mejorar la calidad de vida relacionada con la salud, mejorar el sueño y tratar el dolor crónico.

Aunque los antidepresivos tricíclicos han dejado de usarse en muchas afecciones, la amitriptilina sigue siendo un complemento útil en la fibromialgia, especialmente en combinación con fluoxetina o pregabalina, más duloxetina.10,11

Dosis bajas de amitriptilina, ciclobenzaprina y pregabalina, administradas antes de acostarse, también se usan para tratar los trastornos del sueño.11 Las guías también recomiendan el tramadol, administrado solo o junto con acetaminofén o paracetamol, ya que los estudios indican que reduce el dolor en un 30% .13

¿Qué fármacos se estan investigando?

Desafortunadamente, muchos pacientes son intolerantes o no responden a estos medicamentos, lo que indica una necesidad de investigación en fármacos. Los investigadores están investigando IMC-1, una combinación de dosis fija de famciclovir, un análogo de nucleósido antiviral, y celecoxib, un inhibidor de COX-2 con actividad antiviral única.

La FDA otorgó a este producto designación de vía rápida basada en los resultados del estudio de fase 216,17. La teoría detrás de esta combinación es que los virus del herpes parecen aumentar las enzimas COX-2, y muchos pacientes con fibromialgia pueden ser incapaces de suprimir el virus adecuadamente. 16 Otros agentes en estudio incluyen neurotrofinas, estabilizadores de mastocitos y mirogabalina, un primo más específico de gabapentina o pregabalina.13

Opioides en el tratamiento

Los pacientes con fibromialgia a menudo reciben analgésicos opioides potentes de parte de médicos que no tienen experiencia en el tratamiento de esta enfermedad. Los opioides tienen una eficacia limitada en la mayoría de estos pacientes y generalmente no se recomiendan, excepto para aquellos con alodinia severa que no respondieron a otros enfoques. Si los pacientes toman altas dosis de opioides, los médicos deben retirar gradualmente los opioides bajo estrecha supervisión médica18.

acompañamiento medico en el tratamiento

Muchos pacientes con fibromialgia tienen limitaciones cognitivas y pueden procesar mal la información verbal. Proporcionar instrucciones escritas comprensibles que describan los medicamentos y los horarios es la mejor manera de garantizar el cumplimiento. Los clínicos deben instruir al paciente.

Pregunte sobre los medicamentos o suplementos de venta libre antes de usarlos. A menudo, los pacientes con este trastorno experimentan síntomas que disminuyen y crecen, por lo que es importante identificar y evitar los desencadenantes. Una intervención clave es el ejercicio moderado y favorecer la actividad para aumentar los niveles de energía.

Además, como es probable que tomen varios, si no muchos, medicamentos, los pacientes necesitarán ayuda para identificar formas para garantizar la adherencia a los medicamentos.

Conclusión en el abordaje del tratamiento

Hay muchas opciones disponibles para tratar la fibromialgia, pero ninguna opción es efectiva para su constelación de síntomas.

Más opciones de tratamiento

El tratamiento es un acto de equilibrio y requiere de prueba y error. Un recordatorio final es importante: evite ansiolíticos, hipnóticos, opioides y relajantes músculo esqueléticos que tengan riesgos de abuso o puedan empeorar la disfunción cognitiva y la fatiga.

Escrito por Jeannette Wick

 Benca RM, Ancoli-Israel S, Moldofsky H. Special considerations in insomnia diagnosis and management: depressed, elderly, and chronic pain populations. J Clin Psychiatry. 2004;65(suppl 8):26-35.
Bigatti SM, Hernandez AM, Cronan TA, Rand KL. Sleep disturbances in fibromyalgia syndrome: relationship to pain and depression. Arthritis Rheum. 2008;59(7):961-967. doi: 10.1002/art.23828.
Moldofsky H. The significance, assessment, and management of nonrestorative sleep in fibromyalgia syndrome. CNS Spectr. 2008;13(suppl 5):22-26.
López-Pousa S, Garre-Olmo J, de Gracia M, Ribot J, Calvó-Perxas L, Vilalta-Franch J. Development of a multidimensional measure of fibromyalgia symptomatology: the comprehensive rating scale for fibromyalgia symptomatology [published online February 4, 2013]. J Psychosom Res. 2013;74(5):384-392. doi: 10.1016/j.jpsychores.2012.12.018.
Yarnitsky D. Conditioned pain modulation (the diffuse noxious inhibitory control-like effect): its relevance for acute and chronic pain states. Curr Opin Anaesthesiol. 2010;23(5):611-615. doi: 10.1097/ACO.0b013e32833c348b.
Katz RS, Wolfe F, Michaud K. Fibromyalgia diagnosis: a comparison of clinical, survey, and American College of Rheumatology criteria. Arthritis Rheum. 2006;54(1):169-176.
Häuser W, Ablin J, Fitzcharles MA, et al. Fibromyalgia. Nat Rev Dis Primers. 2015;1:15022. doi: 10.1038/nrdp.2015.22.
Üçeyler N, Zeller D, Kahn AK,  et al. Small fibre pathology in patients with fibromyalgia syndrome [published online March 9, 2013]. Brain. 2013;136(Pt 6):1857-1867. doi: 10.1093/brain/awt053.
Staud R. Peripheral pain mechanisms in chronic widespread pain. Best Pract Res Clin Rheumatol. 2011;25(2):155-164. doi: 10.1016/j.berh.2010.01.010.
Macfarlane GJ, Kronisch C, Atzeni F, et al. EULAR recommendations for management of fibromyalgia [published online May 5, 2017]. Ann Rheum Dis. 2017;76(12):e54. doi: 10.1136/annrheumdis-2017-211587. 
Macfarlane GJ, Kronisch C, Dean LE, et al. EULAR revised recommendations for the management of fibromyalgia [published online July 4, 2016]. Ann Rheum Dis. 2017;76(2):318-328. doi: 10.1136/annrheumdis-2016-209724. 
Calandre EP, Hidalgo J, Rico-Villademoros F. Use of ziprasidone in patients with fibromyalgia: a case series. Rheumatol Int. 2007;27(5):473-476.
Atzeni F, Gerardi MC, Masala IF, Alciati A, Batticciotto A, Sarzi-Puttini P. An update on emerging drugs for fibromyalgia treatment [published online December 19, 2017]. Exp Opin Emerg Drugs. 2017;22(4):357-367. doi: 10.1080/14728214.2017.1418323.
Häuser W, Bernardy K, Üçeyler N, Sommer C. Treatment of fibromyalgia syndrome with antidepressants: a meta-analysis. JAMA. 2009;301(2):198-209. doi: 10.1001/jama.2008.944.
FDA. Living with fibromyalgia, drugs approved to manage pain. FDA website. fda.gov/consumers/consumer-updates/living-fibromyalgia-drugs-approved-manage-pain. Updated January 31, 2014. Accessed February 19, 2020.
Pridgen WL, Duffy C, Gendreau JF, Gendreau RM. A famciclovir + celecoxib combination treatment is safe and efficacious in the treatment of fibromyalgia. J Pain Res. 2017;10:451-460. doi: 10.2147/JPR.S127288. 
Eslava-Kim L. Combo tx fast tracked for fibromyalgia. MPR. January 29, 2016. empr.com/home/news/drugs-in-the-pipeline/combo-tx-fast-tracked-for-fibromyalgia/. Accessed February 19, 2020.
Littlejohn GO, Guymer EK, Ngian GS. Is there a role for opioids in the treatment of fibromyalgia [published online June 14, 2016]? Pain Manag. 2016;6(4):347-355. doi: 10.2217/pmt-2016-0012. 
Goldenberg DL. Multidisciplinary modalities in the treatment of fibromyalgia. J Clin Psychiatry. 2008;69(suppl 2):30-34.

 
5/5 (3)

Valora esta información

tratamiento fibromialgia

La fibromialgia es un trastorno crónico que se manifiesta con dificultad de concentración , fatiga generalizada, dolor de cabeza, cambios de humor, dolor, interrupciones del sueño y sensibilidad al dolor.

Los pacientes también pueden tener ansiedad, depresión, deterioro funcional de las actividades diarias y otros síntomas inexplicables. La angustia emocional, los trastornos endocrinos, la activación inmune y el trauma físico tienen el potencial de desencadenar la fibromialgia. Las mujeres se ven afectadas con mayor frecuencia que los hombres, y la fibromialgia generalmente se presenta en pacientes de mediana edad o jóvenes. Su prevalencia en los Estados Unidos se ha estimado en alrededor del 2%, pero los expertos en la enfermedad indican que esta cifra probablemente sea más alta.

Causas de la fibromialgia

Aunque se desconocen las causas exactas de la fibromialgia, los expertos sospechan una combinación de factores ambientales y genéticos.

Los investigadores indican que la afección puede emanar de 2 mecanismos que afectan el sistema nervioso central (SNC): hiperreactividad del SNC y una capacidad disminuida de la modulación del dolor en el SNC, probablemente asociada con una disminución de la actividad de las vías serotoninérgicas / noradrenérgicas.

Los pacientes con fibromialgia pueden tener niveles más bajos de líquido cefalorraquídeo de metabolitos de noradrenalina y niveles más bajos de ácido ácido 5-hidroxiindolacético , serotonina sérica y triptófano que las personas que no tienen fibromialgia.

También pueden tener niveles más altos de factor de crecimiento nervioso, neurotransmisores pronociceptivos (detección del dolor) y sustancia P. Además, los pacientes tienden a tener fibras nerviosas pequeñas funcionalmente deterioradas y de menor densidad.

Los investigadores también están a la búsqueda de otras posibles causas o factores que contribuyan al desarrollo de la enfermedad; como la arquitectura del sueño, el funcionamiento anormal del sistema nervioso autónomo, la neurotransmisión dopaminérgica disfuncional, los polimorfismos del gen catecol-O-metiltransferasa y los cambios del eje hipotalámico-pituitario-suprarrenal.

Los factores psicológicos y físicos también parecen afectar la presentación de fibromialgia de cada paciente.

Estrategias claves en el tratamiento

Una estrategia principal en el tratamiento de la fibromialgia es utilizar intervenciones para limitar la entrada periférica que aumenta la alodinia, la hiperalgesia y el dolor. Además, es importante abordar las fuentes de dolor comórbido. Como los pacientes a menudo no pueden tolerar las dosis recomendadas, se debe aplicar el principio de «comenzar bajo, ir lento».

¿El tratamiento de la depresión cura la fibromialgia?

Muchos pacientes con fibromialgia experimentan además depresión. El tratamiento de la depresión no cura la fibromialgia, pero puede mejorar el sueño de los pacientes y reducir el dolor. La FDA ha aprobado 3 medicamentos específicamente para la fibromialgia: los antidepresivos duloxetina y milnacipran para aliviar la fatiga, el dolor y los problemas del sueño, y la pregabalina para mejorar el sueño y reducir dolor.

Los médicos a menudo emplean gabapentina y pregabalina para mejorar la calidad de vida , se centran en mejorar el sueño y tratar el dolor crónico.

Aunque los antidepresivos tricíclicos han dejado de usarse en muchas enfermedades, la amitriptilina sigue siendo un complemento útil en la fibromialgia, especialmente en combinación con fluoxetina o pregabalina, más duloxetina. Dosis bajas de amitriptilina, ciclobenzaprina y pregabalina, administradas antes de acostarse, también se usan para tratar los trastornos del sueño. Las guías también recomiendan el tramadol (a dosis bajas), administrado solo o junto con acetaminofén, ya que los estudios indican que reduce el dolor en un 30% .

Investigaciones centradas en la búsqueda de mejores opciones en el tratamiento

Desafortunadamente, muchos pacientes son intolerantes o no responden a estos medicamentos, lo que indica que el tratamiento causan mucha insatisfacción. Los investigadores están investigando IMC-1, que es una combinación de dosis fija de famciclovir, un análogo de nucleósido antiviral, y celecoxib, un inhibidor de COX-2 con actividad antiviral única.

FDa aprueba nuevos fármacos

La FDA otorgó a este producto una designación de vía rápida basada en los resultados del estudio de fase . La teoría detrás de esta combinación es que los virus del herpes parecen regular al alza las enzimas COX-2, y muchos pacientes con fibromialgia pueden ser incapaces de suprimir el virus adecuadamente. Otros agentes en estudio incluyen neurotrofinas, estabilizadores de mastocitos y mirogabalina, un primo más específico de gabapentina o pregabalina.

El tratamiento de la fibromialgia, además del farmacológico debe estar basado en la terapia cognitivo conductual y el ejercicio físico

Los pacientes con fibromialgia a menudo reciben analgésicos opioides potentes administrados por médicos que no tienen experiencia en el tratamiento de esta enfermedad. Los opioides tienen una eficacia limitada en la mayoría de estos pacientes y generalmente no se recomiendan, excepto para aquellos con alodinia severa que no responden a otros enfoques.

Si los pacientes toman altas dosis de opioides, los médicos deben retirar gradualmente los opioides bajo estrecha supervisión médica.

Como ayudar al paciente de fibromialgia

Se deben proporcionar instrucciones escritas comprensibles que describan los medicamentos y los horarios, es la mejor manera para poder garantizar el cumplimiento del tratamiento. Los médicos deben indicar a los pacientes que pregunten sobre los medicamentos o suplementos de venta libre antes de usarlos.

A menudo, los pacientes con este trastorno experimentan síntomas que disminuyen y aumentan, por lo que es importante identificar y evitar los desencadenantes. Una intervención clave es ejercitarse moderadamente y estimular la actividad para igualar los niveles de energía.

Además, como es probable que tomen varios, si no muchos, medicamentos, los pacientes necesitarán ayuda para identificar formas de garantizar la adherencia a los medicamentos.

Las claves: autoconocimiento, prueba y error.

Hay muchas opciones disponibles para tratar la fibromialgia, pero ninguna opción la erradica y es efectiva para la constelación de síntomas. El tratamiento es un acto de equilibrio y autoconocimiento. Requiere de un esfuerzo considerable basado en prueba y error.

Recordatorio final importante: evite ansiolíticos, hipnóticos, opioides y relajantes musculares que tengan potencial peligro de abuso o puedan empeorar la disfunción cognitiva y la fatiga.

Jeanette Y. Wick, es subdirectora de la Oficina de Desarrollo Profesional de Farmacia en la Facultad de Farmacia de la Universidad de Connecticut en Storrs

No todos los pacientes de fibromialgia necesitan el mismo tratamiento: Tratamiento según los grados de severidad

Créditos foto: Christopher Boswell  Unsplash

  1. Benca RM, Ancoli-Israel S, Moldofsky H. Special considerations in insomnia diagnosis and management: depressed, elderly, and chronic pain populations. J Clin Psychiatry. 2004;65(suppl 8):26-35.
  2. Bigatti SM, Hernandez AM, Cronan TA, Rand KL. Sleep disturbances in fibromyalgia syndrome: relationship to pain and depression. Arthritis Rheum. 2008;59(7):961-967. doi: 10.1002/art.23828.
  3. Moldofsky H. The significance, assessment, and management of nonrestorative sleep in fibromyalgia syndrome. CNS Spectr. 2008;13(suppl 5):22-26.
  4. López-Pousa S, Garre-Olmo J, de Gracia M, Ribot J, Calvó-Perxas L, Vilalta-Franch J. Development of a multidimensional measure of fibromyalgia symptomatology: the comprehensive rating scale for fibromyalgia symptomatology [published online February 4, 2013]. J Psychosom Res. 2013;74(5):384-392. doi: 10.1016/j.jpsychores.2012.12.018.
  5. Yarnitsky D. Conditioned pain modulation (the diffuse noxious inhibitory control-like effect): its relevance for acute and chronic pain states. Curr Opin Anaesthesiol. 2010;23(5):611-615. doi: 10.1097/ACO.0b013e32833c348b.
  6. Katz RS, Wolfe F, Michaud K. Fibromyalgia diagnosis: a comparison of clinical, survey, and American College of Rheumatology criteria. Arthritis Rheum. 2006;54(1):169-176.
  7. Häuser W, Ablin J, Fitzcharles MA, et al. Fibromyalgia. Nat Rev Dis Primers. 2015;1:15022. doi: 10.1038/nrdp.2015.22.
  8. Üçeyler N, Zeller D, Kahn AK,  et al. Small fibre pathology in patients with fibromyalgia syndrome [published online March 9, 2013]. Brain. 2013;136(Pt 6):1857-1867. doi: 10.1093/brain/awt053.
  9. Staud R. Peripheral pain mechanisms in chronic widespread pain. Best Pract Res Clin Rheumatol. 2011;25(2):155-164. doi: 10.1016/j.berh.2010.01.010.
  10. Macfarlane GJ, Kronisch C, Atzeni F, et al. EULAR recommendations for management of fibromyalgia [published online May 5, 2017]. Ann Rheum Dis. 2017;76(12):e54. doi: 10.1136/annrheumdis-2017-211587. 
  11. Macfarlane GJ, Kronisch C, Dean LE, et al. EULAR revised recommendations for the management of fibromyalgia [published online July 4, 2016]. Ann Rheum Dis. 2017;76(2):318-328. doi: 10.1136/annrheumdis-2016-209724. 
  12. Calandre EP, Hidalgo J, Rico-Villademoros F. Use of ziprasidone in patients with fibromyalgia: a case series. Rheumatol Int. 2007;27(5):473-476.
  13. Atzeni F, Gerardi MC, Masala IF, Alciati A, Batticciotto A, Sarzi-Puttini P. An update on emerging drugs for fibromyalgia treatment [published online December 19, 2017]. Exp Opin Emerg Drugs. 2017;22(4):357-367. doi: 10.1080/14728214.2017.1418323.
  14. Häuser W, Bernardy K, Üçeyler N, Sommer C. Treatment of fibromyalgia syndrome with antidepressants: a meta-analysis. JAMA. 2009;301(2):198-209. doi: 10.1001/jama.2008.944.
  15. FDA. Living with fibromyalgia, drugs approved to manage pain. FDA website. fda.gov/consumers/consumer-updates/living-fibromyalgia-drugs-approved-manage-pain. Updated January 31, 2014. Accessed February 19, 2020.
  16. Pridgen WL, Duffy C, Gendreau JF, Gendreau RM. A famciclovir + celecoxib combination treatment is safe and efficacious in the treatment of fibromyalgia. J Pain Res. 2017;10:451-460. doi: 10.2147/JPR.S127288. 
  17. Eslava-Kim L. Combo tx fast tracked for fibromyalgia. MPR. January 29, 2016. empr.com/home/news/drugs-in-the-pipeline/combo-tx-fast-tracked-for-fibromyalgia/. Accessed February 19, 2020.
  18. Littlejohn GO, Guymer EK, Ngian GS. Is there a role for opioids in the treatment of fibromyalgia [published online June 14, 2016]? Pain Manag. 2016;6(4):347-355. doi: 10.2217/pmt-2016-0012. 
  19. Goldenberg DL. Multidisciplinary modalities in the treatment of fibromyalgia. J Clin Psychiatry. 2008;69(suppl 2):30-34.
Valora la información

Valora esta información

Tens en el tratamiento del dolor

TENS en el tratamiento del dolor y fatiga en fibromialgia

Investigadores informan que la estimulación nerviosa eléctrica transcutánea puede ayudar en el alivio en el dolor de fibromialgia.

Un estudio reciente, demuestra que el uso de TENS (estimulación nerviosa eléctrica transcutánea) reduce significativamente el dolor y la fatiga asociada a fibromialgia después de solo cuatro semanas.

La Dra. Lesley Arnold, no participó en el nuevo estudio pero elogió sus resultados. «Las mejoras en el dolor y la fatiga sonimportantes». La Dra. Lesley Arnold , profesora de psiquiatría y neurociencia conductual en la Facultad de Medicina de la Universidad de Cincinnati, informa que el estudio puede ayudar a guiar a los médicos en el uso de TENS en el manejo de los síntomas.

¿Como actúa el TENS?

El TENS se basa en una máquina que funciona con baterías para suministrar corrientes eléctricas a través de electrodos que se pegan en la piel. Se cree que esto activa las vías nerviosas que inhiben el dolor.

Se aconseja a las personas con fibromialgia a realizar actividad física como forma de controlar sus síntomas. Pero, paradójicamente, el movimiento puede ser causa de más dolor.

Estudio del TENS en fibromialgia

Desarrollo del estudio

En el estudio, los investigadores dividieron al azar a mujeres con fibromialgia en tres grupos: TENS activo; placebo (simulación) TENS; o no TENS. En los grupos que se suministraron el TENS recibieron instrucciones de usar el dispositivo durante cuatro semanas, en casa, durante dos horas diarias durante la actividad. Se les dijo a los pacientes que aplicaran los electrodos del dispositivo en dos áreas específicas a lo largo de la parte posterior, una superior y otra inferior, y que activaran la máquina a una frecuencia modulada o variable con la mayor intensidad soportable.

Conclusiones del estudio

Después de cuatro semanas, los participantes en el grupo TENS activo informaron reducciones significativas en el dolor y la fatiga en movimiento y reposo, especialmente en comparación con el grupo sin TENS.

¿Cómo usar el TENS en fibromialgia?

¿Qué aporta nuevo esta investigación?

La autora principal del estudio, Kathleen Sluka, profesora de investigación de la Universidad de Iowa, dijo que este estudio representa la culminación de años de investigación en animales en los que ella y sus co-investigadores han experimentado con variaciones en el uso de TENS. Con el tiempo, los investigadores han descubierto que alternar entre baja y alta frecuencia funcionaba mejor para aliviar el dolor. También lo hizo subir la máquina a su máxima intensidad posible. «Intenso, pero sin dolor», dijo.

Si bien Sluka ve prometedor los resultados del estudio, tuvo cuidado en señalar que el TENS no es una cura para la fibromialgia.

TENS una opción más en el tratamiento de la fibromialgia

«Esta es otra herramienta y no es un fármaco. Los pacientes pueden tener una herramienta más para controlar su dolor», una que puede permitir que alguien busque algo más que el ibuprofeno u opioides como primera línea de ayuda, dijo Sluka.

Que el TENS esté disponible y tenga riesgos mínimos también lo hace atractivo. Los dispositivos TENS se pueden comprar sin receta. En cuanto a los efectos adversos, la irritación leve en el sitio donde se aplican los electrodos, es el principal efecto adeverso que se informa. Y esto es riesgo mínimo y fácilmente prevenible, señaló Sluka.

Se cree que la afección afecta a unos 10 millones de estadounidenses, según la Asociación Nacional de Fibromialgia.

Los investigadores continúan buscando formas seguras y efectivas para aliviar el dolor de la fibromialgia.

El diagnóstico generalmente se basa en el historial médico y en el examen de un paciente; No hay análisis de sangre u otro biomarcador para identificarlo. Y aunque sus orígenes biológicos no están claros, la mayoría de los expertos creen que está asociado con alteraciones en el sistema nervioso central que afectan la forma en que el cuerpo responde al dolor.

El tratamiento de la fibromialgia, que afecta a las mujeres en mayor proporción, ha mejorado en los últimos años, dijo Arnold. Se está diagnosticando más rápido; la concienciación, en general, de la enfermedad ha mejorado; y, la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU. aprobó para su tratamiento algunos medicamentos.

«Aunque todavía hay una gran necesidad insatisfecha en el tratamiento del dolor», dijo Arnold.

El informe se ha publicado en la revista Arthritis & Rheumatology. Anteriores investigaciones basadas en el tratamiento del dolor con TENS en fibromialgia

4.88/5 (16)

Valora esta información

opiáceos en fibromialgia
Las personas que tienen fibromialgia, la condición de dolor crónico más común informan que no responden a los tipos de medicamentos que alivian el dolor de otras personas con otras enfermedades.

Una nueva investigación del Sistema de Salud de la Universidad de Michigan ayudaría a explicar por qué podría ser así. Se ha encontrado que los pacientes con fibromialgia tienen reducida una capacidad de unión en un tipo de receptor en el cerebro. Este receptor es el objetivo de los analgésicos opiáceos, como la morfina.

El estudio desvela  porqué no funcionan los opioides en fibromialgia

El estudio incluye tomografías por emisión de positrones (PET) de los cerebros de los pacientes con fibromialgia. Incluyen por igual a personas emparejadas por sexo y edad y sin la enfermedad. Los resultados muestran que los pacientes con fibromialgia tienen una disponibilidad reducida del receptor opioide mu (MOR) dentro de las regiones del cerebro que normalmente procesan y amortiguan las señales de dolor. Las regiones implicadas son el núcleo accumbens, el cíngulo anterior y la amígdala.

«La disponibilidad reducida del receptor se asocia con más dolor entre las personas que padecen fibromialgia», dijo el autor principal El Dr. Richard E. Harris (Investigador en la División de investigación de Reumatología del Departamento de Medicina Interna de la Facultad de Medicina de la UM e investigador en el Centro de Investigación de Dolor y Fatiga Crónica de la UM).

«Estos hallazgos podrían explicar por qué los opiáceos se consideran anecdóticamente ineficaces en las personas con fibromialgia», señala. Los hallazgos aparecen en The Journal of Neuroscience.

«El hallazgo es significativo porque es difícil determinar las causas del dolor en pacientes con fibromialgia».

¿Cómo funcionan los opiáceos?

Los analgésicos opiáceos funcionan al unirse a receptores opioides en el cerebro y en la médula espinal. Además de la morfina, incluyen codeína, en medicamentos que contienen propoxifeno, como Darvocet, medicamentos que contienen hidrocodona, como Vicodin, y medicamentos que contienen oxicodona, como Oxycontin.

Los investigadores teorizan sobre la base de sus hallazgos de que, con la menor disponibilidad de los receptores de opioides MU en las tres regiones del cerebro de personas con fibromialgia, todos estos analgésicos no son capaces de unirse a los receptores como pueden hacerlo en el cerebro de las personas que no tienen la enfermedad.

En términos más simples:

«Cuando los analgésicos no se pueden unir a los receptores, no pueden aliviar el dolor del paciente de forma efectiva, dice Harris.
La disponibilidad reducida de estos receptores podría deberse a un número reducido de receptores opioides, a una mayor liberación de opioides endógenos (opioides, como las endorfinas, que el cuerpo produce naturalmente), o ambos, dice Harris.

El equipo de investigación también encontró un posible vínculo con la depresión. Las exploraciones PET mostraron que los pacientes con fibromialgia con más síntomas depresivos tenían reducciones del potencial de unión MOR en la amígdala, región del cerebro que se piensa que modula el estado de ánimo y la dimensión emocional del dolor.

Formaron parte del estudio 17 mujeres con fibromialgia y 17 mujeres sin la condición.

La actualidad del tratamiento de los opiáceos en fibromialgia

En fibromialgia todas las guías clínicas para su tratamiento no contemplan el uso de opioides en su tratamiento, sólo demuestran cierta evidencia en el tratamiento el paracetamol asociado a tramadol. Diversos estudios muestran que la morfina no es efectiva en el tratamiento de la fibromialgia

Esto dificulta el tratamiento de la enfermedad frente a otras enfermedades con dolor crónico.

Se pueden encontrar enfermos de fibromialgia que lleven este tipo de tratamientos al tener asociadas otras enfermedades en las que si se haya aceptado el uso de los tratamientos con opiáceos según las guías de de dolor crónico no oncológico.

Actualidad del tratamiento de fibromialgia 2018

Autores del estudio

El autor principal del artículo es el Dr. Jon-Kar Zubieta, el Profesor Phil F. Jenkins de Investigación de depresión en el Departamento de Psiquiatría de la UM y miembro del Instituto de Neurociencia Molecular y del Comportamiento de la UM, Centro de Depresión y Departamento de Radiología. Otros autores son el Dr. Daniel J. Clauw;Dr. David J. Scott; Dr. Samuel A. McLean, y Dr. Richard H. Gracely.

La investigación fue financiada por las subvenciones del Departamento del Ejército; el Centro Nacional de Recursos de Investigación, un componente de los Institutos Nacionales de Salud; y el NIH. Harris fue apoyado por el NIH – Centro Nacional de Subsidio de Medicina Complementaria y Alternativa. McLean fue apoyado por una subvención del NIH.

University of Michigan Health System. "Why Don't Painkillers Work For People With Fibromyalgia?." ScienceDaily. ScienceDaily, 3 October 2007. <www.sciencedaily.com/releases/2007/09/070927131357.htm>

4.57/5 (37)

Valora esta información

No existe suficiente evidencia que demuestre beneficio de la estimulación eléctrica craneal en pacientes adultos con enfermedades de dolor, según la búsqueda de revisiones analizadas hasta octubre de 2017.

 

Esta revisión sistemática, publicada en Annals of Internal Medicine (2018; 168 [6]: 414-421),también evaluó las ventajas y desventajas de la estimulación eléctrica craneal (CES) para tratar la depresión, la ansiedad y el insomnio, en 28 artículos de 26 ensayos aleatorizados.

Al igual que con el dolor crónico, la evidencia sobre estimulación eléctrica craneal es insuficiente para llegar a conclusiones sobre la efectividad en el insomnio; sin embargo, si hubo evidencia (baja) para sugerir un modesto beneficio para los pacientes que tienen ansiedad y depresión.

Tratar el dolor con métodos alternativos

El autor principal, el Dr. Paul Shekelle, jefe de medicina interna del Centro Médico de la Administración de Veteranos del Oeste de Los Ángeles (VA), dijo que este centro está interesado en opciones de tratamiento no tradicionales que mejoren la salud y el bienestar de los veteranos. «La estimulación eléctrica craneal es una de esas opciones de tratamiento que está recibiendo un interés creciente, y la  se ha proporcionado en algunos centros de veteranos en algunos pacientes previamente seleccionados».

El Dr. Shekelle manifiesta que frente a la crisis de opiáceos es un factor importante tener en cuenta opciones de tratamientos alternativos para tratar el dolor crónico, por lo que se consideró el uso de la estimulación eléctrica craneal para realizar esta revisión.

Los 26 estudios aleatorizados de estimulación eléctrica craneal abarcan cuatro condiciones (dolor, depresión,ansiedad,insomnio): Estos se agrupan en 14 para afecciones dolorosas; tres para la depresión; cinco para depresión y ansiedad; uno para la ansiedad; dos para el insomnio; y uno para el insomnio y la ansiedad.

«Por varias razones, desafíos metodológicos en los ensayos, pequeños tamaños de muestras,cortos tiempos de seguimiento y resultados inconsistentes, no pudimos llegar a conclusiones sólidas sobre la efectividad de la estimulación eléctrica craneal para estas cuatro afecciones», dijo el Dr. Shekelle.

¿Cómo podría actuar la estimulación eléctrica craneal?

El mecanismo de acción de estimulación eléctrica craneal no se conoce aún bien, la revisión cita tres posibles efectos: cambio en los niveles de neurotransmisores; interrupción de la actividad cerebral patológica) mediante la introducción de «ruido cortical», interfiriendo así con el comportamiento oscilatorio eléctrico en el cerebro; y una desactivación significativa de las regiones frontal y parietal.

El Dr Shekelle dijo que es prematuro «aconsejar la eficacia» de la estimulación eléctrica craneal porque «no encontramos suficiente evidencia para concluir que la estimulación eléctrica craneal sea efectiva».

A pesar de esto, según la revisión «la estimulación eléctrica craneal probablemente sea segura», dijo. «Sin embargo, algunos pacientes han notado irritaciones menores. Además, un estudio muy antiguo informó de algún deterioro en el estado de salud mental en los pacientes. Pero los estudios más recientes no han reportado ningún problema serio de seguridad «.

El Dr. Shekelle informa que la principal preocupación es la seguridad con estimulación eléctrica craneal y es evitar que los pacientes se traten a sí mismos para cualquiera de estas afecciones sin ser primero vistos por un profesional de la salud. «La estimulación eléctrica craneal solo debe administrase mientras el paciente está bajo los cuidados de un profesional para su problema de salud».

Su esperanza es que las partes involucradas lleven a cabo estudios más definitivos de estimulación eléctrica craneal para ayudar a responder los interrogantes sobre la eficacia.

Muchas dudas por despejar

El Dr. Timothy R. Deer presidente y CEO de The Spine and Nerve Center de Virginia en Charleston, Virginia Occidental, y miembro de la junta asesora editorial Pain Medicine News, cree que los hallazgos de esta revisión reflejan el uso temprano de esta terapia que queda por depejar aún muchas dudas. Pero no sorprendería que los médicos se estén adelantando a la evidencia «.

El Dr. Deer dijo que la falta de estudios no es indicador de que la terapia no tenga éxito. «Sin embargo, cuestiona el uso de nuevas tecnologías de forma generalizada antes de que se establezca una base».

La necesidad de estudios

Para la mayoría de las nuevas innovaciones, el Dr Deer recomienda que primero se completen estudios en computadora o animal, seguido de un estudio piloto, una investigación prospectiva abierta y, finalmente, un estudio prospectivo aleatorizado o comparativo. «El hecho de la estimulación eléctrica craneal no haya pasado por este proceso crítico hace que el uso de la terapia esté menos definido».

Aún así, dado que la estimulación eléctrica craneal es un procedimiento de bajo riesgo, «el uso de estos dispositivos es una alternativa razonable cuando se incorpora a un algoritmo de tratamiento basado en la respuesta del paciente», dijo el Dr. Deer, señalando que la viabilidad de la terapia se determinará los próximos años. «Es necesaria evidencia para respaldar la eficacia y seguridad para que estos dispositivos se conviertan en una opción principal para nuestros pacientes».

En el futuro, se necesita investigación para definir mejor el uso y futuro de la estimulación eléctrica craneal , de acuerdo con el Dr. Deer.

Paul B Shekelle, M.D., M.P.H., Ph.D

Benefits and Harms of Cranial Electrical Stimulation for Chronic Painful Conditions, Depression, Anxiety, and Insomnia: A Systematic Review
https://www.painmedicinenews.com/Complementary-and-Alternative/Article/07-18/Evidence-Insufficient-to-Support-Cranial-Stimulation-for-Chronic-Pain/50157?sub=5A5B947ED8E2EEEE7E2A18A17CA3C3FAC8E774C3DB1986F1AE96C9D8911331C4&enl=true

5/5 (2)

Valora esta información

Mirtazapina en fibromialgia
Mirtazapina en fibromialgia. El antidepresivo mirtazapina puede ser una opción de tratamiento segura y efectiva para los pacientes con fibromialgia, según una revisión sistemática publicada en Reumatología Internacional.

La mirtazapina es un antagonista alfa-2 central actualmente aprobado por la FDA para el tratamiento del trastorno depresivo mayor. Es un potente antagonista de los receptores de serotonina 5-HT2 y 5-HT3, así como de los receptores de histamina H1.

El papel de la mirtazapina en pacientes con fibromialgia: una revisión sistemática.

«La diferencia clave en comparación con otras opciones de tratamiento es que la mirtazapina se dirige a muchos de los síntomas de la fibromialgia con su mecanismo de acción y una sola dosis diaria», explicaron los autores.

Investigación Mirtazapina en fibromialgia

Para investigar el papel de la mirtazapina en fibromialgia, los investigadores realizaron búsquedas en diversas bases de datos e identificaron 3 estudios aleatorizados, controlados con placebo y 1 ensayo abierto que se ajustaba a los criterios de inclusión. Los estudios seleccionados duraron de 6 a 13 semanas de duración, incluyeron dosis de mirtazapina que variaban de 15 a 30 mg diarios, y se evaluaban las mejorias en el dolor, el sueño y la calidad de vida.

Con respecto al dolor, 2 estudios informaron, una mejora significativa en comparación con el valor inicial, mientras que otros 2 estudios encontraron una mejoría significativa frente al placebo. Aunque los estudios utilizaron diferentes escalas de evaluación del dolor, se observó una consistencia en la eficacia a pesar del sistema de las puntuaciones en el dolor.

Dos de los ensayos incluyeron pacientes que no habían recibido tratamiento previo, mientras que los otros 2 incluyeron pacientes con experiencia en el tratamiento de la fibromialgia y pacientes que fracasaron con tratamientos en fibromialgia.

Mejorías en dolor

En los 2 estudios se evaluaron la calidad de vida, y se observó una mejora significativa en el funcionamiento de las funciones emocionales y el dolor corporal en pacientes con fibromialgia tratados con mirtazapina versus placebo. También se observaron mejoras significativas en otros dominios (p. Ej., Salud general, salud mental, funcionamiento físico, vitalidad).

Se observó una mejora significativa en la calidad del sueño entre los pacientes tratados con mirtazapina en 2 estudios.

En uno de estos ensayos, se detectó a un mayor número de pacientes con mejoría en  insomnio en el grupo tratado con mirtazapina frente al grupo tratado con placebo (Yeephu et al.). Otro estudio mostró una mejora significativa en la fatiga, alrededor del 50% de los pacientes, tratados con mirtazapina, mientras que el 73% experimentó una mejoría en las alteraciones del sueño (Samborski et al.).

Efectos adversos con mirtazapina

Los efectos adversos más comunes asociados con el uso de mirtazapina fueron boca seca, aumento del apetito, somnolencia, somnolencia, hipotensión, aumento de peso y nasofaringitis.

Conclusiones

Según los resultados del estudio, los autores concluyeron que «la mirtazapina en una dosis de 15-30 mg al día parece ser una opción de tratamiento efectivo y seguro para mejorar el dolor, el sueño y la calidad de vida en pacientes con fibromialgia». Los beneficios clínicos se observaron tanto en pacientes sin tratamiento previo como en aquellos que fracasaron con terapias anteriores con fibromialgia.

Material complementario

¿Qué es una revisión sistemática?

Una revisión sistemática (RS), es un artículo de «síntesis de la evidencia disponible», en el que se realiza una revisión de aspectos cuantitativos y cualitativos de estudios primarios, con el objetivo de resumir la información existente respecto de un tema en particular. Los investigadores luego de recolectar los artículos de interés; los analizan, y comparan la evidencia que aportan con la de otros similares.

Las razones que justifican la realización de una RS son: cuando existe incertidumbre en relación al efecto de una intervención debido a que existe evidencia contrapuesta respecto de su real utilidad; cuando se desea conocer el tamaño del efecto de una intervención; y, cuando se desea analizar el comportamiento de una intervención en subgrupos de sujetos.¹

The role of mirtazapine in patients with fibromyalgia: a systematic review

¹Revisiones sistemáticas de la literatura. Qué se debe saber acerca de ellas


4.86/5 (7)

Valora esta información

Insuficiencia venosa crónica y dolor ¿Qué relación tienen? Las consecuencias de vivir con dolor crónico.
Dentro del complejo mundo del dolor, pueden aparecer complicaciones por inmovilidad asociada al dolor crónico, o aparecer nuevas condiciones que puedan ser confundidos con  fibromialgia, hinchazones en las piernas, o cambios en la piel a nivel de extremidades inferiores no son atribuibles a la enfermedad.
Cuando el dolor se concentra en las piernas y mejora con el movimiento puede que esté influyendo un problema conocido como insuficiencia venosa.

Escrito por Fibromialgia Noticias©

La relación entre insuficiencia venosa crónica y dolor en las piernas.

Síntomas de la insuficiencia venosa crónica

Los principales síntomas muestran un dolor intenso, pesadez o calambres en las piernas, también hace aparición picazón y hormigueo. Es un dolor que empeora al pararse y que mejora al levantar las piernas.
Pueden producir cambios en la piel aparece la hinchazón de las piernas, se puede irritar la piel si se rasca y notarla reseca. Sí aparece la piel enrojecida o hinchada puede ser signo de una dermatitis (dermatitis de estasis)

Otros signos en la piel pueden ser:
Venas varicosas superficiales, lipodermatoesclerosis o engrosamiento, endurecimiento de la piel en las piernas y en los tobillos. Heridas y úlceras que tardan en sanar en las piernas y en los tobillos.

¿Cómo aparecen los síntomas?

Los primeros síntomas se asocian con pesadez, calambre, dolor, cansancio y parestesias en las piernas; empeoran en posición de pie o durante la marcha . Después pueden aparecer cambios en la piel . Los signos visibles se manifiestan en forma progresiva: en un principio, el paciente no presenta signos, luego desarrolla várices venosas (infrecuentes) y a continuación, dermatitis por estasis en los miembros inferiores y los tobillos.

Diagnóstico

El diagnóstico se basa en los antecedentes y el examen físico. Se desarrolló un sistema de puntuación clínico que evalúa 5 síntomas (dolor, calambres, pesadez, prurito, parestesias) y 6 signos edema, hiperpigmentación, induración, estasis venosa, hiperemia que palidece a la compresión.
El dolor con la compresión de la pantorrilla) en una escala de 0 (ausente o mínimo) a 3 (grave), se reconoce cada vez más como una herramienta de diagnóstico estándar para determinar la gravedad del trastorno.
Las puntuaciones entre 5 y 14 en dos consultas separadas por ≥ 6 meses indican una enfermedad entre leve y moderada, y las puntuaciones ≥ 15 indican enfermedad grave.

Tratamiento

El tratamiento siempre irá enfocado a tratar la severidad de los síntomas por lo que debe ser individualizado y realizado por un médico.
Algunos de los métodos para ayudar a incrementar el flujo sanguíneo en las venas de las piernas incluyen: elevar las piernas para reducir la presión en las venas, y usar medias elásticas para ejercer presión y ayudar en la circulación de la sangre de las piernas. También se recomienda no cruzarse de piernas al estar sentado, hacer ejercicio físico regularmente y evitar ropa interior ceñida a nivel de ingles.
Para tratar la dermatitis el uso de una crema hidratante suele ser lo idóneo si sólo aparece resequedad en la piel y no produce más problemas.
Cuidado con la dermatitis por estasis, la piel se irrita con facilidad. No deben utilizarse cremas con antibióticos, cremas de primeros auxilios (anestésicas), alcohol, solución de hamamelis, lanolina ni otras sustancias químicas porque pueden empeorar la enfermedad.

Medicamentos

Se pueden usar varios tipos de medicamentos para tratar la insuficiencia venosa crónica. Los diuréticos (medicamentos que se usan para eliminar el exceso de líquido del cuerpo a través de los riñones) pueden reducir la hinchazón. La pentoxifilina, que mejora el flujo sanguíneo a través de los vasos, puede usarse en combinación con una terapia de compresión para ayudar a curar las úlceras de las piernas.

problemas en la piel por insuficiencia venosa

Se puede recomendar un tratamiento anticoagulante (diluyente sanguíneo) para aquellas personas con problemas recurrentes en las venas de las piernas

Los ejercicios en agua caliente para las personas con fibromialgia e insuficiencia venosa pueden ser contraproducentes, ya que esta última necesita de baños de agua fría para su tratamiento y empeora con fuentes de calor, radiadores, bolsas de agua caliente.

Ejercicios para el autocuidado de la insuficiencia venosa crónica.

Cuida tus venas

Recomendaciones para la trombosis venosa profunda desde el Hospital Universitario La Princesa Madrid

http://carefirst.staywellsolutionsonline.com/spanish/Encyclopedia/85,P08279
 http://www.msdmanuals.com/es-es/hogar/trastornos-de-la-piel/prurito-y-dermatitis/dermatitis-por-estasis
https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/000203.htm

 

4.86/5 (14)

Valora esta información

La punción seca para fibromialgia podría ser una alternativa para un grupo de pacientes. Tesis doctoral elaborada por  el fisioterapeuta Juan Vicente Mampel Directores: Francisco de Asís Ros Bernal Isabel Salvat Salvat

Tesis doctoral Eficacia analgésica del tratamiento invasivo miofascial (punción seca) en fibromialgia.

Resultados obtenidos en Punción seca para fibromialgia

A continuación se resumen las principales conclusiones derivadas del presente estudio:
PRIMERA: Los pacientes sometidos a la técnica de punción seca mostraron una disminución de la hiperalgesia local a las 24 horas de la intervención en relación al grupo Placebo y al No intervención. Este efecto no se encontró en la valoración realizada inmediatamente después del tratamiento.
SEGUNDA: Los pacientes sometidos a la técnica de punción seca no mostraron efecto superior al grupo Placebo ni grupo Tratamiento en las mediciones de algometría general realizadas mediatamente después del tratamiento. Respecto a la medición de la algometría general post 24 horas, esta medición demostró cambios entre grupos a favor del grupo Tratamiento.
TERCERA: Los efectos positivos del tratamiento con punción seca, en cuanto la disminución de la algometría local post 24 horas, no se asociaron con los niveles de catastrofismo. En cambio la medición de la algometría general obtenida postratamiento estaba influida por el catastrofismo.
CUARTA: La punción seca no mostró unos resultados concluyentes en cuanto a su efecto simpaticolítico. Aun así, sí se observaron efectos positivos a favor de esta técnica, mostrando una reducción de la actividad del componente simpático en la medición post tratamiento.
QUINTA: La técnica de punción seca no es más dolorosa que la técnica placebo o la no intervención, al no existir correlación entre la escala analógica visual y la variabilidad de la frecuencia cardíaca.
La percepción del dolor derivada de la punción seca y el dolor muscular generado por la intervención no es superior, comparado con el resto de los grupos. El catastrofismo se correlacionó con mayor dolor muscular tras la técnica placebo, por ende, el valor de catastrofismo se muestra independiente del nivel dolor que general la técnica de punción seca.

Conclusiones del estudio

La consideración de las conclusiones obtenidas nos permite afirmar que, en parte, se confirma la hipótesis de la que parte el estudio: la punción seca aplicada a los Puntos Gatillo Miofasciales del músculo infraespinoso en pacientes con fibromialgia consigue una disminución de la hiperalgesia generalizada de estos pacientes cuando ésta es valorada a las 24 horas de la intervención. Sin embargo, este efecto no se modifica en sujetos con altos valores de catastrofismo.

Teniendo en cuenta que el efecto analgésico de la punción seca en esta tesis ha sido estudiado a corto plazo y con una muestra pequeña, su autor considera que la técnica de la punción seca debería ser introducida dentro del tratamiento multidisciplinar llevado a cabo para la fibromialgia, ya que se obtuvieron unos resultados positivos en cuanto a la analgesia conseguida, aunque se realizó una única sesión y sólo se trató un músculo perteneciente a un miotoma mucho más extenso.

Los resultados de este ensayo no pueden extenderse a pacientes con severas alteraciones tales como enfermedades neoplásicas o psiquiátricas severas porque la existencia de estas patologías, asociadas a la FM, resultaba motivo de exclusión del presente estudio.

¿Qué es la punción seca?

La Punción Seca consiste en el empleo del estímulo mecánico de una aguja como agente físico para el tratamiento del síndrome de dolor miofascial (SDM).
El SDM se define como el conjunto de signos y síntomas causados por los puntos gatillo miofasciales , que incluyen dolor referido, es decir, experimentado fuera de la zona donde se encuentra el punto gatillo miofascial responsable debilidad muscular, restricción de movilidad, descoordinación, fatigabilidad muscular, retardo en la relajación y en la recuperación de los músculos después de su actividad, así como espasmo muscular.
Se usa el adjetivo «seca», no solo por ser fieles al término inglés original (dry needling), sino también para enfatizar el hecho de que no se emplea ningún agente químico y, así, distinguirla inequívocamente de otras técnicas invasivas en las que se infiltra alguna sustancia, como anestésicos locales, agua estéril, suero salino isotónico, antiinflamatorios no esteroideos o toxina botulínica.
El uso de la Punción Seca se encuadra principalmente en la primera fase del tratamiento del Síndrome miofascial, es decir, en la fase en la que se intentan eliminar los Puntos Gatillo Miofasciales causantes de los síntomas del paciente.

El profesional que debe realizar esta técnica es un fisioterapeuta.

Tesis doctoral Ciencias de la salud (UP de medicina)
 Eficacia analgésica del tratamiento invasivo miofascial (punción seca) en fibromialgia.
 Influencia del catastrofismo en cuanto al éxito de la intervención.
 Autor: Juan Vicente Mampel
 Directores: Francisco de Asís Ros Bernal
 Isabel Salvat Salvat

4.83/5 (6)

Valora esta información

La mayoría de los reumatólogos canadienses siguen las recomendaciones de la guía de 2012 para el manejo de la fibromialgia, aunque pocos creen que sean efectivas, lo que indica que es necesaria una actualización, según los resultados publicados en el Journal of Clinical Rheumatology.

Además, los investigadores encontraron que los reumatólogos en Canadá, en general, no brindan atención primaria para la fibromialgia.

«La fibromialgia es una enfermedad que desafía a los pacientes y a sus médicos, y su tratamiento, a menudo, es muy variable«, Dijo Jason W. Busse, DC, PhD, de la Universidad McMaster, en Hamilton, Ontario, Canadá. «Conocedores de ello, las asociaciones de profesionales han publicado guías de práctica clínica. Sin embargo, el grado en que la atención es consistente y eficaz con las recomendaciones no es nada certero, al igual que la impresiones que tienen los médicos sobre la efectividad de la atención que se recomienda en la guía de consenso de tratamiento de fibromialgia».

Guía de criterios canadienses 2012 «2012 Canadian Guidelines for the diagnosis and management of fibromyalgia syndrome: Executive summary»

Resultados después de la aplicación de los criterios canadienses de 2012

Para determinar actitudes y estrategias de manejo de los reumatólogos canadienses hacia la fibromialgia, y cómo se relacionan con las Guías canadienses de 2012, los investigadores elaboraron una encuesta transversal de 17 ítems con la ayuda de epidemiólogos, otros reumatólogos y estudios previos. La encuesta midió las actitudes de los encuestados y su concordancia con las recomendaciones de la guía.

Utilizando la información de contacto de la base de datos  de los miembros de la Canadian Rheumatology Association, así como el directorio del American College of Rheumatology, los investigadores distribuyeron la encuesta a las oficinas de 331 reumatólogos canadienses de julio a octubre de 2016. De ellos, 140 respondieron la encuesta .

Según los investigadores, el 80% de los encuestados cree que la fibromialgia es un diagnóstico clínico útil. Sin embargo, solo el 54% dijo que la fibromialgia se definió objetivamente, mientras que el 30% cree que es una afección psicosocial.

Entre los encuestados, el 37% dijo que la fibromialgia podría derivar en una incapacidad para trabajar.

Además, el 61% de los encuestados creen que los puntos sensibles son útiles para diagnosticar la fibromialgia. Los investigadores encontraron que solo el 42% está de acuerdo en que los tratamientos sean efectivos en el tratamiento de la enfermedad.

Más del 89% de los reumatólogos que realizó la encuesta están de acuerdo con la recomendaciones de las guías, la fibromialgia debe tratarse con educación, terapia con ejercicios, antidepresivos y analgésicos no narcóticos.

Aún así, la confianza en estos tratamientos y su efectividad varió del 9% al 47%.

Según los investigadores, un análisis de la guía descubrió  limitaciones.

«Nuestra evaluación de las Guías canadienses de 2012 sugiere que este documento posee varias limitaciones para cumplir  los estándares de una guía confiable», dijo Busse.

Añadió que son «necesarias urgentemente»  las actualizaciones de la directrices  y debe incluir evidencia recientes y actualizadas de las mejores prácticas para su tratamiento.

«Los reumatólogos canadienses consideran que el tratamiento de la fibromialgia es un desafío, a pesar de la buena aceptación en las recomendaciones de la guía canadiense de 2012, que se debe proporcionar terapia cognitivo-conductual», dijo.
«La provisión limitada de terapia cognitivo-conductual puede reflejar un problema de recursos, que debe ser implementado por las políticas de sanidad. No se puede esperar que los reumatólogos lleven a cabo recomendaciones para tratamientos que no están disponibles.»

Actualidad en el tratamiento fibromialgia 2017

Attitudes Toward and Management of Fibromyalgia: A National Survey of Canadian Rheumatologists and Critical Appraisal of Guidelines
 Agarwal Arnav BHSC; Oparin, Yvgeniy BHSc; Glick, Lauren BSc; Fitzcharles, Mary-Ann MD; Adachi, Jonathan D. MD; Cooper, Matthew D. MD; Gallo, Lucas; Wong, Laura BHSc; Busse, Jason W. DC, PhD
 JCR: Journal of Clinical Rheumatology: Post Author Corrections: December 27, 2017
 doi: 10.1097/RHU.0000000000000679

5/5 (3)

Valora esta información

Actualidad en el tratamiento de la fibromialgia

El tratamiento de la fibromialgia. Fibromialgia es un síndrome clínico común, pasado a menudo por alto, en la práctica general. Puede asociarse una discapacidad considerable, aunque es probable minimizar su discapacidad con un temprano diagnóstico e intervención.

Los pacientes con fibromialgia a menudo tienen otras enfermedades crónicas por lo que el tratamiento de la fibromialgia se complica. La evaluación clínica y el manejo de los factores agravantes pueden, por lo tanto, ser beneficiosos.

Se requiere un enfoque coordinado, multidisciplinario y centrado en el paciente. Los pacientes necesitan educación y estrategias para el autocontrol de su enfermedad. Las intervenciones no farmacológicas, como la fisioterapia, deben estar adaptadas a cada paciente de forma individual.

Los enfoques activos de rehabilitación tienen el protagonismo en el manejo de la enfermedad, aunque hay medicamentos que pueden ayudar a controlar sus síntomas. Existe evidencia para apoyar el uso de amitriptilina, duloxetina, milnacipran o pregabalina, pero se deben evitar los opioides puros.

¿Qué es la fibromialgia?

La fibromialgia es un síndrome debilitante y a menudo no es reconocido. Afecta a un 2% de la población con una incidencia máxima en mujeres de mediana edad1. A pesar de que no existe una comprensión completa de su patogénesis ( origen y evolución de una enfermedad con todos los factores que están involucrados en ella), existe una creciente evidencia de abordaje de este síndrome. Todas esta evidencia de tratamiento actual será má efectiva si se diagnóstica de forma rápida y se introducen los cambios necesarios para su tratamiento.

La fibromialgia se superpone con otros síndromes somáticos funcionales, como el síndrome del intestino irritable, el síndrome de fatiga crónica y disfunción de la articulación temporomandibular.4 Aunque suele coincidir con los trastornos del estado de ánimo y la ansiedad, la investigación sugiere que, aunque los trastornos somáticos funcionales están relacionados pueden potencialmente interactuar con condiciones psicológicas, realmente son independientes.5

El síndrome se caracteriza por sus características distintivas de dolor somático generalizado ( somático dolor originado en la piel, músculos, articulaciones, ligamentos o huesos) y sensibilidad en tejidos profundos, resultado de la sensibilización de las vías del dolor neuronal.6 También hay combinaciones variables de fatiga, trastornos del sueño, disfunción cognitiva y angustia psicológica. Estos síntomas ocurren a pesar de la ausencia de anormalidades objetivas en la evaluación clínica.

Fisiopatología

La fibromialgia puede desarrollarse espontáneamente, 7 pero es probable que represente una respuesta estereotípica, inadaptada, biológica del cuerpo a los efectos acumulativos del estrés físico o psicológico en personas genéticamente predispuestas.8

Se asocia con trastornos psiquiátricos y musculoesqueléticos, que llevan a un peor resultado en el tratamiento, 9,10 pero también puede aparecer después de una infección. Además, la fibromialgia se presenta con una alta prevalencia en personas con enfermedades crónicas.

Aunque se ha considerado que la fibromialgia se deriva principalmente de la fisiopatología del sistema nervioso central, donde se asocia con un procesamiento desordenado sensorial , hay cada vez más pruebas que sugieren que el «fenotipo de la fibromialgia» puede comprender múltiples subconjuntos patogénicos, incluido el origen, al menos en parte , dentro del sistema nervioso periférico6,12,13 La mayoría de los casos de fibromialgia evolucionan a partir de dolor persistente en una región.14

Diagnóstico de la fibromialgia

Los criterios diagnósticos 15 han evolucionado desde el reconocimiento de que la fibromialgia es un trastorno difuso de síntomas (espectro), tanto en lo que respecta a la distribución espacial del dolor como a la implicación y gravedad de los síntomas. Este espectro ha sido descrito como «fibromialgia», y no como un trastorno de todo o nada, como sugieren los criterios de clasificación originales.16

Dada la naturaleza multidimensional de la fibromialgia, incluida su asociación con otras enfermedades crónicas, la evaluación clínica temprana puede ser un desafío. La afección se debe considerar como una posibilidad diagnóstica en todos los casos de dolor musculoesquelético persistente y significativo, con fatiga o trastornos del sueño, particularmente cuando tales síntomas parecen desproporcionados con la gravedad de cualquier enfermedad crónica de fondo.17 Si existe alguna duda diagnóstica, debería ser considerado remitir a un reumatólogo o especialista en medicina del dolor.

Se ha desarrollado una herramienta validada y práctica en la autoevaluación basada en los criterios diagnósticos (Cuadro 1) 18 para cuantificar los síntomas variables del síndrome 19,20. Los puntajes por encima de ciertos umbrales 20 tienen una especificidad y sensibilidad razonable en comparación con los criterios de clasificación originales.
tratamiento de la fibromialgia
El médico que realiza el diagnóstico debe realizar una evaluación que excluya otros trastornos que puedan explicar por completo los síntomas.21 Se debe evitar el examen de puntos sensibles, que era un requisito de los criterios anteriores. Las investigaciones solo son necesarias para excluir las posibles comorbilidades que sean objeto de posible tratamiento y diagnósticos diferenciales, como la disfunción tiroidea 22.

Cuadro 1

Cuestionario fibromialgia

I. Usando la siguiente escala, indique para cada ítem el nivel de severidad durante la última semana marcando la casilla correspondiente.

0: sin problema
1: problemas leves ; generalmente leve o intermitente
2: moderado; problemas considerables; a menudo presente y / o en un nivel moderado
3: Grave; problemas continuos que perturban la vida

Fatiga □ 0 □ 1 □ 2 □ 3
Problemas para pensar o recordar □ 0 □ 1 □ 2 □ 3
Despertarse cansado (sin recuperar) □ 0 □ 1 □ 2 □ 3

II. Durante los últimos 6 meses, ¿ha tenido alguno de los siguientes síntomas?

Dolor o calambres en la parte inferior del abdomen □ Sí □ No
Depresión □ Sí □ No
Dolor de cabeza □ Sí □ No
III. Dolor de articulaciones / cuerpo

Indique a continuación si ha tenido dolor o sensibilidad en los últimos 7 días en cada una de las áreas enumeradas a continuación. Por favor, haga una X en la casilla si ha tenido dolor o sensibilidad. Asegúrese de marcar ambos lados derecho e izquierdo por separado.

□ Hombro, izquierda                        □ Parte superior de la pierna, izquierda                            □ Parte inferior de la espalda
□ Hombro, derecha                           □ Parte superior de la pierna, derecha                              □ Parte superior de la espalda
□ Cadera, izquierda                           □ Parte inferior de la pierna, izquierda                             □ Cuello
□ Cadera, derecha                              □ Parte inferior de la pierna, derecha
□ Brazo superior, izquierdo             □ Mandíbula, izquierdo                                                        □ Sin dolor en ninguna de estas áreas
□ Brazo superior, derecho                □ Mandíbula  derecho
□ Brazo inferior, izquierdo               □ Pecho
□ Brazo inferior, derecho                 □ Abdomen

IV. En general, ¿los síntomas enumerados en I-III anteriores generalmente estaban presentes durante al menos 3 meses?

□ Sí □ No

Manejo de la fibromialgia

La recuperación espontánea es excepcional, por lo que los objetivos del tratamiento de la fibromialgia se basan en mejorar los síntomas, y con ello la función y calidad de vida.23 El tratamiento debe adaptarse individualmente.

El tratamiento es multimodal, multidisciplinario y combina enfoques no farmacológicos y farmacológicos.2

El efecto de las intervenciones en la fibromialgia son generalmente modestos, estas son medidas promedio. Existen subgrupos de pacientes que obtendrán beneficios significativos de enfoques terapéuticos particulares.3,24 El efecto mayor parece para los enfoques no farmacológicos que los fármacos, recientemente se han comenzado a probar combinaciones de fármacos. Hay algunos resultados positivos, 25-27 que enfatizan el uso potencial de un enfoque multimodal.

Tratamiento de la fibromialgia con trastornos agravantes

La sensibilización al dolor que experimentan los pacientes con fibromialgia es Modulación descendente del dolor y cronificación del dolor,en múltiples niveles del sistema nervioso central.

Por lo tanto, debe haber una evaluación clínica cuidadosa y el tratamiento de los trastornos que pueden alterar y agravar este equilibrio neurofisiológico (ver Recuadro 2).

Cuadro 2

Factores que agravan el dolor en la fibromialgia

Generadores persistentes de dolor periférico (artritis espinal y / o periférica, tendinopatías y puntos desencadenantes miofasciales)
Trastornos del sueño (apnea obstructiva del sueño, piernas inquietas y trastorno por movimientos periódicos de las extremidades)
Obesidad (con los consiguientes efectos sensibilizadores del dolor por metainflamación)
Fumar
Hiperalgesia inducida por opioides
Miopatía por estatinas
Depresión
Estilo cognitivo catastrófico
Estresores psicosociales

La convivencia de la vida con fibromialgia es más problemática que con otras enfermedades reumáticas y más dura que con la mayoría de las otras enfermedades crónicas.1,9,10,28

Como el tratamiento médico de la fibromialgia a menudo sólo consigue un éxito de forma parcial, 2 los profesionales de la salud deben brindar apoyo sostenido a los pacientes para que se conviertan en autogestores expertos y activos.

Esta es la más importante de todas las intervenciones esto podría permitir una vida exitosa con este debilitante trastorno multidimensional. Sin embargo, la disfunción cognitiva relacionada con la fibromialgia, que a menudo no es reconocida por los profesionales que la llevan, puede hacer que este proceso sea un desafío.

La evidencia creciente sugiere que el entrenamiento en habilidades de autogestión que se debe realizar dentro de un entorno de  pequeños grupos donde se puede tratar la educación, el entrenamiento del afrontamiento de la enfermedad y los enfoques de comportamiento cognitivo.29

A partir de ese momento, las habilidades pueden ser consolidadas por mentores pares capacitados.30 En Australia los modelos de atención aún no se han desarrollado de forma efectiva y sostenible. Se pueden utilizar los cursos genéricos de internet y de dolor crónico.31,32 Se recomienda encarecidamente a todos los profesionales de la salud en el tratamiento de la fibromialgia, un estilo de comunicación abierto y centrado en el paciente 33.

En general en el tratamiento de la fibromialgia, el ejercicio y enfoques psicoeducativos tienen la mayor evidencia de eficacia entre terapias no farmacológicas, 2 pero deben adaptarse al individuo. Es altamente deseable la evaluación biomecánica previa al ejercicio y la monitorización posterior del ejercicio por parte de un fisioterapeuta para todos los casos, no siendo necesario en los más leves. Se puede evaluar la actividad física diaria asistidos por el uso de un actímetro.34 Se debe considerar la derivación a un psicólogo en todos los pacientes, particularmente en aquellos que están más angustiados psicológicamente.

Tratamiento farmacológico de la fibromialgia

Algunos pacientes no toleran ni se pueden beneficiar de los medicamentos. La terapia con medicamentos solo tiene un papel de apoyo en el manejo de los síntomas. Todos los medicamentos deben comenzarse en dosis bajas y aumentarse con precaución. Deben ser elegidos para controlar los síntomas predominantes del individuo: el dolor, alteración del sueño y la angustia psicológica son los más susceptibles a la terapia farmacológica. Hay que detener el medicamento en el tratamiento de la fibromialgia si no proporciona ningún beneficio.

Antidepresivos

La amitriptilina en dosis bajas es tradicionalmente el fármaco de primera línea para tratar el dolor y la alteración del sueño en la fibromialgia. Sin embargo, la evidencia que apoya su uso es de baja calidad. Los estudios son pequeños y de corta duración, pero muestran que los pacientes 4.1 que necesitan tratamiento tiene al menos un 50% de alivio del dolor. Sin embargo, por cada 3,3 pacientes tratados, uno tendrá un evento adverso.35 El desarrollo de tolerancia y el aumento de peso limitan el uso de amitriptilina, pero en un subgrupo pequeño puede ser muy útil a largo plazo.

Los mediadores de la inhibición descendente en el sistema nervioso incluyen serotonina y noradrenalina (norepinefrina). Estas concentraciones están reducidas en un subgrupo de pacientes con fibromialgia, lo que justifica probar con un inhibidor de la recaptación de serotonina y noradrenalina en el tratamiento de la fibromialgia.

Duloxetina en 60 mg por día trata por lo menos el 50% de alivio del dolor de 8, mientras que el número necesario para dañar es 18 (se agrupan todas las condiciones neuropáticas ) en estudios de calidad moderada.36 No está aprobado para la fibromialgia en Australia y su beneficio para otros síntomas centrales de la fibromialgia es marginal.

Milnacipran inhibe la recaptación de serotonina y noradrenalina (norepinefrina). Ha sido aprobado en Australia para el tratamiento de la fibromialgia, en lugar de la depresión. La dosis recomendada es de 100 mg al día en dosis divididas y requiere una receta privada. La evidencia de alta calidad muestra que tiene una eficacia modesta. El número necesario para tratar al menos un 30% de alivio del dolor es 11 con un número necesario para causar daño de 14,37 Milnacipran podría tener un papel particular en el manejo de pacientes obesos, ya que parece no tener potencial para promover el peso y puede causar un peso leve pérdida.38

Antiepilépticos en el tratamiento de la fibromialgia

Las concentraciones de neurotransmisores que facilitan el dolor como el glutamato y la sustancia P en el sistema nervioso central se encuentran elevadas en fibromialgia.

Los objetivos de la pregabalina y la gabapentina, son posibles acciones moduladoras del dolor, fisiológicas, promotoras del sueño y ansiolíticas. La evidencia de alta calidad muestra que para pregabalina el número necesario para tratar al menos 50% de alivio del dolor es 12 con un número necesario para dañar 13. La pregabalina también tiene un pequeño beneficio para el sueño, 39 pero el aumento de peso con frecuencia limita su uso. Aunque la pregabalina no está incluida en el Esquema de Beneficios Farmacéuticos (PBS) para la fibromialgia, la frecuente concurrencia de dolor neuropático cumple con los requisitos de PBS.

Otras drogas

Hay pruebas preliminares de ensayos aleatorios controlados de eficacia en subgrupos para el tratamiento de la fibromialgia tratados con tramadol, 40 pramipexole41 y memantina.42 Los agonistas del receptor opiáceo mu puro, como la codeína, el fentanilo y la oxicodona, están contraindicados debido a la mala respuesta clínica y al mayor riesgo de hiperalgesia inducida por opioides.40 No hay pruebas de eficacia para el uso de solo paracetamol y existe evidencia débil de que los fármacos antiinflamatorios no esteroideos son ineficaces.

Conclusión

La fibromialgia puede asociarse con una discapacidad profunda y multidimensional. El tratamiento de la fibromialgia es necesario administrar un enfoque multidisciplinar. Un enfoque sistemático, centrado en el paciente en la práctica general puede producir mejoras clínicamente significativas en el control de los síntomas, la función y la calidad de vida de los pacientes con este trastorno desafiante. Los tratamientos no farmacológicos tienen un papel importante.

Las drogas pueden complementar de manera útil un programa de rehabilitación activo. Existe alguna evidencia de amitriptilina, duloxetina, milnacipran y pregabalina, pero no se benefician todos los pacientes. Los pacientes deben ser monitoreados por efectos adversos ya que estos pueden limitar los beneficios del tratamiento con medicamentos.

Edición y traducción por Fibromialgia Noticias©

Treatment of fibromyalgia Richard Kwiatek, Rheumatologist
 Aust Prescr. 2017 Oct; 40(5): 179–183. Published online 2017 Oct 3. doi: 10.18773/austprescr.2017.056
 PMCID: PMC5662432

4.63/5 (97)

Valora esta información